Historia de Uzbekistán - Historia

Historia de Uzbekistán - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Informes nacionales de 2009 sobre prácticas de derechos humanos

11 de marzo de 2010

Uzbekistán es un estado autoritario con una población de aproximadamente 27,6 millones. La constitución prevé un sistema presidencial con separación de poderes entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En la práctica, el presidente Islam Karimov y el poder ejecutivo centralizado dominaban la vida política y ejercían un control casi completo sobre los demás poderes. De los 150 miembros de la cámara baja del parlamento, 135 son elegidos y 84 de los 100 senadores se eligen en elecciones limitadas abiertas sólo a los miembros electos de los consejos locales. El presidente nombra al resto. En diciembre de 2007, el país eligió al presidente Karimov para un tercer mandato; sin embargo, según la misión limitada de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el gobierno privó a los votantes de una opción genuina. Las elecciones parlamentarias se llevaron a cabo el 27 de diciembre. Si bien se observaron notables mejoras de procedimiento, las elecciones no se consideraron libres y justas debido a las restricciones gubernamentales sobre los candidatos elegibles y el control gubernamental de los medios de comunicación y el financiamiento de campañas. Las autoridades civiles en general mantuvieron un control efectivo de las fuerzas de seguridad.

El gobierno continuó cometiendo graves abusos y las autoridades restringieron las libertades políticas y civiles. Los problemas de derechos humanos incluían la incapacidad de los ciudadanos para cambiar de gobierno; procesos electorales estrictamente controlados con oportunidades limitadas de elección; casos de tortura y malos tratos a detenidos por parte de las fuerzas de seguridad; detención prolongada e incomunicada; arresto y detención arbitrarios; negación del debido proceso y juicio justo; malas condiciones carcelarias; restricciones a la libertad de expresión, prensa, reunión y asociación; control gubernamental de la actividad de la sociedad civil; restricciones a la libertad religiosa, incluido el acoso y el encarcelamiento de miembros de grupos religiosos minoritarios; restricciones a la libertad de movimiento de algunos ciudadanos; la violencia contra las mujeres; y trabajo forzoso impuesto por el gobierno en la cosecha de algodón. Los activistas de derechos humanos y los periodistas que criticaron al gobierno fueron objeto de agresiones físicas, hostigamiento, arresto arbitrario, enjuiciamiento por motivos políticos y tratamiento psiquiátrico forzado.

RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Sección 1 Respeto por la integridad de la persona, incluido el estar libre de:

una. Privación arbitraria o ilegal de la vida

No hubo informes confirmados de que el gobierno o sus agentes cometieran asesinatos por motivos políticos.

Los familiares informaron de varias muertes bajo custodia de presos que estaban cumpliendo condenas por cargos relacionados con el extremismo religioso. En cada uno de esos casos, los familiares informaron que el cuerpo del preso mostraba signos de golpizas u otros abusos, pero las autoridades los presionaron para que enterraran el cuerpo antes de que un profesional médico pudiera examinarlo. Las muertes reportadas que se ajustaron a este patrón durante el año incluyeron a Abdulatif Ayupov (también sufría de tuberculosis), Ismat Hudoyberdiyev, Negmat Zufarov y Golib Mullajonov. Todos habían sido condenados por delitos relacionados con el extremismo religioso.

El 22 de enero, un informe creíble citó las muertes bajo custodia por enfermedad desconocida de Muhammad Artykov, presuntamente uno de los 23 empresarios involucrados en el juicio que condujo a los eventos de Andijon de 2005, y el presunto participante de Andijon Abdurahmon Kuchkarov, aunque los miembros de la familia informaron que Kuchkarov estaba sano. cuando lo vieron unos meses antes de su muerte. Khoshimjon Kadirov, también detenido después de los sucesos de Andijon, habría sido asesinado a golpes en noviembre de 2008, pero no se informó de su muerte hasta este año.

El 30 de abril, Nozimjon Mamadaliev, ciudadano kirguís que vivía en Ferghana, murió bajo custodia. Aunque el informe forense oficial indicó que murió por causas naturales, los familiares tomaron fotografías del cuerpo que parecía mostrar signos de fuertes golpizas.

Nurillo Maqsudov, líder de un grupo en el exilio que llama la atención sobre la masacre de Andijon en 2005, informó en septiembre que cuatro de sus familiares murieron en la cárcel en 2008; afirmó que sus cuerpos mostraban claros signos de tortura.

No hubo actualizaciones en los casos de Odil Azizov, Fitrat Salkhiddinov, Takhir Nurmukhammedov y otros dos prisioneros no identificados. Los tribunales los condenaron a todos por cargos relacionados con el extremismo religioso y, según los informes, murieron después de haber sido torturados en prisión en mayo de 2008 y en 2007.

El gobierno no ha aceptado autorizar una investigación internacional independiente sobre el presunto asesinato de numerosos civiles desarmados y otras personas durante los violentos disturbios en Andijon en 2005. El gobierno afirmó, basándose en su propia investigación de 2005, que individuos armados iniciaron la violencia disparando contra el gobierno. efectivo. El número estimado de muertos varió entre el total del gobierno de 187 y los informes de testigos presenciales de varios cientos.

B. Desaparición

No hubo informes de desapariciones por motivos políticos. Continuaron habiendo numerosos informes no confirmados de desapariciones desde 2005 de personas que estuvieron presentes en los violentos disturbios en Andijon. Se desconoce el bienestar y el paradero de varios de los refugiados que fueron devueltos al país durante el año.

El 30 de julio, hablantes de uzbeko desconocidos secuestraron a un ciudadano refugiado y a su hijo pequeño en Kirguistán y, según los informes, los devolvieron al país. Interrogaron al hombre durante varios días y lo dejaron en libertad después de que prometiera ayudar a sus secuestradores a encontrar a su hermano, un activista de derechos humanos que pudo haber escapado de la prisión.

C. Tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes

Aunque la constitución y la ley prohíben tales prácticas, los agentes del orden y los agentes de seguridad golpean y maltratan habitualmente a los detenidos para obtener confesiones o información incriminatoria. La tortura y el abuso eran habituales en las cárceles, las instalaciones de prisión preventiva y los recintos de la policía local y los servicios de seguridad. Los presos fueron sometidos a temperaturas extremas. Los observadores informaron de varios casos de abuso médico y una persona conocida permaneció en tratamiento psiquiátrico forzado.

En junio, Human Rights Watch (HRW) concluyó que el gobierno no había tomado medidas en respuesta a un informe de 2007 del Comité contra la Tortura de la ONU de que la tortura y el abuso eran sistemáticos durante todo el proceso de investigación y no habían mejorado desde un relator especial de la ONU sobre la tortura de 2003. informe llegó a la misma conclusión. El informe de la ONU de 2007 declaró que, a pesar de una enmienda al código penal que aborda elementos de la definición de tortura, el castigo por violaciones era poco común y no reflejaba la gravedad de los delitos. El gobierno respondió a estas acusaciones alegando que el acceso que le habían brindado al relator especial de la ONU había dificultado abordar el tema de los abusos y, en consecuencia, se negarían futuras visitas del relator especial.

En noviembre, una organización local de derechos humanos informó que un ex guardia de seguridad de la embajada británica afirmó que lo golpearon para que confesara sus cargos de espionaje. El ex guardia también afirmó que fue torturado con frío severo, fuego, electricidad y hambruna y fue mantenido en un centro de prisión preventiva durante nueve meses antes de ser trasladado a una prisión, tiempo durante el cual su familia no sabía su ubicación.

En diciembre, dos hermanas que cumplían penas de prisión alegaron que los agentes las violaron y maltrataron en prisión. Posteriormente, una de las hermanas dio a luz a un niño en prisión. El 25 de diciembre, el Tribunal Penal de la ciudad de Tashkent inició una causa penal contra los agentes acusados.

Las autoridades condenaron y sancionaron a 60 funcionarios del Ministerio del Interior por irregularidades.

En enero, un tribunal confirmó la condena de cuatro agentes de policía a entre ocho y 17 años de prisión por matar a golpes a Muzaffar Tuychiyev, residente de Angren.

Según los informes, las autoridades dieron un trato más severo de lo normal a las personas sospechosas de simpatías políticas islamistas extremas, en particular a los detenidos preventivos que eran presuntos miembros de las organizaciones políticas extremistas prohibidas Hizb ut-Tahrir (HT) o Nur. Los trabajadores locales de derechos humanos informaron que las autoridades a menudo pagaban o inducían a los delincuentes comunes a golpear a presuntos extremistas y a otras personas que se oponían al gobierno. Dos defensores de los derechos humanos que fueron detenidos denunciaron palizas en los centros de detención preventiva.

Hubo informes de abusos médicos por motivos políticos. Las víctimas pueden solicitar a través de un asesor legal que sus casos sean revisados ​​por una junta médica experta. Sin embargo, en la práctica, esos órganos apoyaron en general las decisiones de las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley.

Los familiares de varios internos, que son considerados presos políticos, se quejaron durante todo el año del deterioro de la salud de los presos y afirmaron que los presos? las solicitudes de evaluación y tratamiento médicos no fueron atendidas. Entre estos prisioneros se encontraban Alisher Karamatov, Yusuf Juma, Solijon Abdurahmanov y Akzam Turgunov.

No hubo ninguna actualización sobre el caso de Jamshid Karimov, periodista, activista de derechos humanos y sobrino del presidente Karimov, que ha permanecido detenido por la fuerza en el Hospital Psiquiátrico de Samarkand desde 2006.

Condiciones de prisiones y centros de detención

Las condiciones carcelarias siguieron siendo malas y, en algunos casos, amenazaron la vida. Continuaron recibiéndose informes de abusos graves, hacinamiento y escasez de alimentos y medicamentos. La tuberculosis y la hepatitis eran endémicas en las cárceles, lo que hacía que incluso los períodos breves de encarcelamiento pudieran poner en peligro la vida. Los familiares informaron con frecuencia que los funcionarios robaron alimentos y medicamentos destinados a los presos.

Hubo informes de que las autoridades no liberaron a los presos, especialmente a los condenados por extremismo religioso, al final de sus mandatos. En cambio, las autoridades penitenciarias se las ingeniaron para extender las penas de los reclusos acusándolos de delitos adicionales o alegando que los reclusos representaban un peligro continuo para la sociedad. Estas acusaciones no fueron objeto de revisión judicial.

Según los funcionarios de la prisión, el gobierno retuvo a aproximadamente 42.000 reclusos en 58 centros de detención. Los delincuentes masculinos, femeninos y juveniles fueron recluidos en instalaciones separadas.

El 10 de abril, el parlamento enmendó la legislación nacional para permitir al defensor del pueblo un acceso irrestricto a las cárceles para controlar las condiciones. Según esta ley, las autoridades de los centros de prisión preventiva, donde presuntamente ocurrieron muchos abusos, están obligadas a organizar una reunión entre el detenido y un representante de la Defensoría del Pueblo a petición de un detenido. La ley también establece que la correspondencia entre los presos y la Defensoría del Pueblo es confidencial. En su informe de 2008, publicado en junio, la Defensoría del Pueblo informó sobre 29 denuncias de presos durante el año, un aumento de las cuatro denuncias que se comprometió a resolver en 2007.

En octubre, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) reanudó sus visitas a los centros de detención bajo la responsabilidad del GUIN (sistema penitenciario dependiente del Ministerio del Interior). Este programa sigue el programa de prueba de seis meses que completó el CICR en septiembre de 2008. El CICR informó que, a diferencia del programa piloto de seis meses de 2008, este programa tenía una duración ilimitada. Hubo algunos informes de que los presos de alto perfil fueron trasladados a instalaciones alternativas justo antes de las visitas del CICR y fueron devueltos una vez finalizadas las visitas.

Varias fuentes informadas informaron que las autoridades habían logrado algunos avances en los últimos tres años en la mejora de las condiciones carcelarias, en particular en la lucha contra la propagación de la tuberculosis.

D. Arresto o detención arbitrarios

La constitución y la ley prohíben el arresto y la detención arbitrarios; sin embargo, estas prácticas continuaron.

Papel de la policía y los aparatos de seguridad

El Ministerio del Interior (MOI) controla a la policía, que es responsable de hacer cumplir la ley y mantener el orden. El Servicio de Seguridad Nacional (NSS), encabezado por un presidente que responde directamente al presidente, se ocupa de una amplia gama de cuestiones de inteligencia y seguridad nacional, incluida la corrupción, el crimen organizado y los narcóticos. La corrupción entre el personal encargado de hacer cumplir la ley siguió siendo un problema. La policía detuvo a ciudadanos de forma rutinaria y arbitraria para obtener sobornos. La impunidad era un problema y el gobierno rara vez castigaba a los funcionarios responsables de los abusos. La dirección principal de investigaciones de la MOI tiene procedimientos para investigar el abuso internamente y para disciplinar a los oficiales acusados ​​de violaciones de derechos, e informó que 60 oficiales habían sido sancionados. Un departamento de derechos humanos formado dentro del Ministerio del Interior ha tomado medidas en algunos casos de brutalidad policial. La Defensoría del Pueblo, afiliada al parlamento, también está facultada para investigar estos casos.

La dirección principal de investigaciones de la MOI incorporó la capacitación en derechos humanos en el desarrollo de la carrera de los oficiales. El 5 de noviembre, el ministerio informó que ha brindado capacitación en derechos humanos a más de 2.000 agentes durante el año. La OSCE brindó capacitación en prácticas de derechos humanos, centrándose en documentos básicos internacionales de derechos humanos, a 175 funcionarios del Ministerio del Interior. El ministerio también abrió 250 bibliotecas, ubicadas en las comisarías de policía de todos los distritos, con publicaciones sobre derechos humanos en ruso y uzbeko que proporcionaron diversas organizaciones internacionales. Los oficiales y el público pueden pedir prestados materiales de la biblioteca. El ministerio también ha iniciado un programa de premios para reconocer a los oficiales que presenten sus ideas sobre las mejores prácticas o artículos sobre cuestiones de derechos humanos.

Procedimientos de arresto y tratamiento durante la detención

Según la ley, cualquier decisión de arrestar a personas acusadas o sospechosas debe ser revisada por un juez, y los acusados ​​tienen derecho a asistencia letrada desde el momento de la detención, aunque ese derecho no siempre se respeta estrictamente. El juez que lleva a cabo la audiencia de arresto no puede formar parte del panel de jueces durante el juicio de la persona, y los detenidos tienen derecho a solicitar una audiencia con un juez para determinar si deben permanecer encarcelados o ser puestos en libertad. Dentro de las 24 horas posteriores a la detención de un sospechoso, la autoridad encargada del arresto debe notificar a un familiar o amigo cercano de la detención e interrogar al detenido. Los sospechosos tienen derecho a guardar silencio. La detención sin cargos formales está limitada a 72 horas, aunque un fiscal puede extenderla por siete días adicionales, momento en el cual la persona debe ser acusada o liberada. En la práctica, los jueces otorgaron órdenes de arresto en casi todos los casos y las autoridades continuaron reteniendo a los sospechosos después del período permitido por diversos medios. Hubo denuncias de que las autoridades torturaron a los sospechosos antes de notificar los arrestos a sus familiares o abogados. El período de 72 horas comienza solo cuando se lleva al sospechoso a la comisaría.

Una vez que se presentan los cargos, un sospechoso puede permanecer en prisión preventiva hasta por tres meses durante una investigación. La ley permite la extensión de ese período a discreción del tribunal correspondiente a petición de la autoridad investigadora. Un fiscal puede poner en libertad a un preso bajo fianza en espera de juicio, aunque en la práctica las autoridades con frecuencia ignoraron estas protecciones legales. Las personas arrestadas y acusadas de un delito pueden ser puestas en libertad sin derecho a fianza hasta el juicio con la condición de que garanticen que comparecerán en el juicio y se registrarán todos los días en una comisaría de policía local. Los abogados designados por el estado están disponibles para aquellos que no contratan un abogado privado.

El 9 de marzo, el gabinete adoptó un decreto que requiere que todos los abogados defensores pasen un examen completo de renovación de licencias. Entre los que no aprobaron se encontraban varios abogados defensores con experiencia y conocimientos, incluido el destacado abogado defensor Ruhiddin Komilov, que había representado a activistas de derechos humanos y periodistas independientes. Los activistas de derechos afirmaron que el cambio está dirigido a los abogados defensores que toman casos de derechos humanos. Varios activistas que enfrentaron cargos criminales durante el año informaron dificultades para encontrar abogados que los representaran. Las enmiendas al código de procedimiento penal en 2008 abolieron las disposiciones que permitían a los "defensores públicos" sin licencia representar a personas en audiencias penales y civiles. Antes de esta revisión, un defensor de derechos humanos podía actuar como defensor del acusado en el juicio, particularmente en casos políticamente delicados o para defensores indigentes.

Hubo informes de que la policía arrestó a personas por cargos falsos, como extorsión o evasión de impuestos, como táctica de intimidación para evitar que ellos o sus familiares denuncien la corrupción o interfieran en las actividades delictivas locales.

Las autoridades siguieron arrestando arbitrariamente a personas acusadas de sentimientos o actividades extremistas o de asociación con grupos religiosos prohibidos. Activistas locales de derechos humanos informaron de que la policía y los agentes de los servicios de seguridad, que actuaban bajo presión para desarticular las celdas de HT, detenían y maltrataban con frecuencia a familiares y allegados de presuntos miembros de HT. Las confesiones y los testimonios bajo coacción en esos casos eran algo habitual.

El 28 de julio, la policía arrestó a Oyazimhon Hidirova, una defensora de derechos humanos activa en asuntos de agricultores, acusada de evasión fiscal y vandalismo, y la golpeó mientras estaba bajo custodia. El 31 de agosto, el gobierno le concedió la amnistía y la puso en libertad.

El 2 de octubre, los funcionarios condenaron a Farhad Mukhtarov a cinco años de prisión por lo que muchos analistas creen que fueron acusaciones de fraude y soborno por motivos políticos. Mukhtarov fue un miembro activo de la Alianza de Derechos Humanos. El 3 de diciembre, el tribunal penal de la ciudad de Tashkent redujo la sentencia de Mukhtarov a cuatro años.

El 11 de noviembre, la policía agredió a dos activistas de derechos humanos poco después de que se reunieran con una figura de la oposición política que había regresado. La policía detuvo a uno de los activistas durante varias horas antes de dejarlo en libertad.

El 24 de noviembre, el Tribunal de Distrito de Akhunbabaev condenó a Ganikhon Mamatkhanov a cinco años de prisión por lo que se creía que eran cargos falsos de extorsión e intento de soborno. ¿Mamatkhanov era miembro de la Sociedad Independiente de Derechos Humanos de Uzbekistán y promovía activamente a los agricultores? derechos.

La policía acosó y en ocasiones detuvo arbitrariamente a miembros de los partidos de oposición Birlik, Free Farmers, Erk y Birdamlik.

Durante el año, la prisión preventiva suele oscilar entre uno y tres meses. Se desconoce el número de personas detenidas en prisión preventiva, aunque las estimaciones oscilan entre aproximadamente 3.400 y 4.000 personas al mismo tiempo.

En general, los fiscales ejercían su discreción sobre la mayoría de los aspectos del procedimiento penal, incluida la prisión preventiva. Los detenidos no tenían acceso a un tribunal para impugnar la duración o la validez de la prisión preventiva. Incluso cuando las autoridades no presentaron cargos, la policía y los fiscales trataron de evadir las restricciones sobre el tiempo que una persona podía permanecer detenida sin cargos manteniendo a las personas como testigos en lugar de sospechosos.

En marzo, el parlamento amplió el número de delitos por los que se pueden utilizar procedimientos de reconciliación.En una conferencia sobre reforma legal y judicial celebrada el 25 de junio, las autoridades informaron que los procedimientos de reconciliación se estaban utilizando con mayor frecuencia para resolver casos penales, especialmente aquellos que involucran a menores, mujeres y ancianos.

Amnistía

El 28 de agosto, el Senado emitió un decreto de amnistía para 33.354 personas. Las acciones de amnistía incluyeron la exención total de un nuevo encarcelamiento, el traslado a una prisión con condiciones más ligeras o la detención de un caso penal en la etapa previa al juicio o en el juicio.

El 10 de agosto, operando bajo un decreto de 2008, el gobierno amnistió y liberó a Sattor Irzayev, miembro de la Sociedad de Derechos Humanos de Uzbekistán, quien fue condenado por difamación y extorsión en 2005 luego de los eventos de Andijon.

El 7 de noviembre, el gobierno amnistió y liberó al conocido empresario y figura de la oposición política Sanjar Umarov. Umarov cumplió cuatro años de prisión tras su arresto en octubre de 2005 por supuestas transacciones financieras ilegales.

Las autoridades penitenciarias locales tienen considerable discreción para determinar quién califica para la liberación, ya que determinan si un preso está "siguiendo el camino de la corrección" o "violando sistemáticamente" los términos de encarcelamiento. La "violación de las normas internas de la prisión" se cita a menudo como motivo para denegar la amnistía y para prorrogar las penas. Los presos políticos y religiosos a menudo no eran elegibles para la amnistía basada en estas disposiciones. Por ejemplo, los testigos de Jehová Olim Turayev, Abdubannov Akmedov y Farrukh Zaripov, condenados en 2008 por actividades relacionadas con la religión, solicitaron la amnistía. Poco después, fueron declarados culpables de violar las normas penitenciarias internas. Según los términos de la amnistía, los tres dejaron de ser elegibles para la amnistía. Norboy Kholjigitov, que era ampliamente considerado un preso político, solicitó y se le negó la amnistía sobre la base de presuntas violaciones administrativas.

mi. Denegación de un juicio público justo

Aunque la constitución prevé un poder judicial independiente, el poder judicial tomó su dirección del poder ejecutivo, en particular la fiscalía general, y ejerció poca independencia en la práctica.

Según la ley, el presidente nombra a todos los jueces por períodos de cinco años. La destitución de los jueces de la Corte Suprema debe ser confirmada por el parlamento, que en la práctica cumple con los deseos del presidente.

El Tribunal Supremo de Karakalpakstán tiene jurisdicción sobre la República de Karakalpakstán. Las decisiones de los tribunales de distrito y provinciales se pueden apelar al siguiente nivel dentro de los 10 días posteriores a la fecha. Además, un tribunal constitucional revisa leyes, decretos y decisiones judiciales para garantizar el cumplimiento de la constitución. Los tribunales militares manejan todos los asuntos civiles y penales que ocurren dentro del ejército. El Tribunal Supremo es un tribunal de jurisdicción general que se ocupa de casos seleccionados de importancia nacional.

Procedimientos de juicio

El código penal especifica una presunción de inocencia. No hay juicios con jurado. La mayoría de los juicios están oficialmente abiertos al público, aunque el acceso a veces está restringido en la práctica. Los juicios pueden cerrarse en casos excepcionales, como los relacionados con secretos de estado, o para proteger a víctimas y testigos. Los tribunales a menudo exigían que los observadores internacionales obtuvieran un permiso por escrito del presidente del tribunal o de la corte suprema. El permiso fue difícil y tomó mucho tiempo de obtener, pero se permitió el acceso a algunas audiencias a observadores internacionales, incluidos diplomáticos extranjeros.

Las autoridades generalmente anunciaron juicios, incluidos los de presuntos extremistas religiosos, solo en el tribunal en el que se iba a llevar a cabo y solo uno o dos días antes de que comenzara.

Generalmente, un panel de un juez profesional y dos asesores laicos, seleccionados por comités de colectivos de trabajadores o comités vecinales, presidían los juicios. Los jueces legos rara vez hablaban, y el juez profesional generalmente se remitía a las recomendaciones del fiscal sobre asuntos legales y de otro tipo.

Los acusados ​​tienen derecho a asistir a los procedimientos judiciales, confrontar testigos y presentar pruebas. En general, estos derechos se respetaron, incluso en casos políticos y de derechos humanos de alto perfil. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos penales que los fiscales llevaron a los tribunales, el veredicto fue de culpabilidad. Los acusados ​​tienen derecho a contratar a un abogado y el gobierno proporciona asesoría legal sin cargo cuando es necesario. Los abogados defensores designados por el estado actuaron habitualmente en interés del gobierno y no de sus clientes. En algunos casos, los jueces negaron a los acusados ​​el derecho a elegir un abogado. Hubo varios informes de que los investigadores presionaron a los acusados ​​para que se negaran a recibir asistencia letrada. El abogado defensor no siempre estaba bien calificado y, en algunos casos, la función del abogado defensor se limitaba a presentar confesiones y ruegos de clemencia.

Durante el año, los acusados ​​habían mejorado el acceso a un abogado defensor calificado debido al establecimiento en 2008 de un sistema de guardia las 24 horas. Varias firmas de abogados privadas proporcionaron abogados defensores calificados sin costo alguno, y algunas fueron financiadas a través de donantes internacionales.

Los fiscales del gobierno ordenan arrestos, dirigen investigaciones, preparan casos penales y recomiendan sentencias. Aunque el código penal especifica una presunción de inocencia, en la práctica prevalecieron en general las recomendaciones del fiscal. Si la sentencia de un juez no se corresponde con la recomendación del fiscal, el fiscal puede apelar la sentencia ante un tribunal superior. Los veredictos a menudo se basan únicamente en confesiones y testimonios de testigos, que se obtienen mediante tortura, amenazas a miembros de la familia u otros medios de coacción. En la práctica, las protecciones legales contra la doble incriminación no se aplican.

La ley otorga el derecho de apelar a los acusados. En los casos políticos, las apelaciones no dieron como resultado la revocación de las condenas, pero en otros casos las apelaciones dieron como resultado sentencias reducidas o suspendidas.

Los abogados defensores tenían acceso limitado en algunos casos a las pruebas en poder del gobierno relevantes para los casos de sus clientes. En la mayoría de los casos, el enjuiciamiento se basó únicamente en las confesiones de los acusados ​​o en el testimonio incriminatorio de testigos estatales, particularmente en los casos que involucraban a presuntos miembros de HT. Los abogados pueden, y ocasionalmente lo hicieron, pedir a los jueces que rechacen confesiones e investiguen las denuncias de tortura. Los jueces a menudo no respondieron a tales afirmaciones o las desestimaron por infundadas.

Presos y detenidos políticos

El gobierno negó que hubiera presos políticos y fue imposible determinar el número real de presos o detenidos por motivos políticos. Los observadores estimaron que entre 13 y 25 personas eran presos políticos. Si bien algunos presos políticos fueron liberados durante el año, otras personas fueron encarceladas por lo que parecían ser cargos de motivación política por delitos como extorsión y vandalismo. A partir de octubre, el gobierno permitió que el CICR visitara las cárceles, pero los familiares de los presos políticos informaron que en el pasado los monitores no tenían acceso a los presos políticos ni a los detenidos.

Los familiares de Yusuf Juma, un poeta sentenciado en abril de 2008 a cinco años de prisión por presuntamente agredir a un oficial de policía durante una protesta, informaron repetidamente que su salud se estaba deteriorando. Los familiares también informaron que los guardias continuaban torturando a Juma y que los administradores de la prisión a menudo demoraban o rechazaban sus intentos de visitarlo.

Procedimientos y recursos civiles y judiciales

Aunque la constitución lo prevé, el poder judicial no es independiente ni imparcial en asuntos civiles. Los ciudadanos pueden presentar una demanda en los tribunales civiles, si corresponde, en casos de presuntas violaciones de derechos humanos. Se informaron casos en los que los tribunales decidieron a favor de los demandantes. Sin embargo, también hubo informes de que los sobornos a los jueces influyeron en las decisiones en los casos de los tribunales civiles.

Los tribunales civiles operan a nivel de ciudad o distrito, así como a nivel interdistrital y provincial. También hay tribunales civiles supremos con jurisdicción sobre la República de Karakalpakstán.

Los tribunales económicos con jurisdicción sobre las provincias individuales, la ciudad de Tashkent y la República de Karakalpakstán manejan disputas comerciales entre entidades legales. Las decisiones de estos tribunales pueden apelarse ante el tribunal económico supremo.

F. Interferencia arbitraria con la privacidad, la familia, el hogar o la correspondencia

La constitución y la ley prohíben tales acciones ((según las instrucciones de la p15)); sin embargo, las autoridades no respetaron estas prohibiciones en la práctica. La ley requiere una orden de registro para vigilancia electrónica, pero no existe ninguna disposición para una revisión judicial de tales órdenes.

Hubo informes de policías y otras fuerzas de seguridad que ingresaron a las casas de activistas de derechos humanos y figuras religiosas sin una orden judicial. Los miembros de iglesias protestantes que celebraban servicios de adoración en hogares privados informaron que en numerosas ocasiones agentes de seguridad armados allanaron los servicios y detuvieron a miembros de la iglesia bajo sospecha de actividad religiosa ilegal.

Los ciudadanos generalmente asumieron que las agencias de seguridad monitoreaban rutinariamente las llamadas telefónicas y empleaban vigilancia y escuchas telefónicas de personas involucradas en actividades políticas de oposición.

El gobierno siguió utilizando aproximadamente 12.000 comités vecinales ("mahallas") como fuente de información sobre posibles extremistas. Los comités cumplían diversas funciones de apoyo social, pero también funcionaban como un vínculo entre la sociedad local, el gobierno y las fuerzas del orden. Los comités de Mahalla en las áreas rurales tienden a ser más influyentes que los de las ciudades.

Hubo informes fidedignos de que la policía, los empleadores y los comités vecinales acosaron a familiares de activistas de derechos humanos.

Sección 2 Respeto por las libertades civiles, que incluye:

una. Libertad de expresión y prensa

La constitución y la ley establecen la libertad de expresión y de prensa, pero el gobierno en general no respetó estos derechos en la práctica, y la libertad de expresión fue severamente limitada.

La ley limita las críticas al presidente, y el insulto público al presidente es un delito punible con hasta cinco años de prisión. La ley prohíbe específicamente los artículos que incitan al enfrentamiento religioso y la discordia étnica o que abogan por subvertir o derrocar el orden constitucional.

La ley responsabiliza a todos los medios de comunicación nacionales y extranjeros por la "objetividad" de sus informes, prohíbe a los periodistas extranjeros trabajar en el país sin una acreditación oficial y exige que los medios de comunicación extranjeros estén sujetos a las leyes de los medios de comunicación. Se prohíbe la promoción del extremismo religioso, el separatismo y el fundamentalismo, así como la instigación del odio étnico y religioso. Prohíbe a las entidades legales con más del 30 por ciento de propiedad extranjera establecer medios de comunicación en el país.

Según los informes, durante el año la policía arrestó a algunas personas por poseer literatura del grupo extremista religioso prohibido, antisemita y antioccidental HT. La policía también acusó a personas por poseer escritos del grupo moderado Nur.

La Agencia Nacional de Noticias de Uzbekistán (UzA) cooperó estrechamente con el personal presidencial para preparar y distribuir todas las noticias e información autorizadas oficialmente. En septiembre, UzA informó que más de 1.100 periódicos, revistas, agencias de noticias, medios de comunicación electrónicos y sitios web estaban registrados en la Agencia de Prensa e Información de Uzbekistán, que es responsable de monitorear todos los medios. El gabinete de ministros posee y controla tres de los diarios nacionales más influyentes del país, Pravda Vostoka (idioma ruso), Halq So'zi (idioma uzbeko) y Narodnoe Slovo (idioma ruso). El gobierno, o los partidos políticos o movimientos sociales controlados por el gobierno, y el gobierno municipal de Tashkent y los "hokimiyats" (administraciones) regionales poseen o controlan varias otras publicaciones diarias y semanales. Los artículos en los periódicos controlados por el estado reflejan el punto de vista del gobierno. El principal periódico del gobierno publicó artículos seleccionados por cable internacionales.

El gobierno también publicó noticias en sitios oficiales de Internet, incluidos UzA.uz, operado por la Agencia Nacional de Noticias de Uzbekistán, y Jahonnews.uz, operado por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MFA). Algunos sitios web, sobre todo Press-uz.info, Gorizont.uz y Region.uz, ​​pretendían ser independientes, pero sus informes reflejaban el punto de vista del gobierno.

El gobierno permitió la publicación de algunos periódicos privados de circulación limitada que contenían publicidad, horóscopos y artículos similares y algunas noticias locales importantes, incluidas historias poco frecuentes que criticaban las políticas socioeconómicas del gobierno. Tres periódicos privados nacionales en ruso, Novosti Uzbekistana, Zerkalo XXI Veka y Biznes Vestnik Vostoka, publicaron noticias y editoriales exclusivamente favorables al gobierno central, al igual que dos periódicos en uzbeko, Hurriyat (propiedad de la Asociación de Periodistas). y Mohiyat (propiedad de Turkiston-Press, una agencia de información no gubernamental leal al estado). Se disponía de periódicos de la Federación de Rusia y de diversos tabloides y publicaciones sobre estilos de vida de la Federación de Rusia, y en Tashkent se encontraba disponible una modesta selección de otras publicaciones periódicas extranjeras.

Los cuatro canales estatales dominaban la transmisión de televisión. Los canales de televisión por cable y por satélite también se vieron ampliamente en Tashkent. Numerosas estaciones de televisión regionales de propiedad privada y estaciones de radio de propiedad privada fueron influyentes entre las audiencias locales. El gobierno controlaba estrictamente los medios impresos y de radiodifusión. Los periodistas y el personal editorial de alto nivel de los medios estatales informaron que había funcionarios cuyas responsabilidades incluían la censura. Al parecer, los funcionarios del gobierno dieron instrucciones verbales a los periodistas para que no cubrieran ciertos eventos patrocinados por embajadas extranjeras. Sin embargo, hubo informes de que los canales de televisión regionales difundieron algunas historias moderadamente críticas sobre temas locales.

El gobierno continuó negando a Radio Free Europe / Radio Liberty, Voice of America y el Servicio Mundial de la BBC el permiso para transmitir desde el país. También se negó a acreditar a periodistas extranjeros y corresponsales locales para esos u otros medios occidentales, incluidos Reuters y Associated Press.

El hostigamiento contra periodistas continuó durante el año. La policía y los servicios de seguridad sometieron a los periodistas de medios impresos y televisivos a arrestos, hostigamiento, intimidación y violencia, así como a restricciones burocráticas a su actividad.

En junio, las autoridades acusaron a ocho periodistas del periódico Yetti Iglim y de la revista Irmoq (publicaciones científicas privadas, en idioma uzbeko) de pertenecer al movimiento religioso prohibido Nur. Un tribunal condenó a todos los acusados, con sentencias que iban desde seis años y medio hasta 12 años de prisión. Los periodistas, todos graduados de escuelas turcas, negaron los cargos.

El 30 de julio, un tribunal condenó al periodista independiente Dilmurod Sayid por cargos de extorsión y soborno y lo condenó a 12,5 años de prisión. El arresto de Sayid se produjo poco después de que publicara artículos sobre la corrupción de los funcionarios del gobierno local. La apelación de Sayid seguía bajo consideración. Un diplomático extranjero intentó asistir a la audiencia de apelación inicial, pero se le negó la entrada.

El periodista independiente Salijon Abdurahmanov de Nukus cumplió el primer año de su condena de 10 años por lo que se consideraba en general cargos de drogas por motivos políticos. Su familia informó en julio que su salud se estaba deteriorando en prisión.

El 28 de octubre, Reporteros sin Fronteras informó que las fuerzas del orden detuvieron a dos periodistas de Tashkent que cruzaban la frontera con Kirguistán. La policía interrogó ampliamente a los periodistas y confiscó cintas de audio de sus entrevistas, pero les permitió regresar a Tashkent después del incidente.

Durante el año hubo informes de que el gobierno acosó a periodistas de medios de comunicación estatales e independientes en represalia por sus contactos con diplomáticos extranjeros. Sin embargo, más periodistas pudieron participar durante el año en eventos de la embajada extranjera en Tashkent que en años anteriores.

La capacitación de grupos de medios internacionales fue objeto de un mayor escrutinio durante el año. En mayo, Charter IV, una organización ucraniana sin fines de lucro, planeó realizar sesiones de capacitación para periodistas en Tashkent. El gobierno expresó su oposición poco antes de su inicio previsto y los organizadores cancelaron las sesiones.

No estaba claro si durante el año la Asociación Nacional de Medios de Comunicación Electrónicos continuó utilizando las estrechas relaciones de sus directores con el gobierno para persuadir a las estaciones de televisión locales a unirse a la asociación y ocasionalmente emitir programación prescrita producida por el gobierno, como supuestamente lo había hecho en el pasado.

Los servicios de seguridad del gobierno y otras oficinas proporcionaron regularmente a los editores artículos y cartas para publicar bajo firma ficticia, así como instrucciones explícitas sobre los tipos de historias permitidas para su publicación. A menudo, había poca distinción entre el contenido editorial de un periódico público o de propiedad privada. Hubo pocos informes de investigación independientes. El número de artículos de prensa críticos se mantuvo bajo y su alcance reducido. Sin embargo, los tabloides ampliamente leídos pudieron publicar algunos artículos que criticaban ligeramente las políticas gubernamentales y discutían temas considerados algo controvertidos, como la trata de personas.

Los códigos penales y administrativos imponen importantes multas por libelo y difamación. El gobierno utilizó cargos de calumnia, calumnia y difamación para castigar a periodistas, activistas de derechos humanos y otras personas que criticaron al presidente o al gobierno.

El 16 de diciembre, la Agencia de Información y Comunicación de Uzbekistán inició un caso de difamación contra la reconocida fotógrafa Umida Ahmedova por su trabajo que fue incluido en los documentales "The Burden of Virginity" y "Customs of Men and Women". Los documentales analizaban la pobreza y la igualdad de género en el país, y los cargos alegaban que las fotografías dañaban la imagen del país.

Libertad en Internet

El gobierno permitió el acceso a Internet e informó en septiembre que el número de usuarios de Internet en el país era de aproximadamente 2,6 millones. Sin embargo, los proveedores de servicios de Internet, a pedido del gobierno, bloquearon rutinariamente el acceso a sitios web o ciertas páginas de sitios web que el gobierno consideraba objetables. El gobierno bloqueó varios sitios web de noticias nacionales e internacionales y los operados por partidos políticos de oposición.

La ley de medios define los sitios web como medios de comunicación, y les exige, como todos los medios locales y extranjeros, que se registren ante las autoridades y proporcionen los nombres de su fundador, editor jefe y miembros del personal. Los sitios web no están obligados a enviar copias impresas de publicaciones, como lo hacen los medios de comunicación tradicionales.

Una ley de 2007 exige que los proveedores de Internet bloqueen el acceso a blogs que tratan sobre cualquier aspecto del país y, según los periodistas locales, se hizo cumplir esta medida cautelar. Sin embargo, varios foros en línea permanecieron accesibles. Estos foros permitieron a los usuarios registrados publicar comentarios y leer discusiones sobre una variedad de problemas sociales que enfrenta el país.

Un decreto requiere que todos los sitios web que busquen un dominio "uz" se registren en la Agencia de Prensa e Información del estado. El decreto generalmente afectó solo a los sitios web de propiedad o controlados por el gobierno. Los sitios web de la oposición y los operados por ONG internacionales o medios de comunicación tendían a tener nombres de dominio registrados fuera del país.

Libertad académica y eventos culturales

El gobierno continuó limitando la libertad académica y los eventos culturales. En ocasiones, las autoridades requerían la aprobación del jefe de departamento para las conferencias universitarias o las notas de conferencias, y los profesores universitarios generalmente practicaban la autocensura. Numerosos estudiantes universitarios informaron que las universidades impartían cursos obligatorios sobre libros y discursos del presidente y que faltar a alguno de estos seminarios constituía motivo de expulsión.

Aunque un decreto prohibía la cooperación entre instituciones de educación superior y entidades extranjeras sin la aprobación previa explícita del gobierno, las instituciones extranjeras a menudo podían obtener dicha aprobación trabajando con el MFA, especialmente para proyectos en idiomas extranjeros. Algunas administraciones escolares y universitarias continuaron presionando a profesores y estudiantes para que no participaran en conferencias patrocinadas por misiones diplomáticas.

El 27 de junio, los funcionarios de NSS detuvieron el intento de la Universidad Americana de Asia Central (AUCA) con sede en Kirguistán de realizar un examen de ingreso en el país confiscando materiales, interrogando a estudiantes y administradores y cancelando el examen. Los representantes de la universidad regresaron a Bishkek sin sus materiales de prueba; los materiales confiscados quedaron en poder del gobierno. El gobierno declaró que los exámenes se detuvieron porque la AUCA no tenía permiso del MFA.

El 16 de julio, los funcionarios del gobierno cerraron un evento de divulgación de la embajada extranjera que explicaba cómo postularse a universidades extranjeras.

Hubo algunos casos de personas que eligieron no participar en programas de intercambio internacional después de haber sido amenazadas con la pérdida de sus trabajos, pero no hubo informes de personas que realmente perdieran sus trabajos después de participar en dichos programas. Durante el año, el gobierno expresó su preocupación por un programa de intercambio de escuelas secundarias patrocinado por una embajada extranjera, que la embajada suspendió. Las autoridades también cancelaron la conferencia de desarrollo profesional planificada para los ex participantes del programa internacional de intercambio educativo y profesional.

B. Libertad de reunión y asociación pacíficas

La libertad de reunion

La constitución y la ley establecen la libertad de reunión, pero en la práctica el gobierno a menudo restringe este derecho. Las autoridades tienen derecho a suspender o prohibir mítines, reuniones y manifestaciones por razones de seguridad. El gobierno no otorgaba habitualmente los permisos necesarios para las manifestaciones. Los ciudadanos están sujetos a grandes multas por facilitar mítines, reuniones o demostraciones no autorizadas al proporcionar espacio u otras instalaciones o materiales, así como por violar los procedimientos relacionados con la organización de reuniones, mítines y manifestaciones.

Las autoridades utilizaron los arrestos para prevenir o detener protestas pacíficas. Por ejemplo, el 13 de mayo, la policía de Tashkent dispersó a los activistas de derechos humanos que se habían reunido para conmemorar a las víctimas de los eventos de Andijon de 2005 colocando una ofrenda floral en un monumento popular. Unos 20 activistas intentaron participar, pero solo un activista logró llegar al monumento, donde fue detenido. El 10 de junio, la policía arrestó a cinco activistas de derechos humanos cuando intentaban presentar una declaración en la que detallaba los abusos contra los derechos humanos cometidos por el gobierno a la Embajada de la República Checa, que en ese momento ocupaba la presidencia de la Unión Europea.

El 5 y 15 de octubre, pequeños grupos de activistas de derechos humanos (cinco y cuatro, respectivamente) fueron detenidos cuando realizaban manifestaciones contra el uso del trabajo infantil en la cosecha de algodón en el distrito de Jizzakh.

El 11 de noviembre, la policía disolvió a un pequeño grupo de personas que protestaban por la presunta tortura de un familiar en prisión.

El 23 de noviembre, la policía detuvo en sus hogares, los llevó a las comisarías o confiscó los pasaportes de hasta 30 activistas de derechos humanos que intentaron asistir a una reunión anual del partido de oposición Birdamlik. La reunión, programada para el día siguiente, fue cancelada.

En varios otros casos, sin embargo, los activistas de derechos humanos informaron que los residentes locales protestaron por las condiciones económicas, y los activistas de derechos humanos ocasionalmente realizaron pequeñas protestas, sin ser molestados y aparentemente sin el permiso previo de las autoridades.

Libertad de asociación

Si bien la ley establece la libertad de asociación, el gobierno continuó restringiendo este derecho en la práctica. El gobierno trató de controlar la actividad de las ONG y ha citado el papel percibido que supuestamente tienen las ONG financiadas internacionalmente en el fomento de la disidencia, así como la preocupación por los grupos islámicos no regulados. La ley limita ampliamente los tipos de grupos que pueden formarse y requiere que todas las organizaciones estén registradas formalmente con el gobierno. La ley permite un período de gracia de seis meses para que las nuevas organizaciones operen mientras esperan el registro, durante el cual se clasifican oficialmente como "grupos de iniciativa". Varias ONG siguieron funcionando como grupos de iniciativa durante períodos superiores a seis meses. El gobierno permitió que se registraran asociaciones no políticas y organizaciones sociales, pero reglas complicadas y una burocracia gubernamental engorrosa dificultaron el proceso y permitieron oportunidades para la obstrucción del gobierno. El gobierno obligó a la mayoría de las ONG locales a registrarse en una asociación de ONG controlada por el gobierno, cuyo propósito era controlar todos los fondos y actividades. El grado en que las ONG podían operar variaba según la región, ya que algunos funcionarios locales eran más tolerantes con las actividades de las ONG.

El código de responsabilidad administrativa impone grandes multas por violaciones de los procedimientos que rigen la actividad de las ONG, así como por "involucrar a otros" en ONG ilegales. La ley no especifica si las "ONG ilegales" son aquellas que fueron suspendidas o cerradas por la fuerza o aquellas que simplemente no se registraron. El código administrativo también impone sanciones a las ONG internacionales por participar en actividades políticas, actividades incompatibles con sus estatutos o actividades que el gobierno no aprobó de antemano. El gobierno hizo cumplir el decreto bancario de 2004 que, aunque aparentemente diseñado para combatir el lavado de dinero, también complicó los esfuerzos de las ONG registradas y no registradas para recibir financiamiento externo.

El gobierno afirmó que había más de 5.000 ONG registradas. Fuentes creíbles estimaron que aproximadamente 300 ONG independientes permanecieron después del cierre de más de 300 ONG locales y 17 o más ONG financiadas con fondos extranjeros en el período posterior a Andijon. El gobierno informó que 290 ONG recibieron apoyo financiero del gobierno. El gobierno también informó que había 15 sindicatos profesionales y 100 asociaciones deportivas.

Aunque un código fiscal de 2008 había rescindido las exenciones fiscales para las ONG, las ONG y los expertos legales presionaron con éxito durante el año para mantener una estructura fiscal favorable a las ONG.

En diciembre de 2008, el gobierno registró oficialmente la ONG francesa ACTED, que se centra en cuestiones de salud pública. Este fue el primer caso en que una ONG que se vio obligada a abandonar el país en 2007 recuperó su estatus legal.

El 30 de abril, el Ministerio de Finanzas emitió una orden que exigía a todos los receptores de ayuda humanitaria y asistencia técnica que presentaran al ministerio información sobre transacciones bancarias.

La ley penaliza la pertenencia a organizaciones que el gobierno considera extremistas, como Tabligh Jamoat y otros grupos marcados con el término general "wahabí". La ley también prohibió a la organización política extremista islamista HT por promover el odio y elogiar los actos de terrorismo. Aunque HT sostenía que estaba comprometido con la no violencia, la literatura virulentamente antisemita y antioccidental del partido pedía el derrocamiento de los gobiernos seculares, incluidos los de Asia Central, para ser reemplazados por un gobierno islámico mundial.

El gobierno ha presionado y procesado a miembros del grupo islámico Akromiya (Akromiylar) desde 1997. Expertos religiosos independientes afirmaron que Akromiya era una asociación informal que promovía negocios según los principios religiosos islámicos. El gobierno afirmó que era una rama de HT y que intentó, junto con el Movimiento Islámico de Uzbekistán, derrocar al gobierno mediante la rebelión armada en las manifestaciones de Andijon de 2005.

C. Libertad de religión

La constitución establece la libertad de religión y la separación de la iglesia y el estado. En la práctica, sin embargo, el gobierno y las leyes restringieron la actividad religiosa, especialmente para los grupos no registrados.

Una mayoría significativa de la población son musulmanes. El gobierno promovió una versión única del Islam a través del control del Muftiate, que a su vez controlaba la jerarquía islámica y el contenido de los sermones de los imanes y los materiales islámicos publicados. El Comité de Asuntos Religiosos, bajo el gabinete de ministros, supervisó la actividad religiosa registrada y aprobó toda la literatura religiosa. Muchas fuentes informaron que las mezquitas se desbordaron por falta de espacio durante las oraciones del viernes. El gobierno permitió que un pequeño número de mezquitas independientes no oficiales operaran bajo la supervisión de imanes autorizados por el gobierno.

La ley requiere que todos los grupos religiosos y congregaciones se registren y proporciona criterios de registro estrictos y onerosos, incluido que cada grupo presente al Ministerio de Justicia (MOJ) una lista de al menos 100 ciudadanos nacionales miembros y que una congregación ya tenga una dirección legal válida. . Estas y muchas otras disposiciones permitieron al gobierno citar motivos técnicos para denegar la solicitud de registro de un grupo, como errores gramaticales en los estatutos de un grupo. Estas disposiciones afectaron principalmente a las congregaciones pequeñas y no registradas, especialmente a las que se consideraba que estaban involucradas en actividades misioneras, lo cual es ilegal. Por el contrario, las congregaciones minoritarias registradas enfrentaron menos restricciones en sus actividades.

Numerosas pequeñas iglesias protestantes quedaron sin registrar, incluidas iglesias en Tashkent, Chirchiq, Samarcanda, Nukus, Gulistan, Andijon y Gazalkent. La mayoría no solicitó porque no esperaban que los funcionarios locales los registraran o porque tenían muy pocos miembros para calificar para el registro. A menudo tenían miedo de dar a las autoridades una lista de sus miembros, especialmente de etnia uzbeka. Ninguna iglesia bautista se ha registrado con éxito desde 1999. No se registró ninguna iglesia protestante en Karakalpakstán. Solo se registró una congregación de testigos de Jehová. El 19 de febrero, las autoridades denegaron la séptima solicitud presentada por los testigos de Jehová para registrar legalmente una congregación en Tashkent. Las nuevas mezquitas también enfrentaron dificultades para obtener el registro.

Cualquier servicio religioso realizado por una organización religiosa no registrada es ilegal. La policía dispersó con frecuencia reuniones de grupos no registrados, que generalmente se llevaban a cabo en hogares privados, deteniendo ocasionalmente, imponiendo multas y golpeando a los miembros de los grupos.

El proselitismo es un delito, al igual que la enseñanza de la religión sin la aprobación del estado. Estas disposiciones dieron lugar a varios enjuiciamientos. Los testigos de Jehová enfrentaron multas arbitrarias, arresto y encarcelamiento por cargos de proselitismo o enseñanza ilegal de religión. A los testigos de Jehová condenados no se les permitió leer ni poseer una Biblia en la cárcel.

Las congregaciones cristianas, que incluían miembros de grupos étnicos tradicionalmente musulmanes, a menudo enfrentaban acoso oficial, acciones legales o, en algunos casos, maltrato. La comunidad bahá'í se enfrentó a un maltrato similar. Hubo informes de cristianos protestantes de que las autoridades retrasaron o negaron sus visas de salida. Hubo otros informes de que los cristianos fueron interrogados y registrados cuando salían del país para participar en un evento religioso.

El 25 de febrero, el Tribunal de Distrito de Yakkasaray en Tashkent confirmó las condenas de seis testigos de Jehová tras una redada policial en un apartamento en el que se encontraban. Dos personas fueron encarceladas por 10 días, una por 15 días y tres fueron multadas por el equivalente a 1.400.000 soum ($ 1.000).

El 28 de febrero, el tribunal de distrito de Mirzo Ulugbek en Tashkent condenó a dos testigos de Jehová a 15 días de cárcel tras una reunión que fue allanada por la policía.

El 27 de julio, un tribunal condenó a Timur Chekparbayev y a otra persona a 15 días de detención por proselitismo y actividad misionera, tras el allanamiento de una reunión de estudio en el Centro Bahá'í de Tashkent. Las autoridades llevaron a Chekparbayev, un ciudadano de Kazajstán que vive legalmente en el país, a la frontera con Kazajstán y lo deportaron inmediatamente después de su detención. El mismo tribunal multó a otros cuatro participantes de la reunión con 16.000 soum cada uno ($ 10) por cargos similares. La Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá'ís de Uzbekistán informó que el 15 de agosto, la policía ingresó nuevamente al Centro Bahá'í en Tashkent y confiscó cientos de libros.

El 29 de octubre, un tribunal declaró a Pavel Peichov, presidente de la Unión Evangélica Bautista Cristiana, y a sus colegas Yelena Kurbatova y Dmitri Pitirimov culpables de evasión de impuestos e involucrar a niños en actividades religiosas para la operación de un campamento de verano bautista para niños. El tribunal multó a cada uno 260 veces el salario mensual, un total estimado de 26.243.100 soum ($ 17.280), y les prohibió participar en cualquier actividad administrativa o comercial durante los próximos tres años. El 4 de diciembre, el Tribunal de la ciudad de Tashkent otorgó una amnistía por los cargos que resultaron en la multa, pero dejó intacta la restricción a las actividades administrativas y comerciales.

En noviembre, un tribunal de distrito de Tashkent condenó a Igor Morozov, el representante local de los testigos de Jehová en el país, por enseñar religión ilegalmente y le impuso una multa de 3.364.500 soum (2.200 dólares).

La mayoría de los musulmanes arrestados por cargos políticos fueron juzgados por actividades anticonstitucionales y por participar en "organizaciones religiosas extremistas, separatistas, fundamentalistas u otras organizaciones prohibidas", acusación que abarca tanto el extremismo político como el religioso. La inmensa mayoría de los arrestados por este cargo fueron acusados ​​de pertenecer a HT o Nur, con un marcado aumento en el número de arrestos y condenas de miembros de Nur. El gobierno comúnmente arrestaba a miembros de otros grupos fuera del control de las autoridades religiosas oficiales y etiquetaba a muchos de ellos wahabíes o "extremistas". El gobierno afirma que no considera que la represión de personas o grupos sospechosos de extremismo sea una cuestión de libertad religiosa, sino más bien de impedir la resistencia armada al gobierno. Sin embargo, las condenas de personas asociadas con HT y organizaciones similares han carecido del debido proceso y también han involucrado denuncias creíbles de tortura. La mayoría de los acusados ​​recibieron sentencias que iban de tres a 14 años; algunos recibieron condenas de 16 a 20 años.

El 6 de julio, un tribunal de Samarcanda condenó a 11 miembros de Nur de entre 19 y 31 años a entre siete y 11 años de prisión.

El 6 de noviembre, las autoridades de Karshi arrestaron a una mujer y a varias otras personas por presuntamente celebrar una reunión religiosa no autorizada. Según los informes, la mujer impartió un curso religioso para mujeres en una mezquita local, pero los cargos surgieron a raíz de una reunión que celebró en su casa. Las autoridades confiscaron películas y literatura de su casa cuando la arrestaron. Al finalizar el año no se habían presentado cargos, pero seguía detenida.

Las autoridades maltrataron gravemente a las personas detenidas bajo sospecha de extremismo.

Según los informes, las autoridades penitenciarias negaron a muchos presos sospechosos de extremismo islámico el derecho a practicar su religión libremente y, en algunas circunstancias, no les permitieron poseer un Corán. Según los informes, las autoridades castigaron con aislamiento y golpizas a los reclusos que intentaron realizar prácticas religiosas a pesar de las reglas de la prisión o que protestaron contra las reglas.

La ley limita la instrucción religiosa a las escuelas religiosas autorizadas oficialmente y a los instructores aprobados por el estado y no permite la instrucción privada o la enseñanza de la religión a menores sin el consentimiento de los padres.

El gobierno controlaba la publicación, importación y distribución de literatura religiosa. El gobierno exigió una declaración en cada publicación nacional que indique la fuente de su autoridad de publicación. La posesión de literatura considerada extremista podría dar lugar a arresto y enjuiciamiento. La producción, el almacenamiento, la importación o la distribución ilegal de materiales religiosos podría resultar en multas de 20 a 100 veces el salario mínimo mensual para individuos y de 50 a 150 veces el salario mínimo para grupos, así como la confiscación y destrucción de la literatura.

En febrero, marzo y septiembre, los documentales de la televisión controlada por el estado describieron a Nur como "una secta extremista" que tenía como objetivo establecer un estado pan-turco. También describieron varias condenas por pertenencia a Nur con sentencias de entre seis y medio y ocho años de prisión. En octubre, se emitió en la televisión estatal un documental que criticaba a los testigos de Jehová y a una congregación bautista.

Hubo numerosos informes sobre la aplicación de la prohibición de usar hiyab (pañuelos en la cabeza) en las escuelas públicas con acusaciones de que algunos funcionarios se los quitaron por la fuerza. También hubo varios informes de que las niñas que usaban el pañuelo en la cabeza en la escuela eran ridiculizadas por sus compañeros y, a veces, por los profesores. No hubo informes de arrestos o acoso de creyentes musulmanes basados ​​en expresiones externas de sus creencias religiosas, como barbas, velos o asistencia a la mezquita. La ley permite que solo aquellos que sirven en organizaciones religiosas usen "túnicas de culto" (ropa religiosa). En la práctica, esta disposición no pareció aplicarse.

Abusos sociales y discriminación

La sociedad es generalmente tolerante con la diversidad religiosa pero no con el proselitismo. En particular, los líderes musulmanes, ortodoxos rusos, católicos romanos y judíos informaron altos niveles de aceptación en la sociedad. Otros grupos religiosos minoritarios, especialmente las iglesias con conversos de etnia uzbeka, tropezaron con dificultades derivadas de los prejuicios sociales. Hubo informes persistentes de discriminación y hostigamiento contra musulmanes de etnia uzbeka que se convirtieron al cristianismo. Hubo algunos informes de mezquitas locales que prohíben a mujeres y menores de 18 años participar en la oración, supuestamente basándose en la directiva de los líderes religiosos locales.

No hubo informes de actos antisemitas o patrones de discriminación contra los judíos. Había ocho congregaciones judías registradas, y los observadores estimaron que la población judía era de aproximadamente 10,000 personas, concentradas principalmente en Tashkent, Samarcanda y Bukhara. Su número estaba disminuyendo debido a la emigración, en gran parte por razones económicas. No hubo informes durante el año de miembros de HT distribuyendo materiales antisemitas.

Para una discusión más detallada, vea el Informe de Libertad Religiosa Internacional de 2009 en www.state.gov/g/drl/rls/irf.

D. Libertad de circulación, desplazados internos, protección de refugiados y apátridas

La constitución y la ley establecen la libre circulación dentro del país y a través de sus fronteras, aunque el gobierno limitó este derecho en la práctica.El 23 de noviembre, el gobierno cerró la frontera con Kazajstán debido a las preocupaciones sobre la propagación del virus de la influenza H1N1. Los ciudadanos podían cruzar la frontera con Kazajstán si llevaban una invitación de alguien en Kazajstán o por razones consideradas graves, como la atención médica o para asistir a un funeral. Las fronteras a veces se cierran alrededor de los días festivos nacionales por motivos de seguridad. Se requiere permiso de las autoridades locales para mudarse a una nueva ciudad. El gobierno rara vez concedía permiso para mudarse a Tashkent, y los observadores locales informaron que las personas tenían que pagar sobornos de aproximadamente 100.000 soum (67 dólares) para obtener los documentos de registro necesarios para mudarse.

El gobierno exigía a los ciudadanos que obtuvieran visas de salida para viajar al extranjero o emigrar y, aunque generalmente concedía las visas, los funcionarios locales a menudo exigían sobornos. Durante el año hubo informes de que el gobierno retrasó las visas de salida para activistas de derechos humanos para evitar que viajen al extranjero; también limitaron su libertad de movimiento dentro del país. Un sistema de registro del gobierno requería que los ciudadanos obtuvieran un sello especial de las autoridades locales en su lugar de residencia antes de salir del país. En general, los ciudadanos continuaron viajando a los estados vecinos y el requisito del sello no se hizo cumplir de manera uniforme. Los viajes por tierra a Afganistán siguieron siendo difíciles. Los ciudadanos necesitaban permiso del NSS para cruzar la frontera.

Los extranjeros con visas válidas generalmente pueden moverse dentro del país sin restricciones.

En octubre, Bahodir Choriev, líder del partido de oposición Birdamlik, regresó al país después de vivir durante cinco años en un país occidental. Las autoridades supervisaron de cerca sus actividades y, en varios casos, las personas con las que se reunió Choriev fueron interrogadas o golpeadas por agentes del orden. El 11 de diciembre, las autoridades deportaron a Choriev. A finales de año, varias otras figuras políticas de la oposición y activistas de derechos humanos seguían en el exilio voluntario.

Se restringieron la emigración y la repatriación porque la ley no prevé la doble ciudadanía. En la práctica, los ciudadanos que regresaban tenían que demostrar a las autoridades que no adquirieron la ciudadanía extranjera mientras estaban en el extranjero o, de lo contrario, serían procesados. En la práctica, los ciudadanos a menudo poseían la doble ciudadanía y viajaban sin impedimentos.

El gobierno señaló que los ciudadanos que residen fuera del país durante más de seis meses pueden registrarse en los consulados del país, y dicho registro es voluntario. Sin embargo, hubo informes de que la falta de registro ha convertido en apátridas a los ciudadanos que residen en el extranjero y a los niños nacidos en el extranjero.

Protección de refugiados

El país no es parte de la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y su Protocolo de 1967. Sus leyes no prevén la concesión de asilo o la condición de refugiado, y el gobierno no ha establecido un sistema para brindar protección a los refugiados. En la práctica, el gobierno brindó cierta protección contra la expulsión o el regreso de refugiados a países donde sus vidas o su libertad estarían amenazadas debido a su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social particular u opinión política. Como en el año anterior, se informó de casos en los que el gobierno sacó a la fuerza a refugiados afganos del país. En la práctica, el gobierno no permitió que el ACNUR brindara asistencia a refugiados y solicitantes de asilo.

Durante los primeros diez meses del año, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) siguió prestando asistencia en el seguimiento y el reasentamiento de aproximadamente 600 refugiados, la mayoría de ellos afganos, que permanecieron en el país. El PNUD también desempeñó algunas de las funciones humanitarias del ACNUR, como lo ha hecho desde que el gobierno obligó a cerrar la oficina del ACNUR en 2006. El ACNUR ayudó a los refugiados del país que habían huido a Kirguistán tras los disturbios de 2005 en Andijon.

Durante el año hubo informes de que continuó el hostigamiento a los refugiados afganos. Desde 2007, el Ministerio de Asuntos Exteriores no ha considerado los certificados de mandato del ACNUR como base para la residencia legal prolongada, y las personas que porten dichos certificados deben solicitar la visa correspondiente o enfrentar una posible deportación. El gobierno consideró a los refugiados de Afganistán y Tayikistán como migrantes económicos y, en ocasiones, los funcionarios los sometieron a acoso y sobornos. La mayoría de los refugiados de Tayikistán eran de etnia uzbeka; a diferencia de sus homólogos de Afganistán, los de Tayikistán pudieron integrarse y fueron apoyados por la población local. Algunos refugiados de Tayikistán eran oficialmente apátridas o se enfrentaban a la posibilidad de convertirse oficialmente en apátridas, ya que muchos solo llevaban pasaportes antiguos soviéticos en lugar de pasaportes tayikos o uzbecos.

El ACNUR informó que los refugiados afganos no tenían acceso a la fuerza laboral legal y, por lo tanto, tenían medios limitados para ganarse la vida. Ha habido informes de que los refugiados afganos con frecuencia deciden no buscar protección policial o reparación a través de los tribunales porque temen el acoso o represalias de los funcionarios.

Durante el año, el gobierno presionó a varios otros países para que devolvieran por la fuerza a ciudadanos que estaban bajo la protección del ACNUR en el extranjero.

En enero, un tribunal de Namangan condenó a Abdumumin Dadakhonov, presuntamente el conductor personal de un líder del Movimiento Islámico de Uzbekistán, a 18 años de prisión por cargos de extremismo religioso tras su arresto y extradición en 2008 de Ucrania. Los activistas de derechos se opusieron a la extradición alegando que sería sometido a tortura a su regreso.

El 19 de agosto, los medios de comunicación en Rusia informaron que una junta de revisión del tribunal de la ciudad de San Petersburgo anuló la decisión de extraditar a Orinboy Ergashev al país por cargos relacionados con el extremismo religioso. El panel de revisión concluyó que la extradición violaría el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, dada la posibilidad de que Ergashev fuera torturado si regresaba a su país.

Sección 3 Respeto por los derechos políticos: el derecho de los ciudadanos a cambiar de gobierno

La constitución y la ley otorgan a los ciudadanos el derecho a cambiar de gobierno de manera pacífica. En la práctica, esto no fue posible por medios pacíficos y democráticos. El gobierno restringió severamente la libertad de expresión y reprimió la oposición política. El gobierno estaba altamente centralizado y gobernado por el presidente Karimov y el poder ejecutivo a través de amplios poderes de decreto, autoridad primaria para redactar leyes y control de los nombramientos gubernamentales, la mayor parte de la economía y las fuerzas de seguridad.

Elecciones y participación política

En 2008, el presidente Karimov se juró a sí mismo para un tercer mandato como presidente después de su reelección en 2007 en un proceso que no cumplió con las normas democráticas internacionales. La limitada misión de observación electoral de la OSCE señaló que había más candidatos que en elecciones anteriores, pero todos los candidatos respaldaron públicamente las políticas del titular. No hubo competencia de opiniones políticas, los obstáculos administrativos mantuvieron a otros candidatos potenciales fuera de la boleta y el gobierno controló estrictamente a los medios de comunicación. La misión de la OSCE observó problemas de procedimiento e irregularidades en la tabulación de votos.

La constitución prohíbe a un presidente buscar un tercer mandato en el cargo, una aparente contradicción que el gobierno nunca ha abordado públicamente. La OSCE se negó a monitorear las elecciones de 2000 en las que el presidente Karimov fue reelegido para un segundo mandato, determinando que no existían condiciones previas para que fuera libre y justo. Un referéndum de 2002, que las organizaciones multilaterales y las embajadas extranjeras también se negaron a observar, extendió los mandatos presidenciales de cinco a siete años.

Las elecciones parlamentarias se llevaron a cabo el 27 de diciembre. Los cambios a la ley electoral aseguraron que solo los miembros de los partidos políticos (todos los cuales apoyaban al presidente) fueran elegibles para postularse para un cargo. Sin embargo, por primera vez, los partidos políticos debatieron y criticaron mutuamente las políticas propuestas. Los observadores electorales señalaron que las propias elecciones parecían celebrarse con menos irregularidades que en años anteriores. Las instancias de votación múltiple fueron el problema más comúnmente observado, atribuido a una tradición de "votación familiar", en la que una persona vota por toda la familia.

El número total de partidos políticos registrados disminuyó de cinco a cuatro en junio de 2008 después de que el partido Milliy Tiklanish ("Renacimiento Nacional") absorbiera al partido Fidokorlar ("Altruista"). Los tres partidos registrados restantes son el Partido Democrático Popular de Uzbekistán, el Partido Socialdemócrata Adolat ("Justicia") y el Partido Democrático Liberal de Uzbekistán. El gobierno controlaba todos los partidos políticos registrados y proporcionaba su financiación.

La ley permite partidos políticos independientes, pero también otorga al Ministerio de Justicia amplios poderes para interferir con los partidos y retener el apoyo financiero y legal a los partidos que se considere que se oponen al gobierno.

La ley hace que sea extremadamente difícil para los partidos políticos genuinamente independientes organizarse, nominar candidatos y hacer campaña. Para registrar un nuevo partido se requieren 20.000 firmas. Los procedimientos para inscribir a un candidato son onerosos. La ley permite que el Ministerio de Justicia suspenda a las partes hasta por seis meses sin una orden judicial. El gobierno también ejerció control sobre los partidos establecidos controlando su financiamiento y exposición a los medios.

Solo los partidos políticos registrados pueden nominar candidatos. En 2008, el número de diputados en la cámara baja del parlamento (el Oliy Majlis) aumentó de 120 a 150, con la mitad de los nuevos escaños reservados para miembros del nuevo "Movimiento Ecológico de Uzbekistán". Con este cambio, el 10 por ciento de los miembros de Oliy Majlis ahora son nombrados en lugar de elegidos. Todos los miembros del Senado son designados por el presidente (16) o elegidos en elecciones limitadas abiertas solo a los miembros electos de los consejos locales (84).

La ley prohíbe que jueces, fiscales, funcionarios del NSS, personas que prestan servicios en las fuerzas armadas, ciudadanos extranjeros y apátridas se unan a partidos políticos. La ley prohíbe las fiestas basadas en la religión o el origen étnico; los que se oponen a la soberanía, integridad y seguridad del país ya los derechos y libertades constitucionales de los ciudadanos; los que promueven la guerra o la hostilidad social, nacional o religiosa; y los que buscan derrocar al gobierno.

A varios partidos políticos se les prohibió o se les negó el registro luego de los eventos de Andijon de 2005. Los exlíderes del partido permanecieron en el exilio y sus partidos lucharon por seguir siendo relevantes sin una base nacional sólida.

Había 33 mujeres en la cámara baja del parlamento de 150 miembros y 15 mujeres en el senado de 100 miembros. Al final del año había una mujer en el gabinete de 28 miembros. En enero de 2008, Dilorom Toshmuhammedova, líder del partido progubernamental socialdemócrata Adolat y uno de los cuatro candidatos presidenciales oficialmente reconocidos en las elecciones de diciembre de 2007, se convirtió en la primera mujer presidenta de la cámara baja del parlamento, el cargo más alto en el gobierno que una mujer tiene. alguna vez celebrado.

A finales de año, había nueve miembros de minorías étnicas en la cámara baja del parlamento y 15 minorías en el senado.

Sección 4 Corrupción oficial y transparencia gubernamental

La ley establece sanciones penales por corrupción oficial; sin embargo, el gobierno no implementó la ley de manera efectiva y los funcionarios con frecuencia participaron impunemente en actos de corrupción.

En 2008, el presidente Karimov firmó una ley para ratificar la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. La ley establece que todas las agencias gubernamentales deben brindar a los ciudadanos la oportunidad de examinar documentos, decisiones y otros materiales que afecten sus libertades. En la práctica, el gobierno no ha implementado estos derechos, aunque la Fiscalía General formó un grupo de trabajo para abordar la implementación de sus obligaciones en virtud de la convención, y el gobierno organizó conjuntamente con la ONU y la OSCE un taller sobre la implementación de estas obligaciones.

Los indicadores de corrupción del Banco Mundial le dieron al país calificaciones particularmente bajas en responsabilidad y control de la corrupción, y ambos indicadores cayeron en los últimos cinco años. En general, el público no tenía acceso a la información del gobierno y rara vez se informaba sobre información que normalmente se consideraba de dominio público.

La corrupción fue un problema grave en los sistemas universitarios, legales y de control del tráfico. Hubo varios informes de que los sobornos a los jueces influyeron en los resultados de las demandas civiles. El 24 de marzo, las autoridades acusaron a una ONG, Ezgulik, de difamación después de que nombrara a funcionarios que supuestamente solicitaron un soborno a la organización. Hubo informes de que los ciudadanos se enfrentaron a la corrupción de los comités vecinales ("mahallahas"), que con frecuencia pagaban un soborno para recibir pagos de beneficios sociales que se distribuían a través de las mahallas.

El gobierno informó que las agencias de investigación procesaron a 1.138 funcionarios por delitos oficiales. Como resultado, siete funcionarios fueron sancionados, 624 fueron destituidos de sus cargos y 189 personas fueron acusadas penalmente por delitos económicos, incluida la corrupción. En mayo, un tribunal de distrito de Tashkent condenó a Bahtiyor Sirliboyev, ex inspector de prevención del delito del Ministerio del Interior, a siete años de prisión por recibir sobornos.

El 23 de marzo, la televisión controlada por el estado anunció que la policía arrestó a un ex oficial de la unidad de investigación criminal en una región de Tashkent. El exfuncionario presuntamente encabezó una red de policías corruptos que extorsionaron a ciudadanos bajo cargos inventados.

Un periódico controlado por el estado informó el 12 de octubre que el tribunal penal regional de Kashkadarya condenó a un juez del distrito de Shahrisabz a 10 años de prisión por recibir un soborno.

Sección 5 Actitud gubernamental con respecto a la investigación internacional y no gubernamental de presuntas violaciones de los derechos humanos

Varios grupos nacionales de derechos humanos operaban en el país, aunque se veían obstaculizados por el temor a represalias oficiales. El gobierno acosó, arrestó y procesó con frecuencia a activistas de derechos humanos.

El gobierno reconoce oficialmente a dos ONG nacionales de derechos humanos: Ezgulik y la Organización Independiente de Derechos Humanos de Uzbekistán. Otros no pudieron registrarse, pero continuaron funcionando tanto a nivel nacional como local. Las organizaciones que intentaron registrarse en años anteriores y siguen sin registrarse incluyen la Sociedad de Derechos Humanos de Uzbekistán, Mazlum ("Oprimidos") y Madres contra la Pena de Muerte y la Tortura. Estas organizaciones no existían como entidades legales, pero continuaron funcionando a pesar de las dificultades para alquilar oficinas o realizar transacciones financieras. No podían abrir cuentas bancarias, lo que hacía prácticamente imposible recibir fondos de forma legal. Los grupos no registrados pueden ser procesados ​​por el gobierno.

Los funcionarios del gobierno se reunieron ocasionalmente con defensores de los derechos humanos nacionales, algunos de los cuales señalaron que podían resolver casos de abusos contra los derechos humanos a través de un compromiso directo con las autoridades.

La policía y las fuerzas de seguridad continuaron hostigando a activistas de derechos humanos y ONG nacionales durante el año. Las fuerzas de seguridad amenazaban e intimidaban periódicamente a los activistas de derechos humanos para impedir sus actividades y disuadirlos de reunirse con diplomáticos extranjeros y, en ocasiones, la policía y otras autoridades gubernamentales ordenaban a los activistas que dejaran de tener contacto con extranjeros. Atacantes desconocidos atacaron a activistas de derechos humanos. Las autoridades detuvieron o arrestaron periódicamente a activistas de derechos humanos y los sometieron a arresto domiciliario o cargos penales falsos. Los funcionarios del gobierno acusaron públicamente a activistas específicos de conspirar con periodistas internacionales para desacreditar al gobierno.

Desde los sucesos de Andijon de 2005, el gobierno restringió severamente las actividades de las ONG internacionales de derechos humanos y sometió a sus empleados a frecuentes hostigamientos e intimidación. Los funcionarios gubernamentales y los medios de comunicación controlados por el gobierno acusaron con frecuencia a las ONG internacionales de participar en una "guerra de información" internacional contra el país.

El gobierno continuó restringiendo el trabajo de organismos internacionales y misiones diplomáticas extranjeras y criticó severamente sus actividades y políticas de monitoreo de derechos humanos. El gobierno siguió una política estándar de auditar anualmente a todas las ONG internacionales. Generalmente, después de una auditoría, el Ministerio de Justicia envió a cada ONG auditada una carta en la que se describían las violaciones descubiertas durante el proceso, con un límite de tiempo de 30 días para resolver las violaciones.

El gobierno exigió que las ONG coordinaran sus sesiones de capacitación o seminarios con las autoridades gubernamentales. Los administradores de las ONG creían que esto equivalía a un requisito de permiso oficial previo del gobierno para todas las actividades del programa de las ONG.

Dos ONG internacionales con sede en el extranjero que obtuvieron el registro en 2008 continuaron sus operaciones, presentando varias conferencias y capacitaciones con funcionarios de alto nivel y expertos internacionales.

HRW permaneció registrado, pero no ha reanudado sus operaciones desde que el gobierno en 2008 se negó a acreditar al director de país de HRW y le prohibió volver a ingresar al país.

En julio, World Vision anunció que cesaría sus operaciones (a partir de junio de 2010) debido al difícil entorno operativo en el país.

Aunque la OSCE sólo ha podido realizar un trabajo limitado en cuestiones de derechos humanos desde 2006, el gobierno aprobó varios proyectos de la OSCE propuestos durante el año, incluida la "dimensión humana", la parte de derechos humanos del trabajo de la OSCE, a la que el gobierno había objetado en los últimos años.

El ombudsman de derechos humanos, afiliado al parlamento, tenía los objetivos declarados de promover el respeto y la conciencia pública de los derechos humanos fundamentales, ayudar a dar forma a la legislación para armonizarla con las normas internacionales de derechos humanos y resolver los casos de presuntos abusos. La Defensoría del Pueblo media en disputas entre ciudadanos que la contactan y hace recomendaciones para modificar o mantener decisiones de agencias gubernamentales, pero sus recomendaciones no son vinculantes. El ombudsman tiene oficinas en todas las provincias del país, así como en la República de Karakalpakstán y Tashkent. La Defensoría del Pueblo publicó un informe en junio de 2008, indicando que recibió cerca de 10,000 peticiones y tomó acción en 5,676 casos. La mayoría de estos versaron sobre los derechos a la vida, la libertad, la privacidad, el trato humano y el respeto a la dignidad, así como el derecho a un juicio justo.

A lo largo del año, la Defensoría del Pueblo organizó reuniones y conferencias con representantes de la policía, representantes judiciales y una participación limitada de ONG internacionales para discutir su trabajo de mediación y los medios para facilitar la protección de los derechos humanos.

El Centro Nacional de Derechos Humanos es una agencia gubernamental responsable de educar a la población y a los funcionarios sobre los principios de los derechos humanos y la democracia y de asegurar que el gobierno cumpla con sus obligaciones internacionales de brindar información sobre derechos humanos. Durante el año, el centro respondió al informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el Examen Periódico Universal de diciembre de 2008 del país, aceptando algunas críticas pero negando muchas de las acusaciones o afirmando que los problemas eran un asunto interno del país.Las organizaciones internacionales informaron de la cooperación con el centro para crear conciencia sobre las recientes reformas legales entre los funcionarios gubernamentales, incluida la adopción de una ley contra la trata y los convenios contra el trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptados en 2008.

Sección 6 Discriminación, abusos sociales y trata de personas

La ley prohíbe la discriminación por motivos de raza, género, discapacidad, idioma o condición social. La constitución prohíbe la discriminación por motivos de raza, género e idioma, pero no prohíbe específicamente la discriminación por motivos de discapacidad. Existía discriminación social contra las mujeres y las personas con discapacidad y persistía el abuso infantil.

Mujeres

La ley prohíbe la violación, incluida la violación de un "pariente cercano", pero el código penal no prohíbe específicamente la violación conyugal y no se sabe que se haya juzgado ningún caso en un tribunal. Las normas culturales disuadieron a las mujeres y sus familias de hablar abiertamente sobre la violación, y la prensa casi nunca informó de casos.

La ley no prohíbe específicamente la violencia doméstica, que siguió siendo común. Si bien la ley castiga la agresión física, la policía a menudo disuadía a las mujeres de presentar denuncias contra sus maridos abusivos, y raras veces sacaban a los abusadores de sus hogares o los encarcelaban. El abuso físico de las mujeres se consideró un asunto personal más que un acto criminal. Por lo general, estos casos eran manejados por miembros de la familia o ancianos dentro de la mahallah y rara vez llegaban a los tribunales. Las autoridades locales enfatizaron la reconciliación de marido y mujer, en lugar de abordar el abuso.

Como en años anteriores, se reportaron casos de mujeres que intentaron o se suicidaron como resultado de violencia doméstica. La información indica que la mayoría de los casos no se denunciaron y no había estadísticas fiables sobre la magnitud del problema. Los observadores citaron el conflicto con un esposo o una suegra, quienes por tradición ejercían un control completo sobre la esposa, como la razón habitual del suicidio. Las ONG que ayudan a los sobrevivientes de intentos de suicidio informaron de una cooperación inconsistente por parte de los funcionarios y los comités vecinales.

La ley prohíbe la prostitución; sin embargo, siguió siendo un problema. La policía hizo cumplir las leyes contra la prostitución de manera desigual; algunos agentes de policía hostigaron y amenazaron a las prostitutas con enjuiciarlas para extorsionarlas.

La ley no prohíbe explícitamente el acoso sexual, pero es ilegal que alguien coaccione a una mujer con la que tiene una relación comercial, financiera o dependiente para que entable una relación sexual. Las normas sociales y la falta de recursos legales dificultaron la evaluación del alcance del problema.

Las parejas y las personas en general pueden decidir libre y responsablemente el número, el espaciamiento y el momento de sus hijos, y tener la información y los medios para hacerlo libres de discriminación, coerción y violencia. Sin embargo, hubo informes aislados en Khorezm y Andijon de esterilización forzada de mujeres que tenían más de dos hijos.

Por lo general, la anticoncepción estaba disponible tanto para hombres como para mujeres. En la mayoría de los distritos, las clínicas de maternidad estaban disponibles y atendidas por médicos totalmente capacitados, que brindaban una amplia gama de atención prenatal y posparto. Hubo algunos informes de que las mujeres en las zonas rurales eligieron en mayor número que en las zonas urbanas para dar a luz en el hogar, sin la presencia de asistentes médicos capacitados.

Por lo general, los hombres y las mujeres reciben el mismo diagnóstico y tratamiento para las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH.

La ley prohíbe la discriminación basada en el género y el Comité Nacional de Mujeres (NWC) existe para promover los derechos legales de las mujeres. Históricamente, las mujeres han ocupado puestos de liderazgo en todos los sectores, aunque no con la misma prevalencia que los hombres, pero las prácticas culturales y religiosas limitaron su papel en la sociedad. Hubo pocos datos para mostrar si las mujeres experimentaron discriminación en el acceso al empleo, crédito o equidad salarial por trabajos sustancialmente similares.

La NWC tiene la tarea de trabajar con el PNUD en la implementación tanto de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) como del Plan de Acción Nacional de 2007 para abordar las recomendaciones del Comité de la CEDAW. La NWC lleva a cabo esfuerzos de sensibilización, como un seminario el 23 de septiembre en Nukus, Karakalpakstan, sobre la protección contra las costumbres discriminatorias, los matrimonios forzados y precoces y la violencia doméstica. En diciembre, la NWC y el Ministerio del Interior llevaron a cabo conjuntamente una formación para los agentes de policía de Tashkent sobre la protección de las mujeres y los niños, y abordaron específicamente la prevención y resolución de conflictos familiares.

Niños

La ciudadanía se obtiene por nacimiento dentro del territorio del país (jus soli) y de los padres (jus sanguinis). El gobierno generalmente registra todos los nacimientos de inmediato.

La ley establece los derechos del niño y la educación obligatoria gratuita durante 12 años hasta la escuela básica y secundaria y lo hace por igual tanto para niños como para niñas. En la práctica, la escasez y las dificultades presupuestarias hicieron que muchas familias tuvieran que pagar los gastos de educación. Los maestros ganaban salarios extremadamente bajos y esperaban pagos regulares de los estudiantes y sus padres por sus buenas calificaciones.

El gobierno subvencionó la atención de la salud, incluida la de los niños, y los niños y las niñas gozaron de igualdad de acceso. Al igual que con la educación, los bajos salarios de los médicos y la escasa financiación del sector sanitario de la era soviética llevaron a un sistema generalizado de pagos informales por servicios; en algunos casos, esto fue una barrera para el acceso de los pobres. Con algunas excepciones, quienes no tenían una dirección registrada oficialmente, como los niños de la calle y los hijos de trabajadores migrantes, no tenían acceso a los servicios de salud del gobierno.

En general, el abuso infantil se consideraba un asunto interno de la familia y los funcionarios gubernamentales se mostraban reacios a discutir el tema abiertamente con las organizaciones internacionales. Los ancianos de los comités vecinales con frecuencia se interesaron a nivel local en consonancia con las responsabilidades de los comités de mantener la armonía y el orden dentro de la comunidad.

La ley establece que la edad mínima para contraer matrimonio es de 17 años para las mujeres y 18 para los hombres, pero el alcalde de un distrito puede reducir la edad en un año en casos excepcionales. El matrimonio infantil no era frecuente, aunque en algunas zonas rurales se casaba ocasionalmente con niñas de hasta 15 años en ceremonias religiosas no reconocidas oficialmente por el estado. Según un informe de 2006 respaldado por UNICEF y el Comité Estatal de Estadística de Uzbekistán, el 5 por ciento de las mujeres de entre 15 y 19 años estaban casadas. El mismo informe también encontró que el 12.5 por ciento de las mujeres entre las edades de 20 a 49 se casaron antes de cumplir los 18.

Una ley de estupro establece que un niño menor de 14 años no puede dar su consentimiento legal para tener relaciones sexuales con un adulto, y el castigo por estupro es de 15 a 20 años de prisión. La producción, demostración y distribución de pornografía infantil (de menores de 21 años) se castiga con una multa de 100 a 200 salarios mínimos o hasta tres años de prisión.

Hubo informes de que se traficaba con niñas desde el país con fines de explotación sexual y que se dedicaban a la prostitución forzada. También hubo informes de que se traficaba con niños a Kazajstán y Rusia.

Los hombres deben cumplir un año de servicio militar a la edad de 18 años. A una persona que una comisión médica determina que no está físicamente capacitada para servir se le ofrece un "servicio alternativo", que generalmente significa pagar el 30 por ciento de su salario al Ministerio. de Defensa por un año. Los estudiantes universitarios pueden aplazar su servicio y algunas universidades tienen programas que sustituyen al servicio militar. También hay opciones para pagar una tarifa en lugar del servicio.

Trata de personas

La ley prohíbe la trata de personas para todos los fines; sin embargo, hubo informes de trata de personas hacia, desde, a través y dentro del país. El gobierno tomó medidas para combatir este problema.

En 2008, el gobierno reforzó las penas contra los traficantes condenados. La ley, oficialmente titulada "Trata de personas", define y tipifica formalmente como delito todas las formas graves de trata de personas. El castigo básico para los infractores por primera vez es de tres a cinco años de prisión. La pena aumenta a ocho a 12 años de prisión para casos de trata de dos o más personas, uso de la fuerza o amenaza, reincidencia, conspiración grupal, abuso de cargo oficial y casos de muerte de víctimas de trata. A diferencia del código anterior, la nueva ley generalmente no otorga amnistía a las personas que reciben penas de prisión de 10 años o más.

El país era principalmente una fuente y, en menor medida, un punto de tránsito para la trata de mujeres y niñas para la explotación sexual comercial y de hombres para la explotación laboral. Las ONG y el gobierno informaron que la trata laboral era mucho más frecuente que la trata con fines de explotación sexual y probablemente estaba aumentando debido a las malas condiciones económicas.

Durante el año hubo informes creíbles de que se traficaron mujeres a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), China, India, Rusia, Kazajstán, Tailandia, Turquía, Ucrania, Indonesia y Sri Lanka. También hubo informes de víctimas que transitaron por Kirguistán, Kazajstán, Georgia y Azerbaiyán hacia otros destinos. Según una ONG local contra la trata, la mayoría de las mujeres víctimas de la trata fueron enviadas a los Emiratos Árabes Unidos y Turquía a través de Azerbaiyán y Kazajstán. Las víctimas de la trata de trabajadores, en su mayoría hombres, fueron normalmente traficadas a Kazajstán y Rusia para trabajar en los sectores de la construcción, la agricultura y los servicios. Algunos tránsitos de víctimas de trata también pueden haber tenido lugar desde países vecinos y hacia o desde países para los que el país era un centro de transporte: Tailandia, Malasia, Indonesia, India, Corea del Sur y los Emiratos Árabes Unidos. Las mujeres de entre 17 y 30 años eran vulnerables a la explotación sexual y los hombres de todas las edades eran blanco de la trata laboral. Una ONG local contra la trata de personas registró 617 casos de trata de personas durante el año que afectaron a 371 mujeres víctimas y 246 hombres víctimas, en comparación con 529 en 2008 y 659 en 2007.

Los traficantes que operaban en clubes nocturnos, restaurantes o redes de prostitución solicitaban mujeres, muchas de las cuales se dedicaban a la prostitución. En grandes ciudades como Tashkent y Samarcanda, los traficantes utilizaron anuncios de matrimonio fraudulentos en los periódicos y oportunidades laborales fraudulentas en el extranjero para atraer a las víctimas. También se utilizaron agencias de viajes que prometían paquetes turísticos y trabajo en Turquía, Tailandia y los Emiratos Árabes Unidos para reclutar víctimas. En la mayoría de los casos, los traficantes confiscaron los documentos de viaje una vez que las mujeres llegaron al país de destino. Las víctimas de la trata laboral eran normalmente reclutadas en regiones locales y llevadas a Kazajstán o Rusia, donde a menudo eran vendidas a "empleadores". Los traficantes retuvieron a las víctimas en una forma de servidumbre por deudas, particularmente en el caso de las víctimas de la trata con fines de explotación sexual.

Los reclutadores solían vivir en el mismo vecindario que las víctimas potenciales y, a menudo, pueden haber conocido a las víctimas. Estos reclutadores presentaron a las futuras víctimas a los traficantes, quienes proporcionaron transporte, boletos de avión, visas e instrucciones sobre cómo reunirse con un contacto en el país de destino. También hubo informes de ex víctimas que se utilizaron para reclutar nuevas víctimas.

Todos los organismos encargados de hacer cumplir la ley están encargados de respetar las disposiciones contra la trata de personas del código penal. La aplicación pareció mejorar durante el año. En octubre, el Ministerio del Interior informó que entre enero y septiembre, las autoridades abrieron 959 casos penales contra presuntos traficantes: 318 por tráfico sexual y 641 por tráfico laboral. El 17 de septiembre, una publicación estatal señaló que entre enero y septiembre, hubo 2.941 víctimas de trata en el país.

Los medios controlados por el estado advirtieron constantemente contra el riesgo de ser víctimas de trata e informaron sobre las condenas de presuntos traficantes. Por ejemplo, el 29 de julio, la televisión controlada por el estado en Samarcanda transmitió un programa dedicado a las víctimas de la trata de personas, señalando que en los primeros seis meses del año, cerca de 100 trabajadores migrantes de Samarcanda murieron en el extranjero. El 24 de septiembre, una estación de televisión informó en un programa sobre trata que las autoridades descubrieron 60 casos de trata de personas en la región de Ferghana en los primeros ocho meses del año, y de ese número, 27 cargos contra 34 personas llegaron a los tribunales.

Las oficinas gubernamentales responsables de combatir la trata incluyeron la Oficina de Lucha contra la Trata de Personas del Ministerio del Interior, el Departamento de Prevención del Crimen y el Departamento de Entrada-Salida y Ciudadanía; la Oficina de Lucha contra el Crimen Organizado, el Terrorismo y las Drogas del NSS; la Fiscalía General de la Nación; el Ministerio de Trabajo; el Departamento Consular del Ministerio de Relaciones Exteriores; y el Comité Estatal de Mujeres. Una Comisión Interinstitucional del Gobierno para la Lucha contra la Trata de Personas se reúne trimestralmente y está formada por representantes de las entidades gubernamentales antes mencionadas.

No se informó de investigaciones de corrupción gubernamental en la trata.

No hubo informes de que el gobierno procesara a las víctimas de la trata por migración ilegal en el curso de la trata. Hubo informes no confirmados de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley involucrados en sobornos y fraudes relacionados con la trata.

Las víctimas repatriadas a menudo se enfrentan a problemas sociales y familiares al regresar. Las ONG apoyadas internacionalmente operaban dos refugios en Tashkent y Bukhara para ayudar a las víctimas a reintegrarse a la sociedad. No hubo informes de que la policía local acosara a los residentes del refugio. El implementador de la ONG informó que tenía una buena relación de trabajo con las autoridades, que a menudo se comunicaban con el refugio con nuevas referencias. Durante el año, las ONG informaron haber ayudado a 336 víctimas (241 mujeres y 95 hombres) víctimas de trata con fines de explotación sexual y laboral.

El 18 de noviembre, el gobierno inauguró el Centro de Rehabilitación Republicano, que comenzó a brindar servicios médicos, psicológicos y legales para hasta 35 víctimas de la trata de personas al mismo tiempo. A diferencia de los dos refugios administrados por ONG, este centro brinda servicios tanto a hombres como a mujeres.

El gobierno cooperó con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para brindar asistencia a las víctimas de trata repatriadas. La OIM también informó que la policía, los funcionarios consulares y los guardias fronterizos remitieron a la organización a las mujeres que regresaban del extranjero y que parecían ser víctimas de la trata de personas para que prestaran servicios. El gobierno permitía rutinariamente que la OIM ayudara a los grupos de mujeres que regresaban al aeropuerto, las ayudaba en el proceso de entrada y participaba en las declaraciones preliminares que las víctimas dieron al Ministerio del Interior.

En varias regiones diferentes, las ONG contra la trata, con la participación de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y del gobierno local, llevaron a cabo seminarios para orfanatos, escuelas secundarias e instituciones de educación superior; colocó avisos contra la trata de personas en los periódicos locales; y desarrolló folletos informativos y manuales educativos para maestros y estudiantes. En julio, la OIM completó un proyecto de tres años con una ONG local para combatir la trata de personas y proteger a las víctimas. El programa capacitó a aproximadamente 1.300 agentes del orden en el enjuiciamiento de casos de trata y la prestación de asistencia a las víctimas. A través de este programa, el gobierno envió delegaciones en visitas de estudio en junio a Polonia y julio a Turquía para reunirse con sus contrapartes, comparar las mejores prácticas y mejorar la comunicación internacional relacionada con el enjuiciamiento de los casos de trata y la prestación de asistencia a las víctimas.

Durante el año, el gobierno continuó enfocándose en la prevención de la trata. Una unidad especializada en la lucha contra la trata en el Ministerio del Interior siguió cooperando con las ONG en la capacitación contra la trata para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y consulares. La unidad también apoyó a las víctimas que testificaron contra los traficantes y organizó campañas de concienciación pública. La Agencia para la Migración Laboral Externa (dependiente del Ministerio de Trabajo) recibe denuncias anónimas de trata a través de dos líneas directas y su sitio web.

Los medios de comunicación controlados por el gobierno publicaron de forma rutinaria artículos y programas dirigidos a crear conciencia sobre los peligros de la trata con fines de explotación sexual y laboral. Las estaciones de televisión de propiedad del gobierno trabajaron con ONG locales para difundir mensajes contra la trata y dar publicidad a las líneas directas regionales de ONG que asesoraron a víctimas reales y potenciales. El gobierno permitió a las ONG colocar carteles sobre los peligros de la trata en los autobuses públicos, en las oficinas de pasaportes y en las oficinas consulares en el extranjero.

El Informe anual sobre trata de personas del Departamento de Estado se puede encontrar en www.state.gov/g/tip.

Personas con discapacidades

El 27 de febrero, el gobierno firmó la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad. La convención aclara los derechos de las personas con discapacidad e identifica áreas donde se deben hacer adaptaciones para permitir que las personas con discapacidad ejerzan sus derechos de manera efectiva.

El 5 de marzo, un defensor de los derechos de las personas con discapacidad fue declarado culpable de soborno y se le impuso una sentencia condicional de dos años y una multa de 12 millones de soums ($ 8.500). Muchos creen que los cargos fueron fabricados como resultado de su defensa y crítica al gobierno.

Hubo cierta discriminación social contra las personas con discapacidad. El gobierno brindó atención a personas con discapacidad mental en hogares especiales.

En marzo, el gabinete de ministros adoptó una resolución que exige que las instalaciones médicas y todas las organizaciones públicas y privadas pertinentes adopten e implementen programas de rehabilitación individual para personas con discapacidades, que incluyan la rehabilitación médica, profesional y social de los discapacitados.

El Ministerio de Trabajo siguió participando en un proyecto de dos años ACCESS (Accesibilidad, Conciencia Cívica, Empleo y Apoyo Social para Personas con Discapacidad) con varios socios internacionales, incluidos el PNUD, UNICEF, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y el Fondo de Población de la ONU. El propósito del proyecto era combatir la discriminación social contra las personas con discapacidad y ampliar la integración social, el empleo y las oportunidades educativas inclusivas. El programa capacitó a ONG, periodistas, autoridades gubernamentales, trabajadores sociales y especialistas en empleo, así como a estudiantes universitarios con discapacidad.

Durante el año no hubo reportes de instalaciones multadas por ser inaccesibles para personas con discapacidad. En 2008, el gobierno enmendó la ley para incluir disposiciones que impongan multas de hasta 70 veces el salario mínimo mensual por tales violaciones.

Aunque muchos lugares públicos carecían de acceso para personas con discapacidad, había cierto acceso para sillas de ruedas en todo el país. La ley no ofrece salvaguardias efectivas contra la institucionalización arbitraria o involuntaria. Durante el año, los activistas de derechos humanos informaron que varias personas con discapacidades mentales o físicas fueron recluidas en hospitales psiquiátricos a pesar de que no mostraban signos de enfermedad mental. El Ministerio de Salud controló el acceso a la atención médica para las personas con discapacidad, y el Ministerio de Trabajo y Protección Social facilitó el empleo de las personas con discapacidad.

Minorías nacionales / raciales / étnicas

La constitución establece el derecho de todos los ciudadanos a trabajar y elegir su ocupación.Aunque la ley prohíbe la discriminación en el empleo por motivos de origen étnico o nacional, los rusos étnicos y otras minorías expresaron su preocupación por las limitadas oportunidades laborales. Los altos cargos en la burocracia gubernamental y en las empresas generalmente se reservaban para los uzbecos étnicos, aunque hubo numerosas excepciones.

La ley no exige la capacidad del idioma uzbeko para obtener la ciudadanía, pero el idioma sigue siendo un tema delicado. El uzbeko es el idioma del estado y la constitución requiere que el presidente lo hable. La ley también establece que el ruso es "el idioma de la comunicación interétnica". El ruso se hablaba ampliamente en las principales ciudades y el tayiko se hablaba ampliamente en Samarcanda y Bujara.

Abusos sociales, discriminación y actos de violencia basados ​​en la orientación sexual y la identidad de género

La actividad homosexual se castiga con hasta tres años de prisión. No se conocían organizaciones de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT). No se conoció violencia perpetrada o tolerada contra la comunidad LGBT. No hubo informes conocidos de discriminación oficial o social basada en la orientación sexual en el empleo, la vivienda, la apatridia o el acceso a la educación o la atención médica, pero esto puede atribuirse al tabú social en contra de discutir la actividad homosexual en lugar de la igualdad en tales asuntos.

Otra violencia o discriminación social

Existía un estigma social contra los pacientes con VIH / SIDA. Las personas que viven con el VIH reportaron aislamiento social por parte de vecinos, trabajadores de agencias públicas, personal de salud, agentes del orden, propietarios y empleadores después de que se conoció su estado serológico. Los reclutas de las fuerzas armadas que resultaron ser seropositivos fueron expulsados ​​sumariamente. El Departamento de Correccionales de la MOI continuó sus esfuerzos para crear conciencia sobre las realidades del VIH / SIDA en su capacitación para el personal penitenciario. Las restricciones del gobierno a las ONG locales dejaron solo a un puñado de ONG activas para ayudar y proteger los derechos de las personas con VIH / SIDA.

Sección 7 Derechos de los trabajadores

una. El derecho de asociación

La ley otorga a los trabajadores el derecho a formar y afiliarse a sindicatos de su elección. En la práctica, los trabajadores generalmente no ejercían este derecho porque creían que, como en la época soviética, los intentos de crear sindicatos alternativos serían rápidamente reprimidos. La ley declara a los sindicatos independientes de los órganos administrativos y económicos gubernamentales, excepto cuando lo dispongan otras leyes, por ejemplo, las que regulan la gestión de fondos y activos por parte de los sindicatos. En la práctica, los sindicatos permanecieron centralizados y dependientes del gobierno. La junta estatal de la Federación de Sindicatos de Uzbekistán era el sindicato más grande, con informes oficiales de participación del 60 por ciento de los empleados. Aunque los líderes de la federación pueden ser elegidos por la junta sindical, en realidad son nombrados por la oficina del presidente. Todos los sindicatos regionales e industriales a nivel local son de propiedad estatal. No hubo sindicatos independientes. La ley prohíbe la discriminación contra miembros y dirigentes sindicales, pero esta prohibición fue irrelevante debido a la estrecha relación de los sindicatos con el gobierno.

La ley no prevé ni prohíbe el derecho de huelga. Hubo informes no confirmados de que se llevaron a cabo huelgas en algunas fábricas debido a retrasos en el pago de salarios.

B. El derecho a organizarse y negociar colectivamente

Los sindicatos y sus líderes no tenían libertad para realizar actividades sin la interferencia del empleador o de las instituciones controladas por el gobierno. La ley otorga el derecho a organizarse y negociar colectivamente; en la práctica, este derecho no se ejerció. Los sindicatos eran instituciones organizadas por el gobierno que tenían poco poder, aunque tenían cierta influencia en cuestiones de salud y seguridad en el trabajo.

La ley establece que los sindicatos pueden celebrar acuerdos con empresas, pero debido a que los sindicatos fueron fuertemente influenciados por el estado, la negociación colectiva en un sentido significativo no se llevó a cabo. El Ministerio de Trabajo y Protección Social y el Ministerio de Hacienda, en consulta con el Consejo de la Federación de Sindicatos (CFTU), fijan los salarios de los empleados públicos. En el pequeño sector privado, la dirección establecía los salarios o los negociaba individualmente con las personas que contrataban un empleo. No existe una institución estatal responsable del arbitraje laboral.

La ley otorga a los sindicatos la supervisión de los conflictos laborales individuales y colectivos.

Se ha establecido una zona de libre comercio en Navoi, pero no hay leyes especiales o exenciones de la ley laboral regular dentro de esa zona.

C. Prohibición del trabajo forzoso u obligatorio

La constitución y la ley prohíben el trabajo forzoso u obligatorio, incluso de niños, excepto como castigo legal por delitos como robo, fraude o evasión de impuestos, o según lo especifique la ley; sin embargo, hubo informes de que tales prácticas ocurrieron, particularmente durante la cosecha de algodón, cuando las autoridades supuestamente obligaron a los trabajadores médicos, personal gubernamental, escolares, estudiantes universitarios y otros a recolectar algodón.

D. Prohibición del trabajo infantil y edad mínima para el empleo

Existen leyes para proteger a los niños de la explotación en el lugar de trabajo, pero esas leyes no se aplicaron de manera efectiva. El código laboral nacional establece la edad mínima para trabajar a los 16 años y establece que el trabajo no debe interferir con los estudios de los menores de 18 años. La ley establece el derecho a un trabajo a tiempo parcial a partir de los 15 años y a los niños con permiso de sus padres. puede trabajar un máximo de 24 horas por semana cuando la escuela no está en sesión y 12 horas por semana cuando la escuela está en sesión. Los niños entre las edades de 16 y 18 pueden trabajar 36 horas por semana mientras la escuela no está en sesión y 18 horas por semana mientras la escuela está en sesión. Los niños de siete u ocho años trabajaban en empresas familiares en las ciudades durante las vacaciones escolares y las vacaciones, y los niños también trabajaban en la venta ambulante, los servicios, la construcción, la fabricación de materiales de construcción y el transporte. Muchas escuelas, particularmente en áreas rurales, cerraron de seis a ocho semanas durante la cosecha de algodón de otoño y enviaron a los estudiantes a trabajar en los campos.

El gobierno no invitó ni permitió que la OIT realizara una evaluación de referencia del trabajo infantil en el sector del algodón. El gobierno tomó medidas limitadas durante el año para implementar su adopción en abril de 2008 de los Convenios 182 (sobre las peores formas de trabajo infantil) y 138 (sobre la edad mínima de empleo) de la OIT, su adopción en septiembre de 2008 de un plan de acción nacional sobre la implementación de los convenios de la OIT que pedían la abolición de la movilización de niños para la cosecha anual de algodón, y el decreto del primer ministro de 2008 que prohíbe el trabajo infantil en la cosecha de algodón.

El 10 de junio, un grupo local de derechos humanos en Karakalpakstán informó que todos los estudiantes de liceos, colegios, institutos y universidades se vieron obligados a desyerbar campos de algodón en condiciones de comida, agua potable y vivienda inadecuadas.

El 26 de junio, el Ministerio de Trabajo y Protección Social emitió una lista de trabajos con condiciones laborales desfavorables, incluida la recolección de algodón, en los que no pueden participar niños menores de 18 años.

El 21 de diciembre, el presidente Karimov firmó leyes que fortalecen las penas por utilizar trabajo infantil. Bajo las nuevas reglas, los funcionarios públicos que violen la legislación laboral que involucre a un menor están sujetos a una multa de cinco a diez veces el salario mínimo (un aumento de dos a cinco veces el salario mínimo), y los particulares son multados de una a tres veces el salario mínimo. salario mínimo.

El 24 de diciembre, el mandatario firmó reformas al artículo 77 del Código de Trabajo y al artículo 20 de la ley "De Garantías de los Derechos del Niño". Las nuevas enmiendas eliminan una disposición que permitía a los jóvenes de 14 años realizar "trabajos ligeros" que no interfirieran con la educación ni obstaculizaran la salud o el desarrollo del niño. La edad mínima para trabajar sigue siendo de 16 años, aunque los jóvenes de 15 años pueden realizar trabajos ligeros con el permiso de uno de sus padres.

Durante la cosecha de otoño del año, hubo informes de que las escuelas cerraron en las regiones de Syrdarya, Gulistan, Tashkent, Khoresm, Jizzakh, Bukhara y Surhandarya. Los informes indicaron que los administradores locales cerraron las escuelas y transportaron a estudiantes de tan solo 12 o 13 años de edad para trabajar en los campos de algodón, pero la mayoría de los estudiantes eran del noveno al duodécimo grado, o en general mayores de 14 años. A diferencia del pasado, las clases se mantuvieron en funcionamiento en los niveles de grado más jóvenes. Los estudiantes ganaban entre 70 y 80 soum ($ .05) por kilo (2,2 libras) de algodón recogido y se esperaba que recogieran de 20 a 40 kilos por día, según su edad, por un salario diario de entre 1,400 y 3,200 soum ($ 1,00 a 2,00) por día.

Hubo varios informes de que las condiciones de trabajo de los niños se deterioraron durante el año, sin que ni los agricultores ni el gobierno proporcionaran alimentos, agua o alojamiento suficientes para los niños.

Según los informes, las universidades también cerraron y enviaron estudiantes a trabajar en el campo. Un informe indicó que algunos estudiantes universitarios que se negaron a trabajar en los campos de algodón fueron expulsados ​​y varios otros fueron amenazados con la expulsión. Se esperaba que los maestros y administradores escolares participaran como capataces o recolectando algodón directamente. Otros trabajadores del gobierno se movilizaron para trabajar en los campos.

El gobierno no permite que las organizaciones independientes evalúen de manera integral el trabajo infantil en el sector del algodón, ni proporciona cifras sobre el uso del trabajo infantil en el país.

La legislación no otorga jurisdicción explícita a los inspectores del Ministerio de Trabajo y Protección Social para centrarse en la aplicación del trabajo infantil. La aplicación de las leyes sobre trabajo infantil está bajo la jurisdicción del Ministerio de Trabajo, el fiscal general y el Ministerio del Interior y sus investigadores penales generales. No se conocen enjuiciamientos por utilizar trabajo infantil durante el año.

La ley establece sanciones penales y administrativas contra los infractores. Según los informes, el gobierno reprendió a 150 funcionarios por no cumplir con las órdenes nacionales de abstenerse de utilizar trabajo infantil, pero no proporcionó información sobre la naturaleza de las sanciones. La aplicación fue difícil debido en parte a la aceptación social desde hace mucho tiempo del trabajo infantil impuesto por el gobierno como método de recolección de algodón.

mi. Condiciones de trabajo aceptables

El Ministerio de Trabajo y Protección Social, en consulta con la CFTU, fija y hace cumplir el salario mínimo. El salario mínimo de agosto a diciembre fue de 33.645 soum (22 dólares) al mes; el 1 de diciembre se elevó a 37.680 soum (25 dólares). Esto no proporcionó un nivel de vida decente para un trabajador y su familia.

La ley establece una semana laboral estándar de 40 horas y requiere un período de descanso de 24 horas. El pago de horas extraordinarias existe en teoría, pero rara vez se paga en la práctica.

El Ministerio de Trabajo y Protección Social establece y hace cumplir las normas de seguridad y salud en el trabajo en consulta con los sindicatos. Los informes sugirieron que la aplicación no era eficaz. Aunque las regulaciones prevén salvaguardias, los trabajadores en trabajos peligrosos a menudo carecían de ropa y equipo de protección. De conformidad con la Ley de seguridad de los trabajadores, los trabajadores pueden retirarse legalmente del trabajo peligroso si un empleador no ha proporcionado las medidas de seguridad adecuadas para el trabajo. Por lo general, los trabajadores no ejercían este derecho, ya que no se aplicaba de manera efectiva y los empleados temían represalias por parte de los empleadores.

En 2007, el país firmó acuerdos bilaterales de migración laboral con Rusia para aumentar la protección de una serie de derechos laborales para los trabajadores migrantes del país. Según el acuerdo, los ciudadanos pueden solicitar a través de la Agencia de Migración Laboral Externa para recibir permisos para trabajar legalmente en Rusia. Hasta septiembre, aproximadamente 5.000 personas habían aprovechado el programa para trabajar en los sectores de la agricultura y la construcción de Rusia. Sin embargo, esta era una pequeña fracción del millón o más de ciudadanos que se estima que ya trabajan en Rusia, la mayoría de ellos ilegalmente. La agencia también ha permitido que más de 3.000 ciudadanos uzbecos trabajen legalmente en Corea del Sur. Además, la Oficina de Empleo de Tashkent estableció vínculos con Polonia que permiten a los ciudadanos viajar allí legalmente para trabajar en la construcción.

Se informó de que había aumentado el número de jornaleras, especialmente en la región de Khorezm. En junio, una ONG local de ese distrito informó que las jornaleras quedaban fuera de la protección de la ley y estaban ocultas de los programas de orientación social dirigidos a la protección y promoción de los derechos de la mujer. Según el informe, trabajaron en condiciones laborales difíciles y su salud se deterioró en consecuencia. El PNUD informó que estaba trabajando con el gobierno en un proyecto destinado a proteger los derechos humanos de las mujeres involucradas en la migración laboral y a mejorar la calidad de los servicios que los organismos gubernamentales y no gubernamentales pertinentes brindan a las trabajadoras migrantes.


Historia de Tashkent

Tashkent es la capital de Uzbekistán y la ciudad más grande de Asia Central. Tashkent, como muchas ciudades de Uzbekistán, es una ciudad antigua. Su edad es de más de 2000 años. En fuentes escritas, la historia de Tashkent se remonta a la antigüedad. Según la pronunciación local, el lugar se llamaba “Chach”. La ciudad principal se llamaba Chacha, es decir, Chachkent o Shashkent. Posteriormente, el significado de la palabra cambió y se convirtió en su consonancia: Tashkent.

Hacia fines del siglo II - principios del siglo I a. C., las crónicas chinas mencionaban la ciudad como Uni. Los científicos creen que Uni se encontraba en el territorio de la moderna Tashkent.

En los siglos VI-VII d.C., el territorio de Tashkent era parte del estado de Chach, y aquí vivían gobernadores turcos. En 713, las primeras tropas árabes entraron en Shash. La conquista fracasó y, después de eso, los Maliks habían gobernado Shash durante décadas. Recién en el año 751, tras una gran batalla entre árabes y chinos, que también intentaron apoderarse de Shash, los árabes consolidaron su victoria. Un monumento único se ha conservado en Tashkent de ese período: Khast Imam Ensemble.

La ciudad se convirtió en un centro comercial y artesanal en los siglos IX-X. La ciudadela y el centro de la ciudad, Shakhristan, estaban ubicadas en las colinas. Ahora es el centro del antiguo bazar “Chorchu”. Un palacio y una prisión se ubicaron más allá de los muros de la ciudadela. La parte de la torre de la antigua muralla de la ciudadela se podía ver cerca del Circo de Tashkent hasta hace poco. Algunas puertas de la ciudadela conducían a los suburbios - Rabad, otros - hacia Shakhristan. Este último estaba rodeado por un muro separado y tenía tres puertas.

En 1220, los mongoles liderados por Genghis Khan conquistaron Asia Central. Durante la conquista de los mongoles, los mongoles y las nuevas masas de nómadas turcos se mezclaron con la población local.

Entre finales del siglo XIV y principios del XV, Tashkent fue mencionado con mucha frecuencia en la descripción de la lucha, por lo que el estado de Amir Temur se desarrolló primero y luego se vino abajo. Algunos de los monumentos arquitectónicos sobrevividos en Tashkent están asociados con esta época, por ejemplo, el complejo de edificios cerca de Shaykhantaur Mazar. Entre ellos se encuentra el Mausoleo de Yunus Khan, que es interesante por sus medias columnas de piedra talladas en el interior.

A principios del siglo XVI, Tashkent pasó a formar parte del Estado Sheibanids. En la segunda mitad del siglo XVI, Abdullah Khan de Bukhara inició el asedio de Tashkent y la capturó. En 1723, Tashkent se subordinó a los kalmyks.

En la segunda mitad del siglo XVIII, la ciudad comenzó a reconocer nuevamente la autoridad de Bukhara. Durante este período, Tashkent se dividió en cuatro partes. Uno de los alcaldes de la ciudad, Yunus, comenzó la batalla con otros alcaldes y tomó el poder. Bajo el gobierno de Yunus, una muralla de la ciudad rodeaba Tashkent, porque la ciudad tenía que resistir constantemente la lucha con el Kokand Khanate. Sin embargo, en 1810, Tashkent fue tomada, primero por el Kokand Khanate y luego en 1865, por las tropas rusas.

A principios del siglo XX, la ciudad comenzó a cambiar: se construyó la llamada "Ciudad Nueva". Tashkent se dividió en dos partes: la ciudad vieja y la nueva. Sin embargo, para 1940, según el proyecto, se suponía que uniría las dos partes de la ciudad. Como resultado de la reconstrucción, se obtuvo un territorio compacto con infraestructura desarrollada. La ciudad fue ajardinada, se construyeron impresionantes estructuras arquitectónicas, plazas, parques, que se pueden ver hasta el día de hoy.

En los últimos años, Tashkent ha experimentado una renovación y reconstrucción. La actual Tashkent es una metrópolis industrial y económica moderna, pero con elementos de la antigua y rica historia.


Historia reciente de Uzbekistán

Como resultado de una invasión armada de las tropas rusas en los años 60 del siglo XIX, el Kokand Khanate fue abolido y el Gobernador General de Turkestán fue establecido el 11 de julio de 1867. El Emirato de Bukhara y el Khiva Khanate recibieron el estatus de un protectorado.

El poder estaba concentrado en manos del gobernador general, quien llevaba a cabo toda la administración militar y civil.

El nuevo gobierno se centró en el sector agrícola de la economía de Uzbekistán: dio como resultado el crecimiento del algodón para las necesidades de la industria rusa. Se construyeron casas de desmotadoras y molinos de aceite de semilla de algodón, se iniciaron las operaciones mineras, se construyó el ferrocarril Trans-Caspio, que conectaba Asia Central con la parte europea de Rusia.

Uzbekistán soviético

En el otoño de 1917 se proclamó el poder soviético. A Turkestán se le concedió el estatus de República Soviética dentro de la RSFSR. Los nacionalistas, en desacuerdo con esta decisión, se fueron a la montaña, desde donde se inició una feroz guerra de guerrillas por la soberanía de su tierra natal. De 1917 a 1921 en Asia Central hubo una lucha entre guerrilleros y tropas del Ejército Rojo, que terminó con la victoria de la Unión Soviética. En 1924 se establecieron cinco nuevas repúblicas dentro de la URSS, incluida la RSS de Uzbekistán, que existió hasta 1991.

En los primeros años del poder soviético en Uzbekistán, muchas medidas se dirigieron a la liquidación del analfabetismo y la construcción de escuelas. Al mismo tiempo, se destruyeron el estilo de vida y la cultura tradicionales. En los años 30 del siglo XX se produjo una industrialización activa de Uzbekistán: se construyeron grandes plantas y tejidos de industria ligera y pesada, se construyeron nuevas ciudades cerca de estas plantas y se reconstruyeron ciudades antiguas. Durante ese período, Uzbekistán sufrió la represión política de Stalin & rsquos: entre las víctimas había destacados políticos y figuras culturales de Uzbekistán.

Durante la Segunda Guerra Mundial de 1941-1945 la población masculina de las repúblicas de la Unión Soviética fue llevada al frente y las empresas y personas más importantes fueron evacuadas a las repúblicas de Asia Central, incluido Uzbekistán. Durante este período, Tashkent se convirtió en una especie de centro de evacuación, que dio refugio a los refugiados de toda la Unión Soviética, y se llamó la Ciudad del Pan y la Ciudad de la Amistad de las Naciones.

En 1966, un fuerte terremoto en Tashkent destruyó la mayor parte de la ciudad vieja. A este respecto, la ciudad fue reconstruida al estilo soviético por los arquitectos, procedentes de toda la URSS. En 1977 se puso en funcionamiento el metro de Tashkent.Fue el primer metro de Asia Central.

Uzbekistán independiente

En relación con el colapso de la URSS, la independencia política de Uzbekistán fue proclamada en la VI sesión extraordinaria del Consejo Supremo el 31 de agosto de 1991.

El 1 de septiembre se anunció el Día de la Independencia. La República de Uzbekistán fue reconocida oficialmente como un estado independiente por 160 países de todo el mundo. El 2 de marzo de 1992, Uzbekistán se convirtió en miembro de la ONU. El 8 de diciembre de 1992 se adoptó una nueva Constitución de la República de Uzbekistán. El núcleo del nuevo sistema político en Uzbekistán se convirtió en una forma de gobierno presidencial, en la que se concentraban el poder del presidente, como jefe de estado, y el poder ejecutivo.

Desde que obtuvo la independencia, Uzbekistán tomó un curso para construir un estado democrático con economía de mercado. La república obtuvo la oportunidad de realizar de forma independiente la actividad económica exterior. En la actualidad, Uzbekistán es miembro de la Organización para la Cooperación Económica, el Banco Europeo de Reconstrucción y Fomento, el Fondo Monetario Internacional, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización de Cooperación de Shanghai y otras organizaciones de renombre.


Uzbekistan

Uzbekistán es una de las repúblicas de Asia Central de la ex Unión Soviética. A finales de 1991, el colapso de la Unión Soviética transformó todas las repúblicas de esa unión en estados independientes. Ubicado en el corazón de Asia Central, Uzbekistán tiene una historia larga y dramática. Primero floreció económicamente debido a la famosa "Ruta de la Seda" que atravesaba las ciudades de Samarcanda, Bukhara, Khiva y Tashkent, las ciudades oasis sobre las que las caravanas traían los productos de Europa para intercambiarlos por los de Asia. Muchos conquistadores famosos pasaron por la tierra, incluido Alejandro el Grande, que se detuvo cerca de Samarcanda en su camino a la India en 327 a. C. En el siglo VIII d.C., el territorio fue conquistado por árabes musulmanes y, en el siglo IX, la dinastía indígena Samanid estableció un imperio allí. Uzbekistán fue invadida por Genghis Khan en 1220. En la década de 1300, Timur construyó un imperio con su capital en Samarcanda. La herencia de Uzbekistán se remonta a unos 2.500 años. Además de su importancia económica, este territorio floreció como el centro intelectual medieval del mundo musulmán.

El comercio ruso con esta región creció durante los siglos XVI y XVII y, en 1865, las tropas rusas ocuparon Tashkent. A fines del siglo XIX, Rusia había conquistado toda Asia Central, la había colocado bajo administración colonial e invertido en el desarrollo de la infraestructura de Asia Central, promoviendo el cultivo de algodón y alentando el asentamiento de colonos rusos.

En 1924, tras el establecimiento del poder soviético, los territorios de los kanatos de Bukhara y Khiva y partes del valle de Fergana que habían constituido el kanato de Kokand se unieron en la República Socialista Soviética de Uzbekistán. La era soviética trajo la alfabetización y el desarrollo técnico a Uzbekistán. La República era valorada por su cultivo de algodón y sus recursos naturales. Sin embargo, junto con desarrollos positivos, hubo una dominación comunista que trajo consigo la supresión de las tendencias culturales y religiosas locales. Uzbekistán declaró su independencia el 1 de septiembre de 1991.

Geográficamente, Uzbekistán se encuentra en el centro de Asia Central con terreno plano y arenoso y valles amplios e intensamente irrigados a lo largo de los ríos Amu Darya y Syr Darya. Uzbekistán limita con Kazajstán, Turkmenistán, Afganistán, Tayikistán y Kirguistán. El territorio de Uzbekistán tiene 447,400 kilómetros cuadrados (117,868 millas cuadradas) o un poco más grande que California. El clima se caracteriza por veranos largos y calurosos e inviernos suaves. Uzbekistán se subdivide en 12 regiones, más la región autónoma de Karakalpakstan. Tashkent tiene una población de dos millones y es la capital de Uzbekistán.

Políticamente, el país es una república con la Constitución aprobada el 8 de diciembre de 1992. La gente elige al presidente en elección directa. Islam Karimov es el presidente de la República de Uzbekistán por tercera vez consecutiva. El gobierno de Uzbekistán tiene tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Tribunal Supremo.

Económicamente, Uzbekistán era una de las repúblicas más pobres de la Unión Soviética. La población es muy rural y depende de la agricultura para su sustento. La fuerza laboral está compuesta por lo siguiente: agricultura y silvicultura, 44 por ciento de industria y construcción, 20 por ciento y otros, 36 por ciento. En 1997, el PIB de Uzbekistán fue de $ 21,3 mil millones y el PIB per cápita fue de $ 895. Es el cuarto productor mundial de algodón. También produce cantidades importantes de seda, frutas, verduras y otros cultivos. Como el séptimo mayor productor de oro del mundo, alrededor de ochenta toneladas por año, también tiene la cuarta mayor reserva de oro. Hay cantidades suficientes de petróleo y una abundancia de gas natural que se utiliza tanto para el consumo interno como para la exportación y las reservas exportables de cobre, plomo, zinc, tungsteno y uranio. Existe comercio con Rusia, los Estados Unidos, Alemania, el Reino Unido, los Países Bajos, Turquía y los países vecinos, ex repúblicas soviéticas, ahora llamados los nuevos estados independientes (NEI).


Historia de Uzbekistán

En el primer milenio antes de Cristo, los nómadas iraníes establecieron sistemas de riego a lo largo de los ríos de Asia Central y construyeron ciudades en Bukhara y Samarqand. Estos lugares se convirtieron en puntos de tránsito extremadamente ricos en lo que se conoció como la Ruta de la Seda entre China y Europa. En el siglo VII d. C., los iraníes de Soghd, que se beneficiaron más visiblemente de este comercio, vieron su provincia de Transoxiana (Mawarannahr) abrumada por los árabes, que difundieron el Islam por toda la región. Bajo el califato árabe abasí y (a partir de mediados del siglo IX), el Imperio persa samaní, los siglos VIII al X fueron una época dorada de aprendizaje y cultura en Transoxiana.

Las primeras personas que se sabe que ocuparon Asia Central fueron los nómadas iraníes que llegaron de las praderas del norte de lo que hoy es Kazajstán en algún momento del primer milenio antes de Cristo. Estos nómadas, que hablaban dialectos iraníes, se establecieron en Asia Central y comenzaron a construir un extenso sistema de riego a lo largo de los ríos de la región. En este momento, ciudades como Bukhara (Bukhara) y Samarqand (Samarcanda) comenzaron a aparecer como centros de gobierno y cultura. En el siglo V a. C., los estados bactriano, soghdiano y tokhariano dominaban la región. Cuando China comenzó a desarrollar su comercio de seda con Occidente, las ciudades iraníes aprovecharon este comercio para convertirse en centros de comercio. Utilizando una extensa red de ciudades y asentamientos en la provincia de Transoxiana (Mawarannahr fue un nombre dado a la región después de la conquista árabe) en Uzbekistán y más al este en lo que hoy es la Región Autónoma Uygur de Xinjiang en China, los intermediarios soghdianos se convirtieron en los más ricos de estos iraníes. comerciantes. Debido a este comercio en lo que se conoció como la Ruta de la Seda, Bukhara y Samarqand eventualmente se convirtieron en ciudades extremadamente ricas, y en ocasiones Transoxiana fue una de las provincias persas más influyentes y poderosas de la antigüedad. [2] [ se necesita una cita completa ]

Alejandro el Grande conquistó la región en 328 a. C., poniéndola brevemente bajo el control de su Imperio macedonio. [2]

La riqueza de Transoxiana fue un imán constante para las invasiones de las estepas del norte y de China. Se libraron numerosas guerras intrarregionales entre los estados de Soghdian y los otros estados de Transoxiana, y los persas y los chinos estaban en perpetuo conflicto por la región. Los chinos en particular buscaron los caballos celestiales de la región, llegando incluso a librar una guerra de asedio contra Dayuan, una civilización urbanizada en el valle de Fergana en 104 a. C. para obtener los caballos.

En los mismos siglos, sin embargo, la región también fue un importante centro de vida intelectual y religión. Hasta los primeros siglos después de Cristo, la religión dominante en la región era el zoroastrismo, pero el budismo, el maniqueísmo y el cristianismo también atraían a un gran número de seguidores. [2]

En 563-567, el territorio de la actual Uzbekistán se convirtió en parte del Turkic Khaganate (552-745). [3]

Durante la era del khaganato turco occidental (603-658), la influencia política de los turcos en Sogd aumentó. El proceso de asentamiento de los turcos en los oasis de Asia Central condujo al desarrollo de la antigua escritura turca y las relaciones monetarias. Algunos gobernantes turcos de Bukhara, Chach y Fergana emitieron sus propias monedas. [4] [5] Parte de los turcos de Bukhara adoptaron el cristianismo. Los turcos de otras regiones adoptaron el budismo y el zoroastrismo. Mukhan Kagan (553-572) dio los primeros pasos para la introducción oficial del budismo en la práctica religiosa de los turcos. Sin embargo, solo Taspar Kagan (572-580) dio a la misión budista un alcance que podría proporcionar a los seguidores de esta religión una prioridad cultural y política en la sede de Kagan. [6] La mayoría de la población turca conservó su religión. Las fuentes mencionan las siguientes deidades turcas: Tangri (Cielo), Umay (Diosa Madre), Yer-sub (Tierra-Agua) y Erklig (Señor del Infierno), entre las cuales Tengri, el gobernante del Mundo Superior, ocupaba una posición dominante. . [7]

La conquista de Asia Central por los árabes musulmanes, que se completó en el siglo VIII d.C., trajo a la región una nueva religión que sigue siendo dominante. Los árabes invadieron Transoxiana por primera vez a mediados del siglo VII a través de incursiones esporádicas durante su conquista de Persia. Las fuentes disponibles sobre la conquista árabe sugieren que los soghdianos y otros pueblos iraníes de Asia Central no pudieron defender su tierra contra los árabes debido a las divisiones internas y la falta de un liderazgo indígena fuerte. Los árabes, por otro lado, estaban dirigidos por un general brillante, Qutaybah ibn Muslim, y también estaban muy motivados por el deseo de difundir su nueva fe (el comienzo oficial de la cual fue en el 622 d. C.). Debido a estos factores, la población de Transoxiana fue fácilmente sometida. La nueva religión traída por los árabes se extendió gradualmente por la región. Las identidades religiosas nativas, que en algunos aspectos ya estaban siendo desplazadas por las influencias persas antes de la llegada de los árabes, fueron desplazadas aún más en los siglos siguientes. Sin embargo, el destino de Asia Central como región islámica quedó firmemente establecido por la victoria árabe sobre los ejércitos chinos en 750 en una batalla en el río Talas. [8] [ se necesita una cita completa ]

A pesar del breve dominio árabe, Asia Central retuvo con éxito gran parte de su característica iraní, y siguió siendo un importante centro de cultura y comercio durante siglos después de la adopción de la nueva religión. Transoxiana continuó siendo un actor político importante en los asuntos regionales, como lo había sido durante varias dinastías persas. De hecho, el califato abasí, que gobernó el mundo árabe durante cinco siglos a partir de 750, se estableció gracias en gran parte a la ayuda de los partidarios de Asia central en su lucha contra el entonces gobernante califato omeya. [8]

Durante el apogeo del califato abasí en los siglos VIII y IX, Asia Central y Transoxiana experimentaron una verdadera edad de oro. Bujara se convirtió en uno de los principales centros de aprendizaje, cultura y arte del mundo musulmán, y su magnificencia rivalizaba con los centros culturales contemporáneos como Bagdad, El Cairo y Córdoba. Algunos de los más grandes historiadores, científicos y geógrafos de la historia de la cultura islámica eran nativos de la región. [8]

A medida que el califato abasí comenzó a debilitarse y los estados iraníes islámicos locales emergieron como gobernantes de Irán y Asia central, el idioma persa continuó su papel preeminente en la región como idioma de la literatura y el gobierno. Los gobernantes de la sección oriental de Irán y de Transoxiana eran persas. Bajo los Samanids y los Buyids, la rica cultura Perso-Islámica de Transoxiana continuó floreciendo. [8]

En el siglo VI, la continua afluencia de nómadas turcos de las estepas del norte trajo un nuevo grupo de personas a Asia Central. [9] Estas personas eran los turcos que vivían en las grandes praderas que se extendían desde Mongolia hasta el mar Caspio.

Más tarde, introducidos principalmente como soldados esclavos en la dinastía Samanid, estos turcos sirvieron en los ejércitos de todos los estados de la región, incluido el ejército abasí. A fines del siglo X, cuando los samánidas comenzaron a perder el control de Transoxiana (Mawarannahr) y el noreste de Irán, algunos de estos soldados llegaron a posiciones de poder en el gobierno de la región y finalmente establecieron sus propios estados, aunque altamente persianizados. Con el surgimiento de un grupo gobernante turco en la región, otras tribus turcas comenzaron a migrar a Transoxiana. [10] [ se necesita una cita completa ]

El primero de los estados turcos de la región fue el Imperio Persianate Ghaznavid, establecido en los últimos años del siglo X. El estado de Ghaznavid, que capturó los dominios samaníes al sur de Amu Darya, pudo conquistar grandes áreas del este de Irán, Asia central, Afganistán y Pakistán durante el reinado del sultán Mahmud. Los Ghaznavids fueron seguidos de cerca por los Turkic Qarakhanids, quienes tomaron la capital de Samanid, Bukhara, en el 999 DC, y gobernaron Transoxiana durante los siguientes dos siglos. Samarcanda se convirtió en la capital del estado Qarakhanid occidental. [11]

El dominio de Ghazna se redujo, sin embargo, cuando los selyúcidas se dirigieron a la parte occidental de la región, conquistando el territorio ghaznavid de Khorazm (también escrito Khorezm y Khwarazm). [10] Los selyúcidas también derrotaron a los karakhaníes, pero no anexaron sus territorios por completo. En cambio, hicieron de los Karakhanids un estado vasallo. [12] Los selyúcidas dominaron una amplia zona desde Asia Menor, Irán, Irak y partes del Cáucaso, hasta las secciones occidentales de Transoxiana, en Afganistán, en el siglo XI. El Imperio Seljuk luego se dividió en estados gobernados por varios gobernantes turcos e iraníes locales. Sin embargo, la cultura y la vida intelectual de la región no se vieron afectadas por tales cambios políticos. Las tribus turcas del norte continuaron migrando a la región durante este período. [10] Sin embargo, el poder de los selyúcidas se redujo cuando el sultán selyúcida Ahmed Sanjar fue derrotado por los kara-jitanos en la batalla de Qatwan en 1141.

A finales del siglo XII, un líder turco de Khorazm, que es la región al sur del mar de Aral, unió a Khorazm, Transoxiana e Irán bajo su gobierno. Bajo el gobierno del sha Khorazm Kutbeddin Muhammad y su hijo, Muhammad II, Transoxiana continuó siendo próspera y rica mientras mantenía la identidad perso-islámica de la región. Sin embargo, una nueva incursión de nómadas del norte pronto cambió esta situación. Esta vez el invasor fue Genghis Khan con sus ejércitos mongoles. [10]

Cuando los turcos comenzaron a ingresar a la región desde el norte, establecieron nuevos estados a partir del siglo XI y comenzaron a cambiar la demografía de la región. Después de que una sucesión de estados dominara la región, en el siglo XII, Transoxiana se unió en un solo estado con Irán y la región de Khwarezm, al sur del Mar de Aral. A principios del siglo XIII, ese estado fue invadido por mongoles, liderados por Genghis Khan. Bajo sus sucesores, las comunidades de habla iraní fueron desplazadas de algunas partes de Asia Central. Bajo Timur (Tamerlán), Transoxiana comenzó su último florecimiento cultural, centrado en Samarqand a través del Renacimiento Timurid. Después de Timur, el estado comenzó a dividirse y, en 1510, las tribus uzbecas habían conquistado toda Asia Central. [13]

La invasión mongola de Asia Central es uno de los puntos de inflexión en la historia de la región. Los mongoles tuvieron un efecto tan duradero porque establecieron la tradición de que el gobernante legítimo de cualquier estado de Asia central solo podía ser un descendiente de sangre de Genghis Khan. [14] [ se necesita una cita completa ]

La conquista mongola de Asia Central, que tuvo lugar entre 1219 y 1225, provocó un cambio radical en la población de Mawarannahr. La conquista aceleró el proceso de turquificación en algunas partes de la región porque, aunque los ejércitos de Genghis Khan estaban dirigidos por mongoles, estaban compuestos principalmente por tribus turcas que se habían incorporado a los ejércitos mongoles ya que las tribus se encontraban en los mongoles. 'barrido hacia el sur. Cuando estos ejércitos se establecieron en Mawarannahr, se mezclaron con las poblaciones locales que no huyeron. Otro efecto de la conquista de los mongoles fue el daño a gran escala que los soldados infligieron en ciudades como Bukhara y en regiones como Khorazm. Como provincia líder de un estado rico, Jorazm fue tratado con especial severidad. Las redes de riego de la región sufrieron grandes daños que no fueron reparados durante varias generaciones. [14] Muchas poblaciones de habla iraní se vieron obligadas a huir hacia el sur para evitar la persecución.

Tras la muerte de Genghis Khan en 1227, su imperio se dividió entre sus cuatro hijos y los miembros de su familia. A pesar del potencial de una seria fragmentación, la ley mongol del Imperio mongol mantuvo la sucesión ordenada durante varias generaciones más, y el control de la mayor parte de Mawarannahr quedó en manos de los descendientes directos de Chaghatai, el segundo hijo de Genghis. La sucesión ordenada, la prosperidad y la paz interna prevalecieron en las tierras de Chaghatai, y el Imperio mongol en su conjunto permaneció fuerte y unido. [15] [ se necesita una cita completa ] Pero, Khwarezm era parte de Golden Horde.

Sin embargo, a principios del siglo XIV, cuando el imperio comenzó a dividirse en sus partes constituyentes, el territorio Chaghatai también se vio afectado por la competencia de los príncipes de varios grupos tribales por la influencia. Un cacique tribal, Timur (Tamerlán), emergió de estas luchas en la década de 1380 como la fuerza dominante en Mawarannahr. Aunque no era descendiente de Genghis, Timur se convirtió en el gobernante de facto de Mawarannahr y procedió a conquistar todo el oeste de Asia Central, Irán, Asia Menor y la región de la estepa del sur al norte del Mar de Aral. También invadió Rusia antes de morir durante una invasión de China en 1405. [15]

Timur inició el último florecimiento de Mawarannahr reuniendo en su capital, Samarqand, numerosos artesanos y eruditos de las tierras que había conquistado. Al apoyar a esas personas, Timur imbuyó a su imperio de una cultura persoislámica muy rica. Durante el reinado de Timur y los reinados de sus descendientes inmediatos, se emprendieron una amplia gama de proyectos de construcción religiosa y palaciega en Samarcanda y otros centros de población. Timur también patrocinó a científicos y artistas, su nieto Ulugh Beg fue uno de los primeros grandes astrónomos del mundo. Fue durante la dinastía Timurid cuando el turco, en la forma del dialecto Chaghatai, se convirtió en una lengua literaria por derecho propio en Mawarannahr, aunque los timuríes eran persianas por naturaleza. El mayor escritor Chaghataid, Ali Shir Nava'i, estuvo activo en la ciudad de Herat, ahora en el noroeste de Afganistán, en la segunda mitad del siglo XV. [15]

El estado de Timurid rápidamente se dividió en dos mitades después de la muerte de Timur. Los crónicos combates internos de los timúridos atrajeron la atención de las tribus nómadas uzbecas que vivían al norte del mar de Aral.En 1501, los uzbekos iniciaron una invasión generalizada de Mawarannahr. [15]

En 1510, los uzbekos habían completado su conquista de Asia Central, incluido el territorio de la actual Uzbekistán. De los estados que establecieron, el más poderoso, el Kanato de Bukhara, se centró en la ciudad de Bukhara. El kanato controlaba Mawarannahr, especialmente la región de Tashkent, el valle de Fergana en el este y el norte de Afganistán. Un segundo estado uzbeko, el Kanato de Khiva, se estableció en el oasis de Khorazm en la desembocadura del Amu Darya en 1512. El Kanato de Bukhara fue inicialmente dirigido por la enérgica dinastía Shaybanid. Los Shaybanids compitieron contra Irán, que estaba dirigido por la dinastía Safavid, por el rico territorio del Lejano Oriente del actual Irán. La lucha con Irán también tuvo un aspecto religioso porque los uzbecos eran musulmanes sunitas e Irán era chií. [dieciséis] [ se necesita una cita completa ]

Cerca del final del siglo XVI, los estados uzbecos de Bukhara y Khorazm comenzaron a debilitarse debido a sus guerras interminables entre ellos y los persas y debido a la fuerte competencia por el trono entre los khans en el poder y sus herederos. A principios del siglo XVII, la dinastía Shaybanid fue reemplazada por la dinastía Janid. [dieciséis]

Otro factor que contribuyó a la debilidad de los kanatos uzbecos en este período fue el declive general del comercio que se movía a través de la región. Este cambio había comenzado en el siglo anterior cuando se establecieron rutas comerciales marítimas desde Europa a India y China, eludiendo la Ruta de la Seda. A medida que el transporte marítimo dominado por Europa se expandió y algunos centros comerciales fueron destruidos, ciudades como Bukhara, Merv y Samarqand en el Kanato de Bukhara y Khiva y Urganch (Urgench) en Khorazm comenzaron a declinar constantemente. [dieciséis]

La lucha de los uzbekos con Irán también condujo al aislamiento cultural de Asia Central del resto del mundo islámico. Además de estos problemas, continuó la lucha con los nómadas de la estepa del norte. En los siglos XVII y XVIII, los nómadas kazajos y los mongoles asaltaron continuamente los kanatos uzbecos, causando daños y trastornos generalizados. A principios del siglo XVIII, el kanato de Bukhara perdió la fértil región de Fergana y se formó un nuevo kanato uzbeko en Quqon. [dieciséis]

En el siglo XVI, los uzbekos establecieron dos fuertes kanatos rivales, Bukhara y Khorazm. En este período, las ciudades de la Ruta de la Seda comenzaron a declinar a medida que florecía el comercio oceánico. Los kanatos fueron aislados por las guerras con Irán y debilitados por los ataques de los nómadas del norte. Entre 1729 y 1741 todos los Khanates fueron convertidos en vasallos por Nader Shah de Persia. A principios del siglo XIX, tres kanatos uzbecos, Bukhara, Khiva y Quqon (Kokand), tuvieron un breve período de recuperación. Sin embargo, a mediados del siglo XIX Rusia, atraída por el potencial comercial de la región y especialmente por su algodón, inició la conquista militar total de Asia Central. En 1876, Rusia había incorporado los tres kanatos (por lo tanto, todo el actual Uzbekistán) en su imperio, otorgando a los kanatos una autonomía limitada. En la segunda mitad del siglo XIX, la población rusa de Uzbekistán creció y se produjo cierta industrialización. [13]

El siguiente período fue de debilidad y perturbación, con continuas invasiones de Irán y del norte. En este período, un nuevo grupo, los rusos, comenzó a aparecer en la escena centroasiática. A medida que los comerciantes rusos comenzaron a expandirse hacia los pastizales de la actual Kazajstán, establecieron fuertes relaciones comerciales con sus contrapartes en Tashkent y, hasta cierto punto, en Khiva. Para los rusos, este comercio no era lo suficientemente rico como para reemplazar el antiguo comercio transcontinental, pero hizo que los rusos tomaran conciencia del potencial de Asia Central. También llamó la atención de Rusia la venta de un número cada vez mayor de esclavos rusos a los asiáticos centrales por parte de las tribus kazajas y turcomanas. Los rusos secuestrados por nómadas en las regiones fronterizas y los marineros rusos que naufragaban en las orillas del Mar Caspio generalmente terminaban en los mercados de esclavos de Bukhara o Khiva. A partir del siglo XVIII, esta situación provocó una creciente hostilidad rusa hacia los kanatos de Asia central. [17] [ se necesita una cita completa ]

Mientras tanto, a finales del siglo XVIII y principios del XIX, nuevas dinastías llevaron a los kanatos a un período de recuperación. Esas dinastías fueron los Qongrats en Khiva, los Manghits en Bukhara y los Mins en Quqon. Estas nuevas dinastías establecieron estados centralizados con ejércitos permanentes y nuevas obras de riego. Sin embargo, su ascenso coincidió con el ascenso de la influencia rusa en las estepas kazakhk y el establecimiento del dominio británico en la India. A principios del siglo XIX, la región fue escenario del "Gran Juego", una serie de maniobras políticas entre las dos potencias para evitar que la otra ganara el poder en Asia Central. Las potencias de Asia Central prestaron poca atención a esta disputa política entre las potencias europeas, y continuaron librando guerras de conquista entre ellas. [17]

En el siglo XIX, el interés ruso en el área aumentó enormemente, provocado por la preocupación nominal por la creciente influencia británica en Asia Central, la ira por la situación de los ciudadanos rusos mantenidos como esclavos y el deseo de controlar el comercio en la región y establecer un fuente segura de algodón para Rusia. Cuando la Guerra Civil de los Estados Unidos impidió la entrega de algodón del principal proveedor de Rusia, el sur de los Estados Unidos, el algodón de Asia Central asumió una importancia mucho mayor para Rusia. [18] [ se necesita una cita completa ]

Tan pronto como se completó la conquista rusa del Cáucaso a fines de la década de 1850, el Ministerio de Guerra ruso comenzó a enviar fuerzas militares contra los kanatos de Asia Central. Tres importantes centros de población de los kanatos —Tashkent, Bukhara y Samarqand— fueron capturados en 1865, 1867 y 1868, respectivamente. En 1868, el Kanato de Bujará firmó un tratado con Rusia que convirtió a Bujara en un protectorado ruso. En 1868, el Kanato de Kokand fue confinado al valle de Ferghana y en 1876 fue anexado. El kanato de Jiva se convirtió en protectorado ruso en 1873. Así, en 1876 todo el territorio que comprende la actual Uzbekistán había caído bajo el dominio ruso directo o se había convertido en un protectorado de Rusia. Los tratados que establecían los protectorados sobre Bujará y Jiva dieron a Rusia el control de las relaciones exteriores de estos estados y dieron a los comerciantes rusos importantes concesiones en el comercio exterior, los kanatos retuvieron el control de sus propios asuntos internos. Tashkent y Quqon cayeron directamente bajo un gobernador general ruso. [18]

Durante las primeras décadas del dominio ruso, la vida cotidiana de los asiáticos centrales no cambió mucho. Los rusos aumentaron sustancialmente la producción de algodón, pero por lo demás interfirieron poco con los indígenas. Algunos asentamientos rusos se construyeron junto a las ciudades establecidas de Tashkent y Samarqand, pero los rusos no se mezclaron con las poblaciones indígenas. La era del dominio ruso produjo importantes cambios sociales y económicos para algunos uzbekos a medida que se desarrolló una nueva clase media y algunos campesinos se vieron afectados por el mayor énfasis en el cultivo del algodón. [18]

En la última década del siglo XIX, las condiciones comenzaron a cambiar a medida que los nuevos ferrocarriles rusos atrajeron a un mayor número de rusos al área. En la década de 1890, varias revueltas, que fueron sofocadas fácilmente, llevaron a una mayor vigilancia rusa en la región. Los rusos se entrometieron cada vez más en los asuntos internos de los kanatos. La única vía para la resistencia uzbeka al dominio ruso se convirtió en el movimiento pan-turco, también conocido como jadidismo, que había surgido en la década de 1860 entre los intelectuales que buscaban preservar la cultura indígena islámica de Asia central de la invasión rusa. En 1900, el jadidismo se había convertido en el primer gran movimiento de resistencia política de la región. Hasta la Revolución Bolchevique de 1917, las ideas modernas y seculares del jadidismo enfrentaron la resistencia tanto de los rusos como de los khans uzbecos, quienes tenían diferentes razones para temer al movimiento. [18]

Antes de los acontecimientos de 1917, el dominio ruso había traído cierto desarrollo industrial en sectores directamente relacionados con el algodón. Aunque los ferrocarriles y la maquinaria de desmotado de algodón avanzaron, la industria textil de Asia central se desarrolló lentamente porque la cosecha de algodón se envió a Rusia para su procesamiento. A medida que el gobierno zarista expandió drásticamente el cultivo del algodón, cambió el equilibrio entre la producción de algodón y la producción de alimentos, creando algunos problemas en el suministro de alimentos, aunque en el período prerrevolucionario Asia Central seguía siendo en gran parte autosuficiente en alimentos. Esta situación iba a cambiar durante el período soviético, cuando el gobierno de Moscú inició un impulso despiadado por la autosuficiencia nacional en algodón. Esta política convirtió casi toda la economía agrícola de Uzbekistán en la producción de algodón, trayendo una serie de consecuencias cuyo daño todavía se siente hoy en Uzbekistán y otras repúblicas. [18]

A principios del siglo XX, el Imperio Ruso tenía el control total de Asia Central. El territorio de Uzbekistán se dividió en tres agrupaciones políticas: los kanatos de Bukhara y Khiva y la Guberniya (Gobernación General) de Turkestán, la última de las cuales estaba bajo el control directo del Ministerio de Guerra de Rusia. La última década del siglo XIX encuentra las tres regiones unidas bajo la República independiente y soberana de Uzbekistán. Las décadas intermedias fueron un período de revolución, opresión, disrupciones masivas y dominio colonial. [19] [ se necesita una cita completa ]

Después de 1900, los kanatos continuaron disfrutando de cierto grado de autonomía en sus asuntos internos. Sin embargo, en última instancia, estaban subordinados al gobernador general ruso en Tashkent, que gobernaba la región en nombre del zar Nicolás II. El Imperio Ruso ejerció un control directo sobre grandes extensiones de territorio en Asia Central, lo que permitió a los kanatos gobernar una gran parte de sus antiguas tierras por sí mismos. En este período, un gran número de rusos, atraídos por el clima y la tierra disponible, emigraron a Asia Central. Después de 1900, el mayor contacto con la civilización rusa comenzó a afectar la vida de los asiáticos centrales en los centros de población más grandes donde se asentaron los rusos. [19]

La influencia rusa fue especialmente fuerte entre ciertos jóvenes intelectuales que eran hijos de las clases comerciales ricas. Educados en las escuelas musulmanas locales, en las universidades rusas o en Estambul, estos hombres, que llegaron a ser conocidos como los jadidistas, intentaron aprender de Rusia y de los movimientos modernizadores en Estambul y entre los tártaros, y utilizar este conocimiento para recuperar la independencia de su país. Los jadidistas creían que su sociedad, e incluso su religión, debían reformarse y modernizarse para lograr este objetivo. En 1905, la inesperada victoria de una nueva potencia asiática en la guerra ruso-japonesa y el estallido de la revolución en Rusia despertaron las esperanzas de las facciones reformistas de que el gobierno ruso podría ser derrocado y de que se iniciara un programa de modernización en Asia Central. Sin embargo, las reformas democráticas que Rusia prometió a raíz de la revolución se desvanecieron gradualmente a medida que el gobierno zarista restauró el gobierno autoritario en la década que siguió a 1905. La renovada represión zarista y la política reaccionaria de los gobernantes de Bukhara y Khiva forzaron a los reformadores a la clandestinidad o al exilio. Sin embargo, algunos de los futuros líderes de la Uzbekistán soviética, incluidos Abdur Rauf Fitrat y otros, adquirieron una valiosa experiencia revolucionaria y pudieron expandir su influencia ideológica en este período. [20] [ se necesita una cita completa ]

En el verano de 1916, varios asentamientos en el este de Uzbekistán fueron escenario de violentas manifestaciones contra un nuevo decreto ruso que cancelaba la inmunidad de los asiáticos centrales al servicio militar obligatorio en la Primera Guerra Mundial. Siguieron represalias por la creciente violencia y la lucha se extendió desde Uzbekistán en territorio de Kirguistán y Kazajstán. Allí, la confiscación rusa de tierras de pastoreo ya había creado una animosidad que no estaba presente en la población uzbeka, que se preocupaba principalmente por preservar sus derechos. [20]

La siguiente oportunidad para los jadidistas se presentó en 1917 con el estallido de las revoluciones de febrero y octubre en Rusia. En febrero, los acontecimientos revolucionarios en la capital de Rusia, Petrogrado (San Petersburgo), se repitieron rápidamente en Tashkent, donde fue derrocada la administración zarista del gobernador general. En su lugar, se estableció un sistema dual, combinando un gobierno provisional con el poder soviético directo y excluyendo completamente a la población musulmana nativa del poder. Los líderes indígenas, incluidos algunos de los jadidistas, intentaron establecer un gobierno autónomo en la ciudad de Quqon en el valle de Fergana, pero este intento fue rápidamente aplastado. Tras la supresión de la autonomía en Quqon, los jadidistas y otras facciones débilmente conectadas comenzaron lo que se llamó la revuelta de Basmachi contra el gobierno soviético, que en 1922 había sobrevivido a la guerra civil y estaba afirmando un mayor poder sobre la mayor parte de Asia Central. Durante más de una década, los guerrilleros Basmachi (ese nombre era un término eslavo despectivo que los combatientes no se aplicaban a sí mismos) resistieron ferozmente el establecimiento del gobierno soviético en partes de Asia Central. [20]

Sin embargo, la mayoría de los jadidistas, incluidos líderes como Abdurrauf Fitrat y Fayzulla Khodzhayev, apoyaron a los comunistas. En 1920, Khojayev, quien se convirtió en el primer secretario del Partido Comunista de Uzbekistán, ayudó a las fuerzas comunistas en la captura de Bukhara y Khiva. Después de que el emir de Bukhara se uniera al movimiento Basmachi, Khojayev se convirtió en presidente de la recién establecida República Popular Soviética de Bujará. También se estableció una República Popular de Khorezm en lo que había sido Khiva. [20]

La revuelta de Basmachi finalmente fue aplastada cuando terminó la guerra civil en Rusia y los comunistas alejaron a grandes porciones de la población de Asia Central con promesas de autonomía política local y la posible autonomía económica de la Nueva Política Económica del líder soviético Lenin. En estas circunstancias, un gran número de asiáticos centrales se unieron al partido comunista, muchos de los cuales obtuvieron altos cargos en el gobierno de la República Socialista Soviética de Uzbekistán (RSS de Uzbekistán), la unidad administrativa establecida en 1924 para incluir a los actuales Uzbekistán y Tayikistán. Los líderes indígenas cooperaron estrechamente con el gobierno comunista en la aplicación de políticas diseñadas para alterar la sociedad tradicional de la región: la emancipación de la mujer, la redistribución de la tierra y campañas masivas de alfabetización. [20]

A principios del siglo XX, el movimiento jadidista de asiáticos centrales educados, centrado en la actual Uzbekistán, comenzó a abogar por el derrocamiento del dominio ruso. En 1916, estalló una oposición violenta en Uzbekistán y en otros lugares, en respuesta al reclutamiento de los asiáticos centrales en el ejército ruso que luchaba en la Primera Guerra Mundial. Cuando el zar fue derrocado en 1917, los jadidistas establecieron un estado autónomo de corta duración en Quqon. Después de que el Partido Bolchevique ganó el poder en Moscú, los jadidistas se dividieron entre los partidarios del comunismo ruso y los partidarios de un levantamiento generalizado que se conoció como la Rebelión de Basmachi. Mientras esa revuelta se aplastaba a principios de la década de 1920, los líderes comunistas locales como Faizulla Khojayev ganaron el poder en Uzbekistán. En 1924, la Unión Soviética estableció la República Socialista Soviética de Uzbekistán, que incluía a los actuales Tayikistán y Uzbekistán. Tayikistán se convirtió en la República Socialista Soviética de Tayikistán separada en 1929. A finales de la década de 1920 y principios de la de 1930, la colectivización agrícola a gran escala provocó una hambruna generalizada en Asia Central. A finales de la década de 1930, Khojayev y todo el liderazgo de la República de Uzbekistán fueron purgados y ejecutados por el líder soviético Joseph V. Stalin (en el poder de 1927-1953) y reemplazados por funcionarios rusos. La rusificación de la vida política y económica en Uzbekistán que comenzó en la década de 1930 continuó hasta la de 1970. Durante la Segunda Guerra Mundial, Stalin exilió a grupos nacionales enteros del Cáucaso y Crimea a Uzbekistán para evitar la actividad "subversiva" contra el esfuerzo bélico. [13]

En 1929 se separaron las repúblicas socialistas soviéticas de Tayikistán y Uzbekistán. Como jefe del partido comunista uzbeko, Khojayev hizo cumplir las políticas del gobierno soviético durante la colectivización de la agricultura a fines de la década de 1920 y principios de la de 1930 y, al mismo tiempo, trató de aumentar la participación de los uzbecos en el gobierno y el partido. El líder soviético Joseph V. Stalin sospechaba de los motivos de todos los líderes nacionales reformistas en las repúblicas no rusas de la Unión Soviética. A fines de la década de 1930, Khojayev y todo el grupo que ocupó altos cargos en la República de Uzbekistán habían sido arrestados y ejecutados durante las purgas estalinistas. [21] [ se necesita una cita completa ]

Tras la purga de los nacionalistas, el gobierno y las filas del partido en Uzbekistán se llenaron de personas leales al gobierno de Moscú. La política económica enfatizó el suministro de algodón al resto de la Unión Soviética, con exclusión de la agricultura diversificada. Durante la Segunda Guerra Mundial, muchas plantas industriales de la Rusia europea fueron evacuadas a Uzbekistán y otras partes de Asia Central. Con las fábricas llegó una nueva ola de trabajadores rusos y otros europeos. Debido a que los uzbekos nativos estaban ocupados principalmente en las regiones agrícolas del país, la concentración urbana de inmigrantes rusificó cada vez más Tashkent y otras grandes ciudades. Durante los años de guerra, además de los rusos que se trasladaron a Uzbekistán, otras nacionalidades como los tártaros de Crimea, los chechenos y los coreanos fueron exiliados a la república porque Moscú los veía como elementos subversivos en la Rusia europea. [21]

Tras la muerte de Joseph Stalin en 1953, la relativa relajación del control totalitario iniciada por el primer secretario Nikita Khrushchev (en el cargo 1953-1964) trajo la rehabilitación de algunos de los nacionalistas uzbecos que habían sido purgados. Más uzbekos comenzaron a unirse al Partido Comunista de Uzbekistán y a asumir cargos en el gobierno. Sin embargo, los uzbekos que participaron en el régimen lo hicieron en términos rusos. [22] [ fuente poco confiable? ] El ruso era el idioma del estado y la rusificación era el requisito previo para obtener un puesto en el gobierno o el partido. Aquellos que no abandonaron o no pudieron abandonar sus estilos de vida e identidades uzbecas fueron excluidos de los roles principales en la sociedad oficial uzbeka. [ cita necesaria ] Debido a estas condiciones, Uzbekistán se ganó la reputación de ser una de las repúblicas políticamente más conservadoras de la Unión Soviética. [22]

A medida que los uzbekos comenzaban a ganar posiciones de liderazgo en la sociedad, también estaban estableciendo o reviviendo redes no oficiales basadas en lealtades regionales y de clanes. Estas redes proporcionaron apoyo a sus miembros y, a menudo, conexiones rentables entre ellos y el estado y el partido. Un ejemplo extremo de este fenómeno ocurrió bajo el liderazgo de Sharaf Rashidov, quien fue primer secretario del Partido Comunista de Uzbekistán de 1959 a 1982.Durante su mandato, Rashidov llevó a numerosos parientes y asociados de su región natal a puestos de liderazgo en el gobierno y el partido. Los individuos que así se "conectaron" trataron sus posiciones como feudos personales para enriquecerse. [22]

De esta manera, Rashidov pudo iniciar esfuerzos para hacer que Uzbekistán estuviera menos subordinado a Moscú. Como se hizo evidente después de su muerte, la estrategia de Rashidov había sido seguir siendo un aliado leal de Leonid Brezhnev, líder de la Unión Soviética de 1964 a 1982, sobornando a altos funcionarios del gobierno central. Con esta ventaja, se permitió al gobierno de Uzbekistán simplemente fingir el cumplimiento de las demandas de Moscú de cuotas de algodón cada vez más altas. [22]

El control de Moscú sobre Uzbekistán se debilitó en la década de 1970 cuando el líder del partido uzbeko Sharaf Rashidov llevó a muchos compinches y parientes a posiciones de poder. A mediados de la década de 1980, Moscú intentó recuperar el control purgando nuevamente a toda la dirección del partido uzbeko. Sin embargo, este movimiento aumentó el nacionalismo uzbeko, que durante mucho tiempo se había resentido con las políticas soviéticas, como la imposición del monocultivo del algodón y la supresión de las tradiciones islámicas. A fines de la década de 1980, la atmósfera liberalizada de la Unión Soviética bajo Mijail Gorbachov (en el poder de 1985 a 1991) fomentó los grupos de oposición política y la oposición abierta (aunque limitada) a la política soviética en Uzbekistán. En 1989, una serie de violentos enfrentamientos étnicos en los que participaron uzbecos provocó el nombramiento del forastero uzbeko Islam Karimov como jefe del Partido Comunista. Cuando el Soviet Supremo de Uzbekistán aprobó a regañadientes la independencia de la Unión Soviética en 1991, Karimov se convirtió en presidente de la República de Uzbekistán. [13]

Durante la década que siguió a la muerte de Rashidov, Moscú intentó recuperar el control central sobre Uzbekistán que se había debilitado en la década anterior. En 1986 se anunció que casi toda la dirección del partido y del gobierno de la república había conspirado para falsificar las cifras de producción de algodón. Finalmente, el propio Rashidov también estuvo implicado (póstumamente) junto con Yuri Churbanov, yerno de Brezhnev. Se llevó a cabo una purga masiva de la dirección uzbeka y fiscales traídos de Moscú llevaron a cabo juicios por corrupción. En la Unión Soviética, Uzbekistán se convirtió en sinónimo de corrupción. Los propios uzbekos sintieron que el gobierno central los había señalado injustamente en la década de 1980, este resentimiento llevó a un fortalecimiento del nacionalismo uzbeko. Las políticas de Moscú en Uzbekistán, como el fuerte énfasis en el algodón y los intentos de desarraigar la tradición islámica, fueron objeto de crecientes críticas en Tashkent. [23] [ se necesita una cita completa ]

En 1989, las animosidades étnicas llegaron a un punto crítico en el valle de Fergana, donde los turcos mesjetios locales fueron atacados por uzbecos, y en la ciudad kirguisa de Osh, donde se enfrentaron jóvenes uzbecos y kirguís. La respuesta de Moscú a esta violencia fue una reducción de las purgas y el nombramiento de Islam Karimov como primer secretario del Partido Comunista de Uzbekistán. El nombramiento de Karimov, que no era miembro de la élite del partido local, significó que Moscú quería reducir las tensiones nombrando a un forastero que no había estado involucrado en las purgas. [23]

Sin embargo, el resentimiento entre los uzbecos siguió ardiendo en la atmósfera liberalizada de las políticas de perestroika y glasnost del líder soviético Mijaíl Gorbachov. Con la aparición de nuevas oportunidades para expresar su disensión, los uzbecos expresaron sus quejas por el escándalo del algodón, las purgas y otros resentimientos que no se habían expresado durante mucho tiempo. Estos incluyeron la situación ambiental en la república, recientemente expuesta como una catástrofe como resultado del largo énfasis en la industria pesada y una búsqueda incesante del algodón. Otras quejas incluyeron la discriminación y persecución sufridas por los reclutas uzbecos en el ejército soviético y la falta de inversión en el desarrollo industrial de la república para proporcionar empleo a la población en constante aumento. [23]

A fines de la década de 1980, algunos intelectuales disidentes habían formado organizaciones políticas para expresar sus quejas. El más importante de ellos, Birlik (Unidad), inicialmente abogó por la diversificación de la agricultura, un programa para salvar el mar de Aral desecado y la declaración de la lengua uzbeka como lengua estatal de la república. Se eligieron esos temas en parte porque eran preocupaciones reales y en parte porque eran una forma segura de expresar un descontento más amplio con el gobierno uzbeko. En su debate público con Birlik, el gobierno y el partido nunca perdieron la delantera. Como quedó especialmente claro después de la adhesión de Karimov como jefe del partido, la mayoría de los uzbekos, especialmente los que se encuentran fuera de las ciudades, todavía apoyaban al partido comunista y al gobierno. Los líderes intelectuales de Birlik nunca pudieron atraer a un amplio segmento de la población. [23]

El intento de golpe de Estado contra el gobierno de Gorbachov por parte de la línea dura descontento en Moscú, que ocurrió en agosto de 1991, fue un catalizador para los movimientos de independencia en toda la Unión Soviética. A pesar de la vacilación inicial de Uzbekistán para oponerse al golpe, el Soviet Supremo de Uzbekistán declaró la república independiente el 31 de agosto de 1991. En diciembre de 1991, se aprobó un referéndum de independencia con el 98,2 por ciento del voto popular. El mismo mes, se eligió un parlamento y Karimov fue elegido el primer presidente de la nueva nación. [24]

Aunque Uzbekistán no había buscado la independencia, cuando los acontecimientos los llevaron a ese punto, Karimov y su gobierno actuaron rápidamente para adaptarse a las nuevas realidades. Se dieron cuenta de que bajo la Comunidad de Estados Independientes, la federación flexible propuesta para reemplazar a la Unión Soviética, ningún gobierno central proporcionaría los subsidios a los que los gobiernos uzbecos se habían acostumbrado durante los 70 años anteriores. Habría que reexaminar los viejos lazos económicos y establecer nuevos mercados y mecanismos económicos. Aunque Uzbekistán, según la definición de los soviéticos, nunca había tenido relaciones exteriores independientes, las relaciones diplomáticas deberían establecerse rápidamente con países extranjeros. Habría que atraer inversiones y créditos extranjeros, un desafío formidable a la luz de las restricciones occidentales sobre la ayuda financiera a las naciones que restringen la expresión de la disidencia política. Por ejemplo, la supresión de la disidencia interna en 1992 y 1993 tuvo un efecto paralizador inesperado sobre la inversión extranjera. La imagen de Uzbekistán en Occidente alternó en los años siguientes entre una atractiva y estable zona experimental para la inversión y una dictadura postsoviética cuyo historial de derechos humanos hacía desaconsejable la ayuda financiera. Tal alternancia ejerció una fuerte influencia sobre la suerte política y económica de la nueva república en sus primeros cinco años. [24]

En 1992, Uzbekistán adoptó una nueva constitución, pero el principal partido de oposición, Birlik, fue prohibido y comenzó un patrón de represión de los medios. En 1995, un referéndum nacional extendió el mandato de Karimov de 1997 a 2000. Una serie de incidentes violentos en el este de Uzbekistán en 1998 y 1999 intensificaron la actividad del gobierno contra los grupos extremistas islámicos, otras formas de oposición y las minorías. En 2000, Karimov fue reelegido abrumadoramente en unas elecciones cuyos procedimientos recibieron críticas internacionales. Más tarde ese año, Uzbekistán comenzó a colocar minas a lo largo de la frontera con Tayikistán, creando un nuevo problema regional serio e intensificando la imagen de Uzbekistán como un hegemón regional. A principios de la década de 2000, también se desarrollaron tensiones con los estados vecinos de Kirguistán y Turkmenistán. A mediados de la década de 2000, un tratado de defensa mutua mejoró sustancialmente las relaciones entre Rusia y Uzbekistán. La tensión con Kirguistán aumentó en 2006 cuando Uzbekistán exigió la extradición de cientos de refugiados que habían huido de Andijon a Kirguistán después de los disturbios. Una serie de incidentes fronterizos también avivó las tensiones con el vecino Tayikistán. En 2006, Karimov continuó con los despidos arbitrarios y los cambios de subordinados en el gobierno, incluido un viceprimer ministro. [13]

Las actividades de los misioneros de algunos países islámicos, junto con la ausencia de oportunidades reales para participar en los asuntos públicos, contribuyeron a la popularización de una interpretación radical del Islam. En los atentados con bomba de Tashkent en febrero de 1999, Tashkent tuvo un coche bomba y el presidente Karimov escapó por poco de un intento de asesinato. El gobierno culpó al Movimiento Islámico de Uzbekistán (IMU) por los ataques. Miles de personas sospechosas de complicidad fueron detenidas y encarceladas. En agosto de 2000, grupos militantes que intentaron penetrar en territorio uzbeko desde Kirguistán también se observaron actos de violencia armada en la parte sur del país.

En marzo de 2004, otra ola de ataques sacudió al país. Según los informes, estos fueron cometidos por una red terrorista internacional. Una explosión en la parte central de Bukhara mató a diez personas en una casa presuntamente utilizada por terroristas el 28 de marzo de 2004. Más tarde, ese mismo día, policías fueron atacados en una fábrica y temprano a la mañana siguiente fue atacado un puesto de control de tráfico policial. La violencia se intensificó el 29 de marzo, cuando dos mujeres detonaron bombas por separado cerca del bazar principal de Tashkent, matando a dos personas e hiriendo a unas 20. Estos fueron los primeros terroristas suicidas en Uzbekistán. El mismo día, tres policías fueron asesinados a tiros. En Bukhara, otra explosión en una fábrica de bombas presuntamente terrorista causó diez muertos. Al día siguiente, la policía allanó un supuesto escondite de militantes al sur de la capital.

El presidente Karimov afirmó que los ataques probablemente fueron obra de un grupo radical proscrito Hizb ut-Tahrir ("El Partido de la Liberación"), aunque el grupo negó su responsabilidad. Otros grupos que podrían haber sido responsables incluyen grupos militantes que operan desde campamentos en Tayikistán y Afganistán y que se oponen al apoyo del gobierno a los Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.

En 2004, el embajador británico Craig Murray fue destituido de su cargo después de denunciar los abusos contra los derechos humanos cometidos por el régimen y la colusión británica en ellos. [25]

El 30 de julio de 2004, terroristas bombardearon las embajadas de Israel y Estados Unidos en Tashkent, matando a tres personas e hiriendo a varias. El Grupo Jihad en Uzbekistán publicó un reclamo de responsabilidad por esos ataques en un sitio web vinculado a Al-Qaeda. Los expertos en terrorismo dicen que el motivo de los ataques es el apoyo de Uzbekistán a Estados Unidos y su guerra contra el terrorismo.

En mayo de 2005, varios cientos de manifestantes murieron cuando las tropas uzbecas dispararon contra una multitud que protestaba contra el encarcelamiento de 23 empresarios locales. (Para obtener más detalles, consulte los disturbios de Andijan en 2005).

En julio de 2005, el gobierno de Uzbekistán dio a los Estados Unidos un aviso de 180 días para que abandonaran la base aérea que había alquilado en Uzbekistán. Quedan una base aérea rusa y una base aérea alemana.

En diciembre de 2007, Islam A. Karimov fue reelegido al poder en una elección fraudulenta. Los observadores electorales occidentales señalaron que las elecciones no cumplieron con muchos de los parámetros de la OSCE para elecciones democráticas, las elecciones se celebraron en un entorno estrictamente controlado y no había habido una oposición real ya que todos los candidatos respaldaron públicamente al titular. Los activistas de derechos humanos informaron de varios casos de votaciones múltiples en todo el país, así como de presiones oficiales sobre los votantes en los colegios electorales para que votaran por Karimov. [26] La BBC informó que muchas personas tenían miedo de votar por alguien que no fuera el presidente. [27] Según la constitución, Karimov no era elegible para presentarse como candidato, ya que había cumplido dos mandatos presidenciales consecutivos y, por lo tanto, su candidatura era ilegal. [28] [29]

El período previo a las elecciones se caracterizó por que la policía secreta arrestó a decenas de activistas de la oposición y los encarceló, incluido Yusuf Djumayaev, un poeta de la oposición. Varias organizaciones de noticias, incluidas Los New York Times, a la BBC y Associated Press, se les negaron las credenciales para cubrir las elecciones. [28] Alrededor de 300 disidentes estaban en la cárcel en 2007, incluido Jamshid Karimov, el sobrino de 41 años del presidente. [29]

En 2016, Karimov murió, aún siendo presidente y fue reemplazado por Shavkat Mirziyoyev, quien era el líder interino de Uzbekistán desde la muerte de Islam Karimov. En diciembre de 2016, Shavkat Mirziyoyev ganó las elecciones presidenciales con signos de fraude. [30]


Uzbekistán - Historia y cultura


Uzbekistán ha estado habitado desde que las civilizaciones antiguas caminaron por la Tierra. Ha estado bajo el dominio de imperios como el macedonio, el árabe, el persa y el mongol. Los uzbekos modernos solo entraron en escena en el siglo XVI con la creación del actual Uzbekistán, que nació después de la disolución de los Estados soviéticos a finales del siglo XX.

Historia

El territorio que ha llegado a conocerse como Uzbekistán siempre ha estado en la encrucijada de las civilizaciones de Asia Central y Oriente Medio. Se dice que los primeros habitantes de Uzbekistán fueron los indoiraníes, que llegaron a la región en el año 1000 a. C. Estas personas d

Desarrolló el riego de los ríos de la zona y, finalmente, sus asentamientos crecieron hasta convertirse en las ciudades que ahora se conocen como algunas de las ciudades habitadas continuamente más antiguas del mundo: Bukhara, antes conocida como Bukhoro, Samarcanda o Samarcanda, y la capital de la actual Uzbekistán. Tashkent, antes conocido como Chash.

En el siglo V a. C., estas ciudades uzbecas, en particular Bukhara y Samarcanda, estaban preparadas para asumir su papel histórico como centros de comercio y comercio y, naturalmente, como encrucijadas de culturas. Fue durante este tiempo cuando las civilizaciones de China y Europa comenzaron a comerciar a lo largo de una carretera que llegó a conocerse como la Ruta de la Seda. Bujara y Samarcanda, los dos principales asentamientos de la provincia de Transoxania, se convirtieron en dos de las ciudades más ricas e influyentes en esta ruta a través de Asia Central. Han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su larga historia, legado cultural y patrimonio arquitectónico.

En el 327 a. C., las regiones históricas de Sogdiana y Bactria, ambas partes de la actual Uzbekistán, quedaron bajo el dominio del rey macedonio Alejandro Magno. Por lo tanto, Uzbekistán se convirtió en el extremo norte del Imperio macedonio, que se extendía desde el mar Jónico en el Mediterráneo hasta las porciones occidentales del Himalaya.

Después de Alejandro el Grande, fueron los persas los que gobernaron estas tierras, específicamente los imperios parto y sasánida. En el siglo VIII llegaron los árabes, trayendo consigo el Islam, quizás el legado más duradero que dejó cualquiera de las culturas que pasaron por la región. Uzbekistán formó parte de la Edad de Oro islámica en la que los eruditos árabes avanzaron en los campos de la astronomía, el arte, la poesía, la filosofía y muchas otras áreas de estudio.

Los cambios se produjeron cuando el gobernante mongol Genghis Khan conquistó Asia Central. Él y su cultura mongol-turca eventualmente suplantaron a la de los indo-iraníes. En el siglo XIV, mucho después de la muerte de Genghis Khan, la región comenzó a dividirse en tribus y un jefe tribal, Timur, también conocido como Tamerlán, se convirtió en el poder dominante. Estableció su capital en Samarcanda y bajo su gobierno, los artistas y eruditos florecieron una vez más. Las tribus nómadas que vivían al norte del mar de Aral, los uzbecos, entraron en escena después de la muerte de Timur en el siglo XV. Los uzbekos establecieron un estado poderoso en Bukhara que controlaba Tashkent, el norte de Afganistán y el valle de Fergana. Los uzbekos finalmente se convirtieron en el grupo étnico predominante en el Uzbekistán moderno.

La Uzbekistán moderna no se estableció hasta la década de 1900, la mayor parte de la cual Uzbekistán, junto con otros estados de Asia Central, estaba bajo el firme control de la Unión Soviética. Sólo en 1991 Uzbekistán se declaró a sí mismo un país independiente y soberano, y el 1 de septiembre se celebra ahora como el Día de la Independencia Nacional de Uzbekistán.

Cultura

Habiendo estado en la encrucijada de la civilización, Uzbekistán ha sido el hogar de muchas culturas. El grupo mayoritario es el uzbeko, que forma el 71 por ciento de la población, seguido por los rusos, los tayikos, los kazajos y otros grupos minoritarios. La población de Uzbekistán es predominantemente musulmana. Sin embargo, durante la era soviética, la religión fue suprimida por el estado, que patrocinó campañas antirreligiosas, cerró mezquitas y deportó a los devotos. La observancia del Islam ha aumentado gradualmente desde que se fueron los soviéticos.

La música es una parte importante de la cultura uzbeka. Shashmaqam, una forma de música clásica que se originó en Bukhara es similar a la música clásica persa, con seis partes interpretadas en seis modos, comenzando en un registro bajo y ascendiendo gradualmente hasta un clímax antes de volver a bajar. Hoy, además de los eventos especiales, la música folclórica sigue viva en eventos religiosos y familiares como las bodas.

Hay una serie de costumbres que los viajeros deben conocer cuando se encuentran en Uzbekistán. El pan tradicional uzbeko llamado lipioshka nunca debe colocarse boca abajo o en el suelo, incluso si está envuelto en papel o plástico. Las mujeres siempre deben usar ropa modesta, nunca pantalones cortos, en lugares públicos. Exhibir riquezas como joyas generalmente está mal visto.


Disturbios civiles

2004 Marzo: Al menos 47 personas mueren en tiroteos y bombardeos. Las autoridades culpan a los extremistas islámicos.

2004 Abril: el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo recorta la ayuda debido al pobre historial de Uzbekistán en materia de reforma económica y derechos humanos.

2004 Julio - Bombarderos suicidas apuntan a las embajadas de Estados Unidos e Israel en Tashkent, y la tercera explosión alcanza la oficina del fiscal general y # x27.

2004 Noviembre: las restricciones impuestas a los comerciantes del mercado provocan disturbios civiles en la ciudad oriental de Kokand. Miles de personas participan en protestas callejeras.

2005 Mayo: Las tropas abren fuego contra las protestas contra el gobierno en la ciudad oriental de Andiján, matando a cientos de manifestantes. 2005 Agosto - En reacción a la condena de Estados Unidos a los asesinatos de Andiján, el gobierno ordena a las fuerzas estadounidenses que limpien la base aérea de Khanabad utilizada para la campaña contra los talibanes en Afganistán.

2005 Noviembre: la Corte Suprema condena a 15 hombres por haber organizado los disturbios de Andiján y los encarcela durante 14 a 20 años en un juicio con poca credibilidad legal.

Acuerdo firmado para una cooperación militar más estrecha con Rusia, lo que indica un alejamiento de la alianza con Estados Unidos.

2006 Marzo - Los críticos del gobierno Sanjar Umarov y Mukhtabar Tojibayeva encarcelados durante ocho años por cargos económicos inventados después de condenar los asesinatos de Andiján.


Historia de Uzbekistán

En el II milenio antes de Cristo. en el territorio de Asia Central aparecieron las tribus indo-iraníes, vinieron aquí desde el suroeste. Más tarde, estas tribus se establecieron en el territorio de Khorezm (al sur del mar de Aral y a lo largo del río Amudarya) y Sogd, o Sogdiana (en la cuenca de Zarafshan y sus alrededores). En el siglo IV a.C. después de las campañas de Alejandro de Macedonia en el sur del actual territorio de Uzbekistan la influencia griega se estableció. El desarrollo intensivo del comercio preocupa aproximadamente al mismo tiempo. Una de las tres principales rutas de caravanas de la Gran Ruta de la Seda atravesando Central Uzbekistan y el Valle de Fergana.

La difusión del Islam. Los turcos y la invasión de los mongoles. Desde finales del siglo VII los árabes asaltaron Sogdiana, y en el siglo VIII la conquista sistemática de Asia Central por los árabes comenzó.En el siglo X, todo el territorio de Transoxiana (las regiones entre los ríos Amu Darya y Syr Darya) se había convertido en islámico. La dinastía persa de los samánidas se estableció en Sogdiana, y el delta de Amu Darya permaneció bajo la autoridad de Khorezm. En el siglo X se unieron las tribus turcas de Transoxiana y sus gobernantes, que se convirtieron al Islam, formaron la dinastía de los Karakhanids. A finales del siglo X, el estado samaní fue conquistado por los karakhaníes. A finales del siglo XII, Khorezm aumentó y sometió una gran parte de Asia Central. En ese momento, se terminó principalmente el proceso de formación de la nacionalidad turca uzbeka. A principios del siglo XIII, los ejércitos mongoles de Genghis Khan invadieron el territorio de Asia Central. Las ciudades fueron abandonadas por los residentes y la gente arruinada volvió a la forma de vida nómada.

Los timúridas y el período de los kanatos. A finales del siglo XIV, el poder sobre Asia Central pasó a manos de uno de los líderes turcos - Timur, conocido como "cojo" (Timur -Leng, Tamerlane en la pronunciación europea). Sus posesiones con la capital en Samarcanda se extendían desde China hasta el Medio Oriente. Timur aplastó a la Horda de Oro mongola y tártara, protegió la religión y el arte musulmanes durante su gobierno, se construyeron muchos de los conjuntos arquitectónicos famosos en Asia Central. Tras la muerte de Timur & rsquos (1405) se iniciaron las disensiones por el poder entre sus herederos, los Timurids, acompañadas de los tumultos populares todo ello socavando el poder de Transoxiana. Después de la muerte del nieto de Timur & rsquos, Ulugbek & ndash, el científico y educador, las tribus turcas nómadas, conocidas como los uzbekos, invadieron las vastas estepas del norte. Estas tribus fueron asimiladas con la población local asentada, dándole su nombre. Hacia 1510 su líder Sheibani Khan, conquistó casi todo el país, expulsado de los Timurids. En el siglo XVI se formaron dos kanatos de reja en este territorio. El mayor de ellos, con su capital en Bukhara, controlaba las partes central, sur y este del territorio de los Uzbekistan. Otro, Khiva Khanate con su capital en Khorezm, ocupó el delta de Amu Darya y áreas adyacentes. Más tarde, en el siglo XVIII, se formó el tercer Kanato, cuyo centro político fue Kokand (el Valle de Fergana). El período comprendido entre los siglos XVI y XIX estuvo marcado por el declive, debido a las luchas intestinas entre los kanatos, las incursiones de los nómadas y el corte del comercio a lo largo del Gran Ruta de la Seda.

Uzbekistán bajo la autoridad de Rusia. En los siglos 17-19, los rusos extendieron gradualmente su influencia en las regiones esteparias al norte y al este de Syr Darya, y en 1860 invadieron Transoxiana. A principios de la década de 1870, el kanato de Kokand se anexó a Rusia y se convirtió en parte del gobernador general de Turkestán con su centro en Tashkent. Bukhara y Khiva Khanates reconocieron el vasallaje de Rusia. Al principio, la administración rusa no intervino en la vida cultural y religiosa. Sin embargo, el desarrollo de la industria requirió cambios en la economía de la región, el cultivo del algodón ocupó el lugar central en la agricultura en detrimento de otros cultivos y la ganadería.
A finales del siglo XIX, el grupo de intelectuales de Asia Central, "los Jadids", comenzó a buscar formas de superar el atraso económico y social del pueblo uzbeko. El crecimiento de la conciencia nacional de la población bajo la dirección de los Jadids condujo a acciones masivas y rebeliones. En respuesta, el gobierno imperial reforzó el control político en la región e interfirió en las costumbres y la cultura locales. Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército ruso sufrió grandes pérdidas en el frente, y en el verano de 1916 el gobierno ruso emitió un decreto sobre la movilización de musulmanes en el ejército para levantar obras. Este edicto provocó un levantamiento a gran escala en Asia Central. Durante el levantamiento y su represión murieron miles de personas. Tashkent, la residencia de la administración colonial, fue el centro de los acontecimientos revolucionarios de 1917 en Turkestán. El gobierno provisional, que reemplazó a la autocracia en febrero de 1917, no mostró ningún deseo de permitir que los musulmanes participaran en la vida política de Turkestán. Los bolcheviques prometieron acabar con la opresión nacional.
El período soviético. En noviembre de 1917, los líderes religiosos musulmanes se reunieron en el Congreso Extraordinario en Kokand, donde declararon sobre la autonomía de la parte sur de Asia Central. Sin embargo, en febrero de 1918 "Kokand Autonomy" fue derrotado por las fuerzas superiores del Ejército Rojo, enviado desde Tashkent. La severa represión de Kokand condujo a un movimiento recíproco Basmachi que luchó contra los bolcheviques en varias regiones de Asia Central. En abril de 1918, el gobernador general de Turkestán se transformó en la República Socialista Soviética Autónoma de Turkestán (ASSR). Con la ayuda del Ejército Rojo, el gobierno anterior en Bukhara y Khiva fue derrocado, y las Repúblicas de Bukhara y Khorezm pasaron a formar parte de la República Socialista Soviética Autónoma de Turkestán. En octubre de 1924, se introdujeron nuevas unidades administrativas "nacionales", una de ellas fue la República Socialista Soviética de Uzbekistán. De 1924 a 1929, el ejercicio de los derechos de Tayikistán como República Autónoma fue parte de la UzSSR. Originalmente, la capital de Uzbekistán era Samarcanda, pero en 1930 la capital se trasladó a Tashkent.

La adopción del primer plan quinquenal en 1928 fue el comienzo de un amplio asalto a la estructura económica tradicional y la cultura de Uzbekistan. La colectivización, que fue precedida por reformas de la tierra y el agua, asumió un carácter masivo a fines de 1929 en la primavera de 1932, tres cuartas partes de las propiedades de la tierra en Uzbekistán fueron socializadas e incluidas en las granjas colectivas. La escritura uzbeka pasó del árabe a la base gráfica eslava, seguida de la campaña para superar el analfabetismo. La formacion de Uzbekistan Estuvo acompañado por la organización republicana del Partido Comunista y el establishment gubernamental. El primer presidente del gobierno de Uzbekistán (Consejo de Comisarios del Pueblo) fue Fayzulla Khodjaev, el ex jadid de Bukhara. En 1924, V.I.Ivanov fue nombrado primer secretario del Partido Comunista de Uzbekistan. Sin embargo, en 1927 fue reemplazado por Akmal Ikramov. Khodjayev e Ikramov mantuvieron sus cargos hasta 1937. A fines de la década de 1920 y principios de la de 1930, el número de miembros del Partido Comunista en el país aumentó rápidamente, con un aumento simultáneo de uzbecos entre los miembros del partido. En 1934, el 64% de los miembros del Partido Comunista de Uzbekistan eran uzbekos. Sin embargo, las filas del partido disminuyeron considerablemente como resultado de las represiones de Stalin. Las víctimas de las purgas del partido se convirtieron en muchos miembros del partido uzbeko y de las élites económicas, especialmente aquellos que, como Ikramov y Khodjaev, alguna vez estuvieron estrechamente relacionados con los Jadid. Ikramov y Khodjayev fueron condenados a muerte en el último juicio espectáculo, que se celebró en Moscú y fueron ejecutados en marzo de 1938. La figura más significativa de la posguerra Uzbekistan se convirtió en Sharaf Rashidov, que ocupaba un puesto de primer secretario del Partido Comunista de Uzbekistan durante 24 años (de 1959 a 1983).

Con llegar al liderazgo de Islam Karimov, la formación de una nueva política, centrada en los intereses nacionales de Uzbekistan, apareció. Karimov comenzó a seguir la política más popular entre la población en el ámbito de la vida religiosa, cultural y económica, el bienestar social y la protección de los intereses de Uzbekistan.
El 31 de agosto en la VI sesión extraordinaria del Consejo Supremo se proclamó la independencia política. El país recibió el nombre - el República de Uzbekistán. El 1 de septiembre fue declarado Día de la Independencia, fiesta nacional.
El 2 de marzo de 1992, en la reunión de la Asamblea General de la ONU, República de Uzbekistán fue admitido en la ONU.


Historia de Uzbekistán, Historia del pueblo uzbeko, Historia de Uzbekistán

Un nuevo tipo de ser humano, el hombre de Neandertal, apareció en Asia Central en el Paleolítico (alrededor de 100 a 40 mil años antes de Cristo). En ese período, el ser humano se había establecido en casi todo el territorio del Uzbekistán contemporáneo. Los antiguos yacimientos paleolíticos se habían encontrado en la región de Surkhan-Darya, en Kashkadarya, Fergana y la provincia de Tashkent. El entierro de un niño neandertal se había descubierto en la gruta de Teshiktash, una ilustración sorprendente de la presencia de algunas creencias religiosas en ese momento.

El Paleolítico Temprano (40-12 mil años antes de Cristo) fue un período de formación del ser humano moderno: el hombre de Cromañón. En ese momento se amplió el hábitat natural del hombre, aparecieron los terrenos comunitarios planos y se incrementó la cantidad y diversidad de herramientas. La piedra se había convertido en un material principal para la fabricación de herramientas. La gente comenzó a hacer fuego ocasionalmente por medio de la fricción.

Las pinturas rupestres encontradas en Zarautsay (provincia de Surkhan-Darya) fueron realizadas en pintura mineral roja (ocre) y se atribuyen a la Edad Mesolítica (13 - 5 mil años antes de Cristo).

En el Neolítico (5-2 mil a. C.), el proceso de formación de la tribu se había completado y como resultado aparecieron las primeras familias humanas. Las excavaciones arqueológicas en el sitio de Djanbaz Kala (región de Bukhara) han revelado los restos de grandes viviendas de forma ovalada y artículos de latón de esa época.

La Edad del Bronce ha experimentado un crecimiento exuberante en la producción agrícola nunca antes visto. Esto había sido posible gracias a la puesta en uso de la agricultura de riego por parte de los seres humanos.

En la Edad del Hierro, la metalurgia del hierro se había extendido ampliamente en el territorio del sur de Uzbekistán y continuó el desarrollo de la agricultura de regadío. Todos estos factores hicieron que los asentamientos se fortalecieran económicamente.

A mediados del primer milenio antes de Cristo, el proceso de formación de la jerarquía de clases se aceleró dramáticamente, lo que resultó en el advenimiento de estados tan antiguos como Khorezm, Sogdiana, Baktriana y Margiana. En el cambio de nuestra era, la primera carretera de caravanas transcontinentales (La Gran Ruta de la Seda) fue pavimentada desde China hasta el Mar Mediterráneo.

Desde mediados del siglo VI a. C., los reyes persas de la dinastía aqueménida han extendido su dominio sobre varios estados de Asia Central. Su dominio duró hasta la segunda mitad del siglo IV a. C., cuando Alejandro Magno conquistó el territorio de la actual Uzbekistán.

La desaparición del Gran Conquistador sucedida en el 323 a. C. ha provocado numerosas revueltas y disputas entre los asociados de Alejandro y lsquos. Y, finalmente, en la mayor parte del territorio de Asia Central se formó el Imperio seléucida que fue seguido por el Imperio greco-baktriano (Baktria) y la Partia.

Durante el período comprendido entre finales del siglo I a. C. y mediados del siglo IV d. C. Asia central era parte del Imperio Kushan. Este período se caracteriza por el crecimiento de numerosas ciudades, el fortalecimiento de las comunicaciones comerciales y el desarrollo de la artesanía. . Aún se pueden ver las ruinas de múltiples monumentos que datan de esa época. En el sitio arqueológico de Dalverzin-tepe se había descubierto que los monumentos de la cultura budista demostraban una cultura sincrética única de la época de Kushan-Baktrian que incorpora los elementos de la antigua Baktria local, así como las culturas helénica, saka-escita e india.

La primera referencia escrita al antiguo estado de Konguiy se remonta a las crónicas chinas del siglo II a. C. Las principales áreas de este estado estaban situadas a lo largo del río de Sirdarya.

A mediados del siglo V d.C., un poderoso reino de heftalitas había establecido su dominio sobre Asia Central. Las ciudades de nuevo tipo como Samarcanda, Bukhara, Chach (Tashkent) y similares habían comenzado a extenderse alrededor de las fortalezas de los gobernantes locales.

El estado heftalita se había derrumbado bajo el ataque de las tribus turcas (nómadas de Altai y Asia Central), que resultó en la creación del vasto y amorfo kanato turco. Los antiguos turcos introdujeron un sofisticado sistema de impuestos y sucesión de lanzamientos. Pero los esfuerzos feudales interminables finalmente generaron numerosas invasiones de agresores extranjeros atraídos con la riqueza de Sogdiana, Bukhara y Khorezm.

En el siglo VII, y especialmente a principios del siglo VIII, los ejércitos árabes comandados por Kuteiba Ibn Muslim habían invadido el territorio de Asia Central. Pero solo 70 años después de que los árabes lograron establecer su poder en todo el territorio del Uzbekistán contemporáneo (llamado por los árabes como "Mavarounnahr"). Los árabes implantaron drásticamente el Islam y eliminaron todos los cultos religiosos anteriores que existían antes (zoroastrismo, maniqueísmo, budismo y cristianismo nestoriano). El proceso no transcurrió sin problemas, lo que provocó la disolución de varias revueltas contra los árabes. La rebelión más significativa bajo el mando de alguien que Mukanna había durado en Sogd durante más de 20 años (762-783 d. C.). El dominio total de los árabes en Mavarounnahr solo se había establecido en la primera mitad del siglo IX d.C.

La dinastía local persa de los samánidas había establecido su dominio independiente de Bagdad a finales del siglo IX d. C. Un sistema político centralizado fuerte y eficiente combinado con un poderoso ejército mercenario bien organizado había llevado a la estabilización de la vida social, económica y política en la zona. Este período de 120 años, conocido con el nombre de "Renacimiento musulmán", se caracteriza por la construcción masiva de nuevos canales de riego, depósitos de agua, explotación intensiva de minerales, fundición y desarrollo comercial. Los lazos comerciales con diferentes países de todo el mundo musulmán se expandieron y fortalecieron considerablemente en ese momento, aparecieron muchos nuevos centros urbanos, municipios y aldeas, se desarrollaron los oficios de cobre, tejido y alfarería. La "seda Zandanechi", el "papel de Samarcanda" y la "cerámica Shash" se habían convertido en marcas comerciales en todos los países musulmanes. En ese período vivieron y trabajaron grandes científicos y filósofos como Farobi, Ar-Razi, Avicenna, Beruni y Narshakhi.

En el siglo XI surgió un poderoso reino turco Karakhanids en el territorio del Turkestán Oriental (Kashgar en China), que luego se expandió para incluir las regiones adyacentes como el Kazajstán oriental contemporáneo, Kirguistán y Uzbekistán (sin Khorezm).

En la segunda mitad del siglo X, el Estado de Mamanids de Khorezmian comerciaba con éxito con Irán, Khazariya y Rusia y continuó consolidándose. Khorezm luego fue sometido por los turcomanos de Seldjukids (1044), luego por Karakitays (mediados del siglo XII). Sin embargo, a principios del siglo XIII, el estado de Khorezm había emergido nuevamente en la escena política bajo el dominio de la dinastía Khorezmshah para convertirse en uno de los reinos más grandes del este. Tashkent, Bukhara, Samarcanda, Khorasan, Azerbaiyán, el este de Irak, el oeste de Irán: toda esta vasta área estaba bajo el control de Muhammad el Khoresmshah.

En 1219, las hordas tártaro-mongol de Genghis Khan invadieron Mavarounnahr. En 1221 todo el territorio de Asia Central cayó presa del poderío de Genghis Khan. "Todos los hombres, en el ganado, todos los asentamientos, en los pastos", ese era el lema del khan nómada al que nadie se atrevió a resistir. Como resultado, cientos de pueblos fueron arrasados, los sistemas de riego destruidos y abandonados, cientos de miles de personas esclavizadas o masacradas. El resto tuvo que comprarse la vida pagando enormes contribuciones a los mongoles.

Asia Central se ha convertido en parte de Chagatay Ulus, el vasto reino dirigido por Chagatay, el hijo de Genghis Khan. A mediados del siglo XIV d. C., el Imperio mongol se ha disuelto en una serie de posesiones feudales.

Aprovechando las interminables guerras intestinas, Amir Timur (1336-1405), el gobernador mongol turquificado del área de Kesh (hoy en día & lsquos Shakrisabz) llegó al poder en Mavarounnahr. Hizo de Samarcanda su capital en 1370. En primer lugar, Timur (Tamerlán) había reforzado su dominio absoluto. Consolidó todos sus territorios reprimiendo sin piedad todas las revueltas. Habiendo mejorado la situación interna, en 1380 Timur comenzó sus campañas militares permanentes de 25 años y lsquo conquistando Irán, el Cáucaso, Irak, Siria, Asia Menor (Turquía) y el norte de la India. El Imperio de Timur en ese momento era considerado como el estado más vasto y poderoso del mundo. La enorme cantidad de riqueza que Timur había logrado acumular no se desperdició sino que, por el contrario, se utilizó para mejorar la situación económica de su reino. Fue en ese momento que su capital, Samarcanda, fue completamente restaurada, renovada y se construyeron maravillosos monumentos, huertos, palacios, canales de riego y puentes.

En 1405, durante los preparativos para una campaña militar en China, Tamerlán murió y su enorme estado se disolvió en varias partes. La mayor parte, incluida Khorasan con su ciudad capital de Great, estaba gobernada por Shakhruh, el hijo de Tamerlán. Y la parte más pequeña, incluyendo Mavarounnahr (el territorio del actual Uzbekistán), Shakhruh le confió a su hijo Ulughbek la capital en Samarcanda.

Bajo el dominio de Ulugbek & lsquos, la ciencia y el arte florecieron en Mavarounnahr. El mejor ejemplo de esto es la construcción de un observatorio astronómico único en Samarcanda en 1429. Sin embargo, el clero musulmán ortodoxo apoyado por la nobleza feudal se estaba posicionando contra las empresas culturales y científicas de Ulugbek y, finalmente, jugando hábilmente con el antagonismo y la envidia que existía entre Ulughbek y su amado hijo mayor Abdulatif, habían organizado un coupé y un asesinato de Ulghbek en 1449.

Después de la muerte de Ulugbek, el estado continuó decayendo y se disolvió en varias partes más pequeñas. A principios del siglo XVI, las tribus nómadas del norte lideradas por Muhammad Sheibanikhan invadieron Maverounnahr y expulsaron al último gobernante timurí, Babur, de Maverounnahr. Bujara se había convertido en la capital del estado de Sheibanid. Después de un período de estabilidad y desarrollo económico, el estado de Sheibanid comenzó gradualmente y comenzó a declinar dando paso a la dinastía de Ashtarhanids. A principios del siglo XVIII, las interminables guerras intestinales dieron como resultado el surgimiento en Mavevarounnahr de tres estados independientes rivales: Emirato de Bukhara, Kokand Khates (en el valle de Fergana) y Khiva Khanate (Khoresm).

Tres estados de Bukhara, Kokand y Khorezm estaban continuamente en guerra entre sí por la hegemonía en Asia Central. En el siglo XIX, el territorio del Uzbekistán contemporáneo estaba realmente dividido entre los tres.

Cada estado representaba una monarquía feudal con Khan como rey (en Bukhara - Emir). Había un sistema de gestión ordenado. Todos los estados se dividieron en provincias administrativas (viloyats) con gobernantes locales designados como jefes (khakims y beks). El papel del Islam se había convertido en dominante sobre todos los aspectos de la vida política, administrativa y cultural, así como sobre el comportamiento cotidiano de los súbditos de los estados. El clero islámico ejercía control sobre todas y cada una de las esferas de actividad de las personas. Los lazos económicos internacionales de esa época se habían vuelto lentos.

Cada uno de los tres estados llevó a cabo su propia política económica aislacionista basada predominantemente en la agricultura. Pero también se llevaron a cabo la alfarería, el tejido, la fabricación de armas, así como la producción de artesanías y las primitivas actividades mineras.Los tres estados mantenían vigorosas relaciones comerciales con India, Rusia y Kashgar. Productos como el algodón y sedas tejidos a mano (terciopelo, brocado), alfombras de lana, artículos de cuero, fibra de algodón e hilados de algodón fueron rubros de constante demanda para la exportación de los países. A pesar de las interminables guerras intestinas, no existía la noción del desempleo, ya que la mejora permanente del sistema de riego y la reparación proporcionaban puestos de trabajo. En este momento, la importancia de las ciudades en Mavarounnahr aumentó, las ciudades crecieron en número y población y las tendencias de las antiguas tribus nómadas a establecerse en la vida sedentaria se hicieron más fuertes.

A mediados del siglo XIX, Asia Central se ha convertido en el centro de dos imperios coloniales en expansión: Rusia y Gran Bretaña. La ubicación estratégicamente ventajosa de Asia Central la ha convertido en una manzana de la competencia entre los dos gigantes. Asia central se consideraba un enorme mercado de productos básicos, una fuente de materias primas y mano de obra baratas. Atraída por esta región, Rusia ha hecho su primer intento de conquistar Khiva ya bajo el mandato de Pedro el Grande en 1717.

A principios de la década de 1850, Rusia inició su avance persistente y sistemático en las profundidades de Asia Central. En 1847, la desembocadura del río Sir-Darya y más tarde en 1853, la fortaleza Kokand de Ak-Mechet (hoy Kizil-Orda en Kazajstán) fueron subyugadas por las tropas rusas del general Perovsky. Por lo tanto, se había fundado una poderosa cabeza de puente para un mayor avance. Pero la Guerra de Crimea (1853-1856) aplazó la agresión por algún tiempo.

En 1863 Pishpek (hoy Bishkek) y más tarde en la primavera de 1864 las fortalezas de Kokand de Turquestán y Chimkent habían sido capturadas por los rusos. Tashkent había sido asaltada con éxito en 1865. Un año más tarde, en 1866, después de la toma de Khodjent, Ura-Tube y Djizzak, el zar ruso Alejandro II había promulgado el mandato de establecer la gobernación general de Turkestán en Rusia en Asia Central.

En 1873, las tropas de los tres estados fueron aplastadas y se concluyó el Acuerdo de Paz con Rusia, en virtud del cual Rusia estableció su protectorado sobre los territorios conquistados. En efecto, toda Asia Central había sido colonizada por Rusia.

Inmediatamente, Rusia había comenzado a implementar sus fines coloniales, en primer lugar, el desarrollo de la industria del cultivo del algodón con el fin de gastar agresivamente la industria textil rusa. La construcción del ferrocarril Trans Cáucaso en 1888, así como el ferrocarril Orenburg-Tashkent, Fergana Railway, habían impulsado ese proceso de manera espectacular. Para 1900, se establecieron 171 empresas industriales con capital ruso en Asia Central, como plantas de desmotado, lechería, bodega y, en parte, talleres de metalurgia. La mayoría de ellos estaban respaldados por negocios bancarios rusos que se volvieron prósperos y ridículos en ese momento.

Después de la Revolución de Octubre de 1917 en Rusia, los bolcheviques habían tomado el poder en Turkestán. El proceso de establecimiento del poder soviético en Turkestán estuvo acompañado por una amarga lucha de los mujahitdin locales (Basmachis) dirigidos por los señores de la guerra contra las tropas soviéticas rusas.

En 1918, la República Socialista Soviética Independiente (Autónoma) de Turkestán fue proclamada en Tashkent como miembro de la RSFSR (República Socialista Federativa Soviética de Rusia). Su población en ese momento era de 5,2 millones.

En 1923, el poder soviético estaba bien establecido en todo el territorio del actual Uzbekistán, pero la lucha con los Basmachis (miembros del movimiento antisoviético en Asia Central) continuó hasta finales de 1920.

En 1924, la URSS se constituyó en Moscú y, en consecuencia, se promulgó la Ley de Delimitación Nacional para establecer las fronteras de las Repúblicas de Asia Central (las actuales fronteras de Uzbekistán, Kazajstán, Turkmenistán y Tayikistán). Desde que Uzbekistán se convirtió en una de las repúblicas de la Unión Soviética.

El período soviético en la historia de Uzbekistán continuó desde 1918 hasta 1991. Para este tiempo, Uzbekistán se convirtió en un estado moderno con una industria y una agricultura bien desarrolladas, decenas de nuevas ciudades, fábricas y otras estructuras construidas.

Tras la disolución de la URSS en 1991, Uzbekistán fue proclamada república democrática independiente. El primer presidente de la Uzbekistán independiente ha sido el señor Islam Karimov.

A lo largo de los años de independencia, Uzbekistán se ha convertido en un miembro de pleno derecho de muchas importantes organizaciones políticas, económicas y financieras internacionales y está allanando su propio camino en la lucha por reformas económicas destinadas a un futuro mejor para su pueblo. Desde la independencia, se establecieron decenas de nuevos vínculos comerciales entre Uzbekistán y muchos países desarrollados de todo el mundo. En 2001, Uzbekistán se convirtió en el único país de la antigua UB que elevó su nivel de PIB real al nivel anterior a la independencia en 1991.

El país multinacional de infraestructura bien desarrollada, población altamente educada y enorme riqueza mineral, con optimismo, Uzbekistán ve su futuro en línea con la mayoría de los países industriales desarrollados del mundo.


4 ciudades en Uzbekistán: una de las civilizaciones antiguas del mundo y la # 8217

Uzbekistán es un país que ocupa un lugar muy especial en mi corazón. Crecí en Uzbekistán, pero me fui por cuestiones políticas en 2006, por lo que volver a Uzbekistán fue como volver a casa. Fue maravilloso poder cruzar la frontera sin una visa: desde la muerte del ex presidente Karimov, el gobierno de Uzbekistán ha realizado grandes cambios para promover el turismo, incluida la declaración unilateral de liberalizaciones en la política de visas. Los ciudadanos del Reino Unido (¡ese soy yo!) Ahora pueden ingresar a Uzbekistán por 30 días sin visa. Los estadounidenses pueden ingresar durante cinco días si ingresan y salen del país a través de Uzbek Airlines y, de lo contrario, califican para visas electrónicas simples que son válidas por 30 días.

El siguiente recurso combina breves historias de cuatro de las principales ciudades de Uzbekistán, escritas por el subdirector de SRAS Josh Wilson, con mi experiencia viajando a tres de esas grandes y antiguas ciudades de Uzbekistán como parte del programa de Estudios de Asia Central de SRAS.

Bujara

Una breve historia de Bukhara

Bujara se estima que tiene unos 2300 años. Fue conquistada por Alejandro Magno y también estuvo una vez gobernada por el Imperio Kushan. Sin embargo, cuando los samánidas llegaron al poder, crearon un gran estado feudal, con Bujara como capital. Formaba parte de lo que llegó a llamarse la Ruta Dorada, el punto de encuentro de las ramas norte y sur de la Gran Ruta de la Seda y, por lo tanto, un gran centro para el comercio, la religión y la cultura.

En sánscrito, Bukhara significa "Monasterio" y fue venerado en el Oriente musulmán medieval como un bastión de la fe. En el siglo X, Bukhara se convirtió en un centro científico y cultural, hogar de poetas famosos como Rudaki y Dakiki, y Avicenna, el gran científico y médico.

A mediados del siglo XIX, Rusia y Gran Bretaña intentaban hacerse con el control de Asia Central: Rusia desde el norte y Gran Bretaña desde la India en el sur. Aislada desde la época de las Rutas de la Seda, Asia Central no había visto visitantes occidentales durante cientos de años. Aunque Rusia obtuvo el control de gran parte de la región en 1868, Bujara logró mantener su Emir como amo de la ciudad. Dentro de los altos muros, siempre estaba presente un fuerte sentimiento anti-occidental, avivado por el Emir él mismo. En 1918, la revolución rusa se extendió a Uzbekistán, pero Bukhara nunca cayó realmente en el redil hasta que la ciudad fue casi destruida y miles de personas fueron masacradas por el Ejército Rojo el 6 de septiembre de 1920.

Aunque el dominio soviético duró hasta 1991, la ciudad nunca perdió su cultura y atmósfera oriental, ni su espíritu independiente. Con más de 140 monumentos arquitectónicos que datan de la Edad Media, Bukhara es hoy una "ciudad museo" con mucha historia para ver.

El borde de un mercado en Bukhara, se encuentra en el mercado.

Visitando Bukhara hoy

La gira comenzó cuando crucé la frontera de Turkmenistán. Habiendo terminado mi tiempo allí, mi guía me acompañó hasta la frontera para el cruce. En el otro lado, un conductor organizado por un tour me recogió y me llevó a Bukhara.

Me sentí aliviado de que esperara, ¡ya que tardó 50 minutos en pasar! Curiosamente, en realidad no tuve que esperar en las filas, ya que era el único turista, por lo que me llevaron al frente de todas las colas. La razón por la que tomó tanto tiempo fue porque la frontera era muy ancha y requirió dos viajes en autobús para cruzar.

El hotel Siyavush en Bukhara era encantador, las habitaciones estaban decoradas con textiles uzbecos y todo estaba limpio, con todas las comodidades modernas. El desayuno también fue excelente, ofreciendo una selección de cereales, panes, ensaladas y pasteles recién hechos. Mi única crítica es que Internet era temperamental y cuando funcionó, no fue muy rápido. Uzbekistán, que fue un país mucho más cerrado bajo el presidente anterior, nunca priorizó el desarrollo de su Internet y sus conexiones con el mundo exterior. Actualmente ocupa un lugar muy bajo en el ranking mundial de velocidad y calidad de Internet en general. Con suerte, trabajarán en esto junto con la política de visas. Además de esto, estuve muy feliz con mi estadía.

El primer día, me relajé en el hotel, salí a caminar por los alrededores y me tomé un tiempo para recuperarme de mi viaje a Turkmenistán. A la mañana siguiente, comenzamos las giras grupales. Vimos hermosas madrazas, regateamos por el bazar y almorzamos en una antigua parada de descanso de caravanas. Por todo esto, Bukhara fue mi ciudad favorita que visitamos: edificios antiguos, coloridos bazares y gente amable hicieron que fuera un viaje maravilloso. A la mañana siguiente viajamos a Samarcanda en tren y llegamos por la tarde.

Samarcanda

Una breve historia de Samarcanda

Samarcanda fue fundada al mismo tiempo que Babilonia, Menfis, Atenas y Roma, hace casi 2500 años. Se le ha llamado la "Perla del mundo musulmán", "Edén del Antiguo Oriente" y "Roma del Oriente".

Samarcanda ha sido conquistada muchas veces, por ejemplo, por Alejandro Magno, Genghis Khan y Tamerlán. Tamerlán la convirtió en su capital y la nombró el "Centro del Universo". Aquí había una mezcla de los de Irán, India, Persia y Mongolia, y al ser la parte central de la Ruta de la Seda, también estaba influenciada por China, Oriente Medio y Europa. Samarcanda vio su gloria en el apogeo del comercio en la Ruta de la Seda, a partir del siglo II y hasta el siglo XVI.

En mayo de 1868, Samarcanda cayó ante el Imperio Ruso, atrapada en lo que ahora se conoce como El gran juego. Bajo el dominio ruso, la ciudad cambió de aspecto, los edificios y los muros fueron derribados y la ciudad se convirtió en una fortaleza militar rusa. Después de la Revolución Rusa, Samarcanda se convirtió en la capital de la República Socialista Soviética de Uzbekistán.

A pesar de la destrucción de la era rusa temprana y las "importaciones" soviéticas de fábricas y edificios de hormigón, la ciudad sigue siendo una de las más históricas y bellas de Asia Central. Hoy, la República de Uzbekistán independiente está trabajando para recuperar la gloria y la belleza de su antigua perla.

Hermosa arquitectura en Samarcanda

Viajar a Samarcanda hoy

Samarcanda es una gran ciudad, entre lo antiguo y lo moderno. Allí visitamos muchos lugares interesantes. Entre ellos se incluyen la Plaza Registan, el Mausoleo de San Daniel y el Observatorio Ulugbek. Registan Square fue genial para mí, ¡ya que pude recrear imágenes antiguas de mi infancia! Nuestro guía turístico fue amable e informativo, pero desafortunadamente no tenía un nivel muy alto de inglés, por lo que le pedimos que hablara en ruso.

El hotel era muy bonito y el dueño era especialmente amable. En uno de los días que me sentí mal, tuve que pasar el día en la cama. Al enterarse, ¡me envió una taza de té de limón, miel y un plato de galletas gratis!

No pude disfrutar de los recorridos por Samarcanda, pero mi compañero de estudios Camryn Vaughn los describe así:

Nuestro guía turístico Sabir nos llevó a la famosa Plaza Registan con sus madrazas circundantes y probamos muchas frutas secas y dulces en Siab Bazaar. Después del almuerzo en un café, pasamos nuestro tiempo libre caminando a otro bazar para comprar recuerdos antes de que nos llevaran a una cena organizada en una casa de familia local donde nos sirvieron un montón de delicioso plov.

El día siguiente comenzó con Sabir mostrándonos el mausoleo del profeta Daniel y cómo beber tres veces de una fuente cercana de agua de manantial, que se decía que concede deseos. Luego estaba el Observatorio Ulug Beg, que también incluía un museo en el lugar que contenía artefactos de los estudios astronómicos de Ulug Beg y sus inmensas contribuciones a la comprensión del cosmos. Después del observatorio, visitamos la fábrica de alfombras de seda de Hojom, donde nos dieron un recorrido y vimos el tejido de alfombras en acción. No es de extrañar que las alfombras hechas a mano sean tan caras que resulten un trabajo complicado y difícil. Después de recorrer la fábrica (y su tienda de regalos), cenamos una vez más en plov, el orgulloso plato nacional de Uzbekistán. Después del almuerzo, nuestro guía nos mostró el Mausoleo de Gur-Emir, donde está enterrado Tamerlán. Esto concluyó nuestro tiempo en Samarcanda.

Tashkent

Una breve historia de Tashkent

Tashkent, o al menos la región que lo rodea, ha sido el hogar de los seres humanos durante más de 3.000 años. Sin embargo, no hay registro escrito de un asentamiento hasta que los árabes tomaron el control del área en el siglo VIII d.C. y la ciudad floreció con el comercio a lo largo de la ruta de la seda.

Los árabes mantuvieron el control hasta la llegada de Ghengis Khan en el siglo XIII. En ese momento ya se había convertido en una de las ciudades más grandes e influyentes de Asia Central. Con la caída de Ghengis Khan, la ciudad pasó al control de Tamerlain. En 1449, el gran imperio de Tamerlain cayó en la anarquía y la ciudad finalmente quedó bajo el control del Kanato de Kokhand.

En 1865, las fuerzas rusas controlaron la ciudad y la convirtieron en la capital del Turkestán ruso. Cuando el gobierno central soviético dividió Turkestán en varias regiones, Tashkent reemplazó a Samarcanda como la capital de la República Socialista Soviética de Uzbekistán en 1930, y hoy es la capital de un Uzbekistán independiente.

Tashkent, la ciudad más grande de Asia Central, cuenta con el único sistema de metro de la región y es una espléndida mezcla de lo antiguo y lo nuevo. La ciudad fue parcialmente destruida en un terremoto de 1966, y aún hoy continúan los esfuerzos para reconstruir la parte antigua de la ciudad. Como es el centro de producción de algodón más grande de Asia, entre ciertos grupos de edad, es difícil encontrar a alguien que no haya viajado a Tashkent cuando era joven soviético para trabajar en los campos de algodón durante un verano.

Como el principal centro de transporte (tanto aéreo como ferroviario) para Asia Central, la mayoría de los viajeros a la región probablemente pasarán por Tashkent.

Viaja a Tashkent hoy

Después de cuatro días en Samarcanda, tomamos el tren de alta velocidad a Tashkent (lanzado hace solo ocho años) para la última parte de nuestro recorrido. Desafortunadamente, llovió mucho en nuestro último día, por lo que fue un recorrido a pie muy frío y húmedo; como escocés no me importaba demasiado, aunque era difícil obtener fotos de buena calidad. Visitamos el Bazar Chorsu, el museo Amir Temur y varios monumentos. Por la tarde tuvimos algo de tiempo libre, así que mi guía turístico me llevó amablemente a un parque en el que solía jugar cuando era niño, y tuve la oportunidad de pasear recordando el pasado un rato. Pasé la última noche haciendo ejercicio en el gimnasio y cenando en un restaurante turco.

En general, caminar por la ruta de la seda a través de Uzbekistán fue una experiencia maravillosa. Pude ver cosas nuevas y recordar lo antiguo, vislumbrando un país fusionado por lo antiguo y lo moderno. ¿Mi punto culminante? ¡Comiendo plov todos los días! No hace falta decir que este viaje está recomendado para cualquiera que ame la historia, la cultura cálida y la buena comida.

Estudios de Asia Central de SRAS
con sede en Bishkek, Kirguistán

Khiva

Una breve historia de Khiva

Khiva se encuentra en el oasis de Khorezm dentro del gran desierto de Karakum. Mientras que el Khorezm kanato fue famoso en el siglo IV a.C. la fecha real de origen de Khiva se pierde en la niebla del tiempo. Algunos arqueólogos creen que se fundó casi al mismo tiempo que el nacimiento de Cristo, y recibió su nombre del antiguo pozo de Kvivak, que se dice que fue descubierto por Sem, el hijo de Noé. Los restos de ese antiguo pozo se encuentran en la ciudad vieja, y es probable que veas a muchos recién casados ​​que vienen aquí a beber para tener buena suerte.

En el siglo X, la región fue el hogar de grandes filósofos, incluido Abu Ali Bin Sina (Avicenna) y fue el centro de una importante civilización agrícola, cuyos ejércitos derrotaron a las legiones romanas de Marcus Crassus. Su poder derivó de sentarse a horcajadas en las grandes rutas de las caravanas de este a oeste, y en el siglo XVI, se convirtió en la capital del estado de Khorezm. Ese estado prosperó hasta que fue diezmado por los mongoles.

Sobre el Autor

Kathryn Watt

Kathryn Watt, en el momento en que escribió para este sitio, era una estudiante de ruso y lingüística de la Universidad de Edimburgo. También estaba estudiando idioma ruso y estudios de Asia central con SRAS en la London School en Bishkek. Habiendo crecido en la hermosa Uzbekistán, ¡estaba encantada de regresar a Asia Central! Sus planes a largo plazo incluían seguir una carrera en periodismo, y exponerse al idioma y la cultura era una parte fundamental de esa búsqueda.

Ver todas las publicaciones por: Kathryn Watt

Josh Wilson

Josh Wilson es el Subdirector de la Escuela de Estudios Rusos y Asiáticos (SRAS) y el Director de Comunicaciones de Alinga Consulting Group. En esas capacidades, ha estado gestionando publicaciones y sitios web informativos que cubren geopolítica, historia, negocios, economía y política en Eurasia desde 2003. Tiene su sede en Moscú, Rusia. Para SRAS, también ayuda en el desarrollo de programas y lidera los programas de redacción de becas para el hogar y en el extranjero y Challenge Grant.


Ver el vídeo: Η ΙΣΤΟΡΙΑ ΤΩΝ ΠΟΝΤΙΩΝ - ΜΗΧΑΝΗ ΤΟΥ ΧΡΟΝΟΥ 2017 Νεο Επεισοδιο


Comentarios:

  1. Faran

    Está usted equivocado. Puedo defender mi posición. Escríbeme por PM, hablamos.

  2. Phorbas

    Quiero decir que no tienes razón. Escríbeme en PM, lo manejaremos.

  3. Vito

    Bien hecho, esta oración era casi

  4. Edorta

    la idea notable y es oportuna

  5. Nadav

    Muy bien !!! 5+



Escribe un mensaje