Teoría de JFK: Oswald el pistolero solitario

Teoría de JFK: Oswald el pistolero solitario

La Comisión Warren llegó a la conclusión de que John F. Kennedy fue asesinado por un hombre armado solitario, Lee Harvey Oswald. Esta teoría ha sido apoyada por varios otros investigadores, incluidos Arlen Specter, Walter Cronkite, Dan Rather, Hugh Aynesworth, Gerald Posner, John McAdams y Kenneth A. Rahn.

Como Lee Harvey Oswald no pudo disparar su rifle de cerrojo lo suficientemente rápido como para herir a John F. Kennedy y John Connally con disparos separados, la Comisión Warren argumentó que una sola bala alcanzó a Kennedy en la parte posterior del cuello y salió por la garganta justo debajo. la nuez de Adán. La misma bala entró en la espalda de Connally, salió de su pecho, atravesó completamente su muñeca derecha y se alojó en su muslo izquierdo.

(G1) Informe de la Comisión Warren (septiembre de 1964)

(1) Los disparos que mataron al presidente Kennedy e hirieron al gobernador Connally fueron disparados desde la ventana del sexto piso en la esquina sureste del Texas School Book Depository. Esta determinación se basa en lo siguiente:

Los testigos en el lugar del asesinato vieron disparar un rifle desde la ventana del sexto piso del edificio de depósito, y algunos testigos vieron un rifle en la ventana inmediatamente después de que se dispararon los disparos.

La casi totalidad de la bala encontrada en la camilla del gobernador Connally en el Parkland Memorial Hospital y los dos fragmentos de bala encontrados en el asiento delantero de la limusina presidencial fueron disparados desde el rifle Mannlicher-Carcano de 6.5 milímetros que se encuentra en el sexto piso del edificio de depósito para la exclusión. de todas las demás armas.

Los tres cartuchos usados ​​que se encontraron cerca de la ventana en el sexto piso en la esquina sureste del edificio fueron disparados por el mismo rifle que disparó la bala y los fragmentos descritos anteriormente, con exclusión de todas las demás armas.

El parabrisas de la limusina presidencial fue alcanzado por un fragmento de bala en la superficie interior del vidrio, pero no fue perforado.

La naturaleza de las heridas de bala sufridas por el presidente Kennedy y el gobernador Connally y la ubicación del automóvil en el momento de los disparos establecen que las balas fueron disparadas desde arriba y detrás de la limusina presidencial, golpeando al presidente y al gobernador de la siguiente manera:

El presidente Kennedy fue alcanzado por primera vez por una bala que ingresó por la parte posterior de su cuello y salió por la parte frontal inferior de su cuello, causando una herida que no necesariamente habría sido letal. El presidente fue alcanzado por segunda vez por una bala que penetró en la parte posterior derecha de su cabeza y le provocó una herida masiva y fatal.

El gobernador Connally fue alcanzado por una bala que entró por el lado derecho de su espalda y viajó hacia abajo por el lado derecho de su pecho, saliendo por debajo de su pezón derecho. Esta bala luego atravesó su muñeca derecha y entró en su muslo izquierdo donde causó una herida superficial.

No hay evidencia creíble de que los disparos se hayan realizado desde el Triple Paso Subterráneo, delante de la caravana o desde cualquier otro lugar.

(2) El peso de la evidencia indica que hubo tres disparos.

(3) Aunque no es necesario ningún hallazgo esencial de la Comisión para determinar exactamente qué disparo alcanzó al gobernador Connally, existe evidencia muy persuasiva de los expertos para indicar que la misma bala que atravesó la garganta del presidente también causó las heridas del gobernador Connally. Sin embargo, el testimonio del gobernador Connally y algunos otros factores han dado lugar a diferencias de opinión en cuanto a esta probabilidad, pero ningún miembro de la Comisión tiene la menor duda de que todos los disparos que causaron las heridas del presidente y del gobernador Connally fueron disparados desde la ventana del sexto piso del Depósito de Libros Escolares de Texas.

(4) Los disparos que mataron al presidente Kennedy e hirieron al gobernador Connally fueron hechos por Lee Harvey Oswald. Esta conclusión se basa en lo siguiente:

El fusil italiano Mannlicher-Carcano de 6,5 milímetros con el que se dispararon los disparos era propiedad de Oswald y estaba en su poder.

Oswald llevó este rifle al edificio de depósito la mañana del 22 de noviembre de 1963.

Oswald, en el momento del asesinato, estaba presente en la ventana desde la que se dispararon los disparos.

Poco después del asesinato, el rifle Mannlicher-Carcano perteneciente a Oswald fue encontrado parcialmente escondido entre unas cajas en el sexto piso y la bolsa de papel improvisada en la que Oswald llevó el rifle al Depósito se encontró cerca de la ventana desde donde se dispararon los disparos. .

Con base en el testimonio de los expertos y su análisis de las películas del asesinato, la Comisión ha concluido que un fusilero de las capacidades de Lee Harvey Oswald podría haber disparado los disparos del rifle utilizado en el asesinato dentro del tiempo transcurrido desde el tiroteo. La Comisión ha concluido además que Oswald poseía la capacidad con un rifle que le permitió cometer el asesinato.

Oswald mintió a la policía después de su arresto sobre importantes asuntos sustantivos.

Oswald había intentado matar al general de división Edwin A. Walker (dimitido, ejército de los EE. UU.) El 10 de abril de 1963, demostrando así su disposición a quitar vidas humanas.

¿Qué evidencia proporciona la Comisión Warren para respaldar la afirmación: "los disparos que mataron al presidente Kennedy e hirieron al gobernador Connally fueron disparados desde la ventana del sexto piso en la esquina sureste del depósito de libros escolares de Texas"?

(G2) Walter Cronkite, El Informe Warren: Parte 3, CBS Television (27 de junio de 1967)

Esta noche hemos preguntado si hubo una conspiración que involucre quizás al oficial Tippit, Jack Ruby u otros ... Sobre la base de la evidencia ahora disponible al menos, todavía no podemos encontrar indicios convincentes de tal conspiración. Si juntamos esas tres conclusiones, CBS News parece que cuentan solo una historia: Lee Harvey Oswald, solo y por razones propias, disparó y mató al presidente Kennedy. Es demasiado esperar que los críticos del Informe Warren estén satisfechos con las conclusiones a las que ha llegado CBS News, más de lo que estaban satisfechos con las conclusiones a las que llegó la Comisión.

Con respecto a los eventos del 22 de noviembre de 1963, en Dealey Plaza, el informe de la Comisión Warren es probablemente lo más cercano a la verdad que podamos llegar a estar nunca.

¿Por qué Walter Cronkite y CBS News creen que Lee Harvey Oswald actuó solo?

(G3) Dan Rather, El Informe Warren: Parte 3, CBS Television (27 de junio de 1967)

Estoy satisfecho con el hallazgo básico de la Comisión Warren, que la evidencia es abrumadora de que Oswald disparó contra el presidente, y que Oswald probablemente mató al presidente Kennedy solo. No estoy satisfecho con los hallazgos sobre las posibles conexiones de Oswald con agencias gubernamentales, particularmente con la CIA. No estoy totalmente convencido de que en algún momento anterior, sin conexión con el asesinato, que Oswald haya tenido más conexiones de las que nos han dicho, o que se han demostrado. No estoy totalmente convencido de la teoría de una sola bala. Pero no creo que sea absolutamente necesario para la conclusión final del Informe de la Comisión Warren. Me hubiera gustado hacer más preguntas, profundizar en los antecedentes de Marina Oswald. Pero en cuanto a la conclusión básica, estoy de acuerdo.

¿Sobre qué aspecto de la teoría del asesino solitario tenía más dudas Dan Rather? ¿Por qué no le impidió creer en esta teoría?

(G4) Michael Kurtz, Crimen del siglo: el asesinato de Kennedy desde la perspectiva de los historiadores (1982)

El más persuasivo de los testigos, Howard Leslie Brennan, juró que el hombre al que vio fuego desde la ventana estaba "de pie". Las fotografías del edificio tomadas segundos antes y después de los disparos revelan que la ventana está abierta a solo un pie de la parte inferior. Dado que una persona que se pone de pie y dispara, como testificó Brennan, se habría visto obligada a disparar a través de un cristal o disparar con el rifle a la altura de la rodilla, la comisión admitió que "aunque Brennan testificó que el hombre de la ventana estaba de pie cuando disparó los disparos, lo más probable es que estuviera sentado o de rodillas ".

La comisión se basó en gran medida en el testimonio de Brennan, ya que él fue el único testigo que vio a Lee Harvey Oswald disparar. Según la comisión, Brennan describió al hombre a la policía de Dallas, que luego transmitió una descripción del sospechoso a las 12:45 p.m., quince minutos después del asesinato. Dado que Brennan fue el único testigo que vio al pistolero real, su descripción debe haber sido la base de la transmisión policial. Sin embargo, la comisión no explicó cómo Brennan pudo haber estimado la altura, el peso, la edad y la constitución física del hombre a más de treinta metros de distancia, "sentado o arrodillado" detrás de una repisa de concreto y un vidrio de doble espesor.

La comisión tampoco investigó el testimonio de Brennan de que le dio su descripción al agente del servicio secreto Forrest V. Sorrels, unos diez minutos después del último disparo. Dado que Sorrels no regresó a la escena hasta veinte o veinticinco minutos después, la memoria de Brennan parece defectuosa. Además, el propio Sorrels testificó que mientras viajaba en la caravana tenía una vista clara de la ventana del sexto piso del edificio y no vio a nadie allí. Por lo tanto, la comisión optó por ignorar el testimonio de Sorrels, un observador capacitado profesionalmente, que claramente exculpó a Oswald y, en cambio, optó por creer en el testimonio de Brennan, que contiene muchas contradicciones.

¿Por qué la Comisión Warren se basó en gran medida en el testimonio de Howard Brennan? ¿Por qué Michael Kurtz cree que la Comisión Warren se equivocó al confiar en el testimonio de Brennan?

(G5) Roger Craig fue entrevistado por David W. Belin en nombre de la Comisión Warren el 1 de abril de 1964.

David Belin: Ahora, ¿aproximadamente cuántos minutos fue esto después de que le entregaste a esa joven pareja a Lemmy Lewis que escuchaste este silbido?

Roger Craig: catorce o 15 minutos.

David Belin: ¿Fue esto, quieres decir, después del tiroteo?

Roger Craig: Después del ... desde el momento en que escuché el primer disparo.

David Belin: Está bien. ¿Escuchaste a alguien silbar?

Roger Craig: Sí. Así que me volví y vi a un hombre empezar a correr colina abajo en el lado norte de Elm Street, corriendo hacia Elm Street.

David Belin: ¿Y dónde estaba él en relación con el edificio de depósito de libros escolares?

Roger Craig: Justo al otro lado de esa pequeña calle lateral que pasa frente a ella, estaba en el lado sur de ella ...

David Belin: ¿Y dónde estaba en relación con el lado oeste del edificio de depósito de libros escolares?

Roger Craig: Justo al lado de ... bueno, en realidad, directamente en línea con la esquina oeste ... la esquina suroeste,

David Belin: ¿Estaba directamente en línea con la esquina suroeste del edificio?

Roger Craig: Sí.

David Belin: ¿Y estaba en la curva sur de esa calle que corre justo enfrente del edificio?

Roger Craig: Sí.

David Belin: ¿Y empezó a correr hacia Elm Street mientras se curva bajo el paso subterráneo?

Roger Craig: Sí; directamente por la parte cubierta de hierba del parque.

David Belin: Está bien. Y luego, ¿qué viste pasar?

Roger Craig: Vi una camioneta de color claro, conduciendo muy lento, yendo hacia el oeste por Elm Street desde Houston ... en realidad, estaba casi en línea con él. Y el conductor estaba inclinado a su derecha mirando colina arriba hacia el hombre que bajaba corriendo ... Y la camioneta se detuvo casi directamente frente a mí. Y ... el hombre continuó cuesta abajo y se subió a la camioneta. E intenté cruzar la calle. Quería hablar con los dos. Pero el ... tráfico era tan denso que no podía cruzar la calle. Y se fueron antes de que pudiera ...

David Belin: ¿Podría describir al hombre que vio corriendo hacia la camioneta?

Roger Craig: Oh, era un hombre blanco de veintitantos, cinco nueve, cinco ocho, algo así; alrededor de 140 a 150; tenía una especie de cabello castaño medio arenoso ... ya sabes, era como si lo hubieran soplado ... ya sabes, había estado en el viento o algo así, todo parecía salvaje; tenía pantalones azules ...

David Belin: ¿Qué tono de azul? ¿Azul oscuro, medio o claro?

Roger Craig: No; medio, probablemente; Yo diría medio. Y una camisa de color canela claro, como la recuerdo.

David Belin: ¿Algo más sobre él?

Roger Craig: No; nada excepto que parecía que tenía mucha prisa.

David Belin: ¿Qué pasa con el hombre que conducía el coche?

Roger Craig: Ahora, al principio me pareció un hombre de color. Era muy moreno y tenía el pelo corto muy oscuro, y llevaba una chaqueta fina de aspecto blanco, parecía del tipo cortavientos, ya sabes, porque era muy fina y tenía el cuello que le salía por encima del hombro (indicando con manos) así ... solo una chaqueta corta.

David Belin: Dices que primero te golpeó de esa manera. ¿Crees ahora que era negro?

Roger Craig: Bueno, yo no ... No pude verlo muy bien. Pero mi primera mirada a él ... estaba más interesado en el hombre que bajaba por la colina ... pero mi primera mirada a él, me pareció un negro ... Conduje hasta la oficina de Fritz sobre, oh , después de las 5 ... alrededor de las 5:30 o algo así y hablé con el capitán Fritz y le conté lo que había visto. Y me llevó a su oficina ... creo que era su oficina ... era una oficina pequeña, y tenía al sospechoso sentado en una silla detrás de un escritorio ... al lado del escritorio. Y otro caballero, no lo conocía, estaba sentado en otra silla a mi izquierda mientras yo caminaba hacia la oficina. Y el Capitán Fritz me preguntó si este era el hombre que vi y dije: "Sí", lo fue.

David Belin: Está bien. ¿Describiría al hombre que vio en la oficina del capitán Fritz?

Roger Craig: Oh, estaba sentado pero tenía el mismo cabello castaño medio; todavía era ... bueno, tenía un aspecto un poco salvaje; era delgado, y lo que pude decir de él sentado allí, era ... bajo. Con eso, no me refiero a mí mismo, tengo cinco once ... él era más bajo que yo. Y construcción bastante ligera.

David Belin: ¿Podías ver sus pantalones?

Roger Craig: No; No pude ver sus pantalones en absoluto.

David Belin: ¿Qué pasa con su camisa?

Roger Craig: Creo, lo más cerca que puedo recordar, una camiseta ... una camiseta blanca.

David Belin: Está bien. ¿Pero no lo viste en una alineación? ¿Lo acabas de ver sentado ahí?

Roger Craig: No; estaba sentado allí solo en una silla ... a un lado.

David Belin: Está bien. Entonces, ¿qué dijo el capitán Fritz y qué dijo usted y qué dijo el sospechoso?

Roger Craig: Entonces el Capitán Fritz preguntó ... "¿Qué hay de esta camioneta?" Y el sospechoso lo interrumpió y dijo: "Esa camioneta pertenece a la Sra. Paine" ... Creo que es lo que dijo. "No intentes atarla a esto. Ella no tuvo nada que ver con eso".

¿Cómo plantea dudas el testimonio de Roger Craig de que Lee Harvey Oswald actuó solo?

(G6) Harold Weisberg, Encalar (1965)

La Comisión estaba reconstruyendo el crimen, aparentemente para averiguar qué sucedió, no para probar que solo Oswald lo cometió. Cuando la caravana giró hacia el edificio de depósito en Houston Street, por varios cientos de pies había una vista completamente despejada desde la ventana del sexto piso. Las fotografías de la policía y la reconstrucción olvidada del Servicio Secreto de 1963 también lo demuestran. No había ni una ramita entre la ventana y el presidente. No había curvas en esa calle, ni ángulos de tiro complicados. Si todos los disparos vinieron de esta ventana, y el asesino fue tan sereno y sereno como lo representa el Informe, ¿por qué no disparó al objetivo más fácil y, con mucho, al mejor? ¿Por qué esperó hasta que su objetivo fuera tan difícil que los mejores tiros del país no pudieron duplicar su hazaña?

Mira el dibujo de Dealey Plaza. ¿Está de acuerdo con Harold Weisberg sobre Houston Street? Si es así, ¿por qué esperaría el pistolero del Depósito de Libros de Texas hasta que la caravana llegara a Elm Street?

(G7) Richard H. Popkin, The New York Review of Books (28 de julio de 1966)

En una de las últimas obras de Victor Serge, El caso del camarada Tulayev, escrito hace más de quince años, se expone el equivalente ruso de la historia de Oswald. Un joven alienado, descontento con los muchos aspectos de su vida en la Unión Soviética (la comida, su habitación, su trabajo, etc.) adquiere un arma y logra dispararle al comisario Tulayev una noche cuando sale de un automóvil. . Se inicia una extensa investigación, seguida de una extensa purga. Millones de personas son arrestadas y obligadas a confesar que forman parte de una vasta conspiración contra el gobierno. Por supuesto, nunca se sospecha del verdadero asesino, ya que nadie puede imaginarlo como un conspirador. Continúa llevando su infeliz vida alienada, mientras el gobierno descubre el gran complot.

Por el contrario, cuando John F. Kennedy fue asesinado, surgió una solución en cuestión de horas: un hombre solitario y alienado había hecho todo el hecho por sí mismo. La investigación de la Policía de Dallas y el FBI procedió a respaldar esta opinión y a acumular todo tipo de detalles sobre el asesino solitario, algunos falsos (como el rap del asesinato), algunos triviales (como sus primeros registros escolares), algunos sugestivos ( como la bolsa que llevó al depósito de libros), algunas convincentes (como la presencia de su rifle y los tres cartuchos). Desde sus orígenes en Dallas en la noche del 22 de noviembre de 1963, la carrera de la teoría de un solo conspirador indicó que este era el tipo de explicación más agradable para los investigadores y el público (aunque la extraña investigación de Joe Molina, un secretario en el Book Depository, desde las 2 am del 23 de noviembre hasta el final de ese día, principalmente por sus actividades en una organización de veteranos ligeramente izquierdistas, sugiere que entonces se estaba considerando una explicación conspirativa).

La Comisión Warren, luego de muchos meses de supuesta labor y búsqueda, salió con una conclusión anticlimática, prácticamente la misma a la que alcanzó el FBI en su informe del 9 de diciembre de 1963, salvo detalles sobre cómo sucedió. La Comisión, revestida de la imponente dignidad de sus augustos miembros, declaró su convicción de que un solo asesino enajenado, Lee Harvey Oswald, había cometido efectivamente el crimen ...

Sin embargo, la "teoría oficial" era en muchos sentidos inverosímil. Implicó una cantidad fantástica de suerte. Si las reconstrucciones del FBI y de la Comisión Warren eran correctas, Oswald tenía que meter el rifle en el edificio sin llamar la atención. Solo dos personas lo vieron con un paquete largo, y ninguna lo vio con él ni con el rifle en el edificio. Tenía que encontrar un lugar desde el que disparar sin ser visto. El lugar, según la “teoría oficial”, fue observado hasta pocos minutos antes del tiroteo.Tuvo que disparar un rifle barato con una mira distorsionada, munición vieja, a un objetivo en movimiento en un tiempo mínimo, y disparar con extraordinaria precisión (tres disparos en tres disparos, en 5,6 segundos, según el FBI; dos disparos en tres disparos en 5,6 segundos, según la Comisión). Si la “teoría oficial” de la Comisión es correcta, Oswald no tuvo acceso al rifle desde mediados de septiembre hasta la noche anterior al asesinato, y no tuvo oportunidad alguna de practicar durante al menos dos meses. Habiendo logrado un éxito tan asombroso con sus tres disparos, Oswald pudo de alguna manera dejar la escena del crimen casualmente y sin ser detectado, ir a casa y escapar. De no ser por el episodio de Tippit inexplicable (según la "teoría oficial"), Oswald podría haber desaparecido. De hecho, lo hizo después de ese episodio, y solo volvió a llamar la atención porque se precipitó a una sala de cine sin pagar.

Los críticos han argumentado que el caso de la Comisión contra Oswald, si alguna vez se hubiera llevado a los tribunales, se habría derrumbado por falta de pruebas legales. Un caso legal se habría visto debilitado por un trabajo policial descuidado (por ejemplo, no verificar si el arma de Oswald se había usado ese día), informes confusos y contradictorios de los testigos (por ejemplo, la identificación errónea de Oswald por el conductor del autobús) y cuestionable reconstrucciones por parte de la Comisión (por ejemplo, probar la precisión del rifle con objetivos estacionarios). El Informe (en contra del mejor juicio de al menos dos miembros del personal de la Comisión, Liebeler y Ball) tuvo que apoyarse en algunos de los testigos más inestables, como Brennan y la Sra. Markham. También tuvo que acusar a algunos de sus mejores, como Wesley Frazier.

¿Qué razones da Richard H. Popkin para no creer en el informe de la Comisión Warren sobre el asesinato del presidente John F. Kennedy?

(G8) Marina Oswald, entrevistada en Noticias de San Jose Mercury (28 de septiembre de 1988)

Veinticinco años después del asesinato del presidente Kennedy, la viuda de Lee Harvey Oswald dice que ahora cree que Oswald no actuó solo en el asesinato.

"Creo que estaba atrapado entre dos poderes: el gobierno y el crimen organizado", dijo Marina Oswald Porter en la edición de noviembre de Diario de la casa de las señoras, publicado el martes.

El testimonio de la viuda de Oswald, que se casó con el carpintero de Dallas Kenneth Porter en 1965, ayudó a la Comisión Warren a concluir que un Oswald trastornado actuó solo en el asesinato del 22 de noviembre de 1963.

"Cuando fui interrogada por la Comisión Warren, era un gatito ciego", dijo. La comisión, designada para investigar el asesinato, concluyó que fue obra de un solo pistolero, Oswald. Pero en 1979, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes, basándose en parte en pruebas acústicas, concluyó que era probable que se tratara de una conspiración y que podría haber involucrado al crimen organizado.

Desde entonces, Porter, de 47 años, ha sacado nuevas conclusiones. "No sé si Lee le disparó", dijo. "No estoy diciendo que Lee sea inocente, que no sabía sobre la conspiración o que no era parte de ella, pero estoy diciendo que no es necesariamente culpable de asesinato".

“Al principio, pensé que Jack Ruby (quien mató a Oswald dos días después del asesinato) estaba influido por la pasión; toda América estaba de duelo '', dijo. Pero más tarde, descubrimos que tenía conexiones con el inframundo. Ahora, creo que a Lee lo mataron para mantener la boca cerrada ''.

Porter dijo que, en retrospectiva, Oswald parecía educado profesionalmente en el secretismo, "y creo que trabajó para el gobierno estadounidense".

'' Le enseñaron el idioma ruso cuando estaba en el ejército. ¿Crees que es habitual que a un soldado ordinario se le enseñe ruso? Además, entró y salió de Rusia con bastante facilidad, y me sacó con bastante facilidad '', dijo Porter, nacido en Rusia. Ella había emigrado de la Unión Soviética en 1961 después de casarse con Oswald, quien había desertado a los soviéticos y luego cambió de opinión y regresó a los Estados Unidos.

En los meses anteriores al asesinato, un hombre que se hizo pasar por Oswald apareció en varios lugares públicos en el área de Dallas.

“Después supe que alguien que dijo ser Lee había estado buscando comprar un auto, tomando una copa en un bar. Te lo digo, Lee no bebía y no sabía conducir.

Y luego, el FBI me llevó a una tienda en Fort Worth donde se suponía que Lee había ido a comprar un arma. Alguien incluso me describió y dijo que estaba con él. Esta mujer vestía un traje de maternidad como el que tenía yo. Pero nunca había estado allí '', dijo.

Porter dijo que espera que la verdad salga a la luz cuando se desclasifiquen los materiales de la Comisión Warren.

"Mira, estoy caminando por el bosque, tratando de encontrar un camino, como todos nosotros", dijo. '' La única diferencia es que tengo un poco de conocimiento. Solo se ha dicho la mitad de la verdad ''.

La evidencia proporcionada por Marina Oswald después del asesinato ayudó a identificar a Lee Harvey Oswald como el asesino. ¿Por qué, según este artículo, Marina cambió de opinión sobre su marido? ¿Hay otras razones por las que Marina le dijo al FBI lo que querían escuchar en noviembre de 1963?

(G9) Harold Weisberg, Encalar (1965)

La narración continúa con la Sra. Linnie Mae Randle, la hermana de Frazier con quien vivía, notando que Oswald se acercaba con una "pesada bolsa marrón", en palabras de la Comisión en lugar de las de la Sra. Randle. "Agarró la bolsa en su mano derecha, cerca de la parte superior. 'Se estrechó así cuando la abrazó en su mano. Era ... más voluminosa hacia la parte inferior que hacia la parte superior". Si esto parece una forma novedosa o peligrosa de llevar un rifle, especialmente con la parte de metal no unida a la culata y es más probable que haga un agujero en el papel, a la Comisión no le pareció así. Y si se puede esperar que el "agarre" y el "abrazo" de Oswald dejen marcas de al menos arrugas en la bolsa, la Comisión no lo esperaba y la bolsa en sí no muestra marcas de la forma de un rifle, ensamblado o desmontado. Los pliegues donde se dobló en cuatro siguen siendo nítidos y claros. Después de un manejo, examen y prueba incalculables, estos pliegues son lo suficientemente fuertes como para evitar que la bolsa quede plana cuando se extiende en toda su longitud ...

Conociendo la longitud y la altura de la manga de Oswald, como hizo la Comisión, medir la longitud de un paquete que podría haber sostenido sin tocar el suelo fue simple y proporcionó un medio preciso de aproximar la longitud. En realidad, se requiere un hombre alto, que Oswald no era, o un hombre con brazos anormalmente cortos (no sabemos la longitud de su brazo), para que un paquete de 28 pulgadas apenas despeje el suelo. La Comisión tenía pasión por las reconstrucciones. Todos tuvieron resultados insatisfactorios y, en el mejor de los casos, pusieron en peligro las conclusiones de la Comisión. Algunos refutaron las teorías de la Comisión. La longitud mínima del rifle desmontado era de 34,8 pulgadas. El Informe no cita la reconstrucción de un paquete ...

La única sugerencia de alguna conexión entre Oswald y la bolsa fue a través de huellas dactilares. Debido a que Oswald trabajaba donde se informó que se encontró la bolsa, la presencia de sus huellas dactilares no tenía ningún sentido. Sebastian F. Latona, supervisor de la Sección de Huellas Dactilares Latentes del FBI, desarrolló una única huella dactilar y una única huella que identificó como la de Oswald. Más significativamente, "No se encontraron otras huellas identificables en la bolsa".

Después de todo el manejo de la bolsa atribuida a Oswald, primero en hacerla, luego en empacarla, luego llevándola al auto de Frazier, colocándola en el auto, recogiéndola y llevándola hacia si no dentro del edificio por dos cuadras. , y luego, al menos por inferencia, a través del edificio, y al sacar y armar un rifle, Marina testificó que lo mantenía engrasado y limpio, ¿cómo se explica que dejó solo dos huellas? Lo único extraño es que esta bolsa también fue manejada por la policía y fue la única prueba que no fotografiaron, según sus testimonios, donde la encontraron. Sin embargo, no se descubrieron las huellas más recientes, las de la policía.

La Comisión Warren creía que Lee Harvey Oswald llevó el rifle al Depósito de Libros de Texas en una bolsa de papel marrón. ¿Qué evidencia proporciona Harold Weisberg para plantear dudas sobre la evidencia de la bolsa de papel marrón?

(G10) Michael Kurtz, Crimen del siglo: el asesinato de Kennedy desde la perspectiva de los historiadores (1982)

La evidencia contra Oswald es impresionante: el descubrimiento de su rifle con su huella en el sexto piso del edificio Book Depository; el testimonio del testigo ocular Howard Brennan; Las huellas de Oswald en las cajas de cartón y la bolsa de papel en la ventana; el descubrimiento de tres cartuchos de su rifle junto a la ventana; el descubrimiento de dos fragmentos de bala disparados por su rifle en la limusina; su salida del edificio poco después del tiroteo.

En el otro lado de la moneda, la evidencia a favor de Oswald es igualmente impresionante: la identificación de un testigo ocular de él en el segundo piso del edificio Depository quince minutos antes del asesinato y dos minutos después; la falta de sus huellas en el exterior del rifle; las preguntas sobre si los casquillos de los cartuchos se habían disparado realmente con el rifle durante el asesinato; la hazaña extremadamente difícil de puntería que enfrentaba un asesino que disparaba desde la ventana; la falta de corroboración de la identificación contradictoria y confusa de Brennan.

Por lo tanto, la evidencia sobre la participación de Lee Harvey Oswald en el asesinato no es concluyente. El hecho de que Oswald haya disparado contra el presidente no excluye, por supuesto, la posibilidad de que no lo haya hecho. Obviamente, Oswald sigue siendo el principal sospechoso. Pero una evaluación objetiva de la evidencia simplemente no permite una conclusión definitiva sobre su culpabilidad o inocencia.

¿Por qué Michael Kurtz dice que las pruebas contra Oswald no son concluyentes?

(G11) G. Robert Blakey fue entrevistado por ABC News en 2003.

ABC News: Déjeme preguntarle: 40 años después del hecho y 25 años después de su investigación, ¿quién mató a John F. Kennedy?

Blakey: Lee Harvey Oswald mató a John Kennedy. Dos tiros por detrás. La evidencia es simplemente abrumadora. Tiene que faltarle juicio y experiencia al lidiar con la evidencia para pensar que Lee Harvey Oswald no mató al presidente Kennedy. Ese no es realmente el problema. El problema es: ¿Había algo más allá de Lee Harvey Oswald? Y ahora lo que haces es mirar la evidencia.

ABC News: ¿Cuántos tiros se realizaron en Dealey Plaza?

Blakey: Lo que hicimos fue determinar que de hecho hubo cuatro disparos. Nuestros científicos miraron una cinta que encontramos e hicieron un análisis científico de la misma, e indicó cuatro tomas en la plaza, tres del depósito y una de la loma cubierta de hierba. Eso significaba que había dos tiradores en la plaza, dos tiradores en la plaza equivalen a una conspiración.

El primer disparo desde el depositario de Lee Harvey Oswald falló. El segundo disparo, aproximadamente 1,6 segundos después, alcanzó al presidente en la nuca. (La bala salió de Kennedy y) golpeó a John Connally. Golpeó su muñeca, golpeó su pierna. Ahora, a seis segundos del segundo disparo, creemos que llegó un disparo desde la loma cubierta de hierba. Extrañó al presidente. El disparo desde la loma cubierta de hierba falló. Las radiografías, la autopsia, todo eso indica que el presidente no fue alcanzado por un disparo desde ninguna otra dirección. Siete décimas de segundo después de eso, el tercer disparo, el cuarto en la fila, el tercer disparo del depositario, golpea al presidente en la parte posterior de la cabeza.

La toma desde la loma cubierta de hierba no solo está respaldada por la acústica, que es una cinta que encontramos de una motocicleta de la policía transmitida de regreso a la estación del distrito. Lo corroboran los testimonios de testigos presenciales en la plaza. Al menos 20 personas escucharon un disparo desde la loma cubierta de hierba.

¿G. Robert Blakey cree que Lee Harvey Oswald estuvo involucrado en el asesinato del presidente Kennedy? ¿Blakey está de acuerdo con las conclusiones de la Comisión Warren?

(G12) Michael Granberry, Noticias matutinas de Dallas (22 de noviembre de 2003)

Y luego vino el primer disparo. Como la mayoría de los testigos, Winston Lawson recuerda dos más, aunque desconcertado por el ritmo más rápido entre el segundo y el tercero, que casi le arrancó la cabeza al presidente. La locura que siguió lo encontró a él y a otros agentes corriendo hacia el Hospital Parkland, donde fue uno de los primeros en ver el cuerpo del presidente, arrugado en el Lincoln.

"Se podía ver el daño en la cabeza, que era devastador", dice. "Se podía ver el color de la piel, que era gris, pero no gris, en realidad. Sabía que tenía que ser una herida fatal. Nunca volví a ver al presidente vivo ni a su cuerpo otra vez".

En cambio, se embarcó en una prueba de reexamen de 40 años. "Debo haber pensado un millón de veces, ¿qué podría haber hecho para prevenirlo?" él dijo. "¿Y qué pude haber hecho con 20.000 ventanas?"

Dice que cree fervientemente que Oswald actuó solo. Los aficionados a la conspiración, dice, olvidan considerar las 10 millas de la ruta de la caravana, que se extiende desde Love Field, a Lemmon Avenue, a Turtle Creek, a Cedar Springs, a Harwood, a Main, a Elm, a la historia. El viaje debía tomar 35 minutos antes de llegar al Trade Mart.

"Había un millón de lugares mejores desde los que disparar un arma", dijo Lawson.

¿Por qué Winston Lawson cree que Lee Harvey Oswald fue el único pistolero?

(G13) David R. Wrone, revisión del caso cerrado por Gerald Posner en Revista de Historia del Sur (Febrero de 1995)

Gerald Posner sostiene que la Comisión Warren investigó adecuadamente el asesinato de JFK. Afirma haber refutado a los críticos, pretende mostrar lo que realmente ocurrió y afirma respuestas fácticas simples para explicar problemas complejos que han plagado el tema durante años. En el proceso, condena a todos los que no están de acuerdo con las conclusiones oficiales como teorías impulsadas por conjeturas. Al mismo tiempo, su libro está tan impulsado por la teoría, tan plagado de especulaciones y con tanta frecuencia incapaz de adaptar su texto al contenido fáctico de sus fuentes que se erige como uno de los ejemplos estelares de publicación irresponsable sobre el tema ...

Ninguna evidencia creíble conecta a Oswald con el asesinato. Todos los datos que presenta Posner para hacerlo están desprovistos de contexto, corruptos, lo contrario de lo que dicen las fuentes, o no tienen fuentes. Por ejemplo, el 100 por ciento del testimonio de los testigos y la evidencia física excluyen a Oswald de llevar el rifle al trabajo ese día disfrazado de barras de cortina. Posner manipula con palabras para inventar un caso contra Oswald como con Linnie Mae Randle, quien juró que el paquete, como Oswald supuestamente lo llevaba, tenía veintiocho pulgadas de largo, demasiado corto para haber llevado un rifle. Agarró su extremo y colgó de su brazo oscilante hasta casi tocar el suelo. Posner convierte esto en "metido debajo de la axila, y el otro extremo no tocaba el suelo". El rifle estaba muy aceitado, pero la bolsa de papel descubierta en el sexto piso no tenía rastros de aceite. Posner excluye este hecho vital.

Para refutar las críticas de que el primero de tres disparos (la bala mágica) infligió siete heridas no mortales en dos cuerpos en imposibles limitaciones físicas y de tiempo, inventa una segunda bala mágica. Afirma que Oswald disparó la primera bala cerca del fotograma 160 de la película de Zapruder, cincuenta fotogramas antes de lo que se celebró oficialmente, y falló. La bala golpeó una ramita o una rama o un árbol, a medida que lo varía, luego se separó en su vaina de cobre y su núcleo compuesto de plomo. El núcleo hizo un ángulo recto para volar hacia el oeste más de 200 pies para golpear un bordillo y herir a Tague mientras la vaina decidió desaparecer. De hecho, la acera estaba dañada. Omite que el análisis de la acera mostró que la bala vino del oeste, lo que significa que la bala habría tenido que haber dado otro giro sui generis de 135 grados para regresar al oeste con la fuerza suficiente para romper el concreto, que él finge no estropear.

Afirma prueba de un golpe central porque el análisis del FBI reveló "rastros de plomo con un rastro de antimonio" en el daño. Lo que omite destruye su teoría. No explica que el núcleo de una bala tiene varios otros elementos metálicos en su composición, no dos, lo que hace que su conclusión sea falsa. Además, omite informar al lector que para mayo de 1964 el daño había sido reparado de forma encubierta con una pasta de hormigón y que en agosto, no en julio de 1964, el FBI probó los raspados de la pasta, no el daño, lo que dio los dos resultados de metal. .

¿Por qué David R. Wrone rechaza las teorías presentadas por la Comisión Warren y Gerald Posner?

(G14) Michael Kurtz, Crimen del siglo: el asesinato de Kennedy desde la perspectiva de los historiadores (1982)

El 1 de noviembre, "Oswald" entró en la Armería de Morgan en Fort Worth y actuó "de manera grosera e impertinente". Unos días después, el gerente nocturno de la oficina de Western Union de Dallas vio a "Oswald" recoger varios giros postales. El 9 de noviembre, "Oswald" condujo un coche de prueba. El vendedor, Albert Bogard, recordó que "Oswald" le dijo que regresaría en un par de semanas cuando tendría "mucho dinero". El 10 de noviembre, "Oswald" solicitó un trabajo como asistente de estacionamiento en Allright Parking Systems en Dallas. Mientras hablaba con Hubert Morrow, el gerente, "Oswald" preguntó sobre el hotel Southland, dónde estaba ubicado el estacionamiento, y si el edificio brindaba una buena vista del centro de Dallas.

En la tarde del 22 de noviembre, el Dr. Homer Wood vio la foto de Oswald en la televisión y lo reconoció como el hombre que vio en el Sports Drome Rifle Range en Dallas el 16 de noviembre. El Dr. Wood, su relato corroborado por su hijo, recordó que "Oswald" disparó un 6.5 mm. Rifle italiano con visor de cuatro potencias. Teniendo en cuenta la compra de municiones de "Oswald" unos días antes, el trabajo de reparación realizado en su rifle por Dial Ryder, vemos un patrón claramente emergente. "Oswald" compró municiones, hizo que le repararan el rifle, preguntó sobre la vista desde un edificio de Dallas, comentó que muy pronto estaría en posesión de una gran cantidad de dinero y llamó la atención sobre sí mismo en el campo de tiro.

Todos estos incidentes claramente arrojan sospechas sobre Oswald. Sin embargo, el verdadero Lee Harvey Oswald no participó en ninguno de ellos. La evidencia demuestra que estaba en otro lugar cuando ocurrió cada uno de estos eventos. Sin embargo, la evidencia también demuestra que tuvieron lugar y que numerosos testigos confiables vieron a un hombre que creían que era Lee Harvey Oswald participar en ellos. Si bien no existe evidencia absoluta para explicar esta curiosidad, no es descabellado suponer que alguien que se hizo pasar por Oswald hizo todo lo posible para centrar la atención en sí mismo durante las tres semanas previas al asesinato.

¿Cuál es el significado del hecho de que alguien se hizo pasar por Lee Harvey Oswald durante noviembre de 1963?


LBJ forma comisión para investigar el asesinato de Kennedy

El 29 de noviembre de 1963, el presidente Lyndon B.Johnson nombra una comisión especial para investigar el asesinato del presidente John F. Kennedy, ocurrido una semana antes, el 22 de noviembre de 1963, en Dallas, Texas.

Según sus memorias y biógrafa Doris Kearns Goodwin, Johnson sabía que tenía que proporcionar un liderazgo fuerte tras el impactante asesinato del presidente Kennedy. Uno de sus primeros actos oficiales fue iniciar una investigación sobre el asesinato. Johnson escribió más tarde que, en las semanas posteriores al asesinato, el público estadounidense y el gobierno que ahora encabezaba estaban en un estado de confusión y desorientación & # x201Como un montón de ganado atrapado en un pantano. & # X201D Sintió el peso de su nueva responsabilidad & # x201Cin un mundo que nunca está a más de minutos de la catástrofe & # x201D y sabía que & # x201C el mundo entero estaría siguiendo con ansiedad cada movimiento que hiciera & # x201D.

El 29 de noviembre, Johnson emitió la Orden Ejecutiva No. 11130, nombrando al Presidente y la Comisión sobre el Asesinato del Presidente Kennedy, comúnmente conocida como la Comisión Warren, en honor a su líder, el Presidente del Tribunal Supremo Earl Warren. Dado que el asesino del presidente y # x2019, Lee Harvey Oswald, fue asesinado por Jack Ruby casi inmediatamente después de que Oswald matara a Kennedy, los detalles del motivo del asesinato de Oswald siguen siendo confusos.

Durante su investigación de casi un año, la Comisión Warren revisó los informes de la Oficina Federal de Investigaciones, el Servicio Secreto, el Departamento de Estado y el fiscal general de Texas. También se refirió a la historia personal, la afiliación política y el historial militar de Oswald. En general, la Comisión Warren escuchó el testimonio de 552 testigos e incluso viajó a Dallas varias veces para visitar el sitio donde Kennedy fue baleado. La comisión concluyó que Oswald había actuado solo y que el Servicio Secreto había hecho malos preparativos para la visita de JFK & # x2019 a Dallas y, posteriormente, no lo había protegido lo suficiente.

Las circunstancias que rodearon la muerte de Kennedy, sin embargo, han dado lugar a varias teorías de conspiración que involucran a personajes tan dispares como la mafia, exiliados cubanos, líderes militares e incluso el presidente Johnson. La conclusión de la Comisión Warren & # x2019 de que Oswald era un & # x201 pistolero clon & # x201D no logró satisfacer a algunos de los que presenciaron el ataque y a otros cuya investigación encontró detalles contradictorios en el informe de la comisión & # x2019. Los críticos de la Comisión Warren y el informe de # x2019 creían que los expertos en balística adicionales y las conclusiones de # x2019 y una película casera filmada en la escena cuestionaban la teoría de que tres balas disparadas por el arma de Oswald y # x2019 podrían haber causado las heridas fatales de Kennedy, así como las lesiones a El gobernador de Texas, John Connally, que viajaba con el presidente en un automóvil abierto mientras viajaba por Dallas & # x2019 Dealey Plaza ese fatídico día. La controversia fue tan persistente que en 1979 se llevó a cabo otra investigación del Congreso. Ese comité estuvo de acuerdo con la Comisión Warren en que Lee Harvey Oswald hizo los disparos que mataron al presidente y que el Servicio Secreto no protegió a Kennedy. Sin embargo, también permitió la posibilidad de que un segundo pistolero pudiera haber estado involucrado, pero no continuó con el asunto.


Conspiración asesina

Foto de Walt Cisco / Dallas Morning News a través de Wikimedia Commons

Cincuenta años después del asesinato del presidente John F. Kennedy, el 59 por ciento de los estadounidenses todavía cree que fue obra de una conspiración. Una vez estuve entre ellos. A principios de la década de 1970, cuando estaba en el último año de la escuela secundaria y en el primer año de la universidad, leí el libro de Mark Lane Prisa al juicio, De Richard Popkin El segundo Oswald, Penn Jones Perdona mi dolory otros tomos, algunos de ellos best-sellers, que defendían una trama oscura.

Entonces, un día, busqué las notas a pie de página de esos libros, la mayoría de las cuales me llevaron a las audiencias de varios volúmenes de la Comisión Warren. Me quedé impactado. Los autores sacaron de contexto las declaraciones de los testigos, las distorsionaron hasta dejarlas irreconocibles y, en algunos casos, seleccionaron pasajes que parecían respaldar sus teorías e ignoraron los testimonios que no lo hicieron. Fue mi primer roce con la deshonestidad intelectual.

No hay espacio para lanzar una refutación completa de los teóricos de la conspiración. (Vincent Bugliosi necesitó 1.632 páginas para hacer eso en su libro de 2007 Recuperando la historia.) Pero vale la pena contar los argumentos de los aficionados a la conspiración que encontré más persuasivos y por qué colapsan bajo escrutinio.

La bala mágica

Los hechos básicos son estos. El 22 de noviembre de 1963, el presidente Kennedy, el gobernador de Texas John Connally y sus esposas viajaban en una caravana lenta y abierta a través de Dallas. A las 12:30 p.m., cuando el automóvil giró hacia Dealey Plaza, sonaron tres disparos. Kennedy y Connally fueron fusilados. El automóvil aceleró hasta un hospital cercano, donde el presidente fue declarado muerto y el gobernador fue tratado por las heridas. Lee Harvey Oswald fue arrestado como el presunto pistolero y él mismo fue asesinado a tiros días después. El presidente Lyndon Johnson nombró una comisión, presidida por el presidente del Tribunal Supremo, Earl Warren, para investigar el asesinato. El Informe Warren concluyó que Oswald había disparado los tres tiros desde una ventana en el sexto piso del Depósito de Libros Escolares de Texas, donde trabajaba. *

Pero el caso estaba lejos de estar cerrado. Un hombre llamado Abraham Zapruder, una de las miles de personas que estaban parados a lo largo de la ruta de la caravana ese día en Dallas, capturó los disparos con su cámara de cine casera de 8 mm. Con 26 segundos y 486 fotogramas, llegaría a ser la película snuff más minuciosamente examinada de la historia, y una prueba fundamental para la Comisión Warren y los subsiguientes "aficionados a la conspiración".

Al principio, se asumió que Kennedy y Connally habían sido alcanzados por balas separadas. Pero la película de Zapruder arrojó una llave inglesa en esa noción. Los analistas de la Comisión Warren concluyeron que JFK recibió un disparo en algún momento entre los fotogramas 210 y 225 (una valla publicitaria en la calle bloqueó la vista de Zapruder en el momento crucial), mientras que Connally fue alcanzado a más tardar en el fotograma 240. En otras palabras, los dos hombres fueron alcanzados no más de 30 fotogramas de distancia. Sin embargo, las pruebas del FBI revelaron que el rifle de Oswald no podía dispararse más rápido que una vez cada 2,25 segundos, lo que, en la cámara de Zapruder, se traducía en 40 o 41 fotogramas. En resumen, no hubo tiempo suficiente para que Oswald disparara una bala a Kennedy y luego otra a Connally.

La inferencia fue ineludible. O había al menos dos hombres armados, o Kennedy y Connally fueron alcanzados por la misma bala. El Informe Warren argumentó lo último. La “teoría de la bala única”, como se la llamó, desató una controversia incluso entre los comisionados. Tres de ellos no lo compraron. Bajo presión política para emitir un informe unánime (preferiblemente uno que asegurara al público estadounidense que solo había un pistolero y que estaba muerto), los escépticos sofocaron su disensión, al menos públicamente a cambio, los autores del informe atenuaron su evaluación del single- teoría de la bala de "convincente" (el término del primer borrador) a simplemente "persuasivo".

Esa sección del Informe Warren provocó los ataques más mordaces. Los críticos dibujaron diagramas que trazaban el camino absurdo que una bala habría tenido que recorrer (un giro en el aire a la derecha, seguido de uno ondulado a la izquierda) para atravesar el cuello de Kennedy y luego las costillas y la muñeca de Connally.

Durante muchos años, mucho después de haber rechazado la mayoría de las afirmaciones de los aficionados a la conspiración, la "bala mágica", como la llamaron los críticos, siguió siendo la única pieza del rompecabezas de Dealey Plaza que no podía encajar en la imagen. un acorde disonante que, en ciertos estados de ánimo, me hizo pensar que, después de todo, podría haber dos pistoleros.

Luego, en noviembre de 2003, en el 40 aniversario del asesinato, vi un documental de ABC News llamado El asesinato de Kennedy: más allá de la conspiración. En un segmento, los productores mostraron el automóvil real en el que viajaban el presidente y los demás ese día. Una característica del automóvil, sobre la que nunca había escuchado o leído antes, hizo que mi mandíbula cayera literalmente. El asiento trasero, donde viajaba JFK, era tres pulgadas más alto que el asiento delantero, donde viajaba Connally. Una vez que se hizo ese ajuste, la línea desde el rifle de Oswald hasta la parte superior de la espalda de Kennedy hasta la caja torácica y la muñeca de Connally parecía absolutamente recta. No había necesidad de una bala mágica.

The Grassy Knoll, Parte 1: Cuadro 313

Kennedy recibió dos disparos: primero en el cuello (por la bala que luego atravesó a Connally), luego en la cabeza. La película de Zapruder también capturó esta toma, en el fotograma 313. La imagen se consideró tan horrible que fue eliminada de la vista pública de la película hasta 1975, cuando el presidente Gerald Ford (que había servido en la Comisión Warren) ordenó que se publicara. Recuerdo haber visto la película completamente restaurada en la televisión. Realmente fue horrible. Viste literalmente volar la parte superior de la cabeza del presidente Kennedy. Pero era espeluznante por otra razón: el pedazo de cabeza que le había volado voló hacia atrás. En otras palabras, miró como si esa bala fatal fuera disparada no desde detrás de Kennedy, como la primera bala, sino desde delante de él. ¿Había dos pistoleros después de todo: Oswald en el depósito de libros y alguien más encaramado en el área conocida como la "loma cubierta de hierba"?

Regresé a la biblioteca y registré las audiencias de Warren. Allí encontré neurólogos que testificaban que una terminación nerviosa puede explotar cuando es golpeada por una bala y que las dos trayectorias, de dónde vino la bala y hacia dónde vuelan los fragmentos nerviosos, no están necesariamente relacionadas. Experimentos de la década de 1940, en los que se disparaban balas en la cabeza de cabras vivas, revelaron este hecho. Entonces, la evidencia del Cuadro 313 fue al menos ambigua, no dijo nada, de una forma u otra, sobre la plausibilidad de una teoría del segundo pistolero.

Sin embargo, en 1975, CBS News, que estaba haciendo un documental sobre el asesinato, contrató a una empresa de tecnología para realizar un análisis de alta resolución de la película de Zapruder, utilizando instrumentos que no existían en la época de la Comisión Warren. La firma descubrió que, en Frame 312, La cabeza de Kennedy se golpeó un poquito hacia adelante, y mucho más rápido de lo que se sacudió hacia atrás un instante después en el Cuadro 313. La implicación: la bala golpeó su cabeza por detrás, empujándolo hacia adelante, luego explotó un nervio, lo que resultó que lo empujó hacia atrás.

The Grassy Knoll, Parte 2: El análisis acústico

En 1976, la Cámara de Representantes formó un comité especial para volver a investigar el asesinato de Kennedy. Después de muchas audiencias y un análisis extenso, el panel concluyó que, después de todo, había habido un segundo tirador. Esta sorprendente conclusión se basó en una pieza de evidencia recién descubierta: una cinta de audio de una transmisión de radio de un policía de Dallas que había estado escoltando la caravana de JFK. * Según el informe de la Cámara, un análisis acústico de la cinta reveló que cuatro Se dispararon disparos, y eso, dados los patrones de eco y la ubicación del oficial, uno de esos disparos provino de la loma cubierta de hierba.

El informe provocó tal conmoción que la Academia Nacional de Ciencias realizó su propio análisis de la cinta y concluyó que el informe de la Cámara era una tontería. Primero, resultó que algunos de esos cuatro sonidos parecidos a disparos no eran disparos. En segundo lugar, el policía en motocicleta en cuestión no estaba donde afirmaba el informe de la Cámara, por lo que incluso si los sonidos hubieran sido disparos, un análisis de eco revisado los colocó en otro lugar que no fuera la loma cubierta de hierba. En tercer lugar, algunos de los sonidos de la cinta ocurrieron un minuto. después el asesinato.

La apelación de las conspiraciones

Las teorías de la conspiración prosperan, sobre cada gran evento de la historia, por varias razones. Primero, existe un instinto humano natural de fantasear con lo oculto. Como mi Pizarra su colega Ron Rosenbaum (que ha sondeado estas profundidades tan inmersivamente como cualquiera) lo puso en su brillante colección, Las partes secretas de la fortuna, "La búsqueda de la mano oculta, los manantiales ocultos, el apretón de manos oculto detrás de la historia atrae a cierto tipo de buscador de gloria, antiguo marinero, erudito loco, judío errante".

En segundo lugar, hay consuelo en esta búsqueda de resortes principales invisibles. Si los eventos horribles se pueden rastrear hasta una camarilla de malhechores que controlan el mundo desde detrás de una gran cortina, eso es, en cierto sentido, menos aterrador que la idea de que algunas cosas horribles suceden al azar o como resultado de un nebbish solitario, un don nadie. . La existencia de una cábala secreta significa que hay algún tipo de orden en el mundo, una casualidad catastrófica sugiere que hay una vasta grieta de caos, la esencia del terror.

Como dice el viejo refrán, "las puertas grandes a veces se abren sobre pequeñas bisagras". El asesinato de John F. Kennedy fue una gran puerta (si hubiera vivido, las décadas siguientes podrían haber sido muy diferentes) y Lee Harvey Oswald fue una bisagra ridículamente pequeña. La disonancia es tremendamente desorientadora. Hace un ajuste más ordenado, un universo más inteligible, creer que una figura trascendental como John Kennedy fue derribada por una entidad igualmente trascendente, como la CIA, la mafia, los soviéticos, Castro ... elige tu elección.

Finalmente (y este es un punto que algunos defensores del Informe Warren ignoran), hay están conspiraciones. Hay una razón por la que tanta gente seria comenzó a volver a investigar el asesinato de Kennedy a mediados de la década de 1970: fue cuando el comité del senador Frank Church reveló una larga y oscura historia de conspiraciones de la CIA (golpes de Estado, asesinatos y otros trabajos de bolsa negra) que solo los extremistas nunca antes había imaginado posible. ¿Qué otras teorías extremas podrían resultar ciertas?

El asesinato de JFK surgió como una fuente obvia de renovada curiosidad. En 1971, poco antes de morir, un Lyndon B. Johnson retirado le dijo al periodista Leo Janos que la administración Kennedy había estado “ejecutando un maldito Murder Incorporated en el Caribe”. * Nadie sabía de qué estaba hablando en ese momento. Unos años más tarde, el Comité de la Iglesia reveló los detalles de la Operación Mangosta, un intenso complot de la Casa Blanca de Kennedy y la CIA para asesinar a Fidel Castro. También surgieron revelaciones de la cooperación de la mafia en Mongoose, del romance de JFK con un moll de la mafia y de la cruzada de su hermano Robert Kennedy contra los mismos capos de la mafia. ¿Podría haber sido Dallas un tiroteo de venganza, montado por Castro o por la mafia? Incluso si Oswald hubiera sido el único pistolero, ¿podría haber sido un recluta en el complot de alguna potencia mayor?

También surgieron nuevas sospechas sobre la Comisión Warren. Resultó que la CIA había acumulado vastos archivos sobre el tiempo de Oswald en la Unión Soviética (había desertado brevemente a fines de la década de 1950 antes de regresar a los Estados Unidos) y su visita al consulado cubano en México, pero la agencia no entregó ninguno. de este material al personal de Warren.

No es de extrañar que incluso un alma tan sobria como el secretario de Estado John Kerry, que era un estudiante universitario en el momento del asesinato, le dijera recientemente a Tom Brokaw de NBC: “Hasta el día de hoy, tengo serias dudas de que Lee Harvey Oswald actuó solo "O que la Comisión Warren" llegó al fondo "de su" tiempo e influencia de Cuba y Rusia ".

Sin embargo, la historia juega juegos extraños. La Comisión Warren fue un equipo comprometido desde el principio y, sin embargo, a pesar de medio siglo de escrutinio, los puntos centrales del informe se mantienen bien. El único misterio que queda, en realidad, son los motivos de Oswald y, sin embargo, aquí tampoco ha surgido ninguna evidencia convincente que vincule su acción con la mafia, la CIA, los cubanos o algo por el estilo. La teoría más persuasiva que he leído, presentada por primera vez en un Revisión de libros de Nueva York artículo de Daniel Schorr (posteriormente reimpreso en su libro Limpiando el aire) —Es que Oswald mató a Kennedy, creyendo que el hecho le haría ganar el favor de Castro. ¿Pero quién sabe? El misterio en el corazón del asunto (¿por qué lo hizo Oswald?) Sigue sin resolverse. Y eso, por supuesto, hace que las teorías de la conspiración sean aún más satisfactorias.

Corrección, 15 de noviembre de 2013: Este artículo originalmente indicaba erróneamente el año de la muerte de Lyndon B. Johnson. Murió en 1973, no en 1968 (Regrese).

Corrección, 18 de noviembre de 2013: Este artículo originalmente indicaba erróneamente el lugar de trabajo de Lee Harvey Oswald. Trabajó en Texas School Book Depository, no en Texas Bookstore Depository. (Regrese.) Este artículo también originalmente decía erróneamente que la grabación que revela que se habían disparado cuatro disparos provenía de una cinta de audio que llevaba un cinturón de dictáfono usado por un policía de Dallas. Las transmisiones de la grabación se grabaron en la sede de la Policía de Dallas con un micrófono que llevaba un oficial en el lugar. (Regreso.)


Chris Graham: Lee Harvey Oswald, JFK y la teoría del pistolero solitario

Corte al grano: Lee Harvey Oswald fue el único pistolero responsable del asesinato del presidente John F. Kennedy. ¿Qué le parece eso para revolver la olla en vísperas del 50 aniversario de los trágicos acontecimientos del 22 de noviembre de 1963 en Dallas?

Pero es lo que creo. No porque la Comisión Warren lo haya dicho, no porque no haya visto innumerables horas de programación de televisión examinando el asesinato de JFK desde todos los ángulos posibles. No porque no haya visto la película de Zapruder desglosada fotograma a fotograma.

He leído los libros que ofrecen una serie de teorías sobre quién estuvo involucrado: un tirador o tiradores en la loma cubierta de hierba o en el puente de arriba, las teorías incluso de que Oswald, para siempre no culpable por el hecho de haber sido asesinado en los días posteriores al JFK asesinato, no tuvo nada que ver con el tiroteo, que él era el "chivo expiatorio" que trató de convertirse en esas extrañas apariciones públicas que hizo posible la policía de Dallas después del tiroteo.

He aquí por qué estoy convencido de que fueron Oswald y Oswald solos: si vamos a creer que fue una conspiración la que mató a Kennedy, entonces también debemos creer que nadie más que participó tuvo una palabra que decir al respecto en la intervención. 50 años.

Ni una sola persona. Nadie en un lecho de muerte hablando con un miembro de la familia para confesar sus pecados antes de dejar el mundo. Nadie acusado de otro crimen que pudiera verse tentado a usar lo que realmente sabía sobre el tiroteo de JFK para ganar algo de influencia para una sentencia reducida.

Todos los involucrados fuera de Oswald (mejor digamos, si él estuvo involucrado, ¿verdad, para apaciguar a algunos de los teóricos?) Se callaron para siempre. Amén.

No queremos comprar la historia oficial de que Oswald, este perdedor absoluto de un joven de 24 años, que intentó emigrar a Rusia, fue rechazado, decidió que el comunismo todavía era para él, se pasó los días repartiendo folletos y demás. molestar a los transeúntes en las calles públicas con sus tonterías, y de alguna manera aparentemente se perdió de asesinar a un general militar de derecha, pudo esconderse en un depósito de libros escolares, asomarse a una ventana, apuntar con su rifle al líder del mundo libre, y disparar tres veces, matándolo a él ya Camelot en el lapso de unos pocos segundos.

No podemos creer que el Departamento de Policía de Dallas y el Servicio Secreto permitan que nuestro presidente recorra las calles de una importante ciudad estadounidense en un vehículo descapotable sin haber tomado medidas para asegurar cada centímetro de territorio a lo largo de la ruta de la caravana, mucho menos dejar un edificio completo de seis pisos en un punto de inflexión clave en la ruta sin barrer por completo.

Tenía que ser Castro, o Jruschov, o la CIA, o la mafia. Cualquiera de ellos individualmente o en concierto tiene mucho más sentido que Oswald. Fue una venganza por la Bahía de Cochinos, la crisis de los misiles cubanos, la decisión de Kennedy de invadir Cuba, su apoyo al movimiento de derechos civiles.

Tenía que tratarse de algo más grande.

No podía ser un solo malo quien pagó $ 12.78 por un rifle de pedido por correo porque quería ser famoso.

Docenas, tal vez cientos, de personas se ganan la vida desacreditando la teoría del pistolero solitario. Yo también soy un hombre de negocios, así que estoy totalmente a favor de eso. Y de todos modos, las preguntas persistirán mientras a alguien le importe la historia de la vieja U-S-of-A. Incluso la apertura de documentos clasificados en el caso no resolverá las preguntas que han persistido estos últimos 50 años, porque estamos muy avanzados en nuestra desconfianza de cualquier cosa oficial, uno de los subproductos clave de lo que sucedió el 22 de noviembre. 1963, que todo lo que tendría que hacer es especular en voz alta sobre los documentos que deben estar en algún tipo de autorización de seguridad de libertad condicional de doble secreto para desacreditar lo que los documentos oficiales puedan tener que decir.

Es casi como si ya no importara quién lo hizo o por qué, y esa es la gran vergüenza de todo esto.

No culpo a los teóricos de la conspiración por lo que hacen. Los estadounidenses hacen preguntas y no se conforman con respuestas a medias, eso es lo que hace grande a Estados Unidos, si me preguntas.

Lee Harvey Oswald como el único asesino en el asesinato de JFK es una respuesta a medias, porque Oswald es una figura histórica a medias. En este momento debería ser el loco tío de alguien de 74 años, animar los tiroteos masivos de la escuela y balbucear en la cena de Acción de Gracias sobre el fin de los tiempos que se avecina.

Estados Unidos es un lugar diferente debido a lo que sucedió el 22 de noviembre de 1963, y no es un lugar mejor. Pero eso no se debe a que se haya encubierto un complot de asesinato, es porque todavía tenemos que ser capaces de enfrentarnos a la realidad de que el mismo Estados Unidos que podría elevar a un príncipe brillante como John F. Kennedy también podría empoderar a un idiota como Lee Harvey Oswald. volarle la cabeza con un rifle de alta potencia sin ningún motivo.


The Grassy Knoll: ¿Hubo un cuarto disparo?

Se ha debatido sin cesar el número exacto y el momento de los disparos, pero existe un consenso cada vez mayor de que la película de Zapruder muestra que se dispararon tres disparos en unos ocho segundos. Muchos creen que un segundo pistolero disparó un cuarto tiro desde la loma cubierta de hierba. Inmediatamente después del tiroteo, muchas personas siguieron a un policía por el terraplén. Pero cuando la policía registró el área, no encontraron ningún pistolero, ni pistola, ni cartuchos. Años más tarde, se descubrió que el botón de radio de un policía en motocicleta # 8217 se había atascado y que los disparos en Dealey Plaza pudieron haber sido registrados accidentalmente.

Dice Gerald Posner, autor de Caso cerrado: & # 8220 El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara [1978-79] usó expertos en sonido para escuchar un dictado de la policía de Dallas y concluyeron con un 95 por ciento de certeza que hubo un cuarto disparo en Dealey Plaza y provenía de la loma cubierta de hierba. Unos años más tarde, un panel de la Academia Nacional de Ciencias (NAS) revisó su trabajo y encontró una multitud de errores y omisiones, el más grave de los cuales fue que el momento en que los expertos del Comité Selecto pensaron que los disparos se estaban realizando no era el momento adecuado. . En realidad, fue un minuto después de que el asesinato hubiera tenido lugar. & # 8221

Pero la controversia acústica no terminó ahí. En 2001, el Dr. Donald B. Thomas, investigador del Departamento de Agricultura de EE. UU., Publicó un artículo en la revista británica Ciencia y justicia que desafió el informe NAS de 1982 y tuvo una amplia circulación en la comunidad de investigación de asesinatos. Los miembros del panel NAS original están preparando una refutación al análisis de Thomas.


Teoría de JFK: Oswald el pistolero solitario - Historia

[& # 8230] Allen Dulles y los orígenes de la teoría del pistolero solitario [& # 8230]

+1. Uno de los mejores temas de Corbett, entre muchos.

Dudo mucho que Dulles & # 8220 llegara a su conclusión antes de que comenzara el WC & # 8221. Se le DIJO qué & # 8220concluir & # 8221. John E. Hoover (J.Edgar) tuvo mucho que ver con eso.

Buen punto, Paul. Con la nota de Katzenbach del 25/11/63, hay que preguntarse por qué el WC se molestó en seguir los movimientos. Ciertamente no es como si alguien en la Comisión refutaría públicamente el Informe del FBI de Hoover & # 8217 del 12/10/63. Aunque ahora sabemos de la disección de la Comisión.

Está bien documentado que ambos hermanos Dulles lanzaron sus sombreros en el campo globalista desde el comienzo de sus carreras en el servicio gubernamental. Al final de la Segunda Guerra Mundial, los líderes militares y de la industria estadounidenses entendieron lo que significaba mirar hacia el abismo: el declive de la democracia occidental, la libre empresa y la hegemonía, y el surgimiento del nacionalismo no alineado. Aparentemente, algunos líderes militares y empresariales estadounidenses bien ubicados y poderosos dieron forma a este conocimiento en una filosofía extremista, donde veían el mundo, necesaria y deliberadamente, como estático (Democracia vs Socialismo y Comunismo, sin Nacionalismo). ¿Qué surgió de un pensamiento tan rígido? La Guerra Fría y las guerras de la CIA por poder contra los movimientos nacionalistas erróneamente etiquetados como insurgencia comunista (http://www.mohammadmossadegh.com/news/dulles-brothers).
La base de poder industrial / militar radica en la guerra, la preparación para la guerra, la producción de materiales de guerra y la producción de armas de destrucción masiva y, por supuesto, la producción de miedo a gran escala. La CIA, junto con la base de poder industrial / militar, estableció deliberadamente una capacidad de asesinato para eliminar a los líderes considerados hostiles y hostiles a los intereses de los Estados Unidos (tales intereses fueron inevitablemente decididos por hombres vinculados a intereses especiales, dinero, inversiones y conexiones con La base de poder debidamente representada. Cuando se observa la frecuencia de asesinatos después de que se estableció esta capacidad de Acción Ejecutiva, se obtiene una lección aleccionadora no solo de intrigas geopolíticas, sino de cómo esta base de poder operó en conjunto para afectar los resultados globales en su mejor interés. El asesinato de Kennedy bien puede haber sido una ejecución patrocinada por el estado por una formidable base de poder en los Estados Unidos, pero cuyo alcance permanece entrelazado a nivel mundial.

Todavía siento escalofríos cuando escucho el discurso de Kennedy & # 8217 en la American University y su otro discurso, sobre una prensa abierta y responsable, dado a los reporteros. Los hermanos Dulles eran títeres de los ricos y bien conectados, eran parte de esta base de poder arraigada, que surgió después de la Primera Guerra Mundial, y se centró en la guerra y las operaciones encubiertas como su principal modus-operandi. El asesinato de funcionarios elegidos democráticamente fue su solución a las revoluciones legítimas que buscaban eliminar las empresas extranjeras atrincheradas y parasitarias que tenían recursos limitados. Estos negocios explotadores operaban a través de una corrupción flagrante y una explotación vergonzosa motivada por el habitual paternalismo racista de la época. Este es el tipo de empresas que nuestro gobierno defendió con el pretexto de luchar contra la agresión comunista, especialmente durante el apogeo del poder de los Hermanos Dulles. ¿Alguien ve por qué Allen Dulles fue designado para la Omisión de Warren?

El libro es The Assassins de Robert J. Donovan, publicado, creo, en 1955.

Creo que el primer investigador de JFK en identificarlo como tal fue Donald Gibson en El encubrimiento del asesinato de Kennedy, pero me alegra que me corrijan si es incorrecto.

Robert J. Donovan escribió una introducción a una publicación del Informe de la Comisión Warren, creo que la versión abreviada.

& # 8220Jock & # 8221 Whitney, al menos un conocido de paso en los círculos del establishment de Allen Dulles, publicó un editorial el 23 de noviembre de 1963 en su NY Herald Tribune, mencionando el libro de Donovan & # 8217 como un precedente para & # 8220lone assassin & # 8221 Oswald .

Gibson argumenta que el editorial de Whitney y la distribución del libro por Dulles a la Comisión muestran coordinación por parte del establishment en el intento de limitar el asesinato a un loco solitario, ya en la noche del 22 de noviembre. Estoy de acuerdo. También argumenta que la clara participación del establishment en la difusión de esta idea y en el establecimiento de la Comisión Warren son fuertes signos de una conspiración del establishment en el asesinato. Creo que esto es posible, pero también creo que debemos considerar la idea de que el establishment estaba usando el arquetipo del loco solitario para reinar en un establishment militar y de inteligencia fuera de control empeñado en provocar la guerra con Cuba o la Unión Soviética a través del asesinato. Sin embargo, el uso muy temprano del libro de Donovan para defender un veredicto solitario en la esfera pública podría muy bien ser el producto de algún nivel de preparación previa, al igual que los supuestos vínculos de Oswald con Cuba y la Unión Soviética bien pueden haber sido más tarde, logró forzar encubrimientos dentro de las diversas agencias federales de inteligencia y aplicación de la ley, como lo ilustraron Peter Dale Scott y John Newman, entre otros.

Me parece que vale la pena preguntar: ¿Quién firmaba realmente los cheques de pago de Robert J. Donovan en 1955? Por supuesto, es posible que se le haya ocurrido su propia y extraña adición al concepto de excepcionalismo estadounidense por su cuenta, pero tal vez se le ayudó a llegar a su conclusión de & # 8220 no puede & # 8217t suceder aquí & # 8221.

Hice un proyecto de estudio independiente en la universidad a principios de la década de 1970 sobre asesinatos políticos en los Estados Unidos y recuerdo haber encontrado ese libro. Mi profesor me hizo abordar las conclusiones del libro y explicar por qué no era convincente con el caso JFK.

Lewis Powell, Mary Surrat, George Atzerodt y David Herold fueron acusados ​​de conspiración por un tribunal militar y todos fueron ejecutados el 7 de julio de 1865. El Dr. Samule Mudd también fue declarado culpable de conspiración, pero fue indultado por el presidente Andrew Johnson.

En los diez años posteriores al juicio de Clay Shaw, Jim Garrison solo concedió una entrevista sobre su caso a una persona. Esa entrevista se convirtió en la base de muchos que han dicho que es el mejor documental jamás realizado sobre el tema. Ganó el premio del Festival de Cine de San Sebastián en & # 821793, fue elogiado en todo el mundo, incluso en el LA Times, y Entertainment Weekly dijo, & # 8216Es & # 8217s más poderoso que la película & # 8216JFK! & # 8217 A pesar de de su éxito mundial, ha sido totalmente sorprendido e incluso ignorado en los Estados Unidos. No importa cuántos buenos libros se escriban sobre ese horror, desde & # 8216Rush To Judgement, & # 8217 hasta & # 8216The Unspeakable & # 8217, todo lo que todos necesitan saber está en esta película muy estadounidense que hay que ver, gratis en http: / /www.johnbarboursworld.com. ¡Me asombra que tantos sitios excelentes como este, ansiosos por difundir la verdad, nunca, nunca mencionen esta película sobre el único agente de la ley que realmente investigó esa tragedia!

Sr. Barbour, ciertamente estoy de acuerdo en que en las conferencias, blogs y sitios web de JFK casi nunca se menciona La última palabra del asesinato. Sin embargo, ha sacado esta gran película de las sombras para siempre y no volverá a su lugar anterior. El trabajo de su vida para lograr esto es similar al trabajo del Sr. Morley para lograr la liberación de los archivos de George Joannidess. Quizás fuerzas similares han estado trabajando horas extras para mantenerlos a ambos en la oscuridad. Una buena suerte para ambos esfuerzos.

EL 9/11/63, el racista de ala derecha de Georgia, Josepeh Milteer, fue grabado por un informante del FBI de Miami sobre el asesinato de JFK: & # 8220 desde un edificio de oficinas, con un rifle de alta potencia & # 8221, & # 8220, y & # 8220, recogerán a alguien horas después. , si algo así sucediera solo para desconcertar al público & # 8221.
Si Milteer pudiera predecir con tanta precisión lo que sucedería dos semanas antes, entonces el exdirector de la CIA con muchos ex empleados todavía leales en la agencia podría haber planeado su agenda antes de que se disparara un tiro.
También es interesante notar que Dulles tenía tantas copias del libro Assassinations disponibles para distribuir solo 2 1/2 semanas después de la ejecución.

¿Pero no era su percepción el punto de vista más común en ese momento? A las pocas horas de la muerte de Oswald, al menos una cadena importante declaró que la historia lo consideraría el Asesino Solitario.
Su comentario sobre la historia de los asesinatos presidenciales fue correcto. La conspiración de Lincoln fue Booth y algunos parásitos. El más motivado del grupo fue Paine, un verdadero idiota que ni siquiera pudo acabar con un indefenso Seward postrado en cama con la mandíbula rota. La conspiración más competente fue el atentado puertorriqueño contra Truman y nunca se acercaron. Los dos últimos intentos fallidos también fueron intentos de Lone Nut, al igual que el tiroteo de Reagan.
Como la narración en este blog es que Dulles era un belicista malvado que quería deshacerse de Castro y la Unión Soviética, ¿no habría sido una ventaja para él encontrar evidencia de una conspiración, particularmente una que involucraba al comunismo internacional? ¿Uno que reivindicaría su anticomunismo y quizás precipitaría la invasión de Cuba que supuestamente deseaba? ¿No algún tonto inadaptado marxista sin conexión real con nadie? ¿Cuál fue exactamente la ventaja para él de no encontrar una conspiración? Esto nunca me ha quedado claro.

Si la conspiración real golpea demasiado cerca de casa, entonces no querría que la gente investigara. Una vez que una conspiración está sobre la mesa, se abren todo tipo de puertas y, desde su punto de vista, quién sabe (o tal vez sabía) a dónde pueden conducir.

Argumento inteligente. Un hecho es que con respecto al asesinato de Lincoln hubo una conspiración. Si estuvo bien organizado o no es un punto discutible y se concede que no tiene nada que ver con la cuestión en cuestión, aparte del hecho de que los Dulles sí mintieron en el registro. Sofistería aceptada, admirada y, sin embargo, dejada de lado, un observador más racional podría hacer una excepción a su afirmación general de que la narrativa de este blog es que Dulles hizo esto o aquello y que este blog pinta a Dulles como un & # 8216 belicista malvado & # 8217. Dejando a un lado su sugerente lenguaje, Dulles era sin duda un hombre de guerra. De eso no cabe duda. Estuvo en el eje de los hechos que cubre este blog y es una figura clave en la historia de Estados Unidos en este período. ¿Quizás el tema de la transparencia es lo que está en el centro del asunto? La motivación de Dulles con respecto al episodio del libro de WC como se describe es una cuestión de interés. Dados sus antecedentes y el contexto en el que ocurrió el asesinato de Kennedy, cualquier historiador & # 8216 digno de su sal & # 8217 sería negligente en eludir esta línea particular de investigación. Las preguntas planteadas en este blog son importantes en ese sentido. Con transparencia habrá algún cierre sobre estos temas. No se puede pasar por alto a Alan Dulles dado su papel en la Comisión Warren y su rica historia de antemano.

Photon, ¿por qué omitiría de su lista el supuesto complot contra FDR que fue frustrado por Smedley Butler?

Estás simplificando al extremo cuando sugieres que la narrativa de este blog es que Dulles quería deshacerse de Castro y la Unión Soviética que yo he perdido mucho tiempo en este sitio. Recientemente leí sobre el reclutamiento de Fidel de ex nazis de Europa del Este para entrenar a sus soldados porque estaba muy disgustado con los rusos en ese momento. Pinta una imagen de que Cuba y los rusos estaban en completa alineación y moviéndose en concierto, ¿cómo figura esta historia de los nazis en su versión de la historia?

Tenía la impresión, basada en la declaración de misión de jfkfacts, que el propósito de este sitio ha sido fomentar un debate civilizado e informado, y que pocos, si es que alguno, han sacado conclusiones, y mucho menos la evaluación particularmente estrecha de la historia suya que insiste en que Oswald actuó solo. De hecho, en este caso, creo que hay algunos que consideran, y con razón, que los motivos de Dulles son mucho más profundos que las regiones cálidas de Cuba y Vietnam, sino más bien hacia el Gran Juego o, mejor dicho, el Gran Juego Global. Su papel en la Comisión Warren sugiere que fue una pieza de junta muy importante. Estos no eran hombres pequeños con mentes pequeñas enfocadas en asuntos aún más pequeños. Eran globalistas antes de que se acuñara el término, beneficiarios de sus esquemas privados y no moderados en nombre de la industria privada bajo el manto de sus credenciales gubernamentales. Kennedy lo reconoció. Había mucho más en juego que la pequeña Cuba, y enemigos mucho mayores de la libertad y la libertad que los comunistas, y creo que vivimos con las consecuencias de sus maquinaciones, su pequeña narrativa y la muerte de Kennedy al final de 2013.

La conspiración de 1950 de los nacionalistas puertorriqueños para asesinar al presidente Truman resultó en la muerte de un oficial de policía de la Casa Blanca y heridas a otro en lo que se ha descrito como el tiroteo más grande en la historia del Servicio Secreto. Los hombres armados se acercaron a 31 pies de donde estaba parado el presidente Truman en una ventana del segundo piso de Blair House. Dado que este fue el intento de asesinato más reciente conocido públicamente en 1963, el análisis adecuado habría sido que la historia reciente demostró que podría haber una amenaza para el presidente por las pasiones generadas por los sentimientos nacionalistas, particularmente en las islas del Caribe. Pero Dulles ignoró esta conclusión obvia a favor de tratar de persuadir a sus compañeros comisionados del dudoso argumento del loco solitario.

& # 8220 Dentro de las horas de la muerte de Oswald, al menos una cadena importante declaró que la historia lo consideraría el Asesino Solitario. & # 8221

Es interesante que elijas no decir cuál (es). ¿Alguna fuente para eso, o simplemente estás inventando cosas de nuevo?

Su & ​​# 8220explicación & # 8221 de cómo el complot para asesinar a Lincoln no fue una conspiración es absurda. Si más de una persona está involucrada en un intento de asesinato (y también intentaron asesinar a Secy of State Seward y al vicepresidente Johnson), es una conspiración. No importa cuán estúpidos o engañados hayan sido la mayoría de los perpetradores.

En cuanto a que Dulles estaba de acuerdo con no fomentar una guerra contra los soviéticos y Cuba, estaba mucho más interesado en proteger a la CIA, que podría no haber sobrevivido al escándalo si muchas cosas que se conocen ahora se hubieran conocido entonces (p. Ej. , los muchos intentos de asesinar a Castro en alianza con la mafia). No creo que usted no sea consciente de eso y que esté siendo completamente falso con cada uno de los puntos que hace en este comentario.

Photon dijo: & # 8220 Exactamente, ¿cuál fue la ventaja para él de no encontrar una conspiración? Esto nunca me ha quedado claro. & # 8221

La Comisión Warren era un trabajo de CYA.

Johnson creó el WC para disipar los rumores sobre su propia participación en el asesinato de Kennedy. Dulles quería proteger a la CIA, que también fue objeto de sospechas inmediatas después del asesinato.

Si se descubría que Oswald era un activo de la CIA o que había otros involucrados con Oswald con vínculos con la CIA, eso podría haber llevado a la disolución de la agencia. Dulles tampoco mencionó nada sobre las conspiraciones / conspiraciones de la CIA y la mafia contra Castro de las que tenía que haber estado al tanto desde que comenzaron bajo su mando.

Yo & # 8217 siempre me he preguntado si Fritz Tobias & # 8217s 1960 Spiegel Los artículos que argumentan que el incendio del Reichstag fue provocado por el loco solitario Van der Lubbe se inspiraron de alguna manera en la CIA. Lo que significaría que, desde entonces, la CIA estaba interesada en impulsar la idea de que los locos solitarios cometen atrocidades.

Estoy persuadido por el libro de 2001 de Alexander Bahar y Wilfried Kugel. Der Reichstagbrand. Wie Geschichte Gemacht Wird que los nazis (y sus socios de la coalición nacionalista) estuvieron muy involucrados en prender el fuego, y que, cualquiera que sea el papel que haya jugado Van der Lubbe, fue a lo sumo uno subsidiario. Ahora, un nuevo libro en inglés será publicado por Oxford University Press, Benjamin Carter Hett & # 8217s Quema del Reichstag: una investigación sobre el Tercer Reich y el misterio perdurable # 8217, que aparentemente tiene el mismo punto de vista.

¡Gracias! He tenido curiosidad por encontrar un trabajo actualizado en inglés sobre el incendio del Reichstag.

Como explicación algo más inocua de los artículos de Spiegel, tal vez fueron simplemente un intento de contrarrestar las afirmaciones soviéticas de que el comunista Van der Lubbe había sido incriminado. El estado de Alemania Occidental bien podría haber estado interesado en refutar ese punto, al igual que lo hubieran estado los Cold Warriors estadounidenses.

Esto no es nada sorprendente, considerando que & # 8220 solo-pistolero & # 8221 se convirtió en la historia oficial tan pronto como dos días después de la muerte de JFK. (Ver & # 8220HSCA Report, apéndice vol. 3, p.472 & # 8221 y & # 8220Memorandum for Mr.Moyers & # 8221)

El episodio 50 de Black Op Radio & # 8217s 50 Years for 50 Reasons argumenta que McGeorge Bundy, que no es de clase trabajadora, comunicó por radio el Air Force One y el avión del gabinete mientras el primero estaba en vuelo de regreso a Washington, para informar a todos a bordo de ambos vuelos que era un solitario nuez y tenían a su hombre. Esto fue antes de que el Departamento de Policía de Dallas predicara este evangelio. http://www.youtube.com/watch?v=EDjk3Sh2gIU

Creo que la teoría del pistolero solitario comenzó en el momento en que se encontró el rifle en el sexto piso y se pronunció con júbilo como & # 8220 el arma & # 8221. Trate de imaginar las grandes mentes deductivas trabajando aquí, capaces de deducir en ese mismo momento que solo había un tirador, y habían encontrado & # 8220el arma & # 8221.

En la foto de Warren & # 8217s presentando el Informe Warren a LBJ, J. Lee Rankin y los siete comisionados excepto uno están mirando a LBJ con una sonrisa. La excepción es Dulles, quien está mirando y mirando inexpresivamente a la cámara.

Esta imagen me dice que el B.S. Se acabó para él todos los demás presentes son tontos que han perdido el gran juego.

Probablemente obvio, pero el libro era irrelevante en todos los sentidos, ya que los eventos pasados ​​no tienen relación con las probabilidades de eventos futuros. O veía un conjunto dado de circunstancias que rodean cualquier intento de asesinato como un lado de un dado de múltiples lados donde cada lado es un conjunto diferente de circunstancias (él no podría haberlo hecho) o estaba telegrafiando una advertencia justa de que un resultado diferente al de su propia agenda así declarada. iba en contra de su autoridad y el poder que representaba.

En la página 13, parece que Dulles deja de centrarse en obtener un informe original de las autoridades mexicanas al hablar de lo incompleto de un informe ruso. Luego analiza cómo la publicación de los diarios de Oswald mostrará cuánto más estaba sucediendo con los rusos de lo que & # 8220 sabemos por aquí & # 8221. Me parece obtuso.

¿Está insinuando que deberían abandonar más solicitudes de información porque atraerá una atención indebida a esos tratos? O, al enfurecer la discusión sobre la obtención de un informe de México, ¿son las preocupaciones que expresa sobre Rusia en realidad las mismas preocupaciones que tiene sobre México? Se ha dicho que las autoridades mexicanas eran esencialmente activos de la CIA y, por lo tanto, el tema de lo que sucedió en México con Oswald puede ser nuclear, según Simpich sobre Mary Ferrell. ¿Dulles está haciendo humo y espejos elegantes para alejar a la Comisión de México? Note cómo el tema muere después de eso.

Sí, diría que el humo de la pipa de Dulles & # 8217 estaba siendo soplado exactamente como sospecha, tratando de que sus compañeros comisionados no investigaran demasiado a fondo lo que estaba sucediendo en México. FWIW, también he notado que en una serie de entrevistas con testigos, de repente se interponía él mismo de tal manera que recordaba a todos que Oswald era un comunista. Por lo general, esto es solo una cuestión de hacer una pregunta muy breve sobre las posibles creencias marxistas de Oswald, y luego permitir que la discusión continúe en otras líneas. Es casi como si estuviera tratando de llevar un pensamiento subliminal a las mentes de los otros comisionados.

Tuve un encuentro personal con el secretario de prensa del presidente Kennedy y # 8217, Pierre Salinger. Fue en la residencia del embajador francés en Washington, DC. El Sr. Salinger había respondido con entusiasmo a la música en vivo que estaba escuchando y, en base a esa reacción, me acerqué a él, le estreché la mano y tomé la decisión impulsiva de pedirle un autógrafo. Fue muy amable, muy positivo, y mientras firmaba le dije algo muy parecido a esto: & # 8220 ¿Alguna vez pensaste que era extraño que alguien como Allen Dulles, que había sido despedido por el presidente Kennedy, fuera encargado de participar? en la investigación de su asesinato? & # 8221 Todavía sonriendo, me miró y repitió la línea que creo que se le atribuye a Winston Churchill, & # 8220 Aburrido. Más dulce. Dulles. & # 8221

Estén atentos al próximo libro de David Talbot & # 8217, & # 8220 The Devil & # 8217s Chessboard & # 8221, que se centra en Allen Dulles y las prácticas de autoridad arraigada versus nuevas actitudes y nuevas políticas de reforma representadas por el presidente John F. Kennedy.

Salinger siempre apoyó la versión WC de los eventos (al menos públicamente), si mal no recuerdo.

He visto ese comentario antes, pero en el contexto de un comentario sobre la personalidad de su hermano, John Foster Dulles. El comentario se atribuye a Churchill o Eden. ¿A qué crees que quería llegar Salinger aquí?

Solo en un poco de la tangente, no he visto que esto se mencione mucho aquí, pero recomendaría la serie de entrevistas de Alan en JFK Lancer. Vale la pena echarle un vistazo.


Contenido

El presidente John F. Kennedy fue asesinado a balazos mientras viajaba en una caravana en una limusina descapotable en Dallas, Texas a las 12:30 pm CST del viernes 22 de noviembre de 1963. El gobernador de Texas, John Connally, resultó herido, pero sobrevivió. En dos horas, Lee Harvey Oswald fue arrestado por matar al policía de Dallas J. D. Tippit y procesado esa noche. Poco después de la 1:30 am del sábado 23 de noviembre, Oswald también fue procesado por asesinar al presidente Kennedy. [20] [21] El domingo 24 de noviembre a las 11:21 a. M., El propietario de un club nocturno asociado con la mafia, Jack Ruby, mató a tiros a Oswald mientras lo trasladaban de la cárcel de la ciudad a la del condado.

Inmediatamente después del tiroteo, muchas personas sospecharon que el asesinato era parte de un complot más amplio, [22] y los locutores especularon que los derechistas de Dallas estaban involucrados. [23] El disparo de Ruby a Oswald agravó las sospechas iniciales. [22] Entre los teóricos de la conspiración, el autor Mark Lane ha sido descrito como quien disparó "el primer tiro literario" con su artículo, "Informe de defensa para Oswald", en el Guardián nacional Edición del 19 de diciembre de 1963. [24] [25] Libro de Thomas Buchanan ¿Quién mató a Kennedy?, publicado en mayo de 1964, ha sido reconocido como el primer libro en alegar una conspiración. [26]

En 1964, la Comisión Warren concluyó que Oswald había actuado solo y que ninguna evidencia creíble respaldaba la afirmación de que estaba involucrado en una conspiración para asesinar al presidente. [27] La ​​Comisión también indicó que el entonces Secretario de Estado Dean Rusk, el entonces Secretario de Defensa Robert S. McNamara, el entonces Secretario del Tesoro C. Douglas Dillon, el entonces Fiscal General Robert F. Kennedy, el entonces director del FBI J. Edgar Hoover, el entonces director de la CIA, John A. McCone, y el entonces jefe del Servicio Secreto, James J. Rowley, llegaron individualmente a la misma conclusión sobre la base de la información disponible. [27] Sin embargo, durante el juicio de Clay Shaw en 1969, el fiscal de distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison, desafió la teoría de una sola bala con evidencia de la película de Zapruder, que, según él, indicaba que un cuarto disparo desde la loma cubierta de hierba había causado el disparo fatal. a la cabeza de Kennedy.

En 1979, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (HSCA) estuvo de acuerdo con la Comisión Warren en que Oswald, de hecho, asesinó a Kennedy, pero concluyó que el informe de la Comisión y la investigación original del FBI tenían graves defectos. La HSCA concluyó que al menos cuatro tiros fueron hechos con una "alta probabilidad" de que dos hombres armados dispararan contra el presidente, y que era probable que se tratara de una conspiración. [9] La HSCA declaró que la Comisión Warren "no investigó adecuadamente la posibilidad de una conspiración para asesinar al presidente". [28] El Panel de Ramsey Clark y la Comisión Rockefeller apoyaron las conclusiones de la Comisión Warren.

La mayoría de los documentos bajo la Sección 5 de la Ley de Colección de Registros de Asesinatos del Presidente John F. Kennedy de 1992 se publicaron el 26 de octubre de 2017, mientras que los documentos restantes que aún están clasificados serán analizados para su redacción. [29] Se fijó una fecha límite para la divulgación de los documentos restantes para el 26 de octubre de 2021. [30] [31]

Opinión pública Editar

Según el autor John C. McAdams, "[l] a mayor y más grandiosa de todas las teorías de la conspiración es la teoría de la conspiración del asesinato de Kennedy". [32] Otros a menudo se han referido a ella como "la madre de todas las conspiraciones". [33] [34] El número de libros escritos sobre el asesinato de Kennedy se ha estimado entre 1.000 [35] [36] y 2.000. [22] Según Vincent Bugliosi, el 95% de esos libros son "pro-conspiración y anti-Comisión Warren". [35]

El autor David Krajicek describe a los entusiastas del asesinato de Kennedy como personas que pertenecen a "teóricos de la conspiración" por un lado y "desacreditadores" por el otro. [32] La gran cantidad de controversia en torno al evento ha resultado en amargas disputas entre quienes apoyan la conclusión de la Comisión Warren y quienes la rechazan, o son críticos con la explicación oficial, con cada lado acusando al otro de " ingenuidad, cinismo e interpretación selectiva de la evidencia ". [34]

Las encuestas de opinión pública han demostrado constantemente que la mayoría de los estadounidenses cree que hubo una conspiración para matar al presidente Kennedy. Estas mismas encuestas tampoco muestran un acuerdo sobre quién más pudo haber estado involucrado en el tiroteo. Una encuesta de Gallup de 2003 informó que el 75% de los estadounidenses no cree que Lee Harvey Oswald haya actuado solo. [37] Ese mismo año, una encuesta de ABC News encontró que el 70% de los encuestados sospechaba que el asesinato involucraba a más de una persona. [38] Una encuesta de Fox News de 2004 señaló que el 66% de los estadounidenses pensaba que había habido una conspiración, mientras que el 74% creía que había un encubrimiento. [39] En 2009, el 76% de las personas encuestadas para CBS News dijeron que creían que el presidente había sido asesinado como resultado de una conspiración. [40] Una encuesta de Gallup de 2013 encontró que el 61% de los estadounidenses, la cifra más baja en casi 50 años, creía que estaban involucradas otras personas además de Oswald. [41]

Edición de fondo

Después de que Ruby matara a Oswald a tiros, el director del FBI, Hoover, escribió un memorando en el que detallaba que la policía de Dallas no habría tenido suficientes pruebas contra Oswald sin la información del FBI. Luego escribió: "Lo que me preocupa, y también [el Fiscal General Adjunto] Sr. Katzenbach, es que se emita algo para que podamos convencer al público de que Oswald es el verdadero asesino". [42] [43] [44] Altos funcionarios gubernamentales y de inteligencia también encontraron que, según las interceptaciones de la CIA, alguien se había hecho pasar por Oswald en llamadas telefónicas y visitas realizadas a las embajadas soviética y cubana en la Ciudad de México varias semanas antes del asesinato. [45] Durante los siguientes 40 años, este se convirtió en uno de los secretos mejor guardados de la CIA sobre el caso Oswald. [46] Una funcionaria de la agencia de carrera de la CIA, Anne Goodpasture, admitió en testimonio jurado que ella misma había difundido las cintas de estas llamadas telefónicas. Anteriormente, había negado a los investigadores del Congreso en 1970 que tuviera conocimiento de las grabaciones de las llamadas telefónicas de Oswald. [47]

El 23 de noviembre de 1963, el día después del asesinato, el análisis preliminar del asesinato del director del FBI J. Edgar Hoover incluyó lo siguiente:

La Agencia Central de Inteligencia informó que el 1 de octubre de 1963, una fuente extremadamente sensible había informado que un individuo que se identificó como Lee Oswald se comunicó con la Embajada Soviética en la Ciudad de México para preguntar sobre cualquier mensaje. Agentes especiales de esta Oficina, que han conversado con Oswald en Dallas, Texas, han observado fotografías del individuo mencionado anteriormente y han escuchado una grabación de su voz. Estos agentes especiales opinan que la persona mencionada no era Lee Harvey Oswald. [48] ​​[49]

Ese mismo día, Hoover tuvo esta conversación con el presidente Johnson:

Johnson: "¿Ha establecido algo más sobre la visita [de Oswald] a la embajada soviética en México en septiembre?"

Hoover: "No, hay un ángulo que es muy confuso por esta razón. Tenemos aquí la cinta y la fotografía del hombre en la embajada soviética, usando el nombre de Oswald. Esa imagen y la cinta no corresponden a la voz de este hombre, ni a su apariencia. En otras palabras, parece que había una segunda persona que estaba en la embajada soviética ". [45] [49]

Con la información de que alguien había estado personificando a Oswald, el presidente Johnson expresó su preocupación de que el público pudiera llegar a creer que el líder soviético Nikita Khrushchev y / o el líder cubano Fidel Castro estaban implicados en el asesinato, una situación a la que Johnson dijo que podría conducir ". A guerra que [podría] matar a 40 millones de estadounidenses en una hora ". Johnson transmitió su preocupación tanto al presidente del Tribunal Supremo Earl Warren como al senador Richard Russell, diciéndoles que podrían "servir a Estados Unidos" uniéndose a la comisión que Johnson había establecido para investigar el asesinato, que más tarde se conocería extraoficialmente como la Comisión Warren. [46] [50] A su vez, Katzenbach escribió un memorando al asistente de Lyndon Johnson, Bill Moyers, que decía, entre otras cosas, que los resultados de la investigación del FBI deberían hacerse públicos. [51] Katzenbach también sugirió que se formara una comisión, compuesta por personas con "integridad impecable", para llevar a cabo una investigación completa del asesinato. [52] Katzenbach escribió: "Las especulaciones sobre la motivación de Oswald deberían ser cortadas, y deberíamos tener alguna base para refutar el pensamiento de que se trataba de una conspiración comunista o (como dice la prensa del Telón de Acero) una conspiración de la derecha para culparla. sobre los comunistas ". También escribió: "El público debe estar convencido de que Oswald fue el asesino, que no tenía confederados que todavía estuvieran en libertad y que las pruebas eran tales que lo hubieran condenado en el juicio". [51] Cuatro días después del memorando de Katzenbach, Johnson formó la Comisión Warren con Earl Warren como presidente y el senador Richard Russell como miembro. [53]

Presuntas inconsistencias Editar

Numerosos investigadores, el autor Mark Lane, [54] Henry Hurt, [55] Michael L. Kurtz, [56] Gerald D. McKnight, [57] Anthony Summers, [58] y Harold Weisberg, [59] se han referido a lo que ellos ver como inconsistencias, descuidos, exclusiones de evidencia, errores, historias cambiantes o cambios hechos al testimonio de los testigos en la investigación oficial de la Comisión Warren, que dicen que podrían sugerir un encubrimiento.

Michael Benson escribió que la Comisión Warren recibió solo información proporcionada por el FBI, y que su propósito era sellar la teoría del pistolero solitario. [60]

Walter Cronkite, presentador de CBS News, dijo: "Aunque la Comisión Warren tenía pleno poder para realizar su propia investigación independiente, permitió que el FBI y la CIA se investigaran por sí mismos, y así arrojaron una sombra permanente sobre las respuestas". [61]

El senador de los Estados Unidos y miembro del Comité Selecto de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, Richard Schweiker, dijo: "El error fatal que cometió la Comisión Warren fue no usar a sus propios investigadores, sino confiar en el personal de la CIA y el FBI, que jugó directamente en manos de los funcionarios de inteligencia que dirigieron el encubrimiento ". [62] Schweiker también le dijo al autor Anthony Summers en 1978 que "cree [d] que la Comisión Warren se estableció en ese momento para alimentar pablum al público estadounidense por razones aún no conocidas, y que uno de los mayores encubrimientos en la historia de nuestro país ocurrió en ese momento ”. [63]

James H. Fetzer discrepó con una declaración de 1998 del presidente de la Junta de Revisión de Registros de Asesinatos y Jueces Federales (ARRB), John R. Tunheim, quien afirmó que no se descubrieron "armas humeantes" que indiquen una conspiración o encubrimiento durante sus esfuerzos por desclasificar documentos. relacionado con el asesinato a principios de la década de 1990. Fetzer identificó 16 "armas humeantes" que, según él, prueban que la narrativa oficial es imposible y, por lo tanto, se produjo una conspiración y un encubrimiento. También afirma que las pruebas publicadas por la ARRB corroboran estas preocupaciones. Estos incluyen problemas con las trayectorias de las balas, el arma homicida, las municiones utilizadas, las inconsistencias entre el relato de la Comisión Warren y los resultados de la autopsia, las inconsistencias entre los resultados de la autopsia y lo informado por los testigos en la escena del asesinato. Indicaciones corporales del presidente de que los diagramas y fotos del cerebro del presidente en los Archivos Nacionales no son el testimonio del presidente de quienes tomaron y procesaron las fotos de la autopsia de que las fotos fueron alteradas, creadas o destruidas, indicios de que la película de Zapruder había sido manipulada con acusaciones. que la versión de los hechos de la Comisión Warren entra en conflicto con los informes noticiosos de la escena del asesinato, un presunto cambio en la ruta de la caravana que facilitó el asesinato, presunta laxitud del Servicio Secreto y la seguridad policial local y declaraciones de personas que afirman tener conocimiento de, o participó en una conspiración para matar t el presidente. [64]

En 1966, Roscoe Drummond expresó su escepticismo sobre un encubrimiento en su columna sindicada, diciendo: "Si hubiera una conspiración para encubrir la verdad sobre el asesinato, tendría que involucrar al presidente del Tribunal Supremo, al republicano, demócrata y no -miembros partidistas de la comisión, el FBI, la CIA, el Servicio Secreto, los distinguidos médicos de las fuerzas armadas - y la Casa Blanca - una conspiración tan múltiple y compleja que habría caído por su propio peso ”. [sesenta y cinco]

Presunta intimidación de testigos Editar

Richard Buyer escribió que muchos testigos cuyas declaraciones apuntaban a una conspiración fueron ignorados o intimidados por la Comisión Warren. [66] En JFK: El último testigo disidente, una biografía de Jean Hill de 1992, Bill Sloan escribió que el abogado asistente de la Comisión Warren, Arlen Specter, intentó humillar, desacreditar e intimidar a Hill para que cambiara su historia. Hill también le dijo a Sloan que fue abusada por agentes del Servicio Secreto, acosada por el FBI y recibió amenazas de muerte. [67]

Un libro posterior de Sloan, titulado JFK: Rompiendo el silencio, cita a varios testigos de asesinatos diciendo que los entrevistadores de la Comisión Warren interrumpieron o sofocaron repetidamente cualquier comentario que arrojara dudas sobre la conclusión de que Oswald había actuado solo.

En su libro Fuego cruzado, Jim Marrs da relatos de varias personas que dijeron que fueron intimidados por agentes del FBI o individuos anónimos para alterar o suprimir lo que sabían sobre el asesinato. Algunas de esas personas incluyen a Richard Carr, Acquilla Clemmons, Sandy Speaker y A. J. Millican.[68] Marrs también escribió que Joe Molina, empleado de Texas School Book Depository, fue "intimidado por las autoridades y perdió su trabajo poco después del asesinato", [69] y que el testigo Ed Hoffman fue advertido por un agente del FBI que "podría ser asesinado". si revela lo que observó en Dealey Plaza el día del asesinato. [70]

Warren Reynolds, quien afirmó que vio al tirador del oficial de policía J. D. Tippit y lo persiguió, recibió un disparo en la cabeza en enero de 1964, dos días después de hablar por primera vez con el FBI. Sobrevivió. Más tarde, Reynolds testificó ante la Comisión Warren que, en febrero de 1964, alguien intentó secuestrar a su hija de 10 años. [71] [72] [b] [73]

Muertes de testigos Editar

Las acusaciones de muertes misteriosas o sospechosas de testigos relacionadas con el asesinato de Kennedy se originaron con el periodista Penn Jones Jr., [74] [75] y fueron cubiertas por Murallas revista en octubre de 1966 (la historia fue recogida por Reuters y varios periódicos informaron sobre ella en ese momento). los Murallas El artículo citó a 10 personas [c] que murieron dentro de los 3 años posteriores al asesinato, entre ellas:

  • Jim Koethe (muerto el 21 de septiembre de 1964), uno de los dos reporteros [d] que, gracias a que Koethe conocía a abogados que habían trabajado para Jack Ruby, pudo entrar en el apartamento de Ruby la noche después de que Ruby le disparara a Oswald. Koethe fue asesinado con un "golpe de kárate en el cuello" en su propio apartamento por un intruso (o intrusos).
  • Bill Hunter (muerto el 23 de abril de 1964), el otro de los dos reporteros que fueron al apartamento de Ruby la noche después de que Ruby le disparara a Oswald. Asesinado por un policía con un disparo de bala en una comisaría, el disparo se consideró accidental.
  • William Whaley (muerto en diciembre de 1965), el taxista que sacó a Oswald de la escena del asesinato. Murió en un accidente automovilístico, junto al conductor del automóvil que chocó contra su cabina. Descrito por Jones Jr. como el "primer taxista de Dallas en morir en servicio desde 1937".
  • Earline Roberts (o Earlene Roberts, m. Enero de 1966), la casera de Oswald (propietaria de la habitación donde vivía Oswald). Murió de un infarto, a los 60 años (no se realizó autopsia).
  • Tom Howard (muerto en marzo de 1965), uno de los abogados de Ruby (el abogado principal, según Jones Jr.). Howard también fue al apartamento de Ruby con Koethe y Hunter la noche después de que Ruby le disparara a Oswald. Murió de un infarto, a los 48 años, tras comportarse de forma extraña durante unos días y no reconocer a sus amigos (no se realizó autopsia).
  • Lee Bowers (muerto en agosto de 1966), un testigo que se encontraba en una torre entrelazada de ferrocarril que daba a Dealey Plaza en el momento del asesinato. Murió después de que su automóvil se estrellara contra el estribo de un puente.
  • Hank Killam (muerto en marzo de 1964), cuya esposa era una "cigarrera" (o bailarina) en el club Ruby. Más tarde, Killam se mudó a Florida y murió allí. Recibió una llamada telefónica a las 4 a. M., Después de lo cual fue a un edificio en el centro de Pensacola y "saltó o cayó" por una ventana del primer piso y se desangró por los cortes en la garganta. , en medio de pedazos de vidrio roto. [76]
  • Edward Benavidez (muerto en febrero de 1965), hermano de Domingo Benavides, testigo clave en el tiroteo de J. D. Tippit (Domingo Benavides vio al tirador y entró en el auto de Tippit para pedir ayuda por radio [e]). Murió de un disparo en la cabeza en un bar nadie más murió en el tiroteo del bar. Jones Jr. dio a entender que se trataba de un caso de identidad equivocada y que Domingo Benavides era la víctima prevista.
  • Nancy Jane Mooney, también conocida como Betty McDonald (fallecida en febrero de 1964), stripper en el club de Jack Ruby. Mooney fue arrestada por pelear con su compañera de cuarto y, según los informes, se ahorcó en su celda de la cárcel de Dallas. [77] Mooney había proporcionado una coartada al presunto tirador de Warren Reynolds, después de que Reynolds, quien dijo que vio al asesino de J. D. Tippit y lo informó al FBI, recibió un disparo en la cabeza en enero de 1964. [78]

La décima muerte en la lista fue la de Dorothy Kilgallen (ver más abajo). los Murallas El artículo también hizo referencia a testigos que dijeron que Ruby y Oswald se conocían [78] y que Ruby tenía conexiones con la "mafia".

Más tarde, la película de 1973 llamó la atención nacional sobre afirmaciones similares sobre muertes sospechosas de testigos. Acción Ejecutiva. [74] [79] Jim Marrs presentó más tarde una lista de 103 personas que creía que habían muerto "muertes convenientes" en circunstancias sospechosas. Señaló que las muertes se agruparon en torno a investigaciones realizadas por la Comisión Warren, Nueva Orleans D.A. Jim Garrison, el Comité de Inteligencia del Senado y el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara. [80] Marrs señaló que "estas muertes ciertamente habrían sido convenientes para cualquiera que no deseara que la verdad del asesinato de JFK se hiciera pública". [81] En 2013, Richard Belzer publicó Lista de aciertos: una investigación en profundidad sobre las misteriosas muertes de testigos del asesinato de JFK que examina las muertes de 50 personas vinculadas al asesinato y afirma que la mayoría de ellas fueron asesinadas como parte de un encubrimiento. [82]

Vincent Bugliosi dedicó dos páginas de su libro Recuperando la historia: el asesinato del presidente John F. Kennedy a la periodista Dorothy Kilgallen. Kilgallen se mostró públicamente escéptico de la versión oficial del asesinato del presidente Kennedy y del asesinato de Lee Oswald por Jack Ruby. Durante 1964 y 1965, escribió varios artículos periodísticos sobre el tema y muchos artículos breves relevantes en su columna diaria. [83] [84] [85] El 23 de febrero de 1964, el periódico de la ciudad de Nueva York New York Journal-American, donde Kilgallen había trabajado desde su formación en 1937, publicó su artículo sobre una conversación que había tenido con Jack Ruby, cuando él estaba sentado en la mesa de su defensa durante un receso en su juicio por asesinato.

Se ha disputado si Kilgallen y Ruby tuvieron una segunda conversación en una sala privada en el juzgado del condado de Dallas, Texas, varios días después. Si lo hicieron, nunca escribió sobre ello para su publicación. [86] Uno de los biógrafos de Kilgallen, Mark Shaw, sostiene que incluso si Ruby no le reveló información confidencial a Kilgallen sobre el asesinato, aún podría haber aprendido información confidencial durante un viaje que hizo a Nueva Orleans varias semanas antes de morir. [87]

El último artículo breve de Kilgallen sobre el asesinato de Kennedy, publicado el 3 de septiembre de 1965, terminaba con estas palabras: "Esa historia no va a morir mientras haya un reportero real vivo, y hay muchos de ellos vivos". [88] [89]

Dos meses después, el 8 de noviembre de 1965, Kilgallen fue encontrada muerta en su casa de Manhattan. Se determinó que su muerte fue causada por una combinación fatal de alcohol y barbitúricos. [90] Bugliosi se refirió a la muerte de Kilgallen en 1965 como "quizás la muerte misteriosa más prominente" citada por los investigadores de asesinatos. [91] Agregó que la presencia del esposo y el hijo de Kilgallen en su casa de cinco pisos durante la noche en que murió prueba que no pudo haber sido asesinada. Bugliosi dijo que un intruso habría despertado a su esposo oa su hijo de once años y luego el esposo habría llamado a la policía. [92]

Según el autor Jerome Kroth, las figuras de la mafia Sam Giancana, John Roselli, Carlos Prio, Jimmy Hoffa, Charles Nicoletti, Leo Moceri, Richard Cain, Salvatore Granello y Dave Yaras probablemente fueron asesinados para evitar que revelaran sus conocimientos. [93] Según el autor Matthew Smith, otros con algún vínculo con el caso que han muerto muertes sospechosas incluyen a Lee Bowers, Gary Underhill, William Sullivan, David Ferrie, Clay Shaw, George de Mohrenschildt, cuatro coristas que trabajaron para Jack Ruby y El mismo Ruby. [94]

El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes investigó otra supuesta "muerte misteriosa": la de Rose Cheramie (a veces deletreada Cherami), cuyo verdadero nombre era Melba Christine Mercades. [95] [96] El Comité informó que el teniente de la policía estatal de Luisiana Francis Fruge viajó a Eunice, Luisiana, el 20 de noviembre de 1963 - dos días antes del asesinato - para recoger a Cheramie, quien había sufrido heridas leves cuando fue golpeada por un coche. [97] [98] Fruge llevó a Cheramie al hospital y dijo que en el camino hacia allí, ella ". Le contó que venía de Florida a Dallas con dos hombres que eran italianos o se parecían a italianos". Fruge le preguntó qué pensaba hacer en Dallas, a lo que ella respondió: ". Número uno, recoge algo de dinero, recoge [a mi] bebé y. Mata a Kennedy". [98] Cheramie fue admitida y tratada en el State Hospital en Jackson, Louisiana por adicción al alcohol y la heroína. Después del asesinato, el teniente Fruge se puso en contacto con el capitán de la policía de Dallas, Will Fritz, con respecto a lo que había aprendido de Cheramie, pero Fritz le dijo que "no estaba interesado". [99]

El médico del Hospital Estatal, el Dr. Victor Weiss, le dijo más tarde a un investigador del Comité Selecto de la Cámara que el 25 de noviembre, tres días después del asesinato, uno de sus compañeros médicos le dijo que Cheramie había "declarado antes del asesinato que el presidente Kennedy iba a ser asesinado". [100] El Dr. Weiss informó además que Cheramie le dijo después del asesinato que había trabajado para Jack Ruby y que su conocimiento del asesinato se originó en "palabra en el inframundo". [98] Cheramie fue encontrada muerta en una carretera cerca de Big Sandy, Texas, el 4 de septiembre de 1965 había sido atropellada por un automóvil. [101]

Otra "muerte sospechosa" citada por Jim Marrs fue la de Joseph Milteer, director del Dixie Klan de Georgia. Milteer fue grabado en secreto trece días antes del asesinato diciéndole al informante de la policía de Miami, William Somersett, que el asesinato de Kennedy estaba "en proceso". Milteer murió en 1974 cuando un calentador explotó en su casa. [102] [103] [104] El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes informó en 1979 que la información de Milteer sobre la amenaza al presidente "fue proporcionada [a] los agentes que hicieron los arreglos anticipados antes de la visita del presidente" a Miami, pero que "el personal del Servicio Secreto ignoró la amenaza de Milteer al planificar el viaje a Dallas". Robert Bouck, agente especial a cargo de la Sección de Investigación de Protección del Servicio Secreto, testificó que "la información sobre amenazas se transmitía de una región del país a otra si existía evidencia específica de que era relevante para la región receptora". [105]

Con respecto al tiroteo en Tippit, la Comisión Warren nombra a 12 testigos del tiroteo y sus secuelas. [106] Uno de estos testigos, Warren Reynolds, recibió un disparo en la cabeza 2 meses después del tiroteo en Tippit, pero sobrevivió. Otro testigo, Domingo Benavides, que estuvo cerca del tiroteo y vio caer a Tippit tras recibir un disparo, perdió a su hermano 15 meses después del tiroteo en Tippit. El hermano de Benavides recibió un disparo en la cabeza en un bar y murió. [78]

El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes investigó la acusación "de que un número estadísticamente improbable de personas con alguna asociación directa o periférica con el asesinato de Kennedy murieron como resultado de ese asesinato, lo que generó el espectro de la conspiración". [74] El jefe de investigación del comité testificó: "Nuestra conclusión final sobre el tema es que la evidencia disponible no establece nada sobre la naturaleza de estas muertes que indique que las muertes fueron de alguna manera, ya sea directa o periférica, causadas por el asesinato del presidente Kennedy o por cualquier aspecto de la investigación posterior ". [74]

El autor Gerald Posner dijo que la lista de Marrs fue tomada del grupo de aproximadamente 10,000 personas conectadas incluso de la manera más tenue al asesinato, incluidas las personas identificadas en las investigaciones oficiales, así como la investigación de los teóricos de la conspiración. Posner también dijo que sería sorprendente que cien personas de cada diez mil no murieran de "formas antinaturales". Señaló que más de la mitad de las personas en la lista de Marrs no murieron misteriosamente, sino por causas naturales, como el agente del Servicio Secreto Roy Kellerman, quien murió de insuficiencia cardíaca a los 69 años en 1984, mucho después del asesinato de Kennedy, pero está en la lista de Marrs. listar como alguien cuya causa de muerte es "desconocida". Posner también señaló que muchos testigos destacados e investigadores de la conspiración continúan viviendo una larga vida. [107]

Muchos de los que creen en una conspiración para el asesinato de JFK también creen que la evidencia contra Oswald fue plantada, falsificada o alterada. [108]

Supresión de pruebas Editar

Testimonio ignorado Editar

Algunos investigadores de asesinatos afirman que la Comisión Warren ignoró las declaraciones de testigos que indicaban una conspiración. Josiah Thompson afirmó que la Comisión ignoró el testimonio de siete testigos presenciales que dijeron haber visto humo en las cercanías de la loma cubierta de hierba en el momento del asesinato, así como un octavo testigo que dijo que olía pólvora. [109] Jim Marrs escribió que la Comisión no solicitó el testimonio de testigos presenciales en el triple paso subterráneo cuyas declaraciones apuntaban a un tirador en la loma cubierta de hierba. [69]

Películas y fotografías confiscadas Editar

Otros investigadores informaron que la policía u otras autoridades confiscaron sus cámaras a los testigos que capturaron el asesinato a través de fotografías o películas. El autor Jim Marrs y el productor de documentales Nigel Turner presentaron el relato de Gordon Arnold, quien dijo que su película de la caravana fue tomada por dos policías poco después del asesinato. [70] [110] Otro testigo, identificado como Beverly Oliver, se presentó en 1970 y dijo que era la "Babushka Lady" que se ve, en la película de Zapruder, filmando la caravana. También dijo que después del asesinato, fue contactada en el trabajo por dos hombres que ella pensó "eran agentes del FBI o del Servicio Secreto". Según Oliver, los hombres le dijeron que querían revelar su película y devolvérsela en diez días, pero nunca lo hicieron. [111] [110]

Documentos retenidos Editar

Richard Buyer y otros se han quejado de que muchos documentos relacionados con el asesinato se han retenido a lo largo de los años, incluidos los documentos de las investigaciones realizadas por la Comisión Warren, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara y el Comité de la Iglesia. [66] Estos documentos incluían individualmente los registros de la autopsia del presidente. Algunos documentos aún no están programados para su publicación hasta 2029. Muchos documentos fueron publicados entre mediados y finales de la década de 1990 por la Junta de Revisión de Registros de Asesinatos (ARRB) en virtud de la Ley de Recolección de Registros de Asesinatos del Presidente John F. Kennedy de 1992. Sin embargo, algunos de el material publicado contiene secciones censuradas. La información de la declaración de impuestos, que identificó a los empleadores y las fuentes de ingresos, aún no se ha publicado. [112]

La existencia de varios documentos secretos relacionados con el asesinato, así como el largo período de secreto, sugiere a algunos la posibilidad de un encubrimiento. Un historiador señaló: "Existe una sospecha generalizada sobre la disposición del gobierno de los registros de asesinatos de Kennedy debido a la creencia de que los funcionarios federales (1) no han puesto a disposición todos los registros de asesinatos del gobierno (incluso para la Comisión Warren, el Comité de la Iglesia, el Comité de Asesinato de la Cámara) y (2) han redactado en gran medida los registros publicados bajo la FOIA para encubrir conspiraciones siniestras ". [113] Según la ARRB, "Todos los registros de la Comisión Warren, excepto aquellos registros que contienen información sobre la declaración de impuestos, están (ahora) disponibles para el público con solo redacciones menores". [114] En respuesta a una solicitud de la Ley de Libertad de Información presentada por el periodista Jefferson Morley, la CIA declaró en 2010 que tenía más de 1.100 documentos en relación con el asesinato, unas 2.000 páginas en total, que no se han publicado por motivos de seguridad nacional. -preocupaciones relacionadas. [115]

Manipulación de pruebas Editar

Algunos investigadores han alegado que se han manipulado varios elementos de evidencia física, incluida la "bala única" (también conocida como la "bala mágica" por algunos críticos de las explicaciones oficiales), varios cartuchos de bala y fragmentos, el parabrisas de la limusina presidencial, el bolsa de papel en la que la Comisión Warren dijo que Oswald escondió el rifle, las llamadas fotos del "patio trasero" que muestran a Oswald sosteniendo el rifle, la película de Zapruder, las fotografías y radiografías obtenidas en la autopsia de Kennedy y el cadáver del presidente. [116]

Fotografías Editar

Entre las pruebas contra Oswald hay fotografías de él sosteniendo un rifle Carcano en su patio trasero, el arma identificada por la Comisión Warren como el arma del asesinato. El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes concluyó que las fotos de Oswald son genuinas [117] y la esposa de Oswald, Marina, dijo que ella las tomó. [118] En 2009, la revista Percepción publicó los hallazgos de Hany Farid, profesor del Departamento de Ciencias de la Computación de Dartmouth College que utilizó un software de modelado 3D para analizar una de las fotografías. [119] [120] Demostró que una sola fuente de luz podía crear sombras aparentemente incongruentes y concluyó que la fotografía no revelaba evidencia de manipulación. [119] [120] Muchos investigadores, incluido Robert Groden, afirman que estas fotos son falsas. [121]

Groden dijo en 1979 que cuatro fotografías de autopsias que mostraban la parte posterior de la cabeza de Kennedy fueron falsificadas para ocultar una herida de un segundo pistolero. [122] Según Groden, se insertó una fotografía de la cabeza de un cadáver sobre otra que mostraba una gran herida de salida en la parte posterior de la cabeza del presidente. [122] El abogado jefe de HSCA, G. Robert Blakey, declaró que la "sugerencia de que el comité participaría en un encubrimiento es absurda" [123] y que Groden "no era competente para emitir un juicio sobre si una fotografía ha sido alterada" . [124] Blakey afirmó que el panel de análisis fotográfico del Comité había examinado las fotografías y que "consideraron todo" lo que Groden tenía que decir "y lo rechazaron". [123] [124]

Película de Zapruder Editar

El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes describió la película de Zapruder como "la mejor evidencia fotográfica disponible del número y el momento de los disparos que alcanzaron a los ocupantes de la limusina presidencial". [125] La Junta de Revisión de Registros de Asesinatos dijo que "es quizás el registro de asesinatos más importante". [126] Según Vincent Bugliosi, la película fue "originalmente promocionada por la gran mayoría de los teóricos de la conspiración como una prueba incontrovertible" de una conspiración, pero ahora muchos teóricos de la conspiración creen que es una "falsificación sofisticada". [127] [f] En 1996, la Junta de Revisión de Registros de Asesinatos pidió al ingeniero de productos de Kodak, Roland Zavada, que realizara un estudio técnico completo de la película Zapruder. [129] Zavada concluyó que no había evidencia detectable de manipulación o alteración de la imagen en la versión original de la película. [130]

David Lifton escribió que la película de Zapruder estaba en posesión del Centro Nacional de Interpretación Fotográfica (NPIC) de la CIA la noche del asesinato.[131] [132] Jack White fue investigador y consultor fotográfico del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara, y afirmó que había anomalías en la película de Zapruder, incluida una "sacudida antinatural de movimiento o cambio de enfoque ... en ciertas secuencias de cuadros ". [133] [134]

Ex alto funcionario del Centro Nacional de Interpretación Fotográfica de la CIA, Dino Brugioni dijo que él y su equipo examinaron la película de 8 mm de Zapruder del asesinato de John F. Kennedy la noche del sábado 23 de noviembre de 1963 y hasta la mañana del domingo 24 de noviembre de 1963. En un Entrevista de 2011 con Douglas Horne de Assassination Record Review Board, Brugioni dijo que la película de Zapruder en los Archivos Nacionales hoy, y disponible para el público, ha sido alterada de la versión de la película que vio y con la que trabajó el 23 y 24 de noviembre. Brugioni recuerda haber visto una "nube blanca" de materia cerebral, tres o cuatro pies por encima de la cabeza de Kennedy, y dice que este "rocío" duró más de un fotograma de la película. La versión de la película de Zapruder disponible para el público muestra el disparo en la cabeza fatal en un solo fotograma de la película, el fotograma 313. Además, Brugioni está seguro de que el conjunto de paneles informativos disponibles para el público en los Archivos Nacionales no es el que él y su equipo produjeron del 23 al 24 de noviembre de 1963. [135] [136]

Cuerpo de Kennedy Editar

En su libro de 1981 Mejor evidencia, el autor David Lifton presentó la tesis de que el cadáver del presidente Kennedy había sido alterado entre el hospital de Dallas y el lugar de la autopsia en Bethesda con el propósito de crear conclusiones erróneas sobre el número y la dirección de los disparos. [137] (Consulte la sección a continuación).

Fabricación de pruebas Editar

Arma homicida Editar

La Comisión Warren encontró que los disparos que mataron a Kennedy e hirieron a Connally fueron disparados por un rifle italiano Manlicher Carcano de 6.5 mm propiedad de Oswald. [138] El alguacil adjunto Eugene Boone y el alguacil adjunto Seymour Weitzman identificaron inicialmente el rifle encontrado en el depósito de libros escolares de Texas como un Mauser alemán de 7,65. Weitzman firmó una declaración jurada al día siguiente describiendo el arma como una "acción de cerrojo Mauser 7.65 equipada con un visor 4/18, con un cabestrillo de cuero grueso de color marrón-negro". [139] [140] El ayudante del sheriff Roger Craig afirmó que vio "7.65 Mauser" estampado en el cañón del arma. [141] Cuando fue entrevistado en 1968 por el investigador Barry Ernest, Craig dijo: "Sentí entonces y todavía siento ahora que el arma era un Mauser alemán 7.65. Yo estaba allí. Lo vi cuando fue sacado por primera vez de su escondite. y no soy el único que lo describe como un máuser ". [142]

El fiscal de distrito de Dallas, Henry Wade, dijo a la prensa que el arma encontrada en el depósito de libros era un Mauser 7.65, y los medios informaron esto. [27] [143] Pero los investigadores identificaron posteriormente el rifle como un Carcano de 6,5 mm. [144] [145] En Matriz para el asesinato, el autor Richard Gilbride sugirió que ambas armas estaban involucradas en el asesinato y que el capitán de la policía de Dallas Will Fritz y el teniente J. Carl Day podrían haber sido conspiradores. [146]

Refiriéndose a "especulaciones y rumores", la Comisión Warren identificó a Weitzman como "la fuente original de la especulación de que el rifle era un Mauser" y afirmó que "los técnicos del laboratorio de la policía llegaron posteriormente e identificaron correctamente el arma [homicida] como un rifle italiano 6.5. " [147]

Balas y cartuchos Editar

La Comisión Warren determinó que se dispararon tres balas contra la caravana presidencial. Una de las tres balas no alcanzó el vehículo por completo, otra bala alcanzó al presidente Kennedy y atravesó su cuerpo antes de golpear al gobernador Connally y la tercera bala fue el disparo mortal en la cabeza del presidente. Algunos afirman que a la bala que atravesó el cuerpo del presidente Kennedy y alcanzó al gobernador Connally, apodada por los críticos de la Comisión como la "bala mágica", le faltaba muy poca masa para dar cuenta del peso total de los fragmentos de bala que más tarde encontraron los médicos que operaron. en Connally en Parkland Hospital. Los que hicieron esta afirmación incluyeron al cirujano jefe del gobernador, el Dr. Robert Shaw, [148] así como a dos de los cirujanos de autopsias de Kennedy, el comandante James Humes [149] y el teniente coronel Pierre Finck. [150] Sin embargo, en su libro Six Seconds en Dallas, el autor Josiah Thompson discrepó con esta afirmación. Thompson sumó el peso de los fragmentos de bala enumerados en los informes médicos y concluyó que su peso total "podría" haber sido menor que la masa que faltaba en la bala. [151]

Con la muerte de Connally en 1993, el patólogo forense Dr. Cyril Wecht y el Centro de Archivos e Investigación del Asesinato solicitaron a la procuradora general Janet Reno que recuperara los fragmentos de bala restantes del cuerpo de Connally, alegando que los fragmentos refutarían al único pistolero de la Comisión Warren. conclusión. El Departamento de Justicia respondió que ". No habría [tenido] autoridad legal para recuperar los fragmentos a menos que la familia de Connally le diera permiso [para hacerlo]". La familia de Connally rechazó el permiso. [152]

La Comisión Warren concluyó que "se efectuaron tres disparos desde el depósito de libros escolares de Texas en un período de tiempo que oscila entre aproximadamente 4,8 y más de 7 segundos". [153] Algunos investigadores de asesinatos, incluidos Josiah Thompson y Anthony Summers, cuestionan los hallazgos de la Comisión. Señalan evidencia que cuestiona la cantidad de disparos, el origen de los disparos y la capacidad de Oswald para disparar con precisión tres disparos en tan poco tiempo con un rifle de este tipo. [154] [155] Estos investigadores sugieren que estuvieron involucrados varios hombres armados. [156]

Número de disparos Editar

Con base en el "consenso entre los testigos en la escena" y "en particular los tres cartuchos gastados" encontrados cerca de una ventana abierta en el sexto piso del Depósito de Libros, la Comisión Warren determinó que "la preponderancia de las pruebas indicaba que tres se hicieron disparos ". [153] En 1979, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes concluyó que hubo cuatro disparos, uno proveniente de la loma cubierta de hierba. [9] [157]

La Comisión Warren, y más tarde el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara, concluyeron que uno de los disparos alcanzó al presidente Kennedy en "la parte posterior de su cuello", salió de su garganta y golpeó al gobernador Connally en la espalda, salió del pecho del gobernador, rompió su muñeca derecha, y se implantó en su muslo izquierdo. [158] Esta conclusión se conoció como la "teoría de una sola bala". [159]

Mary Moorman dijo en una entrevista televisiva inmediatamente después del asesinato que hubo tres o cuatro disparos juntos, que todavía se estaban disparando después del disparo mortal en la cabeza y que ella estaba en la línea de fuego. [160] En 1967, Josiah Thompson concluyó de un estudio detenido de la película de Zapruder y otras pruebas forenses, corroboradas por los testigos, que cuatro disparos fueron hechos en Dealey Plaza, uno hirió a Connally y tres a Kennedy. [109]

El día del asesinato, Nellie Connally estaba sentada en el automóvil presidencial junto al gobernador Connally, quien era su esposo. En su libro From Love Field: Nuestras últimas horas, dijo que creía que su esposo fue alcanzado por una bala distinta de las dos que alcanzaron a Kennedy. [161]

Origen de las tomas Editar

La Comisión Warren concluyó que todos los disparos contra el presidente Kennedy provenían de la ventana del sexto piso en la esquina sureste del Depósito de Libros Escolares de Texas. La Comisión basó su conclusión en las "pruebas acumuladas de testigos presenciales, expertos en armas de fuego y balística y autoridades médicas", incluidas las pruebas in situ, así como el análisis de películas y fotografías realizadas por el FBI y el Servicio Secreto de Estados Unidos. [153]

En 1979, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes acordó publicar un informe del crítico de la Comisión Warren, Robert Groden, en el que nombraba "casi [dos] docenas de puestos de tiro sospechosos en Dealey Plaza". [162] Estos sitios incluyeron múltiples ubicaciones en o sobre el techo del Depósito de Libros Escolares de Texas, el Edificio Dal-Tex, el Edificio de Registros del Condado de Dallas, el paso elevado triple, un drenaje pluvial ubicado a lo largo de la acera norte de Elm Street y el Loma cubierta de hierba. [162] Josiah Thompson llegó a la conclusión de que los disparos contra la caravana procedían de tres lugares: el depósito de libros escolares de Texas, el Grassy Knoll y el edificio Dal-Tex. [109]

Testimonio de testigos presenciales Editar

Según algunos investigadores de asesinatos, la mayoría de los testigos identificaron la loma cubierta de hierba como el área desde donde se efectuaron los disparos. [70] [163] En marzo de 1965, Harold Feldman escribió que había 121 testigos del asesinato enumerados en el Informe Warren, 51 de los cuales indicaron que los disparos que mataron a Kennedy procedían de la loma cubierta de hierba, mientras que 32 dijeron que los disparos se originaron en el depósito de libros escolares de Texas. [163] En 1967, Josiah Thompson examinó las declaraciones de 64 testigos y concluyó que 33 de ellos pensaban que los disparos procedían de la loma cubierta de hierba. [164]

En 1966, don La revista le dio crédito a Feldman por "avanzar en la teoría de que había dos asesinos: uno en la loma cubierta de hierba y otro en el depósito de libros". [165] Jim Marrs también escribió que el peso de la evidencia sugirió que los disparos provenían tanto de la loma cubierta de hierba como del Depósito de Libros Escolares de Texas. [70]

Lee Bowers operaba una torre de ferrocarril que daba al estacionamiento en el lado norte de la loma cubierta de hierba. Informó que vio a dos hombres detrás de la cerca del corral de césped de la loma antes de que ocurriera el tiroteo. Los hombres no parecían estar actuando juntos ni haciendo nada sospechoso. Después del tiroteo, Bowers dijo que uno de los hombres permaneció detrás de la cerca y perdió el rastro del segundo hombre cuya ropa se mezclaba con el follaje. Cuando Mark Lane lo entrevistó, Bowers notó que vio algo que llamó su atención, ya sea un destello de luz o humo de la loma, lo que le permitió creer que allí había ocurrido "algo fuera de lo común". Bowers le dijo a Lane que escuchó tres disparos, los dos últimos en rápida sucesión. Dijo que no había forma de que pudieran haber sido disparados con el mismo rifle. [166] Bowers supuestamente le dijo más tarde a su supervisor, Olan Degaugh, que vio a un hombre en el estacionamiento arrojar lo que parecía un rifle a uno de los autos. [167] Sin embargo, en esa misma entrevista de 1966, Bowers aclaró que los dos hombres que vio estaban parados en la abertura entre la pérgola y la cerca, y que "nadie" estaba detrás de la cerca una vez que se hicieron los disparos. [168] [169]

Jesse Price era el ingeniero de construcción del edificio anexo de la terminal, que se encuentra frente al depósito de libros escolares de Texas en el lado opuesto de Dealey Plaza. Vio la caravana presidencial desde el techo del edificio anexo de la terminal. En una entrevista con Mark Lane, Price dijo que creía que los disparos provenían de "justo detrás de la cerca donde se une al paso subterráneo [triple]". [171]

Evidencia física Editar

Varias teorías de conspiración postulan que al menos un tirador estaba ubicado en el edificio Dal-Tex, ubicado frente al depósito de libros escolares de Texas. [172] Según L. Fletcher Prouty, la ubicación física de James Tague cuando fue herido por un fragmento de bala no es consistente con la trayectoria de un disparo fallido del Depósito de Libros Escolares de Texas, lo que lleva a Prouty a teorizar que Tague fue herido. por un disparo fallado desde el segundo piso del Edificio Dal-Tex. [173]

Algunos investigadores de asesinatos afirman que las fotografías del FBI de la limusina presidencial muestran un agujero de bala en el parabrisas sobre el espejo retrovisor y una grieta en el propio parabrisas. Cuando Robert Groden, autor de El asesinato de un presidente, pidió una explicación, el FBI respondió que lo que Groden pensó que era un agujero de bala "ocurrió antes de Dallas". [174] [175] En 1993, George Whitaker, gerente de la planta Rouge de Ford Motor Company en Detroit, le dijo al abogado y profesor de justicia penal Doug Weldon que después de presentarse a trabajar el 25 de noviembre de 1963, descubrió la limusina presidencial en el Edificio B de Rouge Plant sin el parabrisas. Whitaker dijo que el parabrisas retirado de la limusina tenía un agujero de bala en la parte delantera. Dijo que uno de los vicepresidentes de Ford le indicó que usara el parabrisas como plantilla para fabricar un nuevo parabrisas para instalarlo en la limusina. Whitaker también dijo que le dijeron que destruyera el viejo. [176] [177]

Pruebas cinematográficas y fotográficas Editar

Las pruebas cinematográficas y fotográficas del asesinato han llevado a los espectadores a diferentes conclusiones sobre el origen de las tomas. Cuando se disparó el tiro fatal, la cabeza y la parte superior del torso del presidente se movieron hacia atrás, lo que indica, para muchos observadores, un tiro desde el frente derecho. Sherry Gutiérrez, una analista certificada de la escena del crimen y el patrón de manchas de sangre, concluyó que "la herida [fatal] en la cabeza del presidente Kennedy fue el resultado de un solo disparo disparado desde el frente derecho del presidente". [178] Paul Chambers cree que el disparo mortal en la cabeza es consistente con un rifle de alta velocidad (aprox. 1200 m / s 4,000 pies / seg) en lugar del rifle Mannlicher-Carcano de velocidad media (600 m / s 2000 pies / seg). [179] Aunque se ha pensado [180] que los fotogramas 312 y 313 de la película de Zapruder muestran que la cabeza de Kennedy se mueve hacia adelante antes de moverse hacia atrás, esa inspección minuciosa de los fotogramas muestra que la cabeza de Kennedy en realidad giró hacia adelante y hacia abajo. Anthony Marsh afirma que fue la desaceleración del automóvil del conductor William Greer que permitió que la cabeza del presidente se moviera en esa dirección. [181] Algunos, incluidos Josiah Thompson, Robert Groden y Cyril Wecht, afirman que la película muestra que su cabeza fue alcanzada por dos balas casi simultáneas: una desde atrás y otra desde el frente derecho. [182] [183] ​​[184]

Evidencia acústica Editar

En 1979, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes analizó una grabación de Dictabelt de las transmisiones de radio del Departamento de Policía de Dallas desde el día del asesinato para "resolver preguntas sobre el número, el momento y el origen de los disparos en Dealey Plaza". [185] El Comité concluyó que la fuente de la grabación provenía de un micrófono abierto en la motocicleta del oficial de policía de Dallas H.B. McLain escoltaba la caravana [186] y que "la evidencia acústica científica establecía una alta probabilidad de que dos hombres armados dispararan contra el presidente John F. Kennedy". [187]

Sin embargo, el análisis acústico que la HSCA presentó como prueba de dos hombres armados ha sido desacreditado desde entonces. [10] [11] [12] [13] [14] [15] Los expertos en acústica de HSCA dijeron que la evidencia de Dictabelt provino del oficial de policía McLain. [188] [189] Sin embargo, McLain declaró que aún no estaba en Dealey Plaza cuando ocurrió el asesinato. [190] Un McLain escéptico preguntó al Comité: "Si era mi radio en mi motocicleta, ¿por qué no registró la aceleración a alta velocidad más mi sirena cuando partimos inmediatamente hacia el Hospital Parkland?" [191]

Además, en 1982, un panel de 12 científicos designados por la Academia Nacional de Ciencias, incluidos los premios Nobel Norman Ramsey y Luis Alvarez, concluyó unánimemente que la evidencia acústica de la HSCA era "seriamente defectuosa". Concluyeron que la grabación se hizo después de que el presidente ya había recibido disparos y que la grabación no indicaba ningún disparo adicional. [192] Sus conclusiones se publicaron más tarde en la revista. Ciencias. [193]

En un artículo de 2001 en Ciencia y justicia, una publicación de la Sociedad de Ciencias Forenses de Gran Bretaña, D.B. Thomas escribió que la investigación de NAS era en sí misma defectuosa. Thomas analizó las grabaciones de audio realizadas durante el asesinato y concluyó con un 96% de certeza que se disparó un tiro desde la loma cubierta de hierba frente y a la derecha de la limusina del presidente. [194] [195] [196] En 2005, las conclusiones de Thomas fueron refutadas en la misma revista. Ralph Linsker y varios miembros del equipo original de NAS volvieron a analizar las grabaciones y reafirmaron la conclusión anterior del informe de NAS de que los presuntos disparos se grabaron aproximadamente un minuto después del asesinato. [197] En un libro de 2010, D.B. Thomas desafió el 2005 Ciencia y justicia artículo y reiteró su conclusión de que en realidad había dos hombres armados. [198]

Evidencia médica Editar

Algunos investigadores han señalado la gran cantidad de médicos y enfermeras del Parkland Memorial Hospital que informaron que una gran parte de la parte posterior de la cabeza del presidente estaba rota. [156] [199] En 1979, la HSCA señaló: "Los diversos relatos de la naturaleza de las heridas al presidente, según lo descrito por el personal del Parkland Memorial Hospital, también diferían de los del informe de la autopsia [de Bethesda] como por lo que aparece en las fotografías de autopsias y radiografías ". La HSCA concluyó que la explicación más probable de la discrepancia entre el testimonio de los médicos de Parkland y los testigos de la autopsia de Bethesda era "que las observaciones de los médicos de Parkland [eran] incorrectas". [200] Sin embargo, cuando el investigador y oftalmólogo Gary Aguilar examinó las entrevistas de los testigos de Bethesda, que fueron desclasificados en la década de 1990, encontró que estos testigos también estaban de acuerdo en que había un gran agujero avulsivo en la parte posterior del cráneo de Kennedy, lo que sugiere una herida de salida y que Kennedy fue alcanzado de frente. [201] [202] [203] [19]

Algunos críticos escépticos de la "teoría de la bala única" oficial han afirmado que la trayectoria de la bala, que alcanzó a Kennedy por encima del omóplato derecho y le atravesó el cuello (según la autopsia), habría tenido que cambiar de rumbo para atravesar la caja torácica de Connally. y fracturarle la muñeca. [204] [205] El certificado de defunción de Kennedy, que fue firmado por su médico personal George Burkley, ubica la bala "aproximadamente al nivel de la tercera vértebra torácica", que algunos afirman que no era lo suficientemente alta como para salir de su garganta. [206] [207] Además, dado que el tirador estaba en una ventana del sexto piso del edificio del Depósito de Libros, la bala viajó hacia abajo. La hoja descriptiva de la autopsia muestra un diagrama del cuerpo del presidente con la misma ubicación baja en la tercera vértebra torácica. [208] También se afirma que los agujeros en la parte de atrás de su camisa y chaqueta soportan una herida demasiado baja para ser consistente con la "teoría de una sola bala". [209]

Existe un testimonio contradictorio con respecto a la autopsia realizada en el cuerpo de Kennedy, particularmente durante el examen de su cerebro y si las fotos presentadas como prueba son o no las mismas que las tomadas durante el examen.[16] Douglas Horne, analista jefe de registros militares de la Junta de Revisión de Registros de Asesinatos, dijo que estaba "entre un 90 y un 95% seguro" de que las fotografías de los Archivos Nacionales no son realmente del cerebro de Kennedy. [18] Apoyando a Horne estaba Aguilar, quien declaró: "Según los hallazgos de Horne, el segundo cerebro, que mostraba una herida de salida en la parte delantera, supuestamente reemplazó al cerebro real de Kennedy, que reveló un daño mucho mayor en la parte trasera, consistente con una herida de salida". y por lo tanto evidencia de un disparo de frente ". [19]

Paul O'Connor, un técnico de laboratorio que ayudó en la autopsia del presidente, afirmó que la autopsia en el Hospital Naval de Bethesda se llevó a cabo en obediencia a un alto mando [210] [103] y que casi toda la materia cerebral en el cráneo de Kennedy ya había desaparecido. antes de la autopsia en el hospital de Bethesda. [211] [212]

En su libro JFK y el inefable, James Douglass cita el testimonio del médico de autopsias Pierre Finck en el juicio de Clay Shaw como prueba de que Finck era "un testigo reacio del control militar sobre el examen médico del cuerpo del presidente". [213] [214]

El Panel de Patología Forense de la HSCA informó que un fragmento de hueso encontrado en Dealey Plaza por William Harper el día siguiente al asesinato provenía del cráneo de Kennedy, una parte de su hueso parietal. [215] Algunos críticos de la teoría del pistolero solitario, incluidos James Douglass, David Lifton y David Mantick, sostienen que el fragmento de hueso que encontró Harper no es hueso parietal, sino que en realidad es un trozo del hueso occipital de Kennedy expulsado de una herida de salida en la parte de atrás de su cabeza. [216] Alegan que este hallazgo es evidencia de un encubrimiento, ya que prueba que las radiografías de cráneo tomadas durante la autopsia, que no muestran una pérdida ósea significativa en el área occipital, no son auténticas. [216]

Puntería de Oswald Editar

La Comisión Warren examinó las capacidades del rifle y municiones Carcano, así como el entrenamiento militar y la experiencia posmilitar de Oswald, y determinó que Oswald tenía la capacidad de disparar tres tiros en un lapso de tiempo de 4.8 a 5.6 segundos. [217] Según su informe, un especialista del ejército que usó el rifle de Oswald pudo duplicar la hazaña e incluso mejoró el tiempo. El informe también indica que la prueba de la División de Evaluación de Armas de Infantería del Ejército disparó el rifle de Oswald 47 veces y encontró que era "bastante preciso", comparándolo con la precisión de un rifle M14. También se incluye en el informe de la Comisión el testimonio del Mayor del Cuerpo de Marines Eugene Anderson que confirma que los registros militares de Oswald muestran que calificó como "francotirador" en 1956.

Según los registros oficiales del Cuerpo de Marines, Oswald fue probado en tiro en diciembre de 1956, con una puntuación de 212 (ligeramente por encima del mínimo para calificar como francotirador, la categoría intermedia), pero en mayo de 1959, obtuvo 191 (obteniendo la designación más baja de tirador). . [218] La categoría de puntería más alta en el Cuerpo de Marines es "Experto" (220). [219]

A pesar de la puntería confirmada de Oswald en el USMC, los teóricos de la conspiración como Walt Brown y autores como Richard H. Popkin sostienen que Oswald fue un tirador notoriamente pobre, que su rifle era inexacto y que ninguna reconstrucción del evento ha podido duplicar su capacidad de disparar tres tiros dentro del marco de tiempo dado por la Comisión Warren. [220] [221]

Papel de Oswald Editar

La Comisión Warren concluyó que "no hay evidencia de que [Oswald] estuviera involucrado en ninguna conspiración dirigida al asesinato del presidente". [222] La Comisión llegó a esta conclusión después de examinar los antecedentes marxistas y procomunistas de Oswald, incluida su deserción a Rusia, la rama de Nueva Orleans del Comité Fair Play for Cuba que había organizado y las diversas declaraciones públicas y privadas hechas por él. abrazar el marxismo.

Algunos teóricos de la conspiración han argumentado que el comportamiento procomunista de Oswald fue de hecho una artimaña cuidadosamente planificada y parte de un esfuerzo de las agencias de inteligencia estadounidenses para infiltrarse en grupos de izquierda y realizar operaciones de contrainteligencia en países comunistas. Otros especulan que Oswald era un agente o un informante del gobierno de los Estados Unidos y que Oswald pudo haber estado tratando de exponer el complot detrás del asesinato. [223] [224] [225] [226] [227]

El propio Oswald afirmó ser inocente, negó todos los cargos e incluso declaró a los periodistas que era "solo un chivo expiatorio". También insistió en que las fotos de él sosteniendo un rifle habían sido falsificadas, afirmación que contradice las declaraciones de su esposa, Marina, y el análisis de expertos en fotografía como Lyndal L. Shaneyfelt del FBI. [ cita necesaria ]

El papel de Oswald como informante del FBI fue investigado por Lee Rankin y otros miembros de la Comisión Warren, pero sus hallazgos no fueron concluyentes. Varios empleados del FBI habían hecho declaraciones que indicaban que Oswald era de hecho un informante pagado, pero la Comisión, no obstante, no pudo verificar la veracidad de esas afirmaciones. [228] [229] El agente del FBI James Hosty informó que las interacciones de su oficina con Oswald se limitaban a tratar sus quejas sobre ser acosado por la Oficina por ser un simpatizante comunista. En las semanas previas al asesinato, Oswald hizo una visita personal a la sucursal del FBI en Dallas con una carta entregada en mano que supuestamente contenía una amenaza de algún tipo pero, controvertidamente, Hosty destruyó la carta por orden de J. Gordon Shanklin, su supervisor. . [230] [231] [232]

Algunos investigadores sugieren que Oswald sirvió como un agente activo de la Agencia Central de Inteligencia, señalando a menudo cómo intentó desertar a Rusia pero, sin embargo, pudo regresar sin dificultad (incluso recibiendo un préstamo de repatriación del Departamento de Estado [233] [ 234]) como prueba de ello. Un ex compañero de habitación de Oswald, James Botelho (que más tarde se convertiría en juez de California) declaró en una entrevista con Mark Lane que creía que Oswald estaba involucrado en una asignación de inteligencia en Rusia, [235] [236] aunque Botelho no mencionó esta sospecha. en su testimonio a la Comisión Warren años antes. La madre de Oswald, Marguerite, a menudo insistía en que su hijo fue reclutado por una agencia del gobierno de los Estados Unidos y enviado a Rusia. [223] El fiscal de distrito de Nueva Orleans (y más tarde juez) Jim Garrison, quien en 1967 llevó a Clay Shaw a juicio por el asesinato del presidente Kennedy, también sostuvo la opinión de que lo más probable es que Oswald fuera un agente de la CIA involucrado en el complot para ser utilizado como un chivo expiatorio, incluso yendo tan lejos como para decir que Oswald "realmente era probablemente un héroe". [237] El senador Richard Schweiker, miembro del Comité Selecto de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, comentó que "dondequiera que mires con [Oswald], hay huellas dactilares de inteligencia". [238] Schweiker también le dijo al autor David Talbot que Oswald "era el producto de un falso programa de desertor dirigido por la CIA". [239] Richard Sprague, director de personal interino y abogado principal del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de los Estados Unidos, declaró que si "tuviera que hacerlo de nuevo", habría investigado el asesinato de Kennedy investigando los vínculos de Oswald con la Agencia Central de Inteligencia. . [240] En 1978, el ex pagador y contador de la CIA James Wilcott testificó ante la HSCA, declarando que Lee Harvey Oswald era un "agente conocido" de la Agencia Central de Inteligencia. [241] Wilcott y su esposa, Elsie (también ex empleada de la CIA) repitieron más tarde esas afirmaciones en un artículo en el Crónica de San Francisco. [242]

A pesar de su política oficial de no confirmar ni negar el estatus de los agentes, tanto la propia CIA como muchos oficiales que trabajaban en la región en ese momento (incluido David Atlee Phillips) han descartado "extraoficialmente" la plausibilidad de cualquier posible vínculo de Oswald con la agencia. . Robert Blakey, director de personal y abogado principal del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes de EE. UU., También apoyó esa evaluación en sus conclusiones. [243]

Pistoleros alternativos Editar

Tres vagabundos Editar

Vincent Bugliosi proporciona una "lista parcial de asesinos. A quienes uno o más teóricos de la conspiración han nombrado e identificado como que habían disparado un arma contra Kennedy" en su libro. Recuperando la historia. [246] También menciona a los tres vagabundos, hombres fotografiados por varios periódicos del área de Dallas bajo escolta policial cerca del Depósito de Libros Escolares de Texas poco después del asesinato. Desde mediados de la década de 1960, se han hecho varias acusaciones sobre las identidades de los hombres y su participación en una conspiración para matar a Kennedy. Los registros publicados por el Departamento de Policía de Dallas en 1989 identificaron a los hombres como Gus Abrams, Harold Doyle y John Gedney. [247]

E. Howard Hunt Modificar

La teoría de que el ex agente de la CIA y ladrón de Watergate, E. Howard Hunt, participó en el asesinato de Kennedy obtuvo mucha publicidad entre 1978 y 2000. [248] En 1981, Hunt ganó un juicio por difamación contra el periódico de Liberty Lobby. El centro de atención, que en 1978 imprimió una acusación de Victor Marchetti en la que afirmaba que Hunt estaba en Dallas el día del asesinato y sugiriendo la participación de Hunt en una conspiración, el laudo por difamación fue desestimado en apelación y Mark Lane defendió con éxito el periódico en un segundo juicio. . [249] Después de la muerte de Hunt en 2007, una "confesión en el lecho de muerte" grabada en audio en la que Hunt afirmaba tener conocimiento de primera mano de una conspiración, como co-conspirador, fue liberada por su hijo Saint John Hunt. [250] En la confesión, Hunt afirmó haber sido un "calentador de banco" en Dallas durante los eventos, y nombró a varios agentes de alto nivel de la CIA como los que probablemente llevaron a cabo la logística del asesinato. Hunt nombró al vicepresidente Lyndon Johnson como la figura más probable detrás del ímpetu principal de la conspiración. [250] La autenticidad de la confesión fue recibida con cierto escepticismo. [ aclaración necesaria ] [248] [251] [252]

J. D. Tippit Modificar

El oficial de policía de Dallas J. D. Tippit ha sido nombrado en algunas teorías de conspiración como un operativo renegado de la CIA enviado para silenciar a Oswald [253] [254] y como el asesino del "hombre insignia" en la loma cubierta de hierba. [254] Según algunos críticos de la Comisión Warren, Oswald fue creado para ser asesinado por Tippit, pero Tippit fue asesinado por Oswald antes de que pudiera llevar a cabo su misión. [255] Otros críticos dudan de que Tippit fuera asesinado por Oswald y afirman que otros conspiradores le dispararon. [253] [255] (Véase la sección siguiente.) Algunos críticos han alegado que Tippit estaba asociado con el crimen organizado o la política de derecha. [253]

Bernard Weissman Modificar

Según la Comisión Warren, la publicación de un anuncio pagado de página completa que criticaba a Kennedy el 22 de noviembre de 1963, Noticias matutinas de Dallas, que fue firmado por "The American Fact-Finding Committee" y señaló a Bernard Weissman como su presidente, fue investigado para determinar si algún miembro del grupo que se atribuye la responsabilidad estaba relacionado con Oswald o con el asesinato. [256] La Comisión declaró que "The American Fact-Finding Committee" era una organización patrocinadora ficticia y que no había pruebas que vincularan a los cuatro hombres responsables de la génesis del anuncio con Oswald o Ruby, o con una conspiración para asesinar a Kennedy. . [256]

En relación con el anuncio, Mark Lane testificó durante las audiencias de la Comisión Warren que un informante a quien se negó a nombrar le dijo que Weismann se había reunido con Tippit y Ruby ocho días antes del asesinato en Ruby's Carousel Club. [256] La Comisión informó que "no encontraron evidencia de que dicha reunión se haya realizado en ningún lugar y en ningún momento" [257] y que no existía "evidencia creíble de que alguno de los tres hombres se conociera". [258]

Lane declaró más tarde que inicialmente se enteró de la reunión a través del reportero Thayer Waldo de la Fort Worth Star-Telegram. [259] Según Lane, una "figura prominente de Dallas" que frecuentaba Ruby's Carousel Club le dijo a Waldo, y más tarde a Lane, que observó la reunión de los tres hombres en el club. [259] Dijo: "Le había prometido al hombre con el que no estaría involucrado que era un ciudadano destacado de Dallas con el que estaba casado, y la stripper con la que iba se había quedado embarazada". [259] A pesar de no haber revelado a la Comisión Warren que Waldo era su fuente original de la supuesta reunión, Lane cuestionó sus hallazgos y se quejó de que no le preguntaron a Waldo al respecto. [260] Según Hugh Aynesworth, la fuente de la acusación cuya identidad Lane prometió no revelar fue Carroll Jarnagin, [261] un abogado de Dallas que también afirmó haber escuchado una reunión entre Oswald y Ruby. [262] Aynesworth escribió: "Varias personas en Dallas estaban al tanto de la historia de Jarnagin, y que luego admitió haberlo inventado todo". [261]

Cómplice (s) sin nombre en el asesinato de J. D. Tippit Editar

La Comisión Warren concluyó que Oswald mató al presidente Kennedy y luego "mató al oficial de policía de Dallas J. D. Tippit en un aparente intento de escapar". [217] En cuanto a las pruebas contra Oswald en el tiroteo de Tippit, la Comisión citó: "(1) dos testigos presenciales que escucharon los disparos y vieron el tiroteo del patrullero de la policía de Dallas JD Tippit y siete testigos presenciales que vieron la huida del pistolero con revólver en la mano identificó positivamente a Lee Harvey Oswald como el hombre al que vieron disparar los disparos o huir de la escena, (2) los casquillos de los cartuchos que se encontraron cerca de la escena del tiroteo fueron disparados con el revólver en posesión de Oswald en el momento de su arresto , con exclusión de todas las demás armas, (3) el revólver en posesión de Oswald en el momento de su arresto fue comprado y pertenecía a Oswald, y (4) la chaqueta de Oswald fue encontrada a lo largo de la trayectoria de vuelo tomada por el pistolero mientras huyó del lugar del asesinato ". [263]

Algunos investigadores han alegado que el asesinato del oficial Tippit fue parte de una conspiración para matar al presidente Kennedy. Jim Marrs planteó la hipótesis de que "el asesinato del oficial J. D. Tippit puede haber jugado algún papel en [un] plan para matar a Oswald, tal vez para eliminar al co-conspirador Tippit o simplemente para enfurecer a la policía de Dallas y causar picazón en los dedos del gatillo". [264] El investigador James Douglass dijo que ". El asesinato de [Tippit] ayudó a motivar a la policía de Dallas a matar a un Oswald armado en el Texas Theatre [donde Oswald fue arrestado], que se habría deshecho del chivo expiatorio antes de que pudiera protestar. enmarcado ". [265] Harold Weisberg ofreció una explicación más simple: "Inmediatamente, el [endeble] caso policial [contra Oswald] requirió una voluntad de creer. Esto se demostró al colocar a Oswald el epíteto oprobioso de 'asesino de policías'". [265] Jim Garrison alegó que la evidencia fue alterada para incriminar a Oswald, afirmando: "Si Oswald era inocente del asesinato de Tippit, la base del caso del gobierno en su contra se derrumbó". [266]

Algunos críticos dudan de que Tippit fuera asesinado por Oswald y afirman que otros conspiradores le dispararon. [253] [255] Alegan discrepancias en testimonios de testigos y pruebas físicas que consideran cuestionan las conclusiones de la Comisión sobre el asesinato de Tippit. Según Jim Marrs, la culpabilidad de Oswald en el asesinato de Kennedy es cuestionada por la presencia de "un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que [él] no mató a Tippit". [267] Otros dicen que varios hombres estuvieron directamente involucrados en el asesinato de Tippit. El investigador de conspiración Kenn Thomas ha alegado que la Comisión Warren omitió el testimonio y la evidencia de que dos hombres dispararon a Tippit y que uno abandonó la escena en un automóvil. [268]

William Alexander, el asistente del fiscal de distrito de Dallas que recomendó que Oswald fuera acusado de los asesinatos de Kennedy y Tippit, más tarde se mostró escéptico de la versión de la Comisión Warren del asesinato de Tippit. Afirmó que las conclusiones de la Comisión sobre los movimientos de Oswald "no cuadran" y que "ciertamente [Oswald] pudo haber tenido cómplices". [269]

Según la reseña de Brian McKenna del libro de Henry Hurt, Duda razonable, Hurt informó que "Tippit pudo haber sido asesinado porque dejó embarazada a la esposa de otro hombre" y que los oficiales de policía de Dallas mintieron y alteraron la evidencia para tender una trampa a Oswald para salvar la reputación de Tippit. [270]

En el documental JFK al 11 de septiembreFrancis Conolly afirma que le dispararon a Tippit porque su apariencia se parecía a la de Kennedy. Conolly especula que el complot de asesinato no salió según lo planeado y que los conspiradores necesitaban un segundo cuerpo. Además, teoriza que el cuerpo de Tippit y el cuerpo de JFK se cambiaron al Air Force Two. [271]

Acusaciones sobre testimonio de testigos y evidencia física Editar

La Comisión Warren identificó a Helen Markham y Domingo Benavides como dos testigos que realmente vieron el tiroteo del oficial Tippit. [272] El teórico de la conspiración Richard Belzer criticó a la Comisión por, en su descripción, "confiar" en el testimonio de Markham, a quien describió como "imaginativo". [273] Jim Marrs también se mostró en desacuerdo con el testimonio de Markham, afirmando que su "credibilidad. Se tensó hasta el punto de ruptura". [267] Joseph Ball, abogado principal de la Comisión, se refirió al testimonio de Markham como "lleno de errores", caracterizándola como "una auténtica chiflada". [274] La Comisión Warren abordó las preocupaciones sobre la confiabilidad de Markham como testigo y concluyó: "Sin embargo, incluso en ausencia del testimonio de la Sra. Markham, hay una amplia evidencia para identificar a Oswald como el asesino de Tippit". [272]

Domingo Benavides inicialmente dijo que no creía que pudiera identificar al agresor de Tippit y que nunca se le pidió que viera una fila de la policía [275], a pesar de que era la persona más cercana al asesinato. [276] Benavides testificó más tarde que el asesino se parecía a las imágenes que había visto de Oswald. [277] Otros testigos fueron llevados a las filas de la policía. Sin embargo, los críticos han cuestionado estas alineaciones, ya que estaban formadas por personas que se veían muy diferentes a Oswald. [276] [278]

Testigos que no comparecieron ante la Comisión identificaron a un agresor que no era Oswald. Acquilla Clemons dijo que vio a dos hombres cerca del auto de Tippit justo antes del tiroteo. [237] Dijo que después del tiroteo, salió corriendo de su casa y vio a un hombre con una pistola a quien describió como "algo pesado". Ella dijo que saludó al segundo hombre, instándolo a "continuar". [279] Frank Wright dijo que salió de su casa y observó la escena segundos después del tiroteo. Describió a un hombre de pie junto al cuerpo de Tippit que llevaba un abrigo largo y dijo que el hombre corrió hacia un automóvil estacionado y se fue. [73] [280]

Los críticos han cuestionado si los casquillos de cartuchos recuperados de la escena eran los mismos que los que posteriormente se incorporaron como prueba. Dos de los casos fueron recuperados por el testigo Domingo Benavides y entregados al policía J. M. Poe. Poe le dijo al FBI que marcó las conchas con sus propias iniciales, "J.M.P." para identificarlos.[281] El sargento Gerald Hill testificó posteriormente ante la Comisión Warren que fue él quien ordenó al oficial de policía Poe que marcara los proyectiles. [282] Sin embargo, las iniciales de Poe no se encontraron en los proyectiles producidos por el FBI seis meses después. [281] [283] Al testificar ante la Comisión Warren, Poe dijo que aunque recordaba haber marcado los casos, "no podía jurarlo". [283] [284] La identificación de los casos en la escena del crimen plantea más interrogantes. El sargento Gerald Hill examinó uno de los proyectiles y se comunicó por radio con el despachador de la policía, diciendo: "El proyectil en la escena indica que el sospechoso está armado con una .38 automática en lugar de una pistola". [285] Sin embargo, según los informes, Oswald fue arrestado con un no-Revólver automático .38 especial. [73] [286]

Acusaciones sobre la línea de tiempo Editar

La Comisión Warren investigó los movimientos de Oswald entre el momento del asesinato y el tiroteo de Tippit, para determinar si Oswald podría haber tenido un cómplice que lo ayudó a huir del Depositario de Libros. La Comisión concluyó ". A través del testimonio de siete testigos [que] Oswald siempre estuvo solo". [287] Según su informe final, Oswald fue visto por su ama de llaves, Earlene Roberts, saliendo de su pensión poco después de la 1:00 pm y tuvo tiempo suficiente para viajar nueve décimas de milla (1.4 km) hasta la escena donde Tippit fue asesinado a la 1:16 pm. [288] [289] [h]

Algunos críticos de la Comisión Warren creen que Oswald no tuvo tiempo suficiente para llegar desde su casa al lugar donde Tippit fue asesinado. [253] La propia prueba de la Comisión y la estimación de la velocidad al caminar de Oswald demostraron que una de las rutas más largas hacia la escena del tiroteo en Tippit tomó 17 minutos y 45 segundos para caminar. [291] Nunca apareció ningún testigo que viera a Oswald caminar desde su pensión hasta la escena del crimen. [292]

El investigador de la conspiración Robert Groden cree que el asesinato de Tippit pudo haber ocurrido antes de la hora indicada en el Informe Warren. [293] Señala que la Comisión estableció la hora del tiroteo en 1:16 pm a partir de cintas policiales que registraron el uso de la radio por parte de Domingo Benavides en el automóvil de Tippit. [290] Sin embargo, Benavides declaró que no se acercó al automóvil hasta "unos minutos" después del tiroteo, por temor a que el pistolero pudiera regresar. [294] Fue asistido en el uso de la radio por el testigo T. F. Bowley quien testificó a la policía de Dallas que en el momento en que llegó para ayudar, "había varias personas en el lugar", y que la hora era la 1:10 pm. [295]

La testigo Helen Markham declaró en su declaración jurada al departamento del alguacil de Dallas que Tippit fue asesinado "aproximadamente a la 1:06 pm". [296] Más tarde afirmó el tiempo en el testimonio ante la Comisión Warren, diciendo: "No tendría miedo de apostar que no fueron 6 o 7 minutos después de la 1". [297] [298] Inicialmente le dijo al FBI que el tiroteo ocurrió "posiblemente alrededor de la 1:30 pm". [299] En un manuscrito inédito titulado Cuando matan a un presidenteEl alguacil adjunto Roger Craig declaró que cuando escuchó la noticia de que Tippit había recibido un disparo, notó que era la 1:06 pm. [300] Sin embargo, en una declaración posterior a la prensa, Craig parecía confundido sobre el momento del tiroteo. [301]

Warren Burroughs, quien dirigía el puesto de comida en el Texas Theatre donde Oswald fue arrestado, dijo que Oswald entró al teatro entre la 1:00 y la 1:07 p.m. También afirmó que vendió palomitas de maíz a Oswald a la 1:15 p.m. - la hora "oficial" del asesinato del oficial Tippit. [302] [237] Julia Postal le dijo a la Comisión Warren que Burroughs inicialmente le dijo lo mismo, aunque cuando más tarde discutió el evento con él, se volvió escéptica sobre su versión. [303] Un mecenas del teatro, Jack Davis, también corroboró el tiempo de Burroughs, afirmando que observó a Oswald en el teatro antes de la 1:20 pm. [304]

Algunas teorías de conspiración en torno al asesinato de Kennedy se han centrado en testigos del asesinato que no han sido identificados, o que no se han identificado a sí mismos, a pesar de la atención mediática que ha recibido el asesinato de Kennedy.

Hombre paraguas Editar

El llamado "hombre paraguas" era uno de los espectadores más cercanos al presidente cuando fue alcanzado por una bala por primera vez. El "hombre paraguas" se ha convertido en el tema de las teorías de la conspiración después de que las imágenes del asesinato lo mostraran sosteniendo un paraguas abierto mientras pasaba la caravana de Kennedy, a pesar de que no estaba lloviendo en ese momento. Una teoría de la conspiración, propuesta por el investigador de asesinatos Robert Cutler, sugiere que un dardo con un agente paralizante podría haber sido disparado desde el paraguas, inhabilitando a Kennedy y convirtiéndolo en un "blanco fácil" para un asesinato. [305] (En 1975, el desarrollador de armas de la CIA Charles Senseney le dijo al Comité de Inteligencia del Senado que tal arma paraguas estaba en manos de la CIA en 1963). [306] Una teoría de la conspiración más prevalente sostiene que el paraguas podría haber sido usado para proporcionar señales visuales a los pistoleros ocultos. [307]

En 1978, Louie Steven Witt se adelantó y se identificó como el "hombre paraguas". Al testificar ante el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de los Estados Unidos, Witt declaró que trajo el paraguas para interrumpir a Kennedy y protestar por las políticas de apaciguamiento del padre del presidente, Joseph Kennedy. Añadió: "Creo que si el Libro Guinness de los récords mundiales Si tuviera una categoría para las personas que estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado, haciendo lo incorrecto, yo sería el número uno en esa posición, sin siquiera un subcampeón cercano ". [308] Algunos investigadores han notado una serie de inconsistencias con la historia de Witt, sin embargo, y no creen que él sea el verdadero "hombre paraguas". [309]

El "hombre paraguas" es el tema de un cortometraje documental de 2011 de Errol Morris, para Los New York Times. [310]

Hombre oscuro completo Editar

En varias fotografías, tomadas segundos después del asesinato, se puede ver a un individuo no identificado al que algunos teóricos de la conspiración llaman el "hombre oscuro y completo" sentado en la acera junto al "hombre paraguas" en el lado norte de Elm Street. Louie Steven Witt, quien se identificó como el "hombre paraguas", dijo que no pudo identificar al otro individuo, cuya tez oscura ha llevado a algunos teóricos de la conspiración a especular sobre la participación del gobierno cubano, o la participación del exilio cubano, en el asesinato de Kennedy. [307]

Hombre insignia Editar

El "hombre de la insignia" y el "hombre del sombrero de hojalata" son figuras en la loma cubierta de hierba que, según se dice, pueden verse en la foto de Mary Moorman, tomada aproximadamente una sexta parte de un segundo después de que el presidente Kennedy fuera golpeado con la herida mortal en la cabeza. Las figuras fueron descubiertas por primera vez por los investigadores Jack White y Gary Mack y se discuten en un documental de 1988 llamado Los hombres que mataron a Kennedy, donde se alega que también se puede ver una tercera figura en la loma cubierta de hierba, posiblemente el testigo Gordon Arnold. La figura del "hombre de la insignia", así llamado porque parece llevar un uniforme similar al que usa un policía, con una insignia prominente, ayudó a alimentar las teorías de conspiración que vinculan a los oficiales de policía de Dallas, o alguien que se hace pasar por un oficial de policía, con el asesinato. [70]

Hombre perro negro Editar

Otra "figura" que ha sido objeto de conspiración es la figura del llamado "hombre perro negro" que se puede ver en la esquina de un muro de contención en la foto de Willis y Betzner del asesinato. En una entrevista, Marilyn Sitzman le dijo a Josiah Thompson que vio a una joven pareja negra que estaba almorzando y bebiendo Coca-Cola en un banco detrás del muro de contención y, por lo tanto, es posible que la figura del "hombre perro negro" sea en realidad la mujer negra. y su hijo. [311] Si es así, la mujer nunca se ha presentado para identificarse.

En El asesinato de un presidente, Robert Groden sostiene que la figura del "hombre perro negro" se puede ver en un arbusto de piracanta en el cuadro 413 de la película de Zapruder. El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de los Estados Unidos concluyó que se podía ver la cabeza de un individuo, pero que este individuo estaba situado frente a los arbustos y no detrás de ellos. [312] Bill Miller argumenta que este individuo es en realidad el testigo Emmett Hudson. [313]

Los teóricos de la conspiración consideran que cuatro o cinco grupos, solos o en combinación, son los principales sospechosos del asesinato de Kennedy: la CIA, [314] [315] el complejo militar-industrial, [314] [315] el crimen organizado, [314 ] [315] [316] el gobierno de Cuba liderado por Fidel Castro, [315] [316] [317] y exiliados cubanos. [315] Otros individuos, grupos u organizaciones nacionales implicados en diversas teorías de conspiración incluyen Lyndon Johnson, [317] [315] [316] George HW Bush, [315] [316] Sam Giancana, [317] Carlos Marcello, [318 ] J. Edgar Hoover, [316] Earl Warren, [317] la Oficina Federal de Investigaciones, [315] el Servicio Secreto de los Estados Unidos, [315] [316] la Sociedad John Birch, [315] [316] y mucho más Tejanos ricos y justos. [315] Algunos otros presuntos conspiradores extranjeros incluyen, la KGB y Nikita Khrushchev, [317] [315] Aristóteles Onassis, [316] el gobierno de Vietnam del Sur, [319] y capos de la droga internacionales, [315] incluido un sindicato francés de heroína . [319]

Conspiración de Nueva Orleans Editar

Poco después del asesinato del presidente Kennedy, las actividades de Oswald en Nueva Orleans, Luisiana, durante la primavera y el verano de 1963, fueron objeto de escrutinio. Tres días después del asesinato, el 25 de noviembre de 1963, el abogado de Nueva Orleans Dean Andrews le dijo al FBI que recibió una llamada telefónica de un hombre llamado Clay Bertrand, el día del asesinato, pidiéndole que defendiera a Oswald. [320] [321] Andrews más tarde repetiría esta afirmación en testimonio ante la Comisión Warren. [322]

Además, a fines de noviembre de 1963, un empleado del investigador privado de Nueva Orleans Guy Banister llamado Jack Martin comenzó a hacer acusaciones de que el compañero de trabajo de Banister, David Ferrie, estaba involucrado en el asesinato de JFK. Martin le dijo a la policía que Ferrie "se suponía que había sido el piloto de fuga en el asesinato". [323] Dijo que Ferrie había esbozado planes para matar a Kennedy y que Ferrie podría haberle enseñado a Oswald a usar un rifle con mira telescópica. Martin afirmó que Ferrie había conocido a Oswald de sus días en la Patrulla Aérea Civil de Nueva Orleans, y que había visto una fotografía, en la casa de Ferrie, de Oswald en un grupo de Patrulla Aérea Civil. [324] Ferrie negó cualquier asociación con Oswald. [325]

Más tarde se descubrió que Ferrie había asistido a las reuniones de la Patrulla Aérea Civil en Nueva Orleans en la década de 1950 a las que también asistió un adolescente Lee Harvey Oswald. [326] En 1993, el programa de televisión PBS Frontline obtuvo una fotografía tomada en 1955 (ocho años antes del asesinato) que muestra a Oswald y Ferrie en una comida al aire libre de la Patrulla Aérea Civil con otros C.A.P. cadetes. [326] Si la asociación de Oswald y Ferrie en la Patrulla Aérea Civil en 1955 es relevante para su posible asociación posterior en 1963 es un tema de debate. [326] [327]

Según varios testigos, en 1963, tanto Ferrie como Banister trabajaban para el abogado G. Wray Gill en nombre del cliente de Gill, el jefe de la mafia de Nueva Orleans Carlos Marcello, en un intento de bloquear la deportación de Marcello a Guatemala. [328] [329] En la tarde del 22 de noviembre de 1963, el día en que John F. Kennedy fue asesinado y el día en que Marcello fue absuelto en su caso de deportación, el investigador privado de Nueva Orleans Guy Banister y su empleado, Jack Martin, estaban bebiendo juntos. en un bar local. A su regreso a la oficina de Banister, los dos hombres tuvieron una acalorada discusión. Según Martin, Banister dijo algo a lo que Martin respondió: "¿Qué vas a hacer? ¿Me matarás como todos ustedes hicieron con Kennedy?". Banister sacó su revólver Magnum .357 y golpeó varias veces a Martin. Martin, gravemente herido, se dirigió en ambulancia al Charity Hospital. [330]

Anteriormente, en la primavera de 1963, Oswald había escrito a la sede de la ciudad de Nueva York del Comité de Juego Limpio para Cuba pro-Castro, proponiendo alquilar "una pequeña oficina a mis expensas con el propósito de formar una sucursal de la FPCC aquí en Nueva York. Orleans ". [331] Como único miembro del capítulo de Nueva Orleans del Comité de Juego Limpio para Cuba, Oswald ordenó 1.000 folletos con el título "Manos Fuera de Cuba" de una imprenta local. [332] El 16 de agosto de 1963, Oswald distribuyó folletos de Juego Limpio para Cuba frente al International Trade Mart en Nueva Orleans. [333]

Uno de los folletos de Oswald tenía la dirección "544 Camp Street" estampada a mano, aparentemente por el propio Oswald. [334] La dirección fue en el "Edificio Newman", que desde octubre de 1961 hasta febrero de 1962 albergó al Consejo Revolucionario Cubano, un grupo militante anticastrista. [335] [336] A la vuelta de la esquina, pero ubicada en el mismo edificio, con una entrada diferente, estaba la dirección 531 Lafayette Street, la dirección de "Guy Banister Associates", la agencia de detectives privados dirigida por Guy Banister. La oficina de Banister estuvo involucrada en actividades de investigación privada y anti-Castro en el área de Nueva Orleans. (Un archivo de la CIA indicó que en septiembre de 1960, la CIA había considerado "utilizar a Guy Banister Associates para la recopilación de inteligencia extranjera, pero finalmente decidió no hacerlo"). [337] [338] [339]

A finales de la década de 1970, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara (HSCA) investigó la posible relación de Oswald con la oficina de Banister. Si bien el comité no pudo entrevistar a Guy Banister (que murió en 1964), el comité entrevistó a su hermano Ross Banister. Ross "le dijo al comité que su hermano había mencionado que Oswald repartió literatura de Juego Limpio para Cuba en una ocasión. Ross teorizó que Oswald había usado la dirección 544 de Camp Street en su literatura para avergonzar a Guy". [340]

La secretaria de Guy Banister, Delphine Roberts, le diría más tarde al autor Anthony Summers que vio a Oswald en la oficina de Banister y que él llenó uno de los formularios de solicitud de "agente" de Banister. Ella dijo: "Oswald regresó varias veces. Parecía estar familiarizado con Banister y con la oficina". [341] El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes investigó las afirmaciones de Roberts y dijo que "debido a las contradicciones en las declaraciones de Roberts al comité y la falta de corroboración independiente de muchas de sus declaraciones, no se pudo determinar la confiabilidad de sus declaraciones". [342]

En 1966, el fiscal de distrito de Nueva Orleans, Jim Garrison, inició una investigación sobre el asesinato del presidente Kennedy. La investigación de Garrison lo llevó a concluir que un grupo de extremistas de derecha, incluidos David Ferrie y Guy Banister, estaban involucrados con elementos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en una conspiración para matar a Kennedy. Garrison luego afirmaría que el motivo del asesinato fue la ira por los intentos de Kennedy de obtener un acuerdo de paz tanto en Cuba como en Vietnam. [343] [344] Garrison también llegó a creer que el empresario de Nueva Orleans Clay Shaw era parte de la conspiración y que Clay Shaw usó el seudónimo "Clay Bertrand". [345] Garrison creía además que Shaw, Banister y Ferrie conspiraron para convertir a Oswald en un chivo expiatorio en el asesinato de JFK. [346] El 1 de marzo de 1967, Garrison arrestó y acusó a Shaw de conspirar para asesinar al presidente Kennedy. El 29 de enero de 1969, Clay Shaw fue llevado a juicio por estos cargos y el jurado lo declaró inocente.

En 2003, Judyth Baker, cuyos registros de empleo muestran que trabajó en Reily Coffee Company en Nueva Orleans al mismo tiempo que Oswald, apareció en un episodio de la serie documental de televisión, Los hombres que mataron a Kennedy. [347] Baker afirmó que en 1963 fue reclutada por el Dr. Canute Michaelson para trabajar con el Dr. Alton Ochsner y la Dra. Mary Sherman en un proyecto clandestino de la CIA para desarrollar un arma biológica que pudiera usarse para asesinar a Fidel Castro. Según Baker, ella y Oswald fueron contratados por Reily en la primavera de 1963 como "tapadera" para la operación. [348] Baker afirmó además que ella y Oswald comenzaron una aventura, y que más tarde Oswald le contó sobre Mérida, México, una ciudad donde sugirió que podrían comenzar sus vidas de nuevo. [347] [349] Según John McAdams, Baker presenta un "caso clásico de llevar demasiado lejos los límites de la plausibilidad". [350] Otros en ambos lados de la comunidad investigadora han rechazado ampliamente sus afirmaciones. [i] Sin embargo, otros investigadores, incluido James Fetzer, han concluido que las afirmaciones de Baker son creíbles.

Conspiración de la CIA Editar

Refiriéndose a la especulación de que Oswald era un agente de la CIA o tenía alguna relación con la Agencia, la Comisión Warren declaró en 1964 que su investigación "no reveló evidencia de que Oswald haya sido empleado [por] la CIA en ninguna capacidad". [351] El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara informó de manera similar en 1979 que "no había ninguna indicación en el archivo de la CIA de Oswald de que hubiera tenido contacto con la Agencia" y concluyó que la CIA no estuvo involucrada en el asesinato de Kennedy. [352]

Gaeton Fonzi, investigador del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes, escribió que se presionó a los investigadores para que no investigaran la relación entre Lee Harvey Oswald y la CIA. Afirmó que el agente de la CIA David Atlee Phillips, usando el seudónimo de "Maurice Bishop", estuvo involucrado con Oswald antes del asesinato de Kennedy en conexión con grupos cubanos anticastristas. [353]

En 1995, el exoficial de Inteligencia del Ejército de EE. UU. Y asistente ejecutivo de la Agencia de Seguridad Nacional, John M. Newman, publicó pruebas de que tanto la CIA como el FBI manipularon deliberadamente sus archivos sobre Lee Harvey Oswald antes y después del asesinato. Además, descubrió que ambas agencias ocultaron información que podría haber alertado a las autoridades de Dallas de que Oswald representaba una amenaza potencial para el presidente. Posteriormente, Newman expresó la creencia de que el jefe de contrainteligencia de la CIA, James Angleton, fue probablemente la figura clave en el asesinato. Según Newman, sólo Angleton "tenía el acceso, la autoridad y la mente diabólicamente ingeniosa para manejar este sofisticado complot". Sin embargo, Newman supuso que la operación encubierta no estaba a cargo de James Angleton, sino de Allen Dulles (el ex director de la CIA y más tarde miembro de la Comisión Warren, que había sido despedido por Kennedy después de la fallida invasión de Bahía de Cochinos). [354]

En 1977, el FBI publicó 40.000 archivos relacionados con el asesinato de Kennedy, incluido un memorando del 3 de abril de 1967 de la subdirectora Cartha DeLoach al director asociado Clyde Tolson que fue escrito menos de un mes después de que el presidente Johnson se enterara de la CIA por J. Edgar Hoover. conspira para matar a Fidel Castro. [355] [356] El memorando dice: "Marvin Watson [asesor del presidente Johnson] me llamó anoche y me dijo que el presidente le había dicho, en un momento desagradable, que ahora estaba convencido de que había un complot en relación con el asesinato de [JFK].Watson declaró que el presidente sentía que [la] CIA había tenido algo que ver con el complot ". [355] [357] [358] [359] [360] Más tarde, Cartha DeLoach testificó ante el Comité de la Iglesia que él" sentía que esto era pura especulación ". [361]

Conspiración del gobierno en la sombra Editar

Una teoría de la conspiración sugiere que un gobierno secreto o en la sombra que incluía a ricos industriales y políticos de derecha ordenó el asesinato de Kennedy. [362] Peter Dale Scott ha indicado que la muerte de Kennedy permitió cambios de política deseados por el gobierno secreto para intensificar la participación militar de Estados Unidos en Vietnam. [363]

Complejo militar-industrial Editar

En el discurso de despedida pronunciado por el presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower, antes de dejar el cargo el 17 de enero de 1961, advirtió a la nación sobre el poder del establecimiento militar y la industria armamentista. "En los consejos de gobierno, debemos protegernos contra la adquisición de influencia injustificada, ya sea buscada o no, por parte del complejo militar-industrial. El potencial para el desastroso aumento del poder fuera de lugar existe y persistirá". [364] Algunos teóricos de la conspiración han argumentado que Kennedy planeaba poner fin a la participación de Estados Unidos en Vietnam y, por lo tanto, fue el blanco de quienes tenían interés en un conflicto militar sostenido, incluido el Pentágono y los contratistas de defensa. [365]

El ex senador de Texas Ralph Yarborough declaró en 1991: "Si Kennedy hubiera vivido, creo que no habríamos tenido la guerra de Vietnam, con todas sus influencias traumáticas y divisivas en Estados Unidos. Creo que hubiéramos escapado de eso". [366]

Según el autor James W. Douglass, Kennedy fue asesinado porque se estaba alejando de la Guerra Fría y buscaba una paz negociada con la Unión Soviética. [367] Douglass argumentó que este "no era el tipo de liderazgo que la CIA, el Estado Mayor Conjunto y el complejo militar-industrial querían en la Casa Blanca". [368] [369]

La película de Oliver Stone, JFK, exploró la posibilidad de que Kennedy fuera asesinado por una conspiración que involucraba al complejo militar-industrial. [370] L. Fletcher Prouty, Jefe de Operaciones Especiales del Estado Mayor Conjunto bajo Kennedy, y la persona que inspiró al personaje "Sr. X" en la película de Stone, escribió que el asesinato de Kennedy fue en realidad un golpe de estado. [371]

Conspiración del Servicio Secreto Editar

El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes informó que investigó "la supuesta complicidad del Servicio Secreto en el asesinato" y concluyó que el Servicio Secreto no estaba involucrado. [352] Sin embargo, la HSCA declaró que "el Servicio Secreto fue deficiente en el desempeño de sus funciones". [372] Entre sus hallazgos, la HSCA señaló: (1) que el presidente Kennedy no había recibido protección adecuada en Dallas, (2) que el Servicio Secreto poseía información que no fue analizada, investigada o utilizada adecuadamente por el Servicio Secreto en relación con con el viaje del presidente a Dallas, y (3) que los agentes del Servicio Secreto en la caravana estaban inadecuadamente preparados para proteger al presidente de un francotirador. [373] La HSCA señaló específicamente:

El agente en el asiento delantero derecho de la limusina presidencial Roy Kellerman no tomó ninguna medida para cubrir al presidente con su cuerpo, aunque habría sido coherente con el procedimiento del Servicio Secreto si lo hubiera hecho. La función principal del agente era permanecer en todo momento cerca del presidente en caso de tales emergencias. [374]

Algunos argumentan que la falta de protección del Servicio Secreto ocurrió porque el propio Kennedy había pedido que el Servicio Secreto se mostrara discreto durante la visita a Dallas. [375] Sin embargo, Vince Palamara, quien entrevistó a varios agentes del Servicio Secreto asignados al destacamento Kennedy, lo niega. Palamara informa que el conductor del Servicio Secreto Sam Kinney le dijo que las solicitudes, como quitar la tapa de burbuja de la limusina en Dallas, no tener agentes colocados al lado del parachoques trasero de la limusina y reducir el número de escoltas de motocicletas de la policía de Dallas cerca del parachoques trasero de la limusina, no fueron hechos por Kennedy. [376] [177] [377] [378]

En El eco de Dealey PlazaAbraham Bolden, el primer afroamericano en el destacamento del Servicio Secreto de la Casa Blanca, afirmó haber escuchado a agentes decir que no protegerían a Kennedy de posibles asesinos. [379]

Las preguntas sobre la franqueza del Servicio Secreto aumentaron en la década de 1990 cuando la Junta de Revisión de Registros de Asesinatos, que se creó cuando el Congreso aprobó la Ley de Registros JFK, solicitó acceso a los registros del Servicio Secreto. El Servicio Secreto informó a la Junta de Revisión que en enero de 1995, en violación de la Ley de Registros JFK, el Servicio Secreto destruyó los informes de inspección de protección que cubrían los viajes de JFK desde el 24 de septiembre hasta el 8 de noviembre de 1963. [380] [381] [382 ]

Exiliados cubanos Editar

El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes escribió: "El comité cree, sobre la base de la evidencia disponible, que los grupos cubanos anticastristas, como grupos, no estuvieron involucrados en el asesinato del presidente Kennedy, pero que la evidencia disponible no excluir la posibilidad de que miembros individuales puedan haber estado involucrados ". [352]

Con la Revolución Cubana de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder, muchos cubanos dejaron Cuba para vivir en los Estados Unidos. Muchos de estos exiliados esperaban derrocar a Castro y regresar a Cuba. Sus esperanzas se vieron frustradas con la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961, y muchos culparon al presidente Kennedy por el fracaso. [383]

El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes concluyó que algunos exiliados cubanos militantes podrían haber participado en el asesinato de Kennedy. Estos exiliados trabajaron en estrecha colaboración con los operativos de la CIA en actividades violentas contra la Cuba de Castro. En 1979, el comité informó:

La popularidad del presidente Kennedy entre los exiliados cubanos se había hundido profundamente en 1963. Su amargura se ilustra en una grabación de una reunión de cubanos anticastristas y estadounidenses de derecha en el suburbio de Farmer's Branch en Dallas el 1 de octubre de 1963. [384]

La autora Joan Didion exploró la teoría cubana anticastrista de Miami en su libro de 1987 Miami. [385] [386] Habló del testimonio de Marita Lorenz sobre Guillermo Novo, un exiliado cubano que, en 1964, estuvo involucrado en el tiroteo de una bazuca en la sede del edificio de las Naciones Unidas desde el East River durante un discurso del Che Guevara. Al parecer, Novo estaba afiliado con Lee Harvey Oswald y Frank Sturgis. Lorenz afirmó que ella, Oswald y siete cubanos anticastristas transportaron armas de Miami a Dallas en dos autos justo antes del asesinato. [387] [388] Estas afirmaciones, aunque presentadas por Lorenz al Comité de Asesinatos de la Cámara, nunca han sido fundamentadas. Don DeLillo dramatizó la teoría cubana en su novela de 1988 Libra.

Conspiración del crimen organizado Editar

En 1964, la Comisión Warren no encontró pruebas que vincularan el asesinato de Oswald por Ruby con una conspiración más amplia para asesinar al presidente Kennedy. [27] La ​​Comisión concluyó que Lee Harvey Oswald fue el único responsable del asesinato del Presidente, afirmando: "Con base en su evaluación del expediente, la Comisión considera que la evidencia no establece un vínculo significativo entre Ruby y el crimen organizado. Funcionarios estatales y federales han indicado que Ruby no estaba afiliada a la actividad delictiva organizada ". [389]

Sin embargo, en 1979, el Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes escribió: "El comité cree, sobre la base de la evidencia disponible, que el sindicato nacional del crimen organizado, como grupo, no estuvo involucrado en el asesinato del presidente Kennedy, pero que la evidencia disponible no excluye la posibilidad de que miembros individuales puedan haber estado involucrados ". [352] Robert Blakey, quien fue el abogado principal del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara, concluiría más tarde en su libro, El complot para matar al presidente, que el jefe de la mafia de Nueva Orleans, Carlos Marcello, probablemente era parte de una conspiración de la mafia detrás del asesinato, y que la mafia tenía los medios y la oportunidad necesarios para llevarlo a cabo. [390] [391]

En 1993 El Correo de Washington Blakey agregó: "Es difícil disputar el pedigrí del hampa de Jack Ruby, aunque la Comisión Warren lo hizo en 1964. El autor Gerald Posner ignora de manera similar los vínculos de Ruby con Joseph Civello, el jefe del crimen organizado en Dallas. Su relación con Joseph Campisi , el hombre número 2 de la mafia en Dallas, es aún más difícil de ignorar. De hecho, Campisi y Ruby eran amigas cercanas y cenaron juntas en el restaurante de Campisi, el Egyptian Lounge, la noche antes del asesinato. Después de que Ruby fuera Encarcelado por matar a Oswald, Campisi lo visitaba regularmente. El comité selecto pensó que la conexión de Campisi con Marcello estaba diciendo que nos dijo, por ejemplo, que todos los años en Navidad le enviaba 260 libras de salchicha italiana a Marcello, una especie de tributo a la mafia. se enteró de que llamaba a Nueva Orleans hasta 20 veces al día ". [392]

Documentos gubernamentales han revelado que algunos miembros de la mafia trabajaron con la Agencia Central de Inteligencia en intentos de asesinato contra el líder cubano Fidel Castro. [393] En el verano de 1960, la CIA reclutó al ex agente del FBI Robert Maheu para que se acercara al representante de la mafia de Chicago en la costa oeste, Johnny Roselli. [394] Cuando Maheu se puso en contacto con Roselli, Maheu ocultó el hecho de que había sido enviado por la CIA, y se presentó a sí mismo como un defensor de las corporaciones internacionales. Ofreció pagar 150.000 dólares para que mataran a Castro, pero Roselli se negó a pagar. Roselli presentó a Maheu a dos hombres a los que se refirió como "Sam Gold" y "Joe". "Sam Gold" era Sam Giancana "Joe" era Santo Trafficante, Jr., el jefe de Tampa, Florida, y uno de los mafiosos más poderosos de la Cuba anterior a la revolución. [395] [396] Glenn Kessler de El Washington Post explicó: "Después de que Fidel Castro lideró una revolución que derrocó a un gobierno amigo en 1959, la CIA estaba desesperada por eliminarlo. Así que la agencia buscó un socio igualmente preocupado por Castro: la mafia, que tenía lucrativas inversiones en casinos cubanos". [397]

En sus memorias, Unidos por el honor, Bill Bonanno, hijo del jefe de la mafia de Nueva York Joseph Bonanno, reveló que varias familias de la mafia tenían vínculos de larga data con los cubanos anticastristas a través de los casinos de La Habana operados por la mafia antes de la Revolución Cubana. A muchos exiliados cubanos y jefes de la mafia no les agradaba el presidente Kennedy, culpándolo por la fallida invasión de Bahía de Cochinos. [398] Tampoco les agradaba su hermano, el entonces fiscal general de los Estados Unidos, Robert F. Kennedy, que había llevado a cabo un asalto legal sin precedentes contra el crimen organizado. [399] [400] Esto fue especialmente provocador porque varias "familias" de la mafia supuestamente habían trabajado con el padre de JFK, Joseph Kennedy, para que JFK fuera elegido. [401] Tanto la mafia como los cubanos anticastristas eran expertos en asesinatos, los cubanos habían sido entrenados por la CIA. [402] Bonanno informó que reconoció el alto grado de participación de otras familias de la mafia cuando Jack Ruby mató a Oswald, ya que Bonanno sabía que Ruby era un socio del mafioso de Chicago Sam Giancana. [403]

Algunos investigadores de la conspiración han alegado un complot que involucra a elementos de la mafia, la CIA y los cubanos anticastristas, incluido Anthony Summers, quien afirmó: "A veces, la gente se pone vidriosa sobre la noción de que la mafia y la inteligencia de EE.UU. Los activistas de Castro participaron juntos en el asesinato del presidente Kennedy. De hecho, no hay contradicción allí. Esos tres grupos estaban todos en la cama juntos en ese momento y habían estado durante varios años en la lucha para derrocar a Fidel Castro ". [404] El periodista Rubén Castañeda escribió en 2012: "Según la evidencia, es probable que JFK fuera asesinado por una coalición de cubanos anticastristas, la mafia y elementos de la CIA". [405] En su libro, Mataron a nuestro presidente, el ex gobernador de Minnesota Jesse Ventura concluyó: "John F. Kennedy fue asesinado por una conspiración que involucraba a agentes descontentos de la CIA, cubanos anticastristas y miembros de la mafia, todos los cuales estaban extremadamente enojados por lo que consideraban las políticas de apaciguamiento de Kennedy hacia los comunistas Cuba y la Unión Soviética ". [406]

Carlos Marcello supuestamente amenazó con asesinar al presidente para provocar un cortocircuito con su hermano menor, el fiscal general Robert Kennedy, quien lideraba la cruzada antimafia de la administración. [407] [408] La información publicada en 2006 por el FBI ha llevado a algunos a concluir que Carlos Marcello le confesó a su compañero de celda en Texas, Jack Van Lanningham, un informante del FBI, utilizando una radio de transistores que fue intervenida por el FBI, haber organizado Asesinato de Kennedy, y que el FBI encubrió esta información que tenía en su poder. [409]

En su libro, Contrato en América, [410] David Scheim proporcionó evidencia de que los líderes de la mafia Carlos Marcello, Santo Trafficante, Jr. y Jimmy Hoffa ordenaron el asesinato del presidente Kennedy. Scheim citó en particular un aumento de 25 veces en el número de llamadas telefónicas desde fuera del estado de Jack Ruby a asociados de estos jefes del crimen en los meses previos al asesinato, y un intento de confesión de Jack Ruby mientras estaba en prisión. David E. Kaiser también ha sugerido la participación de la mafia en su libro, El camino a Dallas. [411]

El periodista de investigación Jack Anderson concluyó que Fidel Castro trabajó con figuras del crimen organizado para arreglar el asesinato de JFK. En su libro Paz, guerra y política, Anderson afirmó que el miembro de la mafia Johnny Roselli le dio detalles extensos del complot. Anderson dijo que, aunque nunca pudo confirmar de forma independiente la historia completa de Roselli, se verificaron muchos de los detalles de Roselli. Anderson dijo que Oswald pudo haber jugado un papel en el asesinato, pero que más de un pistolero estuvo involucrado. Johnny Roselli, como se señaló anteriormente, había trabajado con la CIA en intentos de asesinato contra Castro.

El programa History Channel Los hombres que mataron a Kennedy presentó denuncias adicionales de participación del crimen organizado. [412] Christian David era un miembro de la mafia corsa entrevistado en prisión. Dijo que le ofrecieron el contrato de asesinato del presidente Kennedy, pero que no lo aceptó. Sin embargo, dijo que conocía a los hombres que aceptaron el contrato. Según David, hubo tres tiradores. Proporcionó el nombre de uno: Lucien Sarti. David dijo que dado que los otros dos tiradores aún estaban vivos, rompería un código de conducta para él identificarlos. Cuando se le preguntó qué vestían los tiradores, David señaló su modus operandi era vestirse con disfraces como uniformes oficiales. Gran parte del testimonio de Christian David fue confirmado por la ex miembro de Córcega Michelle Nicole, quien formaba parte del programa de protección de testigos de la DEA. [412]

El libro El ultimo sacrificio, por Lamar Waldron y Thom Hartmann, intentó sintetizar estas teorías con nueva evidencia. Los autores argumentaron que los funcionarios del gobierno se sentían obligados a ayudar a los asesinos a encubrir la verdad porque la conspiración del asesinato tenía vínculos directos con los complots del gobierno estadounidense para asesinar a Castro. Indignados por el ataque de Robert Kennedy al crimen organizado, los líderes de la mafia hicieron matar al presidente Kennedy para sacar a Robert del poder. Una investigación gubernamental del complot se frustró, alegan los autores, porque habría revelado pruebas vergonzosas de la participación del gobierno estadounidense con el crimen organizado en los complots para matar a Castro. [413]

Conspiración de Lyndon B. Johnson Editar

Una encuesta de Gallup de 2003 indicó que casi el 20% de los estadounidenses sospechaba que Lyndon B. Johnson estaba involucrado en el asesinato de Kennedy. [414] Los críticos de la Comisión Warren han acusado a Johnson de planear el asesinato porque "no le gustaban" los Kennedy y temía ser eliminado de la lista demócrata para las elecciones de 1964. [415] [416]

Según el periodista Max Holland, la primera acusación publicada de que Johnson perpetró el asesinato de Kennedy apareció en el libro de Penn Jones, Jr. Perdona mi dolor, autoeditado en mayo de 1966. [417] En el libro, Jones proporcionó extractos de una carta presuntamente escrita por Jack Ruby acusando a LBJ del asesinato del presidente. [417] Con su libro de 1968, El lado oscuro de Lyndon Baines JohnsonBugliosi acredita a Joachim Joesten como el primer autor de una conspiración en acusar a Johnson de tener un papel en el asesinato. [418] Según Joesten, Johnson "jugó el papel principal" en una conspiración que involucró a "la oligarquía de Dallas y las ramas locales de la CIA, el FBI y el Servicio Secreto". [418] Otros que han indicado que hubo complicidad por parte de Johnson incluyen a Jim Marrs, [418] Ralph D. Thomas, [418] J. Gary Shaw, [418] Larry Harris, [418] Walt Brown, [418] Noel Twyman, [418] Barr McClellan, [418] Craig Zirbel, [419] Phillip F. Nelson, [420] y Madeleine Brown. [421]

El hecho de que JFK estuviera considerando seriamente sacar a Johnson de la boleta a favor del gobernador de Carolina del Norte, Terry Sanford, en caso de que Kennedy se postulara en 1964, ha sido citado como un posible motivo de la complicidad de Johnson en el asesinato. En 1968, la secretaria personal de Kennedy, Evelyn Lincoln, escribió en su libro: "Kennedy y Johnson"que el presidente Kennedy le había dicho que Lyndon B. Johnson sería reemplazado como vicepresidente de los Estados Unidos. Esa conversación tuvo lugar el 19 de noviembre de 1963, apenas tres días antes del asesinato del presidente Kennedy y quedó registrada esa noche en su diario y dice lo siguiente:

Mientras el Sr. Kennedy se sentaba en la mecedora de mi oficina, con la cabeza apoyada en su espalda, colocó la pierna izquierda sobre la rodilla derecha. Se balanceó levemente mientras hablaba. Con voz lenta y pensativa me dijo: 'Sabes, si soy reelegido en el sesenta y cuatro, voy a dedicar cada vez más tiempo a hacer del servicio del gobierno una carrera honorable. Me gustaría adaptar los poderes ejecutivo y legislativo del gobierno para que puedan mantenerse al día con los tremendos avances y avances que se están logrando en otros campos '. 'Voy a abogar por cambiar algunas de las reglas y regulaciones obsoletas en el Congreso, como la regla de antigüedad. Para hacer esto, necesitaré como compañero de fórmula en el sesenta y cuatro a un hombre que crea como yo. La Sra. Lincoln continuó escribiendo: "Estaba fascinada con esta conversación y la anoté palabra por palabra en mi diario. Ahora le pregunté: '¿Quién es su elección como compañera de fórmula?' "Miró al frente y, sin dudarlo, respondió:" En este momento estoy pensando en el gobernador Terry Sanford de Carolina del Norte. Pero no será Lyndon ". [422]

En 2003, el investigador Barr McClellan publicó el libro Sangre, dinero y poder. [423] McClellan afirma que Johnson, motivado por el miedo a ser eliminado del boleto de Kennedy en 1964 y la necesidad de encubrir varios escándalos, planeó el asesinato de Kennedy con la ayuda de su amigo, el abogado de Austin Edward A. Clark. El libro sugiere que una huella dactilar parcial manchada del nido del francotirador probablemente pertenecía al socio de Johnson, Malcolm "Mac" Wallace, y que Mac Wallace estaba, por lo tanto, en el sexto piso del Depósito en el momento del tiroteo. El libro afirma además que el asesinato de Kennedy fue pagado por magnates del petróleo, incluidos Clint Murchison y H. L. Hunt. McClellan afirma que el asesinato de Kennedy permitió que la asignación por agotamiento del petróleo se mantuviera en 27,5 por ciento. Permaneció sin cambios durante la presidencia de Johnson. Según McClellan, esto resultó en un ahorro de más de $ 100 millones para la industria petrolera estadounidense. Posteriormente, el libro de McClellan se convirtió en el tema de un episodio de la serie documental de televisión en curso de Nigel Turner, Los hombres que mataron a Kennedy. El episodio, "The Guilty Men", provocó una airada condena de la familia Johnson, los ex ayudantes de Johnson y los ex presidentes Gerald Ford (que fue miembro de la Comisión Warren [424]) y Jimmy Carter luego de su emisión en The History Channel. The History Channel reunió a un comité de historiadores que concluyó que las acusaciones en el documental no tenían mérito, y The History Channel se disculpó con la familia Johnson y acordó no transmitir la serie en el futuro. [425]

Madeleine Brown, quien alegó ser la amante de Johnson, también lo implicó en una conspiración para matar a Kennedy. En 1997, Brown dijo que Johnson, junto con HL Hunt, habían comenzado a planificar la desaparición de Kennedy ya en 1960. Brown afirmó que cuando se concretó en 1963, la conspiración involucró a decenas de personas, incluidos los líderes del FBI y la mafia, como así como destacados políticos y periodistas. [426] En el documental Los hombres que mataron a Kennedy, Madeleine Brown y May Newman (empleada del petrolero de Texas Clint Murchison) colocaron al director del FBI, J. Edgar Hoover, en una reunión social en la mansión de Murchison la noche anterior al asesinato. [427] También asistieron, según Brown, John McCloy, Richard Nixon, George Brown, R. L. Thornton y H. L. Hunt. [428] Madeleine Brown afirmó que Johnson llegó a la reunión a última hora de la noche y, en un "susurro chirriante", le dijo que "los Kennedy nunca volverán a avergonzarme, eso no es una amenaza, es una promesa". [428] [429] [430] Además, Brown dijo que en la víspera de Año Nuevo de 1963, conoció a Johnson en el Hotel Driskill en Austin, Texas y que él confirmó la conspiración para matar a Kennedy, insistiendo en que "los gatos gordos de Texas y la inteligencia [estadounidense] "había sido responsable. [427] Brown reiteró sus acusaciones contra Johnson en el documental de 2006. Evidencia de revisión. En el mismo documental, varios otros asociados de Johnson también expresaron sus sospechas sobre Johnson.

El Dr. Charles Crenshaw fue el autor del libro de 1992 JFK: Conspiración del silencio, junto con los teóricos de la conspiración Jens Hansen y J. Gary Shaw. Crenshaw era un residente quirúrgico de tercer año en el equipo de trauma del Parkland Hospital que atendió al presidente Kennedy. También trató a Oswald después de que Jack Ruby le disparara. [431] Mientras atendía a Oswald, Crenshaw dijo que respondió a una llamada telefónica de Lyndon Johnson. Crenshaw dijo que Johnson preguntó sobre el estado de Oswald y que Johnson exigió una "confesión en el lecho de muerte del asesino acusado [Oswald]". [431] Crenshaw dijo que transmitió el mensaje de Johnson al Dr. Shires, pero que Oswald no estaba en condiciones de dar ninguna declaración. [427] [432] Los críticos de la acusación de Crenshaw afirman que Johnson estaba en su limusina en el momento en que se habría realizado la llamada, que nadie en su automóvil corroboró que se realizó la llamada y que no hay registro de dicha llamada. siendo enrutados a través de la centralita de la Casa Blanca. [433] [434]

El ex agente de la CIA y figura de Watergate, E. Howard Hunt, acusó a Johnson (junto con varios agentes de la CIA a los que nombró) de complicidad en el asesinato en su autobiografía publicada póstumamente. American Spy: Mi historia secreta en la CIA, Watergate y más allá. [435] Haciendo referencia a esa sección del libro, Tim Weiner de Los New York Times y Joseph C. Goulden de The Washington Times puso en tela de juicio la sinceridad de los cargos, y William F. Buckley, Jr., quien escribió el prólogo, dijo que el material "estaba claramente escrito en forma fantasma". [436] [437] [438] Poco después, una "confesión en el lecho de muerte" grabada en audio en la que Hunt afirmaba tener conocimiento de primera mano de una conspiración, como co-conspirador, fue revelada por sus hijos [250] la autenticidad de la La confesión también fue recibida con cierto escepticismo. [248] [251] [252]

En 1984, el estafador convicto Billie Sol Estes hizo declaraciones ante un Gran Jurado en Texas indicando que tenía "conocimiento interno" que implicaba a Johnson en la muerte de Kennedy y otros. [439] [440]

El historiador Michael L. Kurtz escribió que no hay evidencia que sugiera que Johnson ordenó el asesinato de Kennedy. [441] Según Kurtz, Johnson creía que Fidel Castro era responsable del asesinato y que Johnson encubrió la verdad porque temía la posibilidad de que las medidas de represalia contra Cuba escalen a una guerra nuclear con la Unión Soviética. [441] En 2012, el biógrafo Robert Caro publicó su cuarto volumen sobre la carrera de Johnson, El paso del poder, que narra las comunicaciones y acciones de Johnson como vicepresidente, y describe los eventos que llevaron al asesinato. [442] Caro escribió que "nada de lo que he encontrado en mi investigación" apunta a la participación de Johnson. [443]

El asesor político y criminal convicto Roger Stone cree que Johnson orquestó el asesinato de Kennedy. También afirma que Rafael Cruz, padre del senador de Texas y candidato presidencial republicano para las elecciones de 2016, Ted Cruz, está vinculado a Lee Harvey Oswald. [444] [445] [446]

Conspiración de George H. W. Bush Editar

El 29 de noviembre de 1963, exactamente una semana después del asesinato, un empleado del FBI escribió en un memorando que "el Sr. George Bush de la Agencia Central de Inteligencia" recibió un informe sobre la reacción al asesinato de los exiliados cubanos residentes en Miami. . Algunos han alegado que el "George Bush" citado en este memo es el futuro presidente de Estados Unidos, George H. W. Bush, quien fue nombrado jefe de la CIA por el presidente Gerald Ford en 1976, 13 años después del asesinato. Durante la campaña presidencial de Bush en 1988, resurgió el memorando, lo que llevó a la CIA a afirmar que el memo se refería a un empleado llamado George Williams Bush. [447] Sin embargo, George Williams Bush refutó esta sugerencia, declarando bajo juramento que "no soy el George Bush de la Agencia Central de Inteligencia mencionado en el memorando". [448] En el sitio web JFK Facts, el autor Jefferson Morley escribe que cualquier comunicación de Bush con el FBI o la CIA en noviembre de 1963 no necesariamente demuestra culpabilidad en el asesinato, y que no está claro si Bush tenía alguna afiliación con la CIA antes de su nombramiento al frente de la agencia en 1976. [449]

La biógrafa de Bush, Kitty Kelley, alega que Bush no pudo recordar su paradero el día del asesinato de Kennedy, a pesar de que se conoce esta información. El día del asesinato, Bush voló a Tyler, Texas, para hacer una aparición antes de su próxima campaña para el Senado de los Estados Unidos en 1964, y habló con el FBI sobre un local que había amenazado a Kennedy. El día anterior, Bush había estado en Dallas para hablar en una reunión de la industria petrolera. Morley ha sugerido la posibilidad de que el informe de Bush al FBI fuera una historia de portada, pero advirtió que "la especulación, por plausible que sea, no es evidencia" y que Kelley "no es la fuente más confiable". [449]

Aquellos que creen que Bush pudo haber estado involucrado en el asesinato han presentado evidencia fotográfica de un hombre parecido a Bush en Dealey Plaza en el momento del asesinato. Sin embargo, Morley argumenta que esta evidencia es débil, ya que no se han realizado mediciones comparativas de los rasgos faciales de los dos hombres. Bush ya era un candidato al Senado anunciado durante varios meses en el momento del asesinato y, por lo tanto, había recibido mucha atención de la prensa. Ningún testigo ha recordado públicamente haber visto a Bush en la escena, aunque su oponente, el actual senador Ralph Yarborough, pasó de largo en la caravana presidencial. [449]

En septiembre de 1976, George de Mohrenschildt, un geólogo del petróleo de Dallas y amigo de Bush y Lee Harvey Oswald, [450] [451] [452] [453] escribió una carta a Bush, entonces director de la CIA, solicitando su asistencia. [454] [455] Mohrenschildt estaba siendo presionado por investigadores del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes (HSCA) para que testificara sobre el asesinato, lo que hizo que escribiera la carta angustiado. Bush respondió a la carta de Mohrenschildt, pero dijo que no podría ayudar. [CIA Exec Reg. # 76,51571 9.28.76] [j] Mohrenschildt se suicidó seis meses después, antes de testificar ante la HSCA. [456] [457] [458] Morley argumenta que la existencia de la carta, y la respuesta de Bush, no demuestra la culpa de ninguno de los dos, sino simplemente que Bush no estaba interesado en cuestionar el relato de la CIA sobre el asesinato. [449]

Conspiración del gobierno cubano Editar

En su informe, la Comisión Warren afirmó que había investigado "decenas de denuncias de un contacto conspirativo entre Oswald y agentes del gobierno cubano" y no había encontrado evidencia de la participación cubana en el asesinato del presidente Kennedy. [459] El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara también escribió: "El comité cree, sobre la base de las pruebas de que dispone, que el gobierno cubano no participó en el asesinato del presidente Kennedy". [352] Sin embargo, algunos teóricos de la conspiración continúan alegando que Fidel Castro ordenó el asesinato de Kennedy en represalia por los intentos previos de la CIA de asesinarlo. [400]

A principios de la década de 1960, Clare Boothe Luce, esposa del editor de Time-Life Henry Luce, era una de los estadounidenses prominentes que patrocinaban grupos anticastristas. Este apoyo incluyó la financiación de exiliados en redadas de lanchas rápidas de comandos contra Cuba. En 1975, Clare Luce dijo que la noche del asesinato recibió una llamada de un miembro de un grupo de comando que había patrocinado. Según Luce, el nombre de la persona que llama era "algo así como" Julio Fernández y afirmó que la estaba llamando desde Nueva Orleans. [460] [461]

Según Luce, Fernández le dijo que Oswald se había acercado a su grupo con una oferta para ayudar a asesinar a Castro. Fernández afirmó además que él y sus asociados finalmente descubrieron que Oswald era un comunista y partidario de Castro. Dijo que con este nuevo conocimiento, su grupo mantuvo una estrecha vigilancia sobre Oswald hasta que Oswald repentinamente ganó dinero y se fue a la Ciudad de México y luego a Dallas. [462] Finalmente, según Luce, Fernández le dijo: "Hay un equipo de asesinatos de comunistas cubanos en libertad y Oswald era su pistolero". [463]

Luce dijo que le dijo a la persona que llamaba que le diera su información al FBI. Posteriormente, Luce revelaría los detalles del incidente tanto al Comité de la Iglesia como a la HSCA. Ambos comités investigaron el incidente, pero no pudieron descubrir ninguna evidencia para corroborar las acusaciones. [464]

En mayo de 1967, el director de la CIA, Richard Helms, le dijo al presidente Lyndon Johnson que la CIA había intentado asesinar a Castro. Helms declaró además que la CIA había empleado a miembros de la mafia en este esfuerzo, y "que los planes de la CIA para asesinar a Fidel Castro se remontan a agosto de 1960, a la Administración Eisenhower". Helms también dijo que los complots contra Castro continuaron en la Administración Kennedy y que el Fiscal General Robert Kennedy sabía tanto de los complots como de la participación de la mafia. [465]

En ocasiones separadas, Johnson dijo a dos destacados periodistas de televisión que creía que el asesinato de JFK había sido organizado por Castro como represalia por los esfuerzos de la CIA para matar a Castro. En octubre de 1968, Johnson le dijo al veterano periodista Howard K. Smith de ABC que "Kennedy estaba tratando de llegar a Castro, pero Castro lo atacó primero". En septiembre de 1969, en una entrevista con Walter Cronkite de CBS, Johnson dijo con respecto al asesinato: "[No podría] decir honestamente que alguna vez me sentí completamente aliviado del hecho de que podría haber habido conexiones internacionales", y se hace referencia a "otros" sin nombre. Finalmente, en 1971, Johnson le dijo a su ex redactor de discursos Leo Janos de Tiempo revista que "nunca creyó que Oswald actuara solo". [465]

En 1977, Castro fue entrevistado por el periodista Bill Moyers. Castro negó cualquier participación en la muerte de Kennedy y dijo:

Hubiera sido una locura absoluta por parte de Cuba. . Habría sido una provocación. Ni que decir tiene, habría sido correr el riesgo de que nuestro país hubiera sido destruido por Estados Unidos. Nadie que no esté loco podría haber pensado en [matar a Kennedy en represalia]. [402] [466]

Cuando Castro fue entrevistado más tarde en 2013 por atlántico editor, Jeffrey Goldberg, Castro dijo:

Había gente en el gobierno estadounidense que pensaba que Kennedy era un traidor porque no invadió Cuba cuando tuvo la oportunidad, cuando le preguntaron. Nunca fue perdonado por eso. [467]

Conspiración del gobierno soviético Editar

La Comisión Warren informó que no encontró evidencia de que la Unión Soviética estuviera involucrada en el asesinato del presidente Kennedy. [27] El Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara también escribió: "El comité cree, sobre la base de la evidencia disponible, que el gobierno soviético no estuvo involucrado en el asesinato del presidente Kennedy". [352]

Según algunos teóricos de la conspiración, la Unión Soviética, bajo el liderazgo de Nikita Khrushchev, fue responsable del asesinato, motivado por la humillación de tener que dar marcha atrás durante la Crisis de los Misiles Cubanos. [400]

Según un documento del FBI de 1966, el coronel Boris Ivanov, jefe de la residencia de la KGB en la ciudad de Nueva York en el momento del asesinato, declaró que era su opinión personal que el asesinato había sido planeado por un grupo organizado, en lugar de un individuo solitario. . El mismo documento decía: "Los funcionarios del Partido Comunista de la Unión Soviética creían que había una conspiración bien organizada por parte de la 'ultraderecha' en los Estados Unidos para llevar a cabo un 'golpe'". [468]

Mucho más tarde, el desertor de inteligencia de alto rango del bloque soviético, el teniente general Ion Mihai Pacepa, dijo que tuvo una conversación con Nicolae Ceauşescu, quien le contó sobre "diez líderes internacionales que el Kremlin mató o intentó matar", incluido Kennedy. Afirmó que "entre los líderes de los servicios de inteligencia satelital de Moscú había un acuerdo unánime de que la KGB había estado involucrada en el asesinato del presidente Kennedy". [469] Pacepa publicó más tarde un libro, Programado para matar: Lee Harvey Oswald, la KGB soviética y el asesinato de Kennedy, en 2007. Robert Holmes, ex primer secretario de la embajada británica en Moscú, expresó opiniones similares sobre el asesinato de JFK en su libro de 2012 Espía como ningún otro.

Coche fúnebre señuelo y alteración de heridas Editar

David Lifton presentó un escenario en el que los conspiradores del Air Force One sacaron el cuerpo de Kennedy de su ataúd de bronce original y lo colocaron en un ataúd de envío, mientras se dirigían de Dallas a Washington. Una vez que el avión presidencial llegó a la Base de la Fuerza Aérea Andrews, el ataúd de transporte con el cuerpo del presidente en él fue tomado subrepticiamente por helicóptero desde el lado del avión que estaba fuera de la vista de la cámara de televisión. Luego, el cuerpo de Kennedy fue llevado a un lugar desconocido - muy probablemente el Centro Médico del Ejército Walter Reed [470] - para alterar quirúrgicamente el cuerpo para que pareciera que recibió un disparo solo por la espalda. [471] [472] [473] [103]

Parte de la teoría de Lifton proviene de un informe del Comité Selecto de Asesinatos de la Cámara de Representantes de una entrevista al teniente Richard Lipsey el 18 de enero de 1978 por miembros del personal del comité Donald Purdy y Mark Flanagan. Según el informe, el teniente Richard Lipsey dijo que él y el general Wehle se habían encontrado con el cuerpo del presidente Kennedy en la base de la Fuerza Aérea Andrews. Lipsey "colocó [el ataúd] en un coche fúnebre para ser transportado al Hospital Naval de Bethesda. Lipsey mencionó que él y Wehle luego volaron en helicóptero a Bethesda y se llevaron [el cuerpo de] JFK a la parte trasera de Bethesda". Lipsey dijo que "se había llevado un coche fúnebre señuelo al frente [de Bethesda]". [474] Con la mención de Lipsey de un "coche fúnebre señuelo" en Bethesda, Lifton teorizó que el ataúd retirado por Lipsey del Air Force One - del lado del avión expuesto a la televisión - probablemente también era un señuelo y probablemente estaba vacío. [475] [476]

El tecnólogo de laboratorio Paul O'Connor fue uno de los principales testigos que apoyó otra parte de la teoría de David Lifton de que en algún lugar entre Parkland y Bethesda, el cuerpo del presidente parecía como si hubiera recibido un disparo solo por la espalda. O'Connor dijo que el cuerpo del presidente Kennedy llegó a Bethesda dentro de una bolsa para cadáveres en "un ataúd barato de envío", que difería de la descripción del ataúd de bronce ornamental y la sábana en la que el cuerpo había sido envuelto en el Parkland Hospital. [477] O'Connor dijo que el cerebro ya había sido extirpado cuando llegó a Bethesda, [477] y que quedaban "sólo pequeños pedazos" de materia cerebral dentro del cráneo. [212]

El investigador David Wrone descartó la teoría de que el cuerpo de Kennedy fue retirado subrepticiamente del avión presidencial, afirmando que, como se hace con toda la carga en los aviones por precauciones de seguridad, el ataúd y la tapa estaban sujetos por cables de acero para evitar que se movieran durante el despegue y el aterrizaje y en caso de perturbaciones del aire en vuelo. [473] Según Wrone, el lado del avión alejado de la cámara de televisión "estaba bañado por luces klieg, y miles de personas miraban a lo largo de la cerca que se doblaba hacia atrás a lo largo de ese lado, proporcionando, en efecto, una luz bien iluminada y muy escenario público para los posibles ladrones de cuerpos ". [473]

Conspiración de la Reserva Federal Editar

Jim Marrs, en su libro Fuego cruzado, presentó la teoría de que Kennedy estaba tratando de controlar el poder de la Reserva Federal, y que las fuerzas opuestas a tal acción podrían haber jugado al menos algún papel en el asesinato. [478] [479] [480] Según Marrs, la emisión de la Orden Ejecutiva 11110 fue un esfuerzo de Kennedy para transferir el poder de la Reserva Federal al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos reemplazando los Bonos de la Reserva Federal con certificados de plata.[479] El actor y autor Richard Belzer nombró a las partes responsables de esta teoría como "multimillonarios, agentes del poder y banqueros estadounidenses. Trabajando en conjunto con la CIA y otros agentes simpatizantes del gobierno". [481]

Un artículo de 2010 en Investigar La revista que analiza varias controversias en torno a la Reserva Federal declaró que "la acusación más descabellada contra la Reserva Federal es que estuvo involucrada en el asesinato de Kennedy". [479] Los críticos de la teoría señalan que Kennedy pidió y firmó una legislación para eliminar los Certificados de Plata a favor de los Bonos de la Reserva Federal, mejorando así el poder de la Reserva Federal y que la Orden Ejecutiva 11110 era un tecnicismo que solo delegaba los poderes presidenciales existentes a la Secretario de Hacienda por conveniencia administrativa durante un período de transición. [479] [480]

Conspiración del gobierno israelí Editar

Inmediatamente después de la muerte de Kennedy, la especulación de que fue asesinado por una "conspiración sionista" prevaleció en gran parte del mundo musulmán. [482] Entre estas opiniones estaban que los sionistas estaban motivados para matar a Kennedy debido a su oposición a un programa nuclear israelí, que Lyndon B. Johnson recibió órdenes de los sionistas de matar a Kennedy y que el asesino era un agente sionista. [482]

Según Michael Collins Piper en Juicio final: el eslabón perdido en la controversia del asesinato de JFK, El primer ministro israelí, David Ben-Gurion, orquestó el asesinato después de enterarse de que Kennedy planeaba evitar que Israel obtuviera armas nucleares. [483] Piper dijo que el asesinato "fue una empresa conjunta realizada en los más altos niveles de la CIA estadounidense, en colaboración con el crimen organizado, y más específicamente, con la participación directa y profunda del servicio de inteligencia israelí, el Mossad". [484] La teoría también alega la participación de Meyer Lansky y la Liga Anti-Difamación. [483] En 2004, Mordejai Vanunu declaró que el asesinato fue la respuesta de Israel a la "presión [Kennedy] ejercida sobre Ben-Gurion, para arrojar luz sobre el reactor nuclear de Dimona en Israel". [485] En un discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2009, el líder libio Muammar Gaddafi también alegó que Kennedy fue asesinado por querer investigar Dimona. [486]


Vista previa del capítulo 1: la teoría del asesino solitario de Oswald a través de los ojos del pistolero real

As acerca de seis décadas desde el asesinato del presidente John F. Kennedy, la teoría del asesino solitario de Oswald sigue siendo una de las controversias más acaloradas de la historia.

¿Actuó Lee Harvey Oswald solo cuando asesinó al trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos el 22 de noviembre de 1963?

Muchos historiadores creen que esta pregunta seguirá siendo un misterio para siempre por dos razones:

  1. Asesino Asesinado & # 8211 El asesino acusado fue asesinado dos días después por Jack Ruby, negando a Oswald y a la historia un juicio justo e imparcial.
  2. Comisión presidencial & # 8211 En lugar de un juicio, la Comisión Warren investigó el asesinato y concluyó que Oswald era el único hombre armado ese trágico día en Dallas.

Con el presunto asesino convenientemente silenciado para siempre, la única persona que sabría la verdad con certeza posiblemente no podrá contar su historia. ¿Derecha?

Cuando Oswald pudo hablar por sí mismo en las últimas 48 horas de su vida, negó enfáticamente haber disparado al presidente Kennedy o al oficial de policía de Dallas J.D. Tippit, declarando “Solo soy un chivo expiatorio!”

Entonces, ¿quién estaba diciendo la verdad? ¿Fue Oswald o fue la Comisión Warren?

HISTORIA A TRAVÉS DEL VENTANA DEL SEXTO PISO

AComo reportera e investigadora de JFK, tuve la rara oportunidad de convertirme en Lee Harvey Oswald o quienquiera que fuera el asesino en la ventana sureste del sexto piso del edificio de depósito de libros escolares de Texas.

Me convertí en una de las pocas personas a las que se les permitió el acceso a ese infame nido de francotiradores (ver arriba) cuando el edificio estaba vacío y cerrado al público.

En esencia, pude convertirme en el asesino poniéndome en sus zapatos. Como si mirara por encima del hombro, pude ver lo que vio el asesino cuando la limusina JFK giró hacia Elm Street y se dirigió hacia la mira del telescopio del rifle.

¡Y lo que vi me asombró!

Desde la perspectiva de un tirador solitario, pude hacer observaciones problemáticas que antes no se habían informado. Vi mentiras, engaños y muy posiblemente la verdadera versión de la historia que ha sido suprimida del público estadounidense.

Un segundo viaje a Dealey Plaza cuatro años más tarde produjo otro momento de "Ah-Ha" que desafía el récord histórico.

El resultado es un nuevo libro titulado Through the 'Oswald' Window. ¡Aporta nuevos conocimientos sobre la teoría del asesino solitario de Oswald y otros aspectos del último caso sin resolver de Estados Unidos!


1 & ndash Oswald Didn & rsquot dispara el rifle

Aunque Oswald probablemente poseía el rifle, esto no es garantía de que lo haya disparado. Existen dudas sobre la evidencia de la NAA utilizada para sugerir que todas las balas provenían del mismo arma. Es posible que algunos de los fragmentos provengan de otras balas no relacionadas. Si bien los testigos afirmaron que solo se dispararon tres tiros, existe la posibilidad de que la & acirc & # 128 & # 152 teoría de una sola bala & rsquo (una sugerencia de que solo una bala fue responsable de todas las lesiones no fatales del presidente y del gobernador Connally & rsquos) sea falsa. Esto significa que hubo más de tres disparos, lo que haría imposible que Oswald fuera un pistolero solitario.

Solo tres personas vieron a Oswald esa mañana, y dos de ellos dijeron que la bolsa marrón que llevaba era demasiado pequeña para sostener un arma. El tercer testigo dijo que Oswald no llevaba ninguna bolsa marrón. Si bien sus huellas estaban en el rifle, no prueba que él fuera el tirador y hay sugerencias de que la impresión no es genuina. La policía de Dallas no mencionó nada sobre las huellas cuando enviaron el arma al laboratorio del FBI y los investigadores no encontraron ninguna huella. La policía de Dallas solo anunció que había una huella cuando recuperaron el arma del FBI.

En cuanto a las impresiones de Oswald & rsquos en las cajas del sexto piso, no es inconcebible que tuviera una razón inocente para estar allí desde que era empleado. El especialista en huellas dactilares del FBI & rsquos dijo que un juego de huellas se tomó más de tres días antes del tiroteo. Howard Brennan fue el hombre que identificó a Oswald en la ventana, pero de hecho, solo dio una descripción genérica de un joven blanco. El testigo vio a Oswald en la televisión y en la comisaría, pero no pudo identificarlo de manera concluyente como el tirador.

Cuando el FBI y el Ejército de los EE. UU. Probaron la presunta arma homicida, descubrieron que estaba en malas condiciones y casi con certeza no podrían haber sido lo suficientemente precisas para realizar los disparos. Las pruebas & acirc & # 128 & # 152three tiros en seis segundos & rsquo se llevaron a cabo con rifles mucho mejores. Además, mejores tiradores que Oswald no pudieron disparar de la misma manera que supuestamente lo hizo el presunto asesino. La Comisión Warren puso demasiada fe en el testimonio de Brennan & rsquos cuando otros testigos colocaron a Oswald en el primer o segundo piso. Incluso la evidencia de que Oswald dejó el TSBD en unos pocos minutos no es concluyente y fue una suposición hecha por la Comisión.

Incluso si Oswald asesinó a Tippit (extremadamente improbable), podría haber creído que lo estaban engañando y le disparó al oficial de policía antes de que el hombre tuviera la oportunidad de disparar. Unas horas después de su arresto, las pruebas de parafina realizadas en la mejilla derecha y las manos sugieren que Oswald pudo haber disparado una pistola, pero no hubo pruebas de que también hubiera disparado un rifle. La prueba era común cuando la cera se endurecía, extraía cualquier residuo fino de las profundidades de la piel, incluso si el sospechoso se lavaba las manos mientras tanto.

El bario y el antimonio se encuentran en los residuos de pólvora, pero también en la tinta de impresión. Posiblemente Oswald manejó tinta de impresión esa mañana como parte de su trabajo. Por lo tanto, incluso si se encontraran rastros, podrían atribuirse fácilmente a su trabajo y no a un asesinato. El análisis de activación de neutrones no encontró evidencia de residuos en la mejilla de Oswald & rsquos. Siete tiradores realizaron una prueba mediante la cual hicieron los mismos disparos que Oswald. Después de la prueba, todos tenían residuos en la mejilla. El hecho de que Oswald no lo hiciera sugiere que no disparó un rifle.


LAS TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN, JOHN F KENNEDY, EL ASESINATO DE JFK O LA PRUEBA DE HECHOS Y LA PRUEBA, TOMARON DE FRENTE.


Testigos oculares más cercanos & quot; Lo estaba mirando directamente cuando lo golpearon en un lado de la cabeza. & quot
Nunca fue llamado a testificar ante la comisión Warren.

teoría de la conspiración jfk foto de testigo de asesinato
ATRÁS Y A LA IZQUIERDA, por cierto.

GRACIAS A ABRAHAM ZAPRUDER CONOCEMOS LA VERDAD, TAL COMO ÉL LO SABIÓ
& quot. *. Viste al presidente golpear en el lado derecho de la cabeza ... *, & quot; Bueno, sí & quot.


teorías de la conspiración imágenes fotos probadas teoría jfk illuminati luna 51 911 2016 disparos disparos.
& ltComisión Warren & gt
la mayor causa de duda de que el primer disparo fallido es el
improbabilidad que el mismo tirador que acertó dos veces en un blanco en movimiento sería tan impreciso en el primero y más cercano de sus disparos que fallaría por completo, no solo al blanco, sino al gran automóvil.
MÁS EN LA SECCIÓN TIROS.

JOHN F KENNEDY JFK CONSPIRACIÓN DEL ASESINATO, Secciones de Grand Subversion, Disparo de frente a la derecha.

& quot. ** & quot; Un disparo aparentemente golpeó la calle pasando el coche.
Vi algo que pensé que era humo o vapor
procedente de un grupo de árboles. & quot **.

los SECCIÓN DE TESTIGOS, teorías de conspiración demostradas imágenes verdaderas

TEORIAS DE CONSPIRACION FOTOS IMÁGENES PRUEBA DE PRUEBA IMÁGENES COMPROBADAS FOTO


servicio Secreto teoría de la conspiración del asesinato de jfk kennedy

Sr. ESPECTRO. ¿Qué observó en cuanto a la condición del presidente Kennedy al llegar al hospital?
Sr. HILL. - Le faltaba la parte trasera derecha de la cabeza. Estaba en el asiento trasero del coche.
De la Sección de Autopsias
LA HERIDA DE SALIDA EN LA PARTE POSTERIOR DE LA CABEZA.

teorías de conspiración jfk kennedy asesinato cabeza herida médicos de Dallas.

¿PERO LA FOTO DE LA AUTOPSIA DE JFK KENNEDY MUESTRA UNA GRAN HERIDA EN LA PARTE SUPERIOR DE LA CABEZA? UNA VERDADERA CABEZA SCHERER.

Y luego, cuando el coche se puso directamente frente a nosotros
disparo aparentemente detrás de nosotros, golpeó al presidente en el costado de la sien . & quot

PELÍCULA DE ZAPRUDER MUESTRA HERIDA DE SALIDA EN LA PARTE POSTERIOR DE LA CABEZA. MI PRIMER PLANO.

TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN JFK ASESINAMIENTO HERIDA DE DISPARO EN LA CABEZA.

JACK RUBY & quot SI SABÍAS LOS HECHOS VERDADEROS USTED ESTARÍA INCREÍBLE. & Quot


AVISO DE OVNIS ALIENS FOTOS CONSPIRACION TEORIAS JFK KENNEDY ASSASSINATION MÁS FOTOS DE OVNIS A CONTINUACIÓN. MI PRIMER PLANO.

los PÁGINA HERBOSA DEL PRIMER DE KNOLL.

Teorias de conspiracion. Posibles segundos tiradores en la loma cubierta de hierba.
¿TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN ?, y THE GRASSY KNOLL

teorías de la conspiración imágenes probadas fotos verdaderos illuminati luna 51911 2016 teorías de la conspiración foto 911 meme gobierno jfk Kennedy disparo en la cabeza herida autopsia imágenes de archivo
¿ERROR SIMPLE O ALGO MÁS?

jfk fotos de asesinato John F Kennedy teorías de la conspiración definición

VIDEO DE TEORÍAS DE LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN MARCO DE PELÍCULA ZAPRUDER DE LA HERIDA DE LA CABEZA DEL ASESINATO DE DALLAS DOCTORS JFK.

MÁS en la SECCIÓN AUTOPSIA.
Dr. Clark. & quot Luego examiné la herida en la nuca del presidente. Se trataba de una gran herida abierta en la parte posterior derecha t ''

teorías de la conspiración que mató a Kennedy John Robert F. Asesinato segundo tirador loma cubierta de hierba.

Teorías de la conspiración MEME 911 MOON 2017 EVIDENCIA DE HECHOS Y PRUEBAS PROBADAS ASESINATO DE JOHN ROBERT F KENNEDY JFK, ¿QUÉ PASÓ?

CONSPIRACIÓN teoría teorías historia de estados unidos gobierno asesinato de JFK John F Kennedy VIDEO.

ASESINATO DE JOHN F KENNEDY JFK, Secciones de Grand Subversion, baleado de frente y apuñalado por la espalda.

La Comisión Warren CONSEJO GENERAL L, J. LEE RANKIN,
& quot. * .. PUEDE HABER SIDO UNA CONSPIRACIÓN EN LO QUE A LA COMISIÓN SEA PREOCUPADA, Y LO QUE Iban A HACER CON ELLA, Y HA FUNCIONADO. *. & quot
(* Y yo mismo no podría decirlo mejor).

TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN O PRUEBA DE CONSPIRACIÓN , PROBADO 911 51 2016 15.

los SECCIÓN AUTOPSIA.

teorías de conspiración teoría jfk hechos de asesinato fotos de archivo informes historia estadounidense


LEE HARVEY OSWALD.
¡TRATADO Y CONDENADO POR JACK RUBY Y LA COMISIÓN WARREN!


LEE HARVEY OSWALD FOTO POR JACK RUBY EN LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN DE LA CUSTODIA DE LA POLICÍA DE DALLAS.

JACK RUBY & quot SI SABÍAS LOS HECHOS VERDADEROS USTED ESTARÍA INCREÍBLE. & Quot

TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN Asesinato del presidente de los Estados Unidos QUIÉN MATÓ A KENNEDY JFK JOHN F mlk jr rfk historia evidencia hechos prueba de

Y ESO ES COMO LLAMAN ALGUNOS ¡NO HAY EVIDENCIA CREÍBLE DE CONSPIRACIÓN!

LA PÁGINA DE EVALUACIÓN DEL ASESINATO DE JOHN F KENNEDY JFK grandsubversion.com Y LA PÁGINA DE EVALUACIÓN DE L.B.J. TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN, QUE FORMULARON LAS ÚNICAS CONCLUSIONES DEL ASESINO SOLITARIO DE LA COMISIÓN WARREN.

¡HAGA CLIC !, PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA CONSPIRACIÓN QUE MATÓ AL PRESIDENTE JOHN F. KENNEDY JFK.


teorías de conspiración teoría probada verdadera 2015-2016 911 dólar lunar jfk evidencia de asesinato


teorías de la conspiración teoría de la foto imágenes jfk kennedy media luna 51911201 asesinato probado.

Dr. William Kemp Clark, cirujano neurologico (Hospital Parkland):
***
Dr. Clark. & quot; yo entonces examinó la herida en la parte posterior de la cabeza del presidente. Se trataba de una gran herida abierta en la parte posterior derecha. parte, con tejido cerebral y cerebeloso dañado y expuesto. ''

CONECTANDO LAS FOTOS DE CONSPIRACIÓN DEL ASESINATO DE JOHN F KENNEDY JFK.


TEORIAS DE CONSPIRACION JFK 911 MOON ATERRIZAJE 51 FOTOS DE LOS EXTRANJEROS DE OVNIS DE 2016 PROBADOS VERDADERAMENTE.

FOTOS DE OVNIs, primeros planos, mejoras ¡TEORIAS DE CONSPIRACION! DE LA GRAN SUBVERSIÓN.

OVNI AVISTAMIENTOS FOTOS FOTOS EXTRANJEROS CONSPIRACION TEORIAS ISLA CATALINA 1965,

FOTOS DE OVNIS FOTOS FOTOS EXTRANJEROS JFK S WITZERLAND 1975 , TEORIAS DE CONSPIRACION


FOTOS DE LAS TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN OVNIS EXTRANJEROS JFK 911 ATERRIZAJE EN LA LUNA 51 SPACE CRAFT 2016 kennedy imágenes de metraje prueba probada.


teorías de la conspiración 911 51 imágenes de la luna imágenes avistamientos de ovnis imágenes de extraterrestres 16

PRIMER PLANO OVNI Páginas. IMÁGENES FOTOS, PRIMEROS PRIMEROS, MEJORAS TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN ¡TEORÍAS!

ovni ailens mejor evidencia fotos reales teorías de conspiración jfk asesinato

CONSPIRACIÓN DEL GOBIERNO DE EE.UU.

la GRAN SUBVERSIÓN JOHN F KENNEDY, ASESINATO DE JFK [ HOGAR ]

CONSPIRACIÓN FOTOS TEORÍAS MEME 911 PRESIDENTES NIXON TRUMP EVILS JFK ASESINAMIENTO OVNIs

TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN presidente de los estados unidos historia meme TEORÍA de los illuminati

teoría de las teorías de la conspiración meme 2017 luna 911 ovni jfk fotos imágenes hechos evidencia asesinato.