Mosaico de loba

Mosaico de loba


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Rómulo y Remo

En la mitología romana, Rómulo y Remus (Latín: [ˈRoːmʊlʊs], [ˈrɛmʊs]) son hermanos gemelos cuya historia cuenta los eventos que llevaron a la fundación de la ciudad de Roma y el Reino Romano por Rómulo. El asesinato de Remus por su gemelo, junto con otros cuentos de su historia, han inspirado a artistas a lo largo de los siglos. Desde la antigüedad, la imagen de una loba amamantando a los gemelos ha sido un símbolo de la ciudad de Roma y de los antiguos romanos. Aunque el cuento tiene lugar antes de la fundación de Roma alrededor del 750 a. C., el relato escrito más antiguo conocido del mito es de finales del siglo III a. C. La posible base histórica de la historia, así como si el mito de los gemelos fue una parte original del mito romano o un desarrollo posterior, es un tema de debate continuo.


Archivo: Mosaico que representa a la loba con Rómulo y Remo, de Aldborough, alrededor del 300-400 d.C., Museo de la ciudad de Leeds (16025914306) .jpg

Haga clic en una fecha / hora para ver el archivo tal como apareció en ese momento.

Fecha y horaMiniaturaDimensionesUsuarioComentario
Actual06:06, 17 de enero de 20151.216 × 1.170 (1,48 MB) YiFeiBot (charla | contribuciones) Bot: carga de archivos de Flickr por solicitud de Yann

No puede sobrescribir este archivo.


Orígenes

Existe evidencia de que el lobo ocupaba un lugar especial en el mundo de los antiguos habitantes de Italia. Una leyenda afirma que el pueblo Hirpini se llamaba así porque, cuando se dispusieron a fundar su primera colonia, fueron conducidos a su ubicación por un lobo (de la palabra osco-umbria para lobo: hirpus). [2] La historia del Lupercal es fundamental para la de los gemelos y probablemente sea anterior a la de ellos. Para el dios romano Marte, el lobo es un animal sagrado. Existe un debate en curso sobre una conexión con la antigua fiesta romana de la Lupercalia.

En la mitología griega, se informa que la madre de Apolo, Leto, lo dio a luz como una loba, para evadir a Hera. [3]


El área arqueológica de Larino

Los restos arqueológicos de Larino se ubican en dos áreas principales, no muy alejadas una de la otra, y estas son reconocibles por la presencia del anfiteatro y el foro.

los anfiteatro Es sin duda el monumento más importante del larimum romano. Fue construido en el siglo I d.C. y su estructura como arena es bien reconocible. La construcción tiene una historia particular porque se construyó en una zona que anteriormente estaba habitada, por lo que los romanos tuvieron que reorganizar por completo la zona para crear espacio para el edificio monumental, y también porque no era fácil de construir en un suelo irregular. Es por esto que el anfiteatro fue en parte excavado y en parte construido con una construcción en piedra, y no aprovechó el talud natural al ser un teatro, porque el anfiteatro romano requería este tipo de estructura artificial. Es posible ver bien el cavea que conservan algunos de los pasos, algunos vomitoria y parte de los arcos.

Junto al Anfiteatro había los baños que originalmente eran ricos en decoración opulenta, mosaicos que representa sujetos o animales marinos o patrones geométricos. Estos mosaicos son hoy parcialmente visibles y están integrados en los pavimentos de los baños. Las piscinas de calidarium y frigidarium se conservan, pero la particularidad de estos baños es la presencia de parte del hipocausto, por lo que es posible comprender cómo funcionaba el sistema de calefacción romano, tanto por aire como por agua. De hecho, existe el área de praefurnium, donde se calentó el agua, y también hay una habitación que se puede observar como una sección longitudinal del sistema de calefacción de aire: el piso se eleva sobre dos columnas que crean un pasaje subterráneo de aire caliente que circula y calienta la habitación desde el suelo.

los área del foro no conserva gran parte de su antiguo esplendor, porque hay una pocos restos de los edificios públicos, pero hay un privado domus, con un atrio en el que el suelo está decorado con patrones policromados. Alrededor del atrio se dispusieron las otras estancias de la domus, y ahora solo es visible el perímetro de aquellas. Pero la particularidad interesante de esta domus está en el jardín interior, la cuenca del impluvio estaba decorado con un mosaico de una escena marina que representa un pulpo y cuatro meros. Este mosaico se conserva en el sitio arqueológico, pero hay otros mosaicos encontrados en Larino, en otras domus ubicadas cerca del foro o el anfiteatro, pero estas casas tienen un estado de conservación peor que la del mosaico del pulpo.

Ocho mosaicos Se encontraron, algunos de ellos por cromados, otros policromes con dibujos complejos y finos. Los más importantes y sofisticados son tres mosaicos que se exponen en el museo cívico del Palazzo Ducale en Larino.

El primer mosaico representa un león rugiente que avanza en un paisaje natural y está rodeado de pájaros. El segundo se denomina “mosaico de la Lupercalia” y muestra la legendaria escena de la loba alimentando a los bebés preadolescentes Rómulo y Remo, y el tercero tiene un tema naturalista pero es fragmentario: sin embargo se pueden reconocer bien las hojas de parra, hiedra y algún pájaro posados ​​dentro de marcos geométricos.


Púlpito

El púlpito está hecho de mármol de Carrara y fue esculpido entre finales de 1265 y noviembre de 1268 por Nicola Pisano y varios otros artistas. Este púlpito expresa el estilo gótico del norte adoptado por Pisano, sin dejar de mostrar sus influencias clásicas. Todo el mensaje del púlpito tiene que ver con la doctrina de la salvación y el juicio final. En el nivel superior, siete escenas narran la Vida de Cristo. Las numerosas figuras de cada escena, con su efecto de claroscuro, muestran una riqueza de superficie, movimiento y narrativa. En el nivel medio, las estatuillas de los evangelistas y profetas anuncian la salvación de la humanidad. El púlpito en sí es la obra más antigua que queda en la catedral. La escalera data de 1543 y fue construida por Bartolomeo Neroni. Al mismo tiempo, el púlpito se trasladó del coro a su ubicación actual.


Uniendo las artes pasadas

Karen Woods ha vivido y pintado en Boise desde 1994. Conocida principalmente por los paisajes urbanos que se ven a través del parabrisas de su camioneta, sin embargo, aceptó el desafío de pintar los diversos temas de los profesores del Departamento de Historia. Obtuvo su BFA en el California College of Arts en 1987 y estudió en Florence, Itlay. Su trabajo se exhibe en Boise, Nueva York, Los Ángeles y Boston. Visite su sitio web en www.karenwoods.com.

Un viaje visual a través de los ojos de los historiadores

Los Volcanes

Dra. Emily Wakild
Esta famosa pintura del pintor mexicano Jesús Helguera representa los volcanes que formaron el Parque Nacional de los Volcanes (Popocatépetl e Iztaccihuatl). Las figuras son parte de un cuento popular donde dos amantes desventurados fueron inmortalizados en los picos detrás de ellos.

Granjero en campo de arroz

Dr. Shelton Woods
La historia no es obra de unos pocos líderes poderosos. La historia asiática se comprende mejor a través de los ojos del agricultor común cuya vida proviene del tallo de arroz que plantó en el suelo.

Hombre rezando en Irán, 1997

Dr. Michael Zirinsky
La Masjed-e Jomeh (Catedral Moaque) data del siglo XI d.C. Evoca muchos temas en la historia del Medio Oriente islámico, incluido el período moderno, la centralidad del Islam, la combinación de modernidad y tradición, y la belleza y humanidad de civilización.

Reina Elizabeth

Dra. Lisa McClain
Retrato de Isabel I (r. 1558-1603) con su túnica de coronación. Los historiadores reconocen el reinado de Isabel I como una Edad de Oro para Inglaterra. Estos son los años de Shakespeare y Marlowe, la derrota de la Armada española y el fortalecimiento de la Reforma inglesa.

Arborglifo vasco, Idaho

Dr. John Bieter
Los pastores de ovejas inmigrantes vascos no dejaron diarios ni documentales, sino tallas de árboles que dejaron en álamos. Nos recuerda el trabajo de millones de inmigrantes y el desafío de documentar sus vidas.

Carnaval de Huejotzingo, 1936

Dr. Errol Jones
Detalle de un mural de Diego Rivera en el Hotel Reforma que muestra al héroe bandido Augustin Lorenzo que luchó contra los invasores franceses en la década de 1860 & # 8217.

Cartel sufragista & # 8211 1920

Dra. Sandy Schackel
Los derechos políticos se obtuvieron en 1920 después de una lucha de setenta y dos años cuando el Congreso de los Estados Unidos aprobó la enmienda 19 que garantiza el derecho al voto para todas las mujeres elegibles en ese momento y en el futuro.

Declaración de la independencia

Dr. Rodney Valentine
Porque la democracia sigue siendo la mejor esperanza de la humanidad.

Moneda de dólar Sacagewa

Dr. Pat Ourada
Sacagewa, un modelo a seguir para las niñas indias de hoy, fue inspirada en esta moneda de dólar estadounidense por una joven Shoshone-Bannock / Cree de la Reserva India de Fort Hall en Idaho.

Cólera y Hygeia, 1880 y # 8217

Dr. Nick Casner
Adaptado de dibujos animados, el panel muestra una respuesta progresiva a las enfermedades a finales del siglo XIX en Estados Unidos.

Transformando el desierto

Dra. Lisa Brady
La ciencia propuso transformar los desiertos en paisajes productivos y los humanos creían que podían conquistar la naturaleza. La Historia Ambiental cuestiona tales suposiciones al examinar las relaciones en constante cambio entre los seres humanos y el entorno no humano.

Mezquita de Tombuctú

Dr. Peter Buhler
Esta mezquita con un estilo africano único no solo simbolizaba la expansión del Islam en el África sahariana, sino que también simbolizaba el crisol de culturas que era el área y su participación en el comercio mundial a través de rutas que existieron durante 1500 años. Lamentablemente, la mezquita fue destruida en 2012.

Eva y la manzana

Guen Johnson (Asistente de historia 1999-2013)
Las manzanas de la antigüedad y de la época moderna han influido en el camino de la humanidad.

Falla de San Andrés, 1906

Dra. Leslie Madsen-Brooks
Esta imagen muestra a la botánica Alice Eastwood del siglo XIX y principios del siglo XX de pie a lo largo de la escarpa de las fallas de San Andreas en las afueras de San Francisco. Eastwood era, por decirlo suavemente, un personaje colorido. Por lo general, se pone un montón de flores frescas en su sombrero.

Poder de la flor

Dr. Jill Gill
Con 500.000 soldados estadounidenses en Vietnam atrapados en una guerra estancada, muchos estadounidenses, especialmente estudiantes universitarios, comenzaron a cuestionar el propósito o la justificación de la guerra. La famosa fotografía de 1967 & # 8220Flower Power & # 8221 de Bernard Norman Boston fue el tema de esta pintura que muestra el choque de valores y el espíritu de protesta & # 8220question Authority & # 8221 que hizo de la era de los sesenta una de las más dinámicas y divisivas de América & # 8217s historia social.

Comprensiones

Dr. David Walker
Esta pintura refleja cómo me acerco a la comprensión de la naturaleza y los acontecimientos humanos. Vivimos en un mundo de incertidumbre y azar & # 8212 en el espacio gris entre la compasión y la violencia.

Romulus & amp Remus Mosaic

Dra. Katherine Huntley
De una villa romana en Aldborough, Yorkshire, Reino Unido, este mosaico data aproximadamente del año 3000 d.C. Los dos bebés con una loba son del mito de la fundación de Roma. Una Virgen Vestal llamada Rea Silvia fue violada por el dios Marte y dio a luz a gemelos. Un tío celoso expuso a los bebés y una loba los encontró y los crió. Más tarde, los gemelos fundaron Roma.

Catedral de Pakrovsky

Profesora Phoebe Lundy
En el lado sur de la Plaza Roja, Iván IV ordenó la construcción de esta catedral para conmemorar la anexión de Rusia de los kanatos de Kazán y Astracán. Es conocido como San Basilio & # 8217s en Occidente.

Calendario serbio

Dr. Nick Miller
El & # 8220Serbian Calendar & # 8221 era un almanaque anual que detallaba las festividades religiosas ortodoxas serbias, santos & # 8217 días, etc., e incluía poesía, cuentos y más de serbios en Croacia. Ayudó a mantener la cultura serbia en un país extranjero.

San Mateo, siglo IX

Dr. Charles Odahl
Esta pintura muestra a San Mateo sentado entre columnas clásicas y debajo de un arco romano en la pose de un monje medieval cuando está a punto de comenzar a escribir su evangelio. Sobre él está el Espíritu Santo con su propio códice, preparándose para inspirar al evangelista de abajo.

Agente inglés, 1900 & # 8217s

Dra. Joanne Klein
& # 8220La mayoría de nosotros & # 8230 hemos visto al policía inglés coronado y halagado & # 8230 Podemos vivir para ver al policía inglés asesinado, [acosado, apedreado y pateado] & # 8230Pero no veremos a la policía tratada como a un hombre corriente, tampoco mejor ni peor que otros. & # 8221 -GK Chesterton, 1904

El rostro del enemigo

Dr. Robert Sims
Esta fotografía altamente reconocida muestra la acción injusta e innecesaria que desarraigó a más de 112,000 estadounidenses de ascendencia japonesa durante la Segunda Guerra Mundial y los envió a campos de internamiento. Representada es una joven Yuki Okinawa (Llewellyn) que fue sacada de su casa de Los Ángeles y enviada al Campamento Manzanar en California.

Unidos ganamos

Dr. Todd Shallat
El gobierno de los Estados Unidos esperaba contrarrestar los esfuerzos desmoralizadores de la segregación racial en carteles de guerra que presentaban la contribución estadounidense a la victoria.

Fort Union

Dr. Barton Barbour
Esta pintura representa el puesto de comercio de pieles del Alto Río Missouri más longevo.

La Virgen Negra de Jasna Gora

Dr. Lynn Lubamersky
La leyenda de Matka Boska Czestochowska (la Virgen Negra) como se muestra es un detalle de un panel de madera que representa a la Virgen María con Cristo. Dañada en la década de 1430 & # 8217 por los Hussities, la imagen fue repintada pero quedaron las cicatrices en la cara.


Loba: la historia de un icono romano

Esta célebre cita, a través de sus diversas traducciones, resume a la perfección los temas explorados en el nuevo libro de Cristina Mazzoni. El hombre es un lobo para otros hombres —como sin duda lo quiso decir Plauto—, pero un lobo también puede interpretarse como un ser humano en circunstancias particulares. Tanto en italiano como en latín, la palabra lupa Puede describir a una loba o una prostituta, ya sea un animal feroz o una mujer humana de voraces apetitos sexuales. Esta paradoja ha informado las interpretaciones de la leyenda de Rómulo y Remo desde la antigüedad, donde la loba figura como animal, madre y prostituta simultáneamente, y la complejidad y ambigüedad de este ser formativo le han dado una larga vida como símbolo que representa una miríada. de conceptos, individuos y entidades. Mazzoni se propone la ambiciosa tarea de explorar la loba en todas sus formas e interpretaciones, desde las famosas Lupa Capitolina a su aparición en el arte moderno, la arqueología, la poesía y la literatura.

La organización que adopta Mazzoni para su abrumadora tarea es notablemente única al privilegiar las divisiones temáticas y disciplinarias sobre las fases cronológicas. El libro se divide en tres secciones principales, la primera se centra en el Lupa Capitolina ella misma, el segundo sobre las representaciones literarias de la loba en general, y el tercero sobre la loba en las artes visuales. Cada sección grande se divide en tres capítulos cronológicos: Antigüedad, Edad Media y Renacimiento, y Tiempos Modernos y Contemporáneos. Esta organización doblemente tripartita brinda el apoyo al estilo ecléctico de Mazzoni, que incluye complejas aplicaciones académicas de la teoría de género, descripciones metafóricas de los contornos de la ciudad eterna y reportajes sencillos y prácticos sobre trivialidades históricas. Como se describe en su prefacio, este formato inusual proviene en gran medida de los antecedentes de Mazzoni en la literatura comparada, "en la que lo personal y lo profesional no pueden separarse el uno del otro". (xiii) Su interés en el tema está influenciado tanto por su nacimiento en Roma como por el ataque de lupus de su hijo, por lo que su reacción al material es crítica y emocional. Un resumen de los capítulos puede proporcionar sólo una introducción básica a la multiplicidad de representaciones, temas y teorías en Loba tan rico es el material y el tratamiento de Mazzoni.

El capítulo 1 comienza la historia de la Lupa Capitolina, centrándose en gran parte en la información y el debate derivados de la reciente restauración y reinstalación de “la obra más venerable de la arqueología romana”. 1 Aunque la atribución tradicional de la obra la sitúa en un taller etrusco del siglo V a.C., el análisis reciente ha sugerido una fecha medieval para la Lupa, disociando así esta representación particular de la loba de las descritas en autores antiguos como Cicerón, Salustio y Livio. (29) Mazzoni resume aquí el antiguo papel de las estatuas de lobos junto con un relato detallado de la pelea de gatas de los eruditos sobre la autenticidad del bronce, encapsulando así la importancia perdurable de la obra en la formación de la identidad romana.

En el capítulo 2, Mazzoni traza los viajes posteriores a la antigüedad del Lupa en la ciudad de Roma, desde su servicio como símbolo de la ley papal en Letrán hasta su instalación como símbolo de la generosidad papal y el orgullo cívico en el Palazzo dei Conservatori en el Capitolio. Estos vagabundeos significativos permiten a Mazzoni interpretar la estatua en el contexto de la teoría del regalo de Derrida (53), la historia y la teoría del museo (57), y a través de las numerosas reproducciones de la loba reinterpretadas y malinterpretadas por los visitantes modernos de la ciudad eterna. "En compañía de estas lobos, la ilusión de significados originales y significantes estables se vuelve imposible de sostener". (62)

Esta incursión en la reproducción moderna y la mala interpretación proporciona una transición significativa al Capítulo 3, que se centra en las asociaciones vergonzosas y, en ocasiones, divertidas que surgen de la Lupa Creciente familiaridad en los tiempos modernos. Los viajeros del siglo XIX estaban más familiarizados con la famosa línea de Byron de Childe Harold ("¡Y tú, la nodriza de Roma!") Que con el Lupa ella misma, generando episodios dignos de vergüenza en novelas posteriores y descripciones románticas en guías modernas. El capítulo también incluye el análisis de la poesía del estadounidense Yusef Komunyakaa (75) y de las reproducciones a escala del Lupa creado durante la era fascista (70) y enviado como obsequio de buena voluntad a amigos grandes (la Nación de Rumanía) y pequeños (una fábrica textil en Roma, GA) con algunos resultados no deseados.

El capítulo 4 vuelve a la antigüedad, comenzando con una consideración detallada de los detalles del mito de Rómulo y Remo. Mazzoni analiza aquí la supresión significativa de elementos femeninos significativos en el cuento, incluido el papel de Rumina, una diosa poco conocida asociada con la lactancia y la lactancia y un posible epónimo de la Ciudad Eterna. Así, "la etimología imaginada de Roma conecta no solo a las bestias salvajes y los fundadores, sino también a la humanidad y la divinidad a través de las ubres de la loba y el nombre de la diosa de la lactancia ". (94) Mazzoni también analiza la importancia de la lengua de la loba como la retratan los escritores de la era de Augusto como Virgilio y Livio, ya que la loba da forma a los gemelos con sus lamidos, actúa como poeta y creadora, ayudando a crear su singularidad romana. se forman a través del pecho y la lengua.

El capítulo 5 retoma un tema explorado brevemente a lo largo y en la conclusión del capítulo anterior: la loba como objeto de misoginia, particularmente en la literatura medieval y renacentista. Esta idea se deriva de la ambigüedad en la palabra "lupa" descrita anteriormente, y la interpretación resultante de la madre adoptiva de los gemelos, Acca Larentia, como una mujer de dudosa reputación. Los cuentos de mujeres lobinas y depredadoras, y de lobos con las cualidades negativas asociadas con las hembras humanas, prevalecieron en el período. A su vez, la loba sirvió como un emblema de la codicia y otros vicios humanos generalizados, como se ve más prominentemente en Dante Divina Comedia (122), o como símbolo de pérdida en Petrarch y Du Bellay (127, 131).

La cualidad polivalente y contradictoria de la loba presentada en el capítulo anterior proporciona la base para el Capítulo 6, una bolsa de sorpresas de los diversos usos a los que los gemelos y su nodriza altramuz han sido utilizados por nativos romanos, visitantes e inmigrantes por igual. El capítulo trata sobre la poesía romántica, los escritores nacionalistas italianos antes y después del Risorgimento, la poesía satírica en dialecto romano, la brigada juvenil de Mussolini I figli della lupa (con su desafortunado doble sentido) y la fascinante novela de 2006 de la escritora argelina-italiana Amara Lakhous. , titulado en árabe original Cómo amamantar a una loba sin que la muerdan. 2

El capítulo 7 comienza con el concepto que invita a la reflexión de Roma como "una ciudad curvilínea", las cúpulas y las colinas reflejan las ubres de la loba y contrastan con la "sucesión recta y patrilineal" (171) introducida por Rómulo. Fundación. A pesar de este inicio fuerte y vivo, este capítulo es el más problemático de Mazzoni, ya que la mayoría de las obras seleccionadas o no representan a la mítica loba (el espejo de Bolsena el Augusto de Primaporta) o existen solo en un estado fragmentario (Ara Pacis) . Aunque Mazzoni menciona varias obras importantes que ciertamente representan la leyenda e ilustra una (el altar de Ostia en el Palazzo Massimo), gran parte de este capítulo se centra en la división teórica entre arqueología (Carandini) e historia (Wiseman), y muy poco sobre la realidad actual. iconografía. Lo más que surge de este tratamiento es la idea de que “la complejidad de este venerable icono le permitió indicar diferentes cosas a diferentes personas” (186). Este concepto sencillo constituye la base de los dos últimos capítulos.

Continuando en esta línea, el Capítulo 8 analiza las aplicaciones en competencia de la imagen de la loba en la Edad Media y el Renacimiento, comenzando con el Díptico de Rambona del siglo X y concluyendo con la pintura de Rubens de 1616. Rómulo y RemoLa loba sirvió como imagen alegórica en el arte cívico de Perugia y Siena medievales, permitiendo a estas comunidades asociarse con Roma de diversas formas (197). Más tarde, cumplió un propósito alegórico diferente en el Quattro Fontane de Sixto V, ayudando a crear la imagen del Papa como el protector de la antigüedad y el arquitecto de la nueva Roma. (207)

El capítulo 9 presenta a la loba en una amplia gama de obras de arte modernas y contemporáneas, pero quizás las más fascinantes son las ejecutadas en los nuevos medios. La fotografía de Luigi Ontani Lapsus Lupus (que Mazzoni describe como una "inexactitud gramatical" (235), pero que podría traducirse simplemente como "Lobo caído") tiene al propio artista italiano como la niñera andrógina de dos bebés claramente no italianos, un reciclaje paródico de una imagen tan profundamente reconocible en el presente que paradójicamente ha perdido sus capas de significado histórico. Esta superficialidad se transmite físicamente por la instalación de Kristin Jones de 2005 Solsticio de verano que hace uso de la suciedad centenaria en los terraplenes del Tíber para crear imágenes temporales a gran escala de la Lupa Capitolina y otras lobos sin sus legendarios gemelos. El espectador ocupa su lugar, protegido por la loba, a su vez los espectadores se entienden a sí mismos como protectores de estas imágenes fugitivas y de las ideas que representan. (242) El volumen se cierra con un relato fascinante de la historia de los lobos vivos que se muestran en el Capitolio desde el establecimiento de Roma como capital de la Italia unificada hasta la década de 1970.

Si bien la disposición doble tripartita y el estilo ecléctico brindan a Mazzoni oportunidades para análisis textuales y visuales interesantes que serían imposibles en un tratamiento diacrónico directo del material, la organización también tiene sus inconvenientes. Mazzoni debe reiterar con frecuencia sus temas principales al comienzo de cada capítulo o sección, y remitirse hacia adelante o hacia atrás al capítulo cronológico correlativo en cada grupo disciplinar. Las ideas clave que son innovadoras y convincentes a primera vista, como las lecturas feministas de la leyenda de la loba y la teoría del regalo de Derrida, parecen menos contundentes si se mencionan repetidamente. En varios puntos, Mazzoni enfatiza la importancia del palimpsesto de significado que la loba ha adquirido a través de sus diversos movimientos, representaciones y adaptaciones, pero este desarrollo (ya sea cronológico, disciplinario o temático) es difícil de rastrear a través de los nueve capítulos de Al final, el lector se queda con un mosaico abstracto de información en lugar de un patrón de influencia definible. Los palimpsestos, ya sean arqueológicos o culturales, son difíciles de leer, por lo que se requiere un análisis sistemático y estratigráfico para registrar los procesos tanto de creación como de borrado.

Vale la pena mencionar en esta revisión centrada en los clasicistas que los principales intereses de investigación de Mazzoni son firmemente posclásicos y, como resultado, las secciones más fuertes del volumen tratan con obras del siglo XIX en adelante. Además, las secciones que se centran en el análisis textual revelan su virtuosismo en este ámbito, particularmente en los temas de género y alegoría. La naturaleza del tema, vasta tanto en cronología como en interdisciplinariedad, sin duda requirió que Mazzoni saliera de su zona de comodidad académica, y donde debe confiar en las teorías de otros, reconoce abiertamente sus deudas. El alcance del estudio da como resultado algunas inexactitudes desafortunadas, sobre todo con respecto a la ubicación antigua del Ara Pacis y la traducción de Ontani Lapsus Lupus estos son menores frente al impresionante logro de Mazzoni.

Lleno de valiosas joyas de información y pasajes de prosa lírica e innovadora, Loba deja al lector no simplemente con una imagen vívida de la complejidad del lupa, sino una sensación de su presencia en el tejido de la propia Roma, tanto en el pasado como en el presente.

1. J. Carcopino, La Louve du Capitole. (1925) 3, citado en la p. 21.

2. A. Lakhous, Choque de civilizaciones sobre un ascensor en la Piazza Vittorio. trans. A. Goldstein (2008).


Personajes y deidades centrales

En sus primeros años, los romanos tenían muchas deidades y espíritus llamados numina, o poderes, que se creía que habitaban toda la naturaleza. A diferencia de las deidades griegas, la numina no tenía personalidades y características distintivas y bien definidas. Existían pocas historias sobre ellos. Eran simplemente las fuerzas que supervisaban las actividades de la vida diaria. Ejemplos incluyen Janus (pronunciado JAY-nuhs), dios de las puertas y arcos, y Terminus (pronunciado TUR-muh-nuhs), dios de las fronteras. Muchas de las primeras deidades romanas estaban asociadas con la agricultura, los cultivos o la tierra. Sylvanus (pronunciado sil-VAY-nuhs), por ejemplo, era el protector de los leñadores y labradores. Otras deidades tempranas representaban virtudes o cualidades, como Concordia (pronunciado kon-KOR-dee-uh), diosa del acuerdo Fides (pronunciado FEE-des), diosa de la honestidad y Fortuna (pronunciado for-TOO-nuh), diosa del destino. o suerte.

Cautivados por los elaborados y entretenidos mitos que los griegos habían tejido en torno a sus dioses y diosas, los romanos cambiaron gradualmente algunos de sus numina en versiones romanas de las principales deidades griegas. El antiguo dios romano Saturno, guardián de las semillas y la siembra, se identificó con el Titán. Cronos (pronunciado KROH-nuhs), que apareció en la mitología griega como el antepasado de los dioses. Afrodita (pronunciado af-ro-DYE-tee) se convirtió en Venus, la diosa romana del amor. Zeus (pronunciado ZOOS) y Hera (pronunciado HAIR-uh), el rey y la reina de los dioses griegos, se convirtió en el Júpiter romano (pronunciado JOO-pi-tur) y Juno (pronunciado JOO-noh).


Desenterrando el pasado

La Superintendencia del Patrimonio Arqueológico de Roma, una agencia responsable de salvaguardar las reliquias dentro de la ciudad, no tenía la intención de permitir que sucediera nada que se pareciera ni remotamente al fiasco ficticio de Fellini & # x27. Cuando finalmente se abrió la tierra en Metro C en 2007, más de una década después de que se iniciaron los planes, la organización ya tenía una idea de lo que podrían encontrar debajo de la superficie de la ciudad.

Una serie intensiva de exámenes preventivos de los sitios propuestos para las 24 estaciones de la línea, así como los conductos de ventilación que puntúan su recorrido de 11,9 millas, comenzó en 1999. Continuaron durante toda la construcción de Metro C & # x27. También se reforzaron los edificios históricos y los monumentos a su paso. Estas primeras incursiones revelaron una serie de maravillas: un columbario, lleno de urnas que contenían cenizas y huesos, así como el depósito de la era imperial más grande encontrado hasta ahora y varios acueductos. Se cree que uno es Aqua Appia, el primer acueducto de Roma, dice Jan Gadeyne, profesor de arqueología en la Universidad Temple de Roma. “Eso fue importante porque realmente no sabemos adónde va ese acueducto”, dice.

En otro sitio aparecieron tablas de madera utilizadas en la construcción de una fundación, relata Nicoletta Saviane, consultora arqueológica que trabaja con la superintendencia. “Por lo general, no podemos encontrar madera, un material perecedero”, señala. “Con análisis de laboratorio, pudimos determinar el tipo de madera, roble en este caso, y su origen, Francia”.

Varios sitios de construcción planeados tuvieron que ser reubicados debido a los hallazgos. En particular, también se encontró que una estación planeada para una plaza conocida como Largo di Torre Argentina chocaba con las ruinas, incluido el Teatro de Pompeyo, donde César fue asesinado. (La plaza hundida está actualmente en proceso de transformación en un museo al aire libre, que se abrirá al público el próximo año). Y en 2007, la exploración en el sitio propuesto para una estación en la Piazza Venezia descubrió el Ateneo, el escuela legendaria fundada por el emperador Adriano.

Varias excavaciones del metro arrojaron reliquias más importantes de lo previsto. "Cuando te adentras en un contexto urbano tan denso, realmente no sabes lo que vas a encontrar", dice Gadeyne. En 2014, se desenterró una granja que data del siglo I d.C. en el sitio de la estación de San Giovanni. Se sacaron a la superficie herramientas, una enorme obra hidráulica y restos agrícolas, incluidos huesos de melocotón. Esto le parece a Haynes particularmente significativo. Los gloriosos edificios que adornan el tejido de la ciudad son una cosa. "Pero, ¿cómo era la vida en términos de suministro y acceso de alimentos en los suburbios?" él dice. Los melocotones, por ejemplo, fueron una introducción relativamente reciente de Asia en el momento de la operación de la granja. Al igual que la madera francesa, subrayan la extensión de la red comercial de Roma. En lugar de reubicar la estación, los ingenieros la diseñaron alrededor del sitio. Inaugurado en 2018, ahora sirve como centro de cercanías y museo.

Aún más espectacular, en 2016, la construcción en el sitio adyacente de Amba Aradam llevó al descubrimiento de un cuartel militar de 43 habitaciones que data del siglo I d.C., con modificaciones de los dos siglos siguientes. Puede haber albergado hasta 200 soldados romanos, una indicación de la persistente presencia militar en la ciudad en ese momento, dice Haynes. Es posible que algunos de estos soldados también hayan sido enterrados aquí: trece conjuntos de huesos emergieron al seguir excavando. Dos años más tarde, se encontró una lujosa villa cerca. Decorada con fuentes interiores, suelos de mosaico y paredes pintadas con frescos, se cree que fue la residencia del comandante, o domus. Al igual que la granja cercana, estas estructuras se integrarán en la estación.

Un lujoso complejo planeado para la parada Coliseo, próxima a la línea C del Metro, ha sido desguazado debido a restricciones presupuestarias. Y, junto con Amba Aradam, es probable que no abra hasta 2024, más de dos décadas después de la fecha de finalización proyectada. Aún así, el proyecto avanza, con la construcción de túneles en la estación revisada Piazza Venezia completada en 2020 y los planes para un museo para resaltar las ruinas en ese sitio en las obras.

Janus, el dios de las transiciones y las puertas de dos caras, estaría complacido. Su doble rostro le permite vigilar tanto el pasado como el futuro. Ahora, a medida que los ciudadanos y visitantes se desplazan al centro de la ciudad, pueden hacer lo mismo.


Ver el vídeo: AFK ARENA - ЧУДЕСНОЕ ПУТЕШЕСТВИЕ Забытая Граница


Comentarios:

  1. Norwood

    ¿Quizás está mal?

  2. Bankole

    Tienes toda la razón. Hay algo en eso, y creo que es una gran idea.

  3. Fitzjames

    Confusión.

  4. Maugar

    No es más que condicionalidad.



Escribe un mensaje